viernes, 24 de junio de 2011

CLARO...CLARISIMO


Ollanta Humala ha sido proclamado por el Jurado Nacional de Elecciones como Presidente electo del Perú y en su discurso correspondiente, estuvo acertado. Para los analistas y entendidos, lo más importante que dijo se puede resumir en la siguiente premisa: “Construiremos un gobierno de ancha base, abierto al diálogo y la concertación, dispuesto a escuchar y ajeno a la venganza”.
·          
¿Quién puede estar en contra de ello? Absolutamente nadie. Es decir, ningún peruano que desea para su país lo mejor. Así de simple y así de concreto. Esta vez Ollanta se ganó el aplauso general. Sin exageración, la disertación fue impecable.
·          
Sin embargo, algunos pesimistas afirman que el Presidente electo no específicó claramente cuál plan aplicará en su gobierno. El primero tan extenso y tan criticado plagado de tantos errores, la hoja de ruta rectificatoria o lo que dijo biblia en mano en la Casona de San Marcos, frente a personalidades e intelectuales.
·          
A quienes piensan así, vale recordarles que el líder nacionalista dijo sin ambages que “gobernaremos con el plan que recibió la confianza del pueblo. Para tirios y troyanos, ese plan no es otro que la hoja de ruta.
·          
 Es decir, el proyecto moderado y coherente que le dió el triunfo en las urnas con una diferencia frente a su rival de 447, 057 votos. Pero si se camina para otro lado, obviamente nos vamos al atolladero. Como decía en sus tiempos de opositor, el cambiante Toledo.
·          
Evidentemente para satisfacer a los seguriolas, nada le cuesta al candidato triunfante hacer en los próximos días la especificación correspondiente. Muy bueno sería eso. Es decir señalar, de una vez por todas, que gobernará acertadamente, sin inclinaciones hacia ningún totalitarismo.
·          
Insistimos: muchos que son efectivamente mayoría creen que Humala ha rectificado sus errores primigenios. A partir del 28 de julio, le toca demostrar que efectivamente es un estadista que sirve directamente al pueblo.
·          
Hacen el ridículo los toledistas de Perú Posible en sus relaciones con Gana Perú de Ollanta. A las claras se nota que quieren entrar en la repartija de puestos en el Estado y, por supuesto, en el próximo Gabinete Ministerial.
·          
Pero su jefe máximo, Alejandro Toledo, que ha perdido la brújula en estos últimos tiempos dice, repite y cansa al afirmar que “no hay alianzas”. Por lo menos uno de sus dirigentes connotados, Carlos Bruce, tiene una actitud firme y más consecuente al oponerse a cualquier tipo de enjuages.
·          
La clave de este asunto es que si Toledo y su club electoral se entregan al gobierno humalista, pierde por completo posibilidades de ser presidente el 2016. Recuerden como despareció Olivera con su Frente Independiente Moralizador, precisamente, por apoyar al apu sano y sagrado. La historia puede repetirse. Estás frito pescadito. Sí o sí.
·          
 En el Gabinete de Humala deben primar los independientes con prestigio. Que efectivamente aporten con sus conocimientos y experiencias en un equipo homogéneo y de resultados.  Necesidad prioritaria de gobierno.
·          
Parece ser que  Beatriz Merino Lucero, sigue deshojando margaritas para ser Jefe del primer Gabinete del próximo gobierno. Sin embargo, la ex Defensora del Pueblo  está metida en otros asuntos, defendiendo la prevención social de las AFPS en líos con el Estado, por recientes y sorpresivas leyes dadas por el actual gobierno que realmente afectan a esas organizaciones.
·          
Ella aprovecha las tribunas de la prensa y  no deja de señalar que nadie le ha ofrecido el puesto. Más aún subraya que es una liberal por sus cuatro costados. Sin embargo, la ex premier estuvo invitada a la ceremonia de proclamación de Humala. Será o no será.
·          
Si no lo es dicen que Humala sigue inclinándose por los defensores del pueblo. Allí salta la figura otra vez de Jorge Santistevan de Noriega continuamente de viaje en las ultimas semanas, defendiendo arbitrajes a nivel internacional tanto en Costa Rica como eí Nicaragua.
·          
  Un abogado triunfador que podría aportar definitivamente. ¿O tampoco le han dicho nada? Quíén sabe. En política, las propuestas pueden venir en las últimas horas. Sin embargo, Santistevan les dice a sus amigos que está dedicado exclusivamente a su profesión.
·          
 No lo dudamos. Pero puede haber oportunidades en que se contribuya a la causa del Perú. Ya lo hizo una vez. Cuando de diplomático con carrera de por medio en Acnur de Naciones Unidas y funcionario muy bien remunerado en conocida empresa privada del país, pasó a la Defensoría del Pueblo.
·          
Allí se desempeñó con brillantez e hidalguía, sobre todo frente al poder de turno. Esta podría ser una oportunidad de volver a servir al país, con el éxito que siempre lo acompaña. Si tampoco le han dicho algo, ya es hora que el Presidente electo dialogue con él. Aunque muchos aseguran que las conversaciones ya se iniciaron y que humo blanco saldrá de todas maneras.
·          
La cartera de Economía sí que es clave para continuar en el camino acertado y, con toda seguridad, el voceado de voceados como es Kurt Burneo no es la solución acertada. Aquí se necesita capacidad entera, prestigio, transparencia, carácter firme y consecuencia.
·          
 De lo último no se le puede exigir a una persona que a la hora undécima se pasó a reforzar las filas del nacionalismo cuando antes fue un continuo detractor. Eso simplemente se llama transfuguismo y conveniencia. Con ello, definitivamente, una acertada gestión no se haría en ese sector vital para el gobierno que presidirá Humala
·          
 Por si acaso, Raúl Salazar que tiene estos componentes, en esta oportunidad no será de la partida. Al menos eso es lo que asegura él a todos los que le preguntan. Aunque en política todo es posible.
·          
Un hecho predecible es que en el gabinete que tanto espera el país haya gente de izquierda que acompañó al flamante presidente electo en la campaña electoral. En este caso, lo recomendable es que los elegidos sean realmente capaces.
·          
No solo eso sino que se dediquen efectivamente a trabajar. No a echar agua para su molino y su grupo que efectivamente es minoría. Pero que tienen derecho a gobernar. Modernismo y pluralidad es la voz.

·          
En cuanto a la transferencia, los ganadores de las elecciones se dieron cuenta de que metieron la pata al designar a Manuel Dammert, conocido por sus actitudes extremas de estatizaciones y nacionalizaciones, en el sector Energía y Minas.
·          
El paso rectificatorio que dieron fue acertado y pusieron a dos técnicos entendidos en estas lídes para compartir la tarea. Uno de ellos fue el ex ministro del Gobierno Transitorio de Paniagua, Carlos Herrera Descalzi. Bueno es rectificar errores. Las empresas mineras y energéticas deben estar más tranquilas. No era para menos el susto. Por favor, que Dammert no termine de Ministro. (Noé)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada