jueves, 13 de octubre de 2011

BENAVIDES, CON LA FUERZA Y EL ORDEN


Muchas veces a lo largo de su vida militar demostró tener agallas y valentía para defender a la patria y obtener triunfos  haciendo huir a los agresores Eso precisamente ocurrió cuando se desarrolló la Batalla de la Pedrera en plena invasión de Colombia en territorio peruano, allá por 1911 a orillas del rio Caquetá  y en la inmensidad de la selva peruana. Le dieron toda clase de honores, incluso cuando retornó a Lima, lo aclamaron como héroe. Una cara de la medalla.
Lo que si fue controvertido fue su ingreso a la política gobernando, en varias oportunidades, el Perú. Una a través del golpe de estado entre l914 y 1915 cuando derrocó a Billinghurst y recibió el mandato del Parlamento y las otras designado y prolongado su  ejercicio en el poder por órdenes del Congreso, entre 1933 y 1939, en épocas de entera convulsión en el país
En la segunda y tercera oportunidad, Muchos lo apoyaron porque hacia un gobierno considerado de orden y tranquilidad. Pero otro sector ciudadano considerable, lo tipificó como un dictador de la peor especie. Hasta lo llamaron el General “Bebevidas”, atribuyéndole actos de lesa humanidad  El ataque provino de los apristas a quienes-cierto es- apresó y deportó. La otra cara de la moneda.
FACTOR DECISIVO
El General Oscar Raimundo Benavides Larrea nunca fue ungido a la primera magistratura de la nación por el voto popular. Incluso su segunda  designación en el Congreso, según sostiene Basadre en "La Historia del Perú", fue ilegal porque “de acuerdo al articulo 137 de la Constitución de 1933, no podían ser elegidos los Ministros de Estado y los miembros de las Fuerzas Armadas que se hallaban en servicio y no han renunciado”.

Resultado de imagen para oscar r. benavides
Oscar. R. Benavides: héroe, político y presidente autoritario.

Tal era el caso de Benavides que estaba en actividad. Pero también es verdadero que su misma condición de mandar las fuerzas de tierra, mar y aire del Perú fue un factor decisivo que contribuyó a su elección.
Se quiso en aquella hora de incertidumbre, tras la muerte trágica del  primer mandatario Luis Miguel Sanchez Cerro abaleado por un militante aprista, Abelardo Mendoza Leyva, conseguir las máximas garantías de orden y de normalidad. No se puede negar que llegó al poder con gran fuerza moral.
Lo eligieron en el Parlamento sobre todo los votos de los sanchecerristas y en su primer gabinete tuvo como miembro a un hermano del presidente asesinado, Pablo Ernesto Sánchez Cerro en el Ministerio de Fomento y a un acérrimo defensor del  mismo, el jefe de la Unión Revolucionaria, Luis A. Flores, en la cartera de Marina. Pero, poco a poco, se fue demarcando de ellos.
AMNISTIA
Ello ocurrió luego de aprobarse una ley  que mandó a cortar los juicios a los culpables en la represión y a los negligentes  para cuidar a  Sanchez Cerro cuando acabaron con su vida.   Nombró un nuevo gabinete presidido por Jorge Prado Ugarteche llamado de apaciguamiento y concordia, separándose por completo del sanchecerrismo.
A renglón seguido, El 9 de agosto de 1933 fue promulgada la Ley Nº 7782 que concedió amnistía para los acusados y enjuiciados por delitos políticos cometidos hasta entonces, cortándose todos los juicios pendientes iniciados por dichos delitos y se autorizó dictar disposiciones convenientes a efectos de que las personas confinadas o expatriadas por estos hechos, pudieran regresar.
Fue así como Víctor Raúl Haya de la Torre, el principal líder del Apra, fue puesto en libertad luego de haber estado confinado en el Panóptico y retornaron los desterrados de este partido. Lo mismo ocurrió con los comunistas y con aquellos que por aquel entonces tenían ideas libertarias 
ECONOMIA 
Los  urristas clamaban a gritos venganza por el asesinato de su jefe Sánchez Cerro y querían a como de lugar que se condene a las buenas y a las malas a todos los implicados en el crimen e incluso comprometer al abogado Juan Miller y al alto  dirigente del Apra, Luis Heysen                                   
A la elección de Benavides siguieron las negociaciones  y un arreglo del conflicto con Colombia  que se concretó en mayo de 1934. Se registraron  los primeros síntomas de que se estaba superando la depresión económica iniciada en 1929. Las cédulas hipotecarias experimentaron en sus cotizaciones un alza de más del 25%.
 Por su parte, La deuda interna consolidada que había tenido un precio alrededor de 35% encontró compradores a 57 %. El cambio internacional con mejorías  respecto a la libra esterlina y el dólar. Lo que favorecía la economía nacional y se superaba la crisis que arrancó a nivel mundial en 1929.
También se mejoró notablemente el aspecto financiero, especialmente en lo relacionado con la banca y la recaudación de impuestos, aplicándose algunos proyectos que había dejado la Mision extranjera Kemmerer.

Resultado de imagen para oscar r. benavides obras de su gobierno
Benavides al centro cuando era Presidente.

PROSPERIDAD
El país comenzó a entrar a un periodo de prosperidad debido especialmente a las exportaciones agrícolas. Las obras públicas se multiplicaron,  construyéndose el tramo peruano de la  Panamericana, logrando unirse a Ecuador, Perú y Chile.
Asimismo se habilitó la Carretera Central que atraviesa la Cordillera de los Andes al este de Lima hacia la selva amazónica, llegándose hasta Tingo María. Otras medidas consiguieron la abolición de los peajes de las vías y fueron reconstruidos, en el Callao, el Muelle Naval y el Dique Seco
La construcción del puerto de Matarani en el sur, en reemplazo al de Mollendo,  se convirtió en una realidad y se planeó al máximo la  construcción de hoteles de turistas del Estado, con vigencia de muchos años, en las principales ciudades del Perú.
Por el cuarto centenario de la Fundación de Lima se llevaron a cabo grandes obras de modernización de la capital y por eso mismo se construyeron las sedes del Palacio de Gobierno en la Plaza de Armas, del Congreso de la República en la Plaza Bolívar y el Palacio de Justicia, como réplica del existente en Bruselas, Bélgica.
ASESINATO
Como reforma efectiva de la estructura del estado, fueron creados los ministerios de Salud Publica, Trabajo y Asistencia Social, el   de Educación Pública y se realizaron instalaciones de agua y desagüe a lo largo y ancho del país.
Sin embargo, la convulsión volvió y los apristas  en libertad respondieron con actos violentos en diferentes lugares del país. El 15 de Mayo de1935, ocurrió el asesinato del Director del diario El Comercio, Antonio Miró Quesada Laos y de su esposa María Laos, cuyo ejecutor fue un militante del partido fundado por Haya.
El hecho grave y rechazable  de por si ocasionó que el Gobierno proscribió al Apra, declarándolo partido internacional prohibido de actuar. Por esa misma causa, los militantes del Partido Comunista resultaron reprimidos. Las cárceles se llenaron por los seguidores de ambas organizaciones. El régimen se endureció al máximo.
ORDEN
Durante el  segundo gobierno de Benavides se reabrió, en 1935, la Universidad de San Marcos que fue clausurada por Sánchez Cerro y se promulgó el Código Civil de 1936, que reemplazo al que regía desde 1852. En esta oportunidad, por primera vez se reconoció el divorcio matrimonial.
Benavides convocó a elecciones en 1936 y en ellas resultó elegido Luis Antonio Eguiguren, con los votos apristas. Por eso mismo y en forma completamente ilegal, el Jurado Nacional de Elecciones desconoció los comicios.
Consultado el Congreso, los parlamentarios por mayoría decidieron que Benavides extienda su mandato por tres años más hasta 1939 y por añadidura le otorgó la facultad de legislar. El Presidente gobernó con el lema de “Orden, Paz y Trabajo”, contando con el respaldo del Ejército, los sectores millonarios y de las altas finanzas.
En el último tramo de su mandato, la ciudadanía quería de todas maneras cambios. El 19 de febrero de 1939, mientras que el mandatario estaba de excursión en Pisco, se rebeló su Ministro de Gobierno, General Antonio Rodríguez Ramírez, cercano al Apra.


En 1914.

PRADO
La rebelión que contaba con el apoyo de varios  sectores se frustró cuando un oficial de policía, Luis Rizo Patrón, irrumpió en el patio de Palacio de Gobierno donde arengaba a la tropa Rodríguez y lo acribilló, matándolo  de18 balazos con una ametralladora.
La situación política estaba tensa y es por eso que Benavides decidió llamar a elecciones. Pero antes se convocó a un plebiscito donde se aprobaron importantes reformas constitucionales como:  la ampliación del periodo presidencial de 5 a 6 años, el restablecimiento de las dos vicepresidencias y la disminución de las facultades legislativas del Congreso en materia económica.
Las elecciones que eligieron a Manuel Prado Ugarteche no fueron muy limpias que digamos. El fraude parece que le abrió las puertas al poder, el 8 de diciembre de 1939. Pocos días después, el flamante mandatario honró a Benavides con el titulo de Mariscal.
Benavides se fue al extranjero donde representó al Perú como Embajador en España y Argentina. Retornó al Perú en 1944, a fin de colaborar en la renovación de los poderes públicos. Falleció por aquel entonces, exactamente el 2 de julio de 1945 cuando ya se sabía que el próximo Presidente del Perú sería José Luis Bustamante y Rivero.
SUS PADRES
Nació en Lima el l5 de marzo de 1876. Fue hijo de Miguel Benavides Gallegos, Sargento Mayor de la Guardia Nacional y de Erfilia  Larrea Loredo, dama natural de Chincha. Cursó estudios en el Colegio Guadalupe y en la Escuela Militar. Como cadete se convirtió en la Espada de Honor de su promoción
En 1902 fue ascendido al grado de Capitán y  a la edad de 30 años, se graduó de Sargento Mayor con las más altas calificaciones. Completó su formación militar cuando el gobierno lo envió a Francia. Allí se le distinguió con la Cruz de la Legión de Honor.
Tras regresar al Perú en diciembre de 1910,  fue designado comandante del Batallón de Infantería No. 9 acantonado en Chiclayo. El gobierno ordenó a Benavides que condujera el Batallón No. 9 a la frontera nororiental con Colombia en la Amazonia peruana.
Colombia  estableció un puesto fortificado en La Pedrera, en la orilla meridional del río Caquetá que, de acuerdo con el Tratado Porras-Tanco Argáez,  estaba dentro del territorio peruano.

Resultado de imagen para oscar r. benavides obras de su gobierno
Con sus ministros.

LA PEDRERA
Los miembros del Batallón No. 9 viajaron más de 2 000 kilómetros, atravesando tramos, sin caminos, de la cordillera de los Andes en Cajamarca y Chachapoyas hasta llegar a la selva amazónica.
En Balsapuerto, en las cabeceras del río Huallaga, la expedición preparó balsas y obtuvo canoas y navegó aguas abajo hasta Yurimaguas, sobre el río Huallaga, de donde prosiguió por embarcaciones hasta Iquitos, en el río Amazonas. La expedición fluvial, que consistía de un flotador y de cuatro embarcaciones, zarpó de Iquitos el 29 de junio de 1911. A los cuatro meses de la partida de Chiclayo.
El 10 de julio, la delegación peruana estaba frente a La Pedrera con las banderas tremolando. Luego de un cambio de notas con las que el comandante colombiano se negó a abandonar la posición, el comandante Benavides inició el ataque.
El triunfo fue completo para las fuerzas peruanas. Pero, el 24 de julio, para su desmayo, el comandante Benavides fue informado de que los gobiernos del Perú y Colombia habían suscrito un tratado por el que las fuerzas peruanas debían abandonar el Caquetá y replegar al río Putumayo.
Aún en La Pedrera, el 28 de julio de 1911, las fuerzas peruanas celebraran las Fiestas Patrias. Pero carecían de equipamientos para protegerse del clima y de las enfermedades infecciosas endémicas en la región. El 29 de julio, las tropas fueron atacadas por una violenta epidemia de fiebre amarilla y de beriberi. Careciendo de medicinas, las tropas fueron cruelmente diezmadas.
CORONEL
El comandante Benavides volvió a Iquitos. Fue ascendido al grado de Coronel de Infantería. El gobierno lo envió  a Europa para que recibiera tratamiento contra el beriberi. Cuando regresó el 8 de abril de 1912, fue aclamado como un héroe nacional y en su honor se organizó una parada militar en Lima, a lo largo del Jirón de la Unión hasta la Plaza de Armas.
Fue en esta ocasión cuando Benavides conoció a su prima lejana Francisca Benavides Diez Canseco, con quien se casó algunos meses más tarde. Resultó nombrado Comandante General de la Tercera Región en Arequipa y en noviembre de 1913  designado Jefe del Estado Mayor del Ejército, con sede en Lima.
El matrimonio Benavides Benavides tuvo cuatro hijos: Francisca, Maria, Oscar y José. Este último, militar como su padre, fue el primer ministro de Agricultura del régimen dictatorial de Velasco, con quien al poco tiempo se peleó por completo. No compartía las ideas socializantes y de izquierda de su jefe.
En 1913, el Presidente del Perú era Guillermo Billinghurst llamado por el pueblo “Pan Grande” alimento  que en su campaña electoral lo prometió a cada rato y estaba apoyado por diversos sectores populares, sobre todo obreros.



En primer plano Benavides y su esposa Paquita.

CAE BILINGHURST
Enfrentado con la oposición parlamentaria, el Presidente planeaba clausurar el Congreso. Por esos momentos las conspiraciones estaban a la orden del día. El mandatario intentaba inclusive armar a la población para enfrentarse a las Fuerzas Armadas.
Muchos sectores se pusieron en contacto con el Coronel Benavides quien aceptó apoyarlos tanto para defender el orden constitucional y evitar una división en las fuerzas armadas.
En la madrugada del 4 de febrero de 1914, la guarnición de Lima al mando de Benavides se pronunció contra el Gobierno. Las tropas se acercaron a Palacio de Gobierno y ocurrió un corto tiroteo con la guardia palaciega que finalmente se sumo a los sublevados. Billinghurst dimitió y fue exiliado a Chile, donde murió al año siguiente.
Los golpistas nombraron a Benavides presidente del Consejo Provisorio y el l5 de mayo de 1914, el Congreso de la República lo nombró Presidente Provisional. Su gobierno duró l8 meses, restaurando el orden y la estabilidad política.
LA BREA Y PARIÑAS
Enfrentó el problema monetario del país originado por efectos de la primera guerra mundial   Se emitieron billetes fiscales con el nombre de cheques circulares para evitar la parálisis económica. Lo que ocurrió es que la moneda de oro desapareció y se instauró el papel moneda, sin causar ningún desbarajuste. Todo se hizo con normalidad, gracias a la política económica imperante.
Durante este gobierno se trató el problema de los yacimientos petrolíferos de la Brea y Pariñas ubicados en el norte del país. Explotados por la compañía británica London Pacific, el gobierno ordenó una medición de estas propiedades..
Lo que dio la existencia de 41 mil 614 pertenencias en vez de las 10 que alegaban sostener los explotadores del yacimiento. Entonces, se ordenó el pago del correspondiente cánon de superficie a razón de 30 soles por pertenencia, haciendo un total de 1.248.420 soles al año, en vez de los 300 soles que se había venido pagando hasta entonces.
La labor política más importante del primer gobierno de Benavides fue el retorno a la constitucionalidad cuando llamó a elecciones que fueron ganadas por José Pardo y Barreda, quien ocupó nuevamente la Presidencia de la República en 1915.
Benavides fue enviado como observador de la Primera Guerra Mundial y como tal  testigo de la Batalla de Verdum. Posteriormente  Embajador del Perú en Italia. El 4 de julio de 1919, Augusto B. Leguía devino presidente de la República, como resultado de un golpe de estado contra Pardo. En diciembre de 1920, Benavides renunció a su puesto en Roma y regresó a Lima.
Leguía temía que Benavides organizara una revuelta y lo hizo arrestar. Benavides y veinticinco otros ciudadanos fueron hechos prisioneros y embarcados en el vapor “Paita” con destino a Sydney, Australia.
Un motín  capturó al capitán del barco y a sus oficiales y cambió la ruta hacia Costa Rica. Desde este último país se trasladó a Panamá y luego a Guayaquil (Ecuador) donde restableció contactos con los elementos opositores a Leguía. En noviembre de 1927 se trasladó a Francia.
El 22 de agosto de 1930, el teniente coronel Luis M. Sánchez Cerro, inició una revolución en Arequipa y Leguía se vio forzado a renunciar a la presidencia. Sánchez Cerro fue investido como Presidente Provisional. El 3 de octubre Benavides fue nombrado Embajador Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en España y, en 1932, en Inglaterra.
MERITO
Más tarde, el gobierno lo llamó y lo nombró General en Jefe del Consejo Nacional de Defensa, encargado de las fuerzas peruanas, en vista de un renovado conflicto armado con Colombia. Fue promovido al grado de General de División.
En 1933, luego del asesinato de Sánchez Cerro, el Congreso le entregó la presidencia  hasta que concluyera el mandato de su predecesor. Benavides suscribió la nueva Constitución del Perú que reemplazó a la de 1920, en vigencia desde la administración de. Leguía.
La Constitución de 1933 mantuvo vigor hasta 1979. Cierto es que a Benavides le tocó ser protagonista de acontecimientos importantes de la Historia del Perú, aunque muy democrático no lo era. Pero que tiene su mérito, lo tiene. Definitivamente. (Noé)

3 comentarios:

  1. En 1932 los apristas matan a Sanchez Cerro y el Congreso elige al general Oscar R. Benavides, quien se queda hasta 1939 en que dio una Ley de Imprenta de la que se valieron después para dar una Ordenanza de Radio prohibiendo siete valses de Pinglo, entre ellos "Pobre Obrerita", "El Plebeyo", "Jacobo el leñados", "El Canillita" y otras, así como "El Expósito" de Pedo Espinel. Conozco el tema porque he escrito los textos de un libro sobre el Desamor de Felipe Pinglo, que me lo debe publicar el Fondo Editorial del Congreso. Roberto Salinas

    ResponderEliminar
  2. Beavides trajo tranquilidad y paz al país frente a la actitud violenta y desenfrenada del Apra en esos tiempos convulsionando al país.Por eso mismo fue un buen presidente del Perú. Oswaldo Morón

    ResponderEliminar
  3. Controvertida, definitivamente, la actuacion de Benavides como político y Presidente. Pero, como dice la crónica, necesaria en momentos que el país estaba convulsionado. Por lo menos en el campo de la honestidad y honradez, el militar demostró transparencia. Eso, de por si, ya es un mérito que hay que destacarlo. Sobre todo en estas épocas donde nuestro Perú sufre de esta lacra. Comprendamos a Benavides y sigamos adelante. (Alberto Gines)

    ResponderEliminar