lunes, 19 de abril de 2010

LAS FOTOGRAFIAS SON DE CUSMAN

No hay mandamiento de la ley de Dios que diga, específicamente, no copiar ni cometer plagio. Pero si hay obligación directa de afirmar con contundencia que eso está mal, completamente criticable. Enteramente rechazable.
Resulta que un conjunto de fotografías, muy significativas tomadas en primicia periodística y de entero valor gráfico, aparecen publicadas con el nombre del autor equivocado.
Concretamente y hay que decirlo con claridad meridiana, las instantáneas fueron captadas por Tulio Cusman Cárdenas, connotado reportero gráfico que fue durante muchos años Jefe de Fotografía de la Revista "Oiga". Y de eso, de quién consiguió las vistas, se tienen innumerables pruebas que obviamente son contudentes.
Sin embargo, por razones que se desconocen y por arte de magia, las fotos son leidas por los lectores  como si fuesen de otro destacado fotógrafo Carlos “Chino” Domínguez, cuyo prestigio no está en duda ni en discusión. Pero éstas, definitivamente, no son sus creaciones gráficas.

Tulio Cusman Cardenas
Las ultimas publicaciones erradas, con el nombre de Domínguez y no como debe ser de Cusman, se dieron en la revista “Quehacer” de Desco, en un libro académico de la Universidad Católica y en una enciclopedia del mismísimo diario El Comercio.
Las fotografías son históricas desde el punto de vista político y enteramente reveladoras de una época del acontecer nacional. Muestran, por primera vez, a connotados miembros de la derecha peruana almorzando en la casa del entonces diputado aprista por Ica, Fernando León de Vivero, ubicada en la calle Santa Maria 120 del apacible y aristocrático distrito de San Isidro.
Allí están el fundador del Apra Víctor Raúl Haya de la Torre con su perseguidor durante 8 largos años que lo catapultó a la Embajada de Colombia para luego salir al exilio, el dictador Manuel Apolinario Odria, quien en esa oportunidad estuvo acompañado por su esposa, la señora María Delgado de Odría.
No podía faltar el tránsfuga de tránsfugas Eudocio Ravines, siniestro personaje que de posiciones comunistas pasó a ser el defensor implacable de ideas ultra conservadoras. Aparece don Pedro Beltrán, el amante del liberalismo a ultranza y dueño del diario “La Prensa” . Parlamentarios odriistas como Julio de la Piedra, latifundista y uno de los dueños, en aquella época, de la hacienda Pomalca ubicada en Chiclayo; Victor Freundt Rosell. Por los apristas estuvieron presentes Ramiro Prialé y Carlos Manuel Cox. La crema y nata de la reacción.

Esta es una de las fotos de la discordia.

Nadie en el Perú había visto a la derecha reunida. En este caso conspirando contra el gobierno reformista de Fernando Belaúnde Terry aliado con la Democracia Cristiana y enfrentado al Apra, agrupación política que tenia mayoría en el Congreso al haberse unido con los odriistas. Era el año 1964.
El lente impecable y preciso de Cusman captó muchas de estas instantáneas con espíritu reporteril admirable. Esas fotografías las consiguió luego de pasar desapercibido y sorprender a la bufalería que resguardaba la casa de León de Vivero, donde se reunían los conspícuos representantes del conservadorismo peruano.
Logró ingresar y nadie lo paró. Por supuesto que los políticos no querían periodistas y menos fotógrafos que diesen a conocer la reunión. Cusman empezó a disparar a diestra y siniestra, explotando todos los ángulos habidos y por haber.
Las fotos se publicaron con su nombre en la revista "Oiga". Incluso hay una fotografía en que aparece el propio autor con Haya de la Torre y Odría. No hay, pues, razones para que se atribuya la autoría a otras personas.
De que Cusman  las tomó, tampoco hay ninguna duda. Lo confirman prestigiados periodistas y reporteros gráficos como Justo Linares Chumpitaz, cuajado cronista político de las filas de "Ultima Hora" en esos tiempos; Maynor Freyre Bustamante, acucioso periodista que trabajó en "Caretas" y "Oiga"; y Víctor Manrique, muchos años Jefe de Fotografía de Caretas y reportero gráfico de innegable calidad.
Manrique es duro e implacable al afirmar sin tapujos: “el plagio es una actividad que debe desaparecer si somos honestos y consecuentes con nuestra creatividad. Cusman es mi colega de años y siempre supe que esas fotos eran de su creación. Acabemos con los robos de archivos fotográficos. Denunciemos a aquellos que actúan mal. No a los ladrones".


 Magistral foto de Cusman: Clorinda Prado con Felipe de Edimburgo

Por su parte,  Freyre recuerda que trabajó con Cusman varios años en "Oiga" y por eso le consta que era un reportero con agallas que siempre conseguía primicias. Una de ellas fue retratar a la derecha peruana en pleno almuerzo conspirativo.
Luego añade: las fotos de Haya, Ravines y Beltrán las vi por primera vez publicadas en Oiga. El autor de todas maneras me acuerdo fue Cusman, con quien juntos cumplimos innumerables comisiones.
Freyre prosigue:  "meses antes con Cusman habíamos ido a recibir a Haya de la Torre al aeropuerto y logré entrevistar al compañero jefe en el local aprista sobre las subsistencias, que así se llamaba en ese entonces al diario yantar en nuestro argot político. Adornaron la entrevista las fotos tomadas por Tulio en el aeropuerto, pero no pudo ingresar al local de la avenida Alfonso Ugarte porque estaba recontra chequeado".
Freyre va mas allá y sentencia: "Tal vez en ese momento se estaba contestando la posterior pregunta de Zavalita, el personaje vargasllosiano de "Conversación en La Catedral":¿En qué momento se había jodido el Perú? Gracias al acucioso lente de Tulio Cusman nos enteramos de ello. Ya había pasado la convivencia del Apra con Manuel Prado Ugarteche -su antiguo perseguidor- y se venía la coalición con quienes lo tuvieran cinco años asilados en la embajada de Colombia en el Perú rodeada de trincheras y ametralladoras de grueso calibre: los de la dictadura odriista. Valga este recuerdo".
Lo criticable, además, es que la revista de Desco, que dirige Abelardo Sánchez León, ni siquiera se rectificó de publicar la foto con el nombre de autor equivocado. No obstante de que el propio Cusman conversó con el Director y le llevó las pruebas correspondientes. El fotógrafo espera hasta ahora la aclaración correspondiente, conforme le prometió el propio Sánchez León.
Linares recuerda que por aquella época cubría precisamente actividades  políticas. De allí es que desde hace tantos años conoce a Tulio Cusman como un intrépido reportero gráfico. “Me acuerdo de esas fotos y las vi publicadas en Oiga”, añade.
El propio Cusman relata esas épocas políticas. La revista Oiga, dirigida por Francisco Igartua, defendía implacablemente al Gobierno de Belaúnde cuando tenia una posición progresista. Posteriormente, el periodista se convierte en critico acervo del ex-presidente e incluso engrosa las filas del velasquismo.
El Apra, por la unión con el odriismo se había pasado a posiciones conservadoras y de derecha y por eso precisamente en el parlamento se había unido con los representantes que seguían a Odria. Esto le parecía bien a otras fuerzas de derecha como la que representaba Beltrán y por supuesto al traidor de Ravines que murió en un accidente automovilístico en México, dicen algunos que asesinado por sus enemigos.

Francisco Igartua

En aquella fecha, Cusman llegó muy temprano a la revista Oiga y comenzaron sus actividades cotidianas. Necesitaba primicias y, tras ordenar su archivo, se fue con su cámara fotográfica al Congreso.
 En el Parlamento, no había nada. Estaba casi vacío Uno que otro congresista. Algunos empleados Pero allí encontró un informante. Le aseguró que había una reunión muy importante en la casa de León de Vivero. Tulio se fue primero a su casa y se puso terno.
Lo  que pensó es que  no lo iban dejar entrar. Con saco y corbata era más fácil. La prueba habia que hacerla. Llegó a la residencia del parlamentario. Muchos carros. Infinidad de disciplinarios apristas. Lo mismo que otras gentes en los alrededores.Tulio escondió su cámara, saludó a muchos y se dirigió a la puerta principal.
Nadie lo paró e ingresó oliendo como sabueso la noticia. Hasta que se encontró con innumerables políticos. Empezó la gran tarea. Lo hizo sin ningún problema. Realmente tenía la primicia. Salió de la casa sin ningún problema, luego de una hora o más de intenso trabajo. Era el único que había conseguido el material gráfico.
Igartua feliz vio lo conseguido y el artículo de fondo lo escribió ese famoso intelectual que fue Sebastián Salazar Bondy. Era la principal noticia de la portada de la revista, con amplia información y comentarios en páginas interiores e innumerables vistas de Cusman. Gol de media cancha. Gol periodístico. La fecha: 11 de diciembre de 1964.
Esta es la verdadera historia de las fotografías.

8 comentarios:

  1. FELICITACIONES EDGARDO: Por fin alguien tenía que decir algo claro y directo respecto a esta mala costumbre de apropiarse de lo ajeno. Como periodista del desaparecido diario LA PRENSA te felicito por este trabajo, y me sumo a quienes demandan mayor responsabilidad en el ejercicio de la profesión, y naturalmente un vuelco total a la forma tan crematística e inmoral de como los propietarios de medios piensan que es el periodismo. Estamos muy a la zaga de la prensa latinoamericana, por no hablar de otras regiones. Y eso duele a quienes vivimos una época en que ser periodista era motivo de orgullo. LUIS ALBERTO GUERRERO

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo, felicitaciones

    ResponderEliminar
  3. Apreciado Edgardo,

    Ante todo mis felicitaciones por el Blog, que está espectacular, si uno quiere estar bien informado, eres un referente. Le estás ganando la partida a la prensa chicha, que hoy está peor que nunca.

    En cuanto al señor Domínguez, una pena que a sabiendas se atribuya trabajo gráfico de enorme trascendencia para la historia de nuestro país. Lamentablemente hay "ciertas camarillas" que entre amanecidas, pisco y otros azahares prefieren hablar de oídas y no verificar las fuentes, y con ello la verdad.

    Cusman debería actuar judicialmente, que de vez es cuando es una de las formas de obtener justicia en nuestro querido país. Lástima que ahora el señor Domínguez padece de un enfermedad muy delicada, pero ello que es motivo suficiente para que se consagre con fotos ajenas.

    Unas preguntas que me gustaría respondas en tu próxima entrega:

    - ¿Qué cree el señor Del Castillo, que somos tetudos como AGP, que solamente hablan luego de que se escuchan los audios?,

    - ¿No es acaso que por la moral política del país (si aún existe) todos los políticos deberían actuar limpiamente?

    - ¿Cuántos Vladivideos hay almacenados en el Congreso por el señor Ferrero, que han sido aún visionados?

    - ¿En cuántos de ellos hay gente que hoy tiene una importancia política muy relevante, tanto en el oficialismo como en la oposición?

    - ¿No sería una buena idea que todo ese material sea visionado para limpiar la política de tanto delincuente de cuello y corbata, y algunos solamente de guayabera maltrecha?

    Una vez, mis felicitaciones, en la creencia que has abierto una puerta importante para explicar algunas cosas que no se difunden en señal abierta.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones por el blog:
    Aprecio mucho este artículo pues es un llamado de atención para las personas que toman como suyas las hazañas de otros, y también porque se saca a la luz la verdad y se le brinda el reconocimiento merecido al señor Tulio Cusman quien demostró su profesionalismo y realmente realizó una hazaña al conseguir esas fotografías.
    Felicitaciones y agradezco que se aclaren este tipo de temas, espero que se sigan publicando artículos tan buenos como este. Suerte.

    ResponderEliminar
  5. Historia con resarcimiento

    Estos detalles de la historia de nuestro País, nos demuestra una vez más lo fluctuante que se puede ser en política. Es una buena enseñanza de valores para los jóvenes; así como lo es decir siempre la verdad, más aún en esta época en que la información vuela y las evidencias siempre salen a la vista, para finalmente otorgar al César lo que es del César.

    ResponderEliminar
  6. Raffo Cusman Veramendi24 de abril de 2010, 11:28

    Definitivamente leer esto y ver como se aprecia realmente el trabajo que el Sr. Tulio Cusman Cardenas hizo durante la gloriosa epoca de grandes cambios politicos es una muestra de que aun en estos tiempos es posible encontrar gente que no hace historia unicamente pasando por la vida, sino haciendo de su vida una real fuente de conocimientos y esclarecimientos que probablemente para mucha gente sea insignificante pero que para la historia del pais es necesario saber, recordar y sobre todo entender.
    No sabe lo interesantes que son las tardes domingueras escuchando la historia del peru de boca de un personaje que tambien formo parte de ella: Don Tulio Cusman Cardenas.
    Un saludo y gracias x hacer que la gente se interese mas por la historia del peru y de la vida politica de este hermoso pais.
    Un gusto.
    Rafael Cusman Veramendi

    ResponderEliminar
  7. Lamento decírtelo, querido Edgardo, pero has patinado tremendamente con este artículo.

    ResponderEliminar
  8. No hay patinada. Ni nada que se le parezca. Hay hechos, entrevistas y posiciones que hemos recogido exactamente. Las cartas de la discusión están sobre la mesa, con una premisa fundamental: las fotografías de Cusman fueron birladas. He allí el meollo del asunto. César de los Heros, periodista y amigo quien acaba de escribirnos, tiene las puertas abiertas de este blog para dar su versión y explayarse como quiera y cuando quiera. Por principio y equidad, nunca le podemos negar tal posibilidad. Eso, que sería abusivo, no lo haríamos con nadie. Yo evidentemente, si me parece necesario como ahora, tengo como obligación la misión de contestar. A propósito celebramos que el buen César sea un asiduo lector de este blog. Veo, con beneplácito, que ingresa incluso a los archivos. Me complace enormemente. Colorín, colorado este cuento se ha acabado...

    ResponderEliminar