jueves, 3 de junio de 2010

POLAY FANATICO Y PELIGROSO

El MRTA como organización terrorista, durante su maligno accionar, fue dirigido por un hombre díscolo y peligroso que conoció muy bien las actividades políticas en las entrañas de su hogar. Por eso es que niño aún, de menos de de l2 años, salió a desfilar por las calles del Callao en una manifestación aprista confundido entre miles de personas con hachas y sogas, en el pecho y los hombros, que había sacado de la ferretería de su padre. Así llamó la atención de propios y extraños presentes en este acto cívico. Eran las vísperas de las elecciones de 1962.
Evidentemente que lo peor del caso es que Víctor Polay Campos años después y aún joven, cambió las sogas y las propias hachas por los fusiles, las metralletas, pistolas y revólveres, para desatar una de las peores guerras internas que haya sufrido el Perú con muertes, heridos y desolación por todos los lados.
Lo de la manifestación lo recuerdan, hasta ahora, muchos vecinos de ese puerto quienes relatan que el padre del pequeño, Víctor Polay Risco, fue uno de los organizadores de esa concentración.
Militante aprista del cogollo, habría sufrido cárcel durante más de 11 años y persecución otra cantidad igual. Polay padre llegó a ser Diputado, posteriormente, representando a la provincia constitucional del Callao.
La transformación radical del muchacho ocurrió después de que retornó de Europa donde se fue a estudiar Economía a la Universidad Complutense de Madrid. Luego lo hizo en La Sorbona, cursando Sociología y Ciencias Políticas.

Victor Polay Campos.

Atrás y superado había quedado su paso por la Casa del Pueblo en el que formó parte del reputadísimo Buró de Conjunciones, que dirigió el propio Haya de la Torre y al que pertenecieron, en la misma época, el actual Presidente García, el ex diputado y embajador en Italia, Carlos Roca Cáceres, la ex ministra de Salud Ilda Urízar y su esposo Fernando Arias, entre muchos otros jóvenes apristas.
Anteriormente, Polay viajó a Costa Rica con el actual congresista José Carrasco Távara a un seminario para la juventud organizado por la Fundación Friedrich Ebert y el Centro de Estudios Democráticos de América Latina, dirigido por Luis Alberto Monge, posteriormente Presidente de ese país.
Ya había ingresado, a los 16 años, a la Universidad Técnica del Callao. Fue elegido Secretario General del Centro Federado de Ingeniería Mecánica, Industrial y Naval. Pertenecía a la Dirección Nacional del Comando Universitario Aprista.
En 1972 sufrió su primera prisión de algunos meses en el penal de Lurigancho, acusado de desarrollar acciones delictivas contra el gobierno militar de Velasco. Al salir en libertad viajó a España.
En 1973, en Paris y Madrid se reunía con Alan García y con Carlos Roca. Con el primero fueron cantores de guitarra, en las calles de la capital española. Conoció además a Javier Valle Riestra, entonces asilado en España perseguido por la dictadura de Velasco; Lo mismo que al pintor Felipe Cossio del Pomar, viejo militante aprista desde los años aurorales que incluso escribió una biografía sobre Haya de la Torre.
A mediados de 1975, Polay regresó al Perú convertido en marxista con algo de cierto trotskismo. Al ingresar como militante de la facción Avellanada del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) viajó a Argentina e intervino en la Junta de Coordinación Revolucionaria conformada por el ERP de la Argentina, Tupamarus de Uruguay, Mir de Chile y ELN de Bolivia, partidos extremistas que luchaban contra las dictaduras militares del Cono Sur. La crema y nata de la subversión armada sudamericana.
Conoció a militantes del M19 de Colombia, con quienes mantuvo estrechas relaciones políticas. Estuvo en ese país, clandestino, recibiendo entrenamiento militar e intercambiando experiencias de índole guerrillera.
Continuó sus estudios en Francia y obtuvo la licenciatura de Economía Política. Viajó a Cuba y participó en el XI Festival de la Juventud. Era 1978 y a partir de esa fecha se separó de su familia y dejó a su esposa, Rosa Espinoza, y sus tres hijos, quienes hasta ahora viven como refugiados en Nantes, Francia.
La fundación del MRTA ocurrió en 1982 con una facción del MIR que el fundó y del Partido Socialista Revolucionario Marxista Leninista (PSR-ML), agrupación que se desprendió del PSR, conformado por los seguidores de Velasco, izquierdistas de diversas posiciones y los radicales de la Democracia Cristiana.
Uno de los que pasó del PSR-ML al MRTA fue Luis “Gigi” Varesse hijo de joyeros millonarios, quien al poco tiempo se peleó frontalmente con Polay a balazos de por medio y amenazas de muerte por ambos lados.
Varesse, que luchó como guerrillero sandinista en Nicaragua, temeroso del aparato criminal del referido movimiento, salió clandestinamente del Perú y después se dijo, aunque nunca se confirmó, que se le vio en Centroamericana, como funcionario de la Organización de Naciones Unidas.
En cuanto al MIR de Polay, cabe explicar que esta fue una de las tantísimas facciones que se desprendieron del Movimiento de Izquierda Revolucionario que fundó Luis de la Puente Uceda, quien optó por la guerrilla contra el gobierno de Belaúnde en 1965 y cayo abatido en las serranías peruanas.



Una de las tantas veces que cayó preso.

Por su parte, el MIR de de la Puente se desprende del Apra Rebelde, facción que salió de las filas de la organización fundada por Haya de la Torre con el propio de la Puente, Alfonso Barrantes Lingán Gonzalo Fernández Gasco, Carlos Malpica Silva Santisteban y Javier Valle Riestra, quien luego se arrepintió y volvió al redil aprista.
Polay nació en el Callao el 6 de abril de 1951. Su madre es Otilia Campos Bárcena, mujer doliente que defiende al hijo descarriado a capa y espada, quien hizo sus estudios en el colegio de sacerdotes San Antonio y la secundaria en la Gran Unidad 2 de Mayo del vecino puerto.
Fue miembro del Grupo Scout Callao N° 3 David Livingstone. Llegó a ser un destacado guía y jefe de la patrulla Lobos, según lo señaló su compañero Marco Miyashiro, ex director de la Dincote y hoy Viceministro del Interior.
Para Polay, l984, es un año clave porque en esa fecha se inician las acciones subversivas. Fue el que directamente dirigió la campaña “Tupac Amaru Liberados” que culminó con la toma de la ciudad selvática de Juanjui, donde se comete infinidad de atrocidades, muerte y destrucción.
Comenzó a dirigir atentados en Lima que incluían prolongados cortes de luz en diferentes zonas de la capital, explosión de bombas, además de otros atentados y barbaridades.

Las barbaridades que hacia el MRTA

Polay también se movilizó constantemente por las provincias y es así como, al frente de un denominado destacamento guerrillero, incursionó en los pueblos de Tabalosos, en San Martín; y en Concepción, del departamento de Junín. Las atrocidades fueron innumerables e incluso se dijo que se eliminaron por profilaxia a innumerables homosexuales, intentando directamente contra la vida y la libertad de sexo.
En medio de las barbaridades y truculencias que se conocían para desesperación de las poblaciones por donde pasaban los subversivos, el jefe de ellos cayó en manos de la policía, tras un maligno accionar de un buen tiempo.
Lo capturaron cuando estaba alojado en el exclusivo Hotel de Turistas de Huancayo acompañada de otra militante Rosa Luz Padilla, compañera de otro subversivo, Alberto Gálvez Olaechea. Lo enviaron al penal Castro Castro.
Hasta que el 9 de julio de 1990, casi al terminar el primer gobierno de Alan García, por intermedio de un gigantesco túnel que los terroristas habilitaron incluso con luz y otras habilidades, escapó de la prisión, conjuntamente con otros 47 subversivos de peligrosidad extrema.
Ello le permitió a Polay seguir dirigiendo y ejerciendo el terror a diestra y siniestra. Los coche-bomba se multiplicaron, los incendios de fabricas eran realidades incontrolables que se sumaban a las que hacían, en forma independiente, los militantes enfermizos de Sendero Luminoso. No los ejecutaban juntos. Pero el terror en contra de la población, evidentemente, los unía a estos descastados.
Las acciones delincuenciales de Polay, en esta oportunidad, duraron dos años porque el 9 de julio de 1992 fue recapturado, en acción impecable de la policía. Lo recluyeron en el penal de Yanamayo, ubicado en Puno. Fue trasladado a la Base Naval del Callao, condenado a cadena perpetua.
Polay provenía de un hogar católico de clase media donde se sintió mucho la ausencia paterna por las continuas detenciones y cautiverio de su padre, como militante aprista. Fue su madre la que fijó su espíritu de lucha, poniendo siempre de ejemplo al progenitor, como un hombre cabal y sacrificado por sus ideales.
Sus hermanos son profesionales como Otilia que es Socióloga egresada de la Universidad Villareal y está casada con Paúl Caro Gamarra, quien fue diputado y Ministro de Salud del primer gobierno de García. La otra, Victoria es Arquitecta y el menor Julio es Ingeniero.


Pintas subversivas.

Polay pidió perdón ante la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) a los familiares de las víctimas, sus adversarios y el pueblo en general, por el dolor y las pérdidas irreparables de las acciones armadas.
En una oportunidad, el 2008, consideró que la ola insurgente y guerrillera de América Latina se terminó con el fin de la guerra fría y la desaparición de los socialismos en el mundo.
A una publicación que apoya al presidente Chávez, hace 6 meses, declaró: “los triunfos electorales de movimientos de izquierda y centro izquierda demuestran que es posible aspirar a los cambios dentro de los marcos democráticos”.
En cuanto a las penas de Polay: si bien primero fue condenado a cadena perpetua, la sentencia fue cambiada por las presiones de las organizaciones internacionales. Un nuevo juicio, el 2000, le aplicó 32 años. Por su parte, la Corte Suprema aumentó a 35 años de prisión que cumple en la Base Naval del Callao.
Polay también dijo, a dicho medio, la cantaleta de siempre. Allí no hay arrepentimiento: “La insurgencia del MRTA es justa y debido a ello ocurrió un levantamiento de este tipo, por las condiciones económicas y el modelo neoliberal. Hay mucho más ricos y se mantiene al máximo la inclusión."



Juzgado en los tribunales por sus graves delitos.

Luego añade: “Por ahora hay que participar en política a través del nuevo movimiento Patria Libre que quiere intervenir en la lucha política y en las elecciones del 2011. La democracia es para todos”
Así se aprovecharía de los beneficios que brinda la democracia como sistema político. Los Tupamarus de Uruguay lo han hecho. Ahora estos equivocados del MRTA quieren tentarlo.Veamos que pasa. La palabra de aceptación o rechazo la tiene el pueblo, soberanamente, con su voto.

11 comentarios:

  1. Conoci a Polay en la Universidad Técnica del Callao. Era achinado y tranquilo pero se sabia que era aprista y siempre tenia el apoyo de la bufalería. Nunca pensé que fuese un criminal. Sin embargo,como chalaca, tambien conozco a su familia. Incluso a su mamá. Son buena gente. Carmen Lidia Parodi

    ResponderEliminar
  2. Este Polay además de violento y criminal era un amoral. Dicen que obligaba a las mujeres de su partido a todo. Se puede tener clemencia con un asesino que tanto daño ha hecho a todo el Perú. Creo que no. Por eso es que no entiendo como los apristas se acercan a él. Como Armando Villanueva del Campo y Javier Valle Riestra.

    ResponderEliminar
  3. Estuve en una oportunidad en Bogotá y lei entrevistas en los diarios que sacaban información de este delincuente. ¿Cómo puede ser?. Lo que debemos hacer los peruanos es unirnos al máximo para decirle, de una vez por todas, no al terrorismo. Pero hay personas que abogan para que este señor ingrese a la politica. Primero tiene que purgar sus penas por todo el daño que hizo

    ResponderEliminar
  4. No creo tanto que Sendero era igual al Mrta. Los primeros eran una bestias. Los segundos menos.

    ResponderEliminar
  5. No me imagino como el Presidente Garcia tocaba la guitarra con este señor Polay. Seguro que en esas épocas estaba flaco. ¿Y donde estaba Pilar NOres con ellos?

    ResponderEliminar
  6. Polay, Polay hiciste mucho dañ0. ¿Te arrepentirás algún dia?

    ResponderEliminar
  7. Los chilenos nos acompañan para todo. Que tales estos delincuentes que hicieron barbaridades. Que paguen por todo esto.

    ResponderEliminar
  8. Soy una mujer sensible pero no puedo creer que este hombre tuviese esposa como la señora que aparece en esa nota. Si,realmente, era una alimaña

    ResponderEliminar
  9. Este hombre no liberaba a nadie. Solo creaba conflicto y lo que es peor muerte y desgracia. Tiene que pagar por lo que hizo.

    ResponderEliminar
  10. Me parece que deberian entrevistar al Presidente Garcia y a Carlos Roca para que den cuenta de sus impresiones y relaciones de jovenes con Polay

    ResponderEliminar
  11. POLAY UNO DE LOS PEORES CRIMINALES DE LA HISTORIA PERUANA

    ResponderEliminar