martes, 1 de febrero de 2011

LA VIDA FELIZ DE CUBAS VINATEA

Ha sido placentero y encomiable leer  lo que puede llamarse el primer tomo de las memorias de Rafael Cubas Vinatea, cuyo título es “De la Vida Feliz”- Primera Parte.  El autor, muerto a los 89 años de edad hace más de dos años, fue  un eficiente ingeniero agrónomo y un político que nos enorgullece haber conocido desde muy pequeños.
En esta oportunidad, el insigne técnico nacido el año 1922 relata sus experiencias con la verdad y el corazón en la mano para dar a conocer lo que le pasó con  el amor de sus amores, su esposa de toda una vida.

Sin dejar de mirar  al Perú que sirvió, innumerables veces, con honestidad plena. Sus experiencias técnicas y profesionales van en igualdad de condiciones. Estas combinaciones, creemos, que conforman los méritos innegables de la publicación.
Del atributo, de la honradez, hay una coincidencia que merece destacarse. En el prólogo a cargo de uno de sus hijos, Daniel Cubas Martins, se habla de ello  con una definición de Manuel Ruiz Huidobro, en el sentido de que el autor fue “un político honrado que ingresó a esta actividad rico y salió pobre”.
Exactamente, lo mismo que escuchamos desde tiempos inmemoriales, a mi padre, Rafael de Noriega Quirós,  con quien Cubas tuvo una estrecha y cordial amistad  que nunca se cortó desde el año 1945. Cuando ambos llegaron a vivir permanentemente a Huánuco.

La prueba de esa amistad fue resaltada por el que escribe estas lineas en el libro "En Busca de Personajes" de su autoría, publicado en 1994. Es decir, hace l7 años. (Pág. 96 Tulio Cusman S.A. Editores)
RECUERDOS
Lo recordamos a Rafael siempre activo, perspicaz, bromista, entusiasta y lo vemos hasta ahora así. Sobre todo   cuando leemos las 468 páginas de su libro enteramente ameno y esclarecedor que incluye a un hombre por entero a decir sin ambages, lo que efectivamente siente con causas y consecuencias. Como pocos porque se le nota, a las claras, franqueza.
En la época que lo conocí hace  más de medio siglo era muy alto, con el pelo ondulado y hondas en la testa enteramente negras. Cara larga. Facciones fuertes. Siempre amable, con la expresión afable  a flor de piel. Perspicaz al hablar, sonriente constante.
Lo único que cambió físicamente, con los años, fueron las canas que poblaron su cabeza por completo. Ahora bien, con esta característica,  el personaje irradiaba, de todas maneras, una imagen  de amauta perdurable.
Figura de hombre triunfador. Pocas veces en combate irracional. Eso si, cuando se defendia hablando, lo hacia con mucha pasión y argumentos contundentes. Era,definitivamente, un orador convincente.
Un agricultor por naturaleza total con respaldo académico pleno. La vestimenta propia de su profesión: camisa sport, pantalón caqui simple y calzando las botas de costumbre. El luchador infatigable por la naturaleza del Perú
Caminante de pasos largos con definición entera de cara, cuerpo y espíritu. Un ingeniero admirable de esos pueblos necesitados del Perú que se ponía firme con sus capacidades al lado y sus idas al campo, para trabajar intensamente la tierra.
LO QUE NO SE MUERE
Escucho su voz gruesa y, constantemente, haciendo bromas. Como para decir que Cubas Vinatea sigue viviendo. Aquí están sus relatos que queremos  dar a conocer como prueba evidente que la obra, el aporte y la profesionalidad nunca se van. Todo ello no muere. Sigue vivo.  Cubas esta aquí en este mundo con lo que efectivamente hizo.
Profesional y especialista pertinente. Conversador, persistente. Un político que salió oportunamente y se convirtió, efectivamente, en una figura del Perú. En esta oportunidad, relata  sus  origenes y se va mucho más allá

Enteramente interesantes.  La infancia la recuerda,según señala, desde los cuatro años. En las otras etapas de la existencia vivió intensamente hasta que llegó a la vejez  que aceptó plenamente. Inclusive con sus grandes golpes y frustraciones.
Diputado de 1963 a 1968 representando con afecto, pasión y cariño a la tierra que lo acogió. Al poco tiempo, Ministro Demócrata Cristiano de Agricultura del Gobierno Belaunde y  un profesional que antes, después, siempre dio la cara por el Perú.

Por si acaso,  lo referente a esta parte de la política no es contada en el libro que comento que salió a luz con una carátula de color celeste intenso y una impecable fotografia de una ruina universal, el Parthenon griego nos parece, con temor a equivocarnos. 
Cubas fue un hombre cabal. Con lo que efectivamente le falta a los políticos de hoy: transparencia, inteligencia, honestidad y tanto, tanto  más. Todo eso sin exageración alguna. Como una realidad contundente.
SINGULAR 
Para muchos,  los ingenieros son, ante todo y por todo, científicos y enteramente técnicos con sus diferentes especialidades. En este caso especifico, en la explotación de la tierra con sus multiples atributos. Generalmente, ellos no se preocupan de las artes y las letras.
La inclinación a esos campos  lo hace singular a Cubas, en esta su creación intelectual,  por el   bagaje cultural profundo que demuestra y su  tono  mezclado con disquisiciones filosóficas de toda índole.  Lo más interesante es que analiza, a profundidad, las etapas de la vida del ser humano juntándolas en lo que tuvo que pasar él, a lo largo de su fecunda existencia.
Incluso trata con la muerte, sin ninguna desesperación, varias veces y con convicción de haber servido y cumplido con sus ideales.  Lo del terremoto de 1940 lo marcó cuando creía que todo se acababa. Pero la vida continuó, con el claustro universitario de La Molina destrozado.
Una actitud firme de reconocer lo que fue desde niño con una admiración hacia al padre de la misma profesión que trabajó en el norte del país en el fundo de los sentimientos más profundos de Cubas: la hacienda San Nicolás en el  valle de Supe, ubicada al norte cerca a Lima,
Una experiencia en colegios limeños como el Maristas Champagnat de Miraflores,  Santa Rosa de Chosica y el Antonio Raimondi, que hace a este emprendedor el joven listo para optar una profesión como era su deseo: seguir los pasos de su padre.
Lo consigue tras algunos problemas que supera en el examen de ingreso, destacando significatIvamente en estudios por las aulas de la antigua Escuela Nacional de Agricultura de La Molina, hoy Universidad Agraria, como parte de una promoción  conformada entre muchos otros por: Elías Aspiazu Garrido, Luis Córdova y Francisco López, sus íntimos amigos de la juventud.
AMIGOS E INVESTIGACION
El primero un amante del chiste, la chacota y la vida bohemia como pocos. Mientras que  con Córdova llegaron juntos hace muchísimos años a Tingo María. Era su socio en los negocios de la profesión. Por su parte, Pancho López, el amigo del corazón grande.

Hay otros camaradas de la propia Molina y  de diferentes circulos, a quienes tambien estimaba mucho. Entre ellos: Alfonso Quirós Valverde, Gonzalo del Solar, Alberto Vega Ayllón, Miguel Rubio Galloso y Rodolfo Selem.
De todos  cuenta anécdotas sabrosas que demuestran, con creces, los linderos de la amistad juvenil y de la siguiente etapa de la adultez. Con sus explicaciones  correspondientes que hacen pensar cuán necesarios son los amigos en la vida. 

                                                                             
Pero no sólo es eso, hay  en las páginas del volumen impreso  investigación especializada que se da en diferentes partes del país con la tierra, la agricultura y el ganado. Allí está Cubas Vinatea con la manos fuertes y hábiles trabajando, experimentado, investigando y profundizando conocimientos desde joven. 

 
Dora Martins y Rafael Cubas Vinatea: una pareja excepcional.                                                                                    
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

Más aún, existe toda una lucha profesional de ser independiente como objetivo. Ese luchar y salir adelante significa  sacrificio que se da con mucha fuerza de trabajo al lado del amigo y colega como es Lucho Córdoba.
Un hecho privado, singular y admirable contado con minuciosidad y cariño, por donde se le vea. La relación que empezó sentimentalmente con la compañera de su vida: Dora Martins Echevarría. Cubas se abre por completo al amor.
RECONOCIMIENTO
Muestra el corazón, lucha al máximo  cuando no es correspondido, empieza la reconquista hasta conseguir lo que le manda el sentimiento. A la mujer de su vida. Que lo diga con lujo de detalles. Que demuestre y lo cuente, exactamente tal como fue, es un mérito que pocos tienen. No escatima en expresar lo que vivió y  sintió para lograr el resultado del amor. Realmente es admirable como  logra avanzar, progresar y estabilizarse.
Más aún cuando llegan los frutos que son los hijos y a cada uno de ellos les lanza pinceladas de afecto. Pero también reconoce  los grandes errores que cometió, sobre todo con los castigos corporales en contra de los mayores. Esta es  la vida diaria y cotidiana de la familia dentro del hogar: alegría de alegría, vida de vidas que  remarca el autor.
No sólo eso sino el reconocimiento directo de lo que consigue en bienes materiales, una fortuna económica de por medio. Iniciada en términos completamente lícitos, desarrollada y solidificada, a punta de trabajo, ingenio y pundonor
Todo ello, que evidentemente no es badana, se lo debe a la mujer que ama. Ella con innatos dotes de inteligencia  empresarial, comerciante eficiente y efectiva. Precisamente, cuando en este país, a la mujer la tenían de lado y no le reconocían esas virtudes. Inclusive no la dejaban trabajar
Cubas es un hombre que demuestra coraje, exento totalmente de costumbres de la época en la que predominaban posiciones enteramente machistas y deformantes, tras demostrar con lujo de detalles,  lo que valió su compañera de toda la vida como forjadora de riqueza.
DORA MARTINS
El libro, realmente, es un homenaje a su esposa Dora Martins Echevarría, a quien tuvimos el honor de conocer. Mujer alta, de ojos grandes y muy expresivos  que estuvo siempre en el corazón de Cubas.
La vio por primera vez   en una fiesta del matrimonio de la hija del dueño del  Hotel León ubicado en la calle 28 de Julio cerca a la españolísima y cuadrada, por sus cuatro costados, Plaza de Armas de Huánuco, la ciudad de los Caballeros del León.
Quedó prendado a primera vista y pidió conocerla por intermedio de un amigo en común, Lucio del Pino, agente viajero y pasajero del albergue al igual que el joven enamorado que luchaba con las primeras experiencias de la vida profesional. 
 Ella fue el faro y la luz de este hombre emprendedor que efectivamente  no sólo le dio cuatro hijos, sino que lo  llevó al sitial de la realización. Pocos reconocen, si eso se da. El autor, en sus memorias, lo hace con mucho cariño. Con mucho amor. Eso es admirable y enteramente aplaudible.
Más aún cuando la compañera de tantos años,  de tanto amar, de tanto entregar  y de tanto hacer por los hijos, se le va de las manos por una implacable enfermedad  y lo deja enteramente vacío. Desafortunadamente, la muerte se  llevó a Dora.

Largo, intenso sufrimiento. Sintió al máximo la ausencia del ser amado,  dejó de escribir. No lo niega y lo dice en su libro, poniendo puntos suspensivos en varios renglones, como expresión efectiva de dolor persistente.

Resultado de imagen para Fotos Universidad Agraria La Molina
La antigua Universidad Agraria La Molina lo tuvo entre sus alumnos.

VUELVE A ESCRIBIR
Dora se le fue, como si él se fuese . Pero tuvo que seguir. Continuó  y  prosiguió en la brega de la existencia, con el corazón destrozado. No se amilanó y volvió a la pelea de la vida con una clase inigualable. La de  hombre con calidad intensa.
Eso que es tan admirable sirvió para que después de unos 36 meses  volviese a escribir y dar la cara. Qué valentía, porque este hombre siguió contando su vida en el ayer y hoy hasta  que también se  fue a los 89 años.
Fue  velado en una Iglesia de Chacarilla y el autor de estas líneas triste concurrió para decirle muy pero muy despacio, como rezando frente al cadáver yerto: "usted, realmente representa a los mejores hombres del Perú. Vivirá siempre, con todo lo que dio como político, profesional  y ser humano entero".
Felizmente, allí están, para decir la vida sigue, los hijos: Ricardo, el famoso “Geo” del colegio huanuqueño que forjaba hombres de bien de y de prestigio por generación tras generación, las señoritas Garay, carpeta al lado con quien escribe. Posteriormente alumno del Colegio Militar Leoncio Prado y hoy Ingeniero Industrial en ejercicio.
Rafael, "Pachi" para todo el mundo, el Arquitecto, que habla, dibuja y emite formas lineales de perfección formal, como su padre que admiraba tanto esa profesión y,precisaemte, con una serie de fundamentos de carácter técnico,  los da a conocer en este libro
Hablemos de  Dorita, la tercera hija tan parecida físicamente  a su padre, que estudió Historia y sacó un libro sobre personajes de la revolución española que el homenajeado  me lo dio con Dora mamá, orgullosos por el triunfo de la hija.


Cubas,segundo de los parados, en el homenaje a Cornejo Chávez.

"BUEN DIENTE"
Ello ocurrió  durante una visita que hicimos a los Cubas en su casa ubicada en la avenida Buenavista de Chacarilla, la que construyó con sacrificio y, vivió una punta de años, tras residir antes  en la calle General Córdova de Lince.
Esa vez cuando fui a entregarles a ellos uno de mis libros hubo un lonche huanuqueño. Con café negro retinto y cargado, sabrosos  panes serranos con retazos de jamón salado y agradable, sacados de una pierna preparada con suma exquisitez.

Todos comimos apeteciblemente. De  estos asuntos culinarios también  trata Rafael en sus memorias. La rica comida huanuqueña. Precisamente por ello hago el recuerdo, subrayando que nuestro personaje si que tenía "buen diente". 
Se me queda el menor de ellos, Daniel, que ahora es un hombre hecho y derecho y para variar como el  padre canoso del que también hay cariño  de los Noriega. Mi madre lo recuerda hasta ahora, sobre todo cuando pequeño iba a ofrecerle sabrosos quesos de la sierra del Perú.
Antes de casarse, Rafael y Lucho Córdova alquilaron el fundo  Mito a pocos kilómetros de Huánuco, propiedad del doctor Miguel Cuculiza Vélez de Villa, abogado, vocal  años de años de la Corte Superior de ese distrito judicial y dueño de innumerables tierras y propiedades del valle de Huánuco.
Políticamente Cuculiza, por si acaso esto no aparece en el libro,  fue Constituyente aprista el año 1931. Cuando vino la irrupción al Congreso de la soplonería y las fuerzas  policiales y militares por orden del gobierno dictatorial del Presidente Sanchez Cerro tras apresar y deportar injustamente a los parlamentarios de ese partido, Cuculiza tuvo una actuación, por lo menos decir, controvertida.
MITO
En efecto, el Constituyente Cuculiza desapareció y para muchos traicionó. Esa, es la versión de los apristas. Negada por entero por el agredido que efectivamente fue un abogado serio en el desempeño de sus actividades profesionales.
 Lo que si  dice Cubas es que  Miguel Cucliza, era un tacaño total. Vaya uno a saber. Lo que si se conoce es que la actitud del abogado en la Constituyente fue llamada a gritos y a todo el Perú por los apristas como “la cuculizada”, signo evidente de traición. No sabemos si con certeza o sin ella.
El hecho evidente y ahora histórico es que todos sus compañeros cayeron en la cárcel  y el destierro. Entre ellos: Manuel Seoane Corrales, Luis Alberto Sanchez, Carlos Manuel Cox, Luis E. Heysen, el medico huanuqueño Carlos Showing Ferrari y muchos otros más.
Mito fue el gran dolor de cabeza de Cubas Vinatea  porque ello le significó  pelear amorosamente con Dora, tras ser pedida en matrimonio. La novia fue a conocer el predio agrícola con sus padres y todo era un desastre. No había agua potable. Tampoco luz. La casa no muy habitable que digamos.
Las condiciones de confort eran mínimas. La joven huanuqueña no podía vivir allí y el noviazgo se cortó.  Cuánto de sufrimiento le costó a Cubas esto. Fue tremendo y eso es, precisamente, lo que se lee en las páginas del libro.  Hasta que vino la reconciliación y posteriormente el matrimonio  tan deseado por ambos en la Hacienda Quicacán,
El fundo era precisamente administrada por Ruperto Cuculiza Velez de Villa, agricultor muy conocido en la zona y posteriormente Diputado en la época de Odria y  padre de la actual congresista fujimorista Luisa Maria Cuculiza, hermano del vocal de la Corte Superior cuyas manos siempre las tenia cerradas, según Cubas, por la avaricia.


Parque del Valle donde los Cubas construyeron una casa.

LA SEÑORA ABADIA
Ruperto fue  uno de los que más alentó los amores entre Rafael y Dora y cuando ellos se casaron, prestó la hacienda y regaló el banquete de la boda. Lo mismo que su esposa Luisa Torre y la tia carnal de Dora, Renee Martins de Abadia, una mujer de valor quje inclusive fue candidata a una senaduría por la Democracia Cristiana el año 1962.
Toda una matrona de seriedad y  prestigio como fue la señora Abadia, casada con un ciudadano español que tenia en Lima una exitosa tienda de velas y chocolate. Ella vivía en una residencia impresionante, ubicada en la avenida Arequipa, cerca a la Embajada de Colombia.
Quicacán era un fondo cañero cuyos primigenio propietario fue Guillermo Durand Fernandez Maldonado padre del Obispo Ricardo Durand y del famoso intelectual y escritor Jose Dúrand Flores. Hombres de entera valía a lo largo de su vida
 Las otras haciendas de la familia Durand en el valle de Huánuco eran: Vichaycoto y Andabamba (Durand Dyer), descendientes directos del famoso líder del Partido Liberal. El de las montoneras con  Nicolas de Pièrola, Augusto Durand, quienes capturaron el poder en 1895. Pitumama, Mesapata y Huancachupa (Durand Arrieta) y Colpa (Durand de la Puente)
En cuanto a la fortuna acumulada, Cubas comenzó con una pequeña tienda, cuyo local fue prestado por su cuñada, vendiendo productos agropecuarios, sobre todo a los sectores campesinos de la zona e incluidos remedios y otros implementos de precaución  para la agricultura. Lo que empezó de chico, términó en grande. Se llamaba el Establecimiento Técnico Agropecuario (ETA).
 El mercado respondió y se abrieron las puertas del progreso económico con un puntal vertebral evidente que fue Dora, reconocido plenamente por el autor del libro. Era la vendedora, la trabajadora, la artífice y la empresaria, sin duda alguna. El aporte técnico y profesional lo daba el consorte.
EXITOS
Tal fue el éxito de vender productos agropecuarios, remedios, fertilizantes entre otros muchísimos productos con el correspondiente asesoramiento profesional que ello significó diversificar las acciones  y dedicarse a otras actividades, tras cumplir el sueño de efectivamente tener una chacra rentable para poder vender productos que salen de la tierra a la olla.

 El sueño de Rafael en la juventud, con su socio Córdova en lo que les fue tan mal, en esta oportunidad se cumplió enteramente.Em efecto, Rafael y Dora planearon hacer ello en un fundo que compraron a precios cómodos y de ocasión  y que hicieron verdaderamente lo que quisieron.
En cuanto a gustos y edificación de la casa, cultivos con agua potable, luz eléctrica, a pocos kilómetros de Huánuco en una zona que se denomina Santa María del Valle.
Adicionalmente, por una actitud enteramente honesta de cobranzas en la que Cubas canceló  efectivamente lo que debía a una persona que no estaba seguro de ello, esta sociedad conyugal amplio sus negocios hacia la comercialización del café que, en pocos años,le significó posiciones económicas firmes, tras luchar contra intereses nefastos de origen asiátiico
Eso permitió ampliar intereses  e inclusive entrar en sociedad con un empresario de polendas como fue  Orlando Lanfranco Monier. Cubas Vinatea inclusive invirtió en una construcción amplia que originó la planta de café ubicada a dos cuadra de la Plaza de Armas de Huánuco, en el jirón Hermilio Valdizán. Al lado levantó su residencia donde vivía con  su familia. El florecimiento económico era una realidad.


En el hemiciclo de la Cámara de Diputados brilló singularmente.

POLITICA
Allá por 1959  llegaron los dirigentes democristianas, Luis Bedoya Reyes y Héctor Cornejo Chávez, en campaña política a Huánuco. Ellos tenían una actitud de oposición al gobierno conservador de aquel entonces encabezado por Manuel Prado Ugarteche, cuyo padre el héroe y tan vilipendiado por muchos era de origen huanuqueño: Mariano Ignacio Prado Ochoa
Cubas en aquel entonces, no obstante los negocios que tenia adelante sobre todo en ETA, aceptó ser administrador del Banco de Fomento Agropecuario, oficina que inauguró, implementó, desarrolló y perfeccionó, para servir a la agricultura de la zona con  rendimiento, eficiencia y transparencia en los créditos y otras acciones financieras.
El destacado técnico cumplió otra vez una función eficiente al servicio del estado. Como fue al inicio de su carrera profesional, muy joven cuando se dirigió a Tingo Maria a trabajar en un proyecto con técnicos norteamericanos. Lo mismo hizo, en distintos oportunidades, tanto en Lima y Huánuco, en el Ministerio de Agricultura. Una trayectoria impecable.
Todo eso es contado en el libro minuciosamente. La política se cruza por completo y cuando llegan Cornejo y Bedoya, Cubas decide incursionar en esta actividad con ideología propia, la del social cristianismo.  Con una posición en contra del liberalismos y el marxismo..
La manifestación demócrata cristiana se realizó en Huánuco con la participación de Bedoya y Cornejo que hablan al pueblo desde el segundo piso del Hotel de Turistas, ubicada en la Plaza de Armas que estaba repleta de gente que, evidentemente, anhelaba e una política nueva, Nada tradicional. Ni comunismo. Ni capitalismo. Una tercera posición para un mundo mejor.



Simbolo de la Democracia Cristiana

SOBERON
Resulta que los apristas con sus búfalos, aliados al gobierno en la nefasta convivencia, llegaron al lugar a causar problemas. Ello implicó que Cubas,  reaccionase, subiese al balcón del Hotel de Turistas, hablase al pueblo, rechazase la violencia y se declarase social cristiano. Era el  momento que se iniciaba la parte política muy interesante de la vida del personaje.
 En el libro se comenta lo que pasó después de esta toma de posición. Lo mismo que la renuncia al Banco de Fomento  Agropecuario por el acoso político sufrido incluiso con detención policial de por medio, que le sirve al autor para describir a un típico político huanuqueño: hombre para muchos sin titulo profesioinal formal comprobado. que se hace llama ingeniero. Insolente, de verbo fácil,  raro y para algunos loco.
El apoyaba el conservadorismo de Prado y era pradista pero,paradojicamente, como alcalde designado a dedo se oponía al propio gobierno que representaba y que lo nombró tras no darle un cupo en la lista parlamentaria que triunfo en 1956, con demagogia y politiquería. Alentaba invasiones, Hacia obras  populares. Siempre en una posición expectante.
Parecía un hombre de izquierda pero pertenecía a la pequeña burguesía propietaria, casado con  millonaria, hija de un español comerciante afortunado. Todo un politiquero  que cayó preso al igual que Cubas  en la Comisaria.  Lo llamaba líder. Líder Cubas. Que quiere, hombre, decía, riéndose, Rafael. Este singular personaje se llamaba Walker Gustavo Soberón Vélez de Villa y fue  el hazme reir de muchos. 



Huánuco: la noble tierra del león  que lo acogió muchos años.

DISCREPANCIA

Cabe precisar, por otro lado, que no todo es coincidencia con Cubas . Aquí viene la parte dolorosa de discrepar con su pensamiento que he encontrado en este libro y en otro que leí, muchos años atrás, que se llama "Razón de Patria".
Resulta que él  defiende, sustenta y autoriza situaciones de la historia en la que estamos totalmente en discrepancia. No las aceptamos.  Las rechazamos por completo. Muy a nuestro pesar. Aunque la admiración al distinguido ingeniero, por lo que hizo en la vida  es indeclinable y de entero respeto.
Nos referimos a las apreciaciones sobre el nazismo en la que Cubas se inclina, incluso, a Hitler. Además con precisiones que he leído y releído  sobre La acción nefasta de Francisco Franco en España, con significación para nosotros equivocada; y al fascismo maligno de Mussolini.
 En cuanto a lo primero, no tenemos ningún empacho de decir: ¡no tajantemente! Lo de España y la guerra civil, estamos con la democracia y el respeto pleno de los derechos humanos. Nos quedamos allí firmemente. Al fascismo, nada le reconocemos, por convicción plena. Mil perdones a la memoria de Cubas Vinatea. Pero eso si, inclusive con  estos conceptos que rechazo, el libro vale la pena leerse porque efectivamente es interesante. (Edgardo de Noriega)

3 comentarios:

  1. Cuánta precisión! Cuánta cosa bien dicha, con el conocimiento de quien aprecia al personaje en sus virtudes y en sus defectos (felizmente escasos). Conocí a Cubas Vinatea en mis inicios como reportero, y me dejó muy buena impresión. Te felicito Edgardo por esta semblanza tan completa.
    LUIS ALBERTO GUERRERO

    ResponderEliminar
  2. Las casualidades de la historia hacen que, en algún lugar remoto de la tierra, al juntarse cerebros brillantes, pueda recrearse o florecer pedacitos de la gran Atenas, creando la posibilidad o esperanza de un nuevo renacimiento. En Huánuco, en los 50's y 60's se dió esa circunstancia. Hubieron varias personas de gran valor, entre las que estaban tu padre y el mío. Honor a ellos, a su recuerdo y a la enorme herencia de principios y valores que recibimos y contribuyen a nuestra felicidad.

    RICARDO CUBAS MARTINS

    ResponderEliminar
  3. tuve oportunidad de leer el libro razon de patria hace mucho tiempo, creo que 30 años o quizás algo más. tiene argumentos muy interesantes ya no recuerdo bien, desearía poder obtener el libro para leerlo otra vez. no recuerdo si hace mención al nazismo o fascismo. por supuesto que al nazismo le decimos no, pero el caso de españa es diferente ¿ donde estaba la democracia y los derechos humanos con franco o con los republicanos? habia que optar. y el fascismo es otro caso tuvo sus razones de origen y circunstancias de la época, hay muchos gobiernos democráticos que se hacen fascistas y tiranos, y se pueden convertir en peores que el fascismo en algunos aspectos

    ResponderEliminar