jueves, 13 de mayo de 2010

VELASCO: EL SATRAPA DE LOS SIETE AÑOS

Resultó ser un convencido del deber militar y rigió a su antojo los destinos del Perú con la convicción ambiciosa de que el fin de la carrera no era el generalato, sino la presidencia de la república a como de lugar. Lo que es peor, exclusivamente por la fuerza de los tanques.
Amante del método de la sorpresa y del engaño, este siniestro hombre llamado Juan Velasco Alvarado dirigió el país con más poderes de los que jamás preciso gobernante alguno, desde el 3 de octubre de 1968 hasta el 29 de agosto de l975.
Era astuto con cierto olfato político para intuir lo que en el instante le convenía hacer, independientemente de sus consecuencias. Por eso aniquiló con certeza a sus rivales y competidores.
Una vivacidad para la réplica con propensión a hacer escarnio del interlocutor. Un resentimiento que se revestía del recuerdo a la pobreza, cotidiano condimento de su niñez y juventud. Un deseo recóndito de humillar y zaherir. Por eso trato al país como si fuese el enemigo. No le importaba como, ni quien. Todas estas eran las principales características de su personalidad.
No era un militar del montón, aunque procedía de la tropa como soldado raso. Por propio mérito ingresó a la Escuela de Oficiales de Chorrillos. Por sobre todo, un hombre de cuartel a quien todo refinamiento le parecía majadería y cualquier tosquedad, se le antojaba varonil y auténtica.


Juan Velasco Alvarado.

PECULIARIDADES
Fue espada de honor de su promoción y más tarde se desempeñó como Agregado Militar de la Embajada del Perú en Francia. En su vida de soldado demostró aptitudes de acuerdo con una característica peculiar: devoto y obsecuente con el superior, tanto como se mostraba implacable y despótico con el inferior.
Ignorante de la cultura y de las humanidades, si era vivo y de reflejos rápidos. Mientras que en los aspectos hogareños sus amigos y parientes lo consideraban un esposo amante, cariñoso padre de familia, abuelo regalón. Fumador empedernido, gustaba de la comida abundante, el trago y el juego de dados. Se jactaba de aparecer siempre como malicioso.
De un hogar paupérrimo y de sufrimiento permanente, el militar nació en el barrio de Castilla de Piura, habiendo estudiado en el Centro Escolar 21 y en el Colegio Nacional San Miguel de la cálida y simpática ciudad norteña.
Para cualquier ser humano, esta situación es meritoria y admirable, sobre todo si se llega a ser general del Ejército Peruano. Pero para Velasco era el demérito, algo que le molestaba. No perdonaba su origen provinciano y la falta de alcurnia.
Cuando fue presidente impuesto por la fuerza vivió en constante lucha contra los formalismos y tenía una incorregible propensión hacia la vulgaridad. Públicamente aparecía haciendo gestos obscenos, como si saludase a la multitud. Todo esto desde la televisión, a vista y paciencia de millones de personas.
Levantaba, bajaba y volvía a levantar los brazos a intervalos determinados semejando a los movimientos del acto sexual, con mirada muy pícara. Para él, tal actitud se convertía en lo más normal de las cosas del mundo.
Cuando se le preguntaba si respetaría la libertad de prensa, contestaba muy suelto de huesos: “depende”. Los hechos posteriores demostraron que, a este dictador, nada le gustaba esta conquista de la humanidad. En efecto, en 1974, llegó a expropiar -a sus verdaderos dueños- los diarios de circulación nacional en un acto de abuso sin precedentes. A la radio y televisión también la neutralizó.
Tantas eran las metidas de pata del dictador en las conferencias de prensa convertidas en rutina cada vez que un embajador presentaba credenciales que, por eso, las versiones por la TV con el Presidente de facto no se trasmitían en vivo y en directo.
EXCESOS
Solo se presentaban imágenes con la voz del dictador, mientras que un locutor resumía las declaraciones con una versión de Palacio de Gobierno completamente editada. Esto significa corregida tanto en la forma como en el fondo. Lo mismo ocurría con lo que aparecía en la prensa escrita y la radio.
Otro de sus excesos. A uno de los más ilustres peruanos por su inteligencia y honestidad, el ex Presidente Bustamante y Rivero, lo llamo “cojurídico” al discrepar con él por los contratos petroleros para financiar el Oleoducto. A Belaunde otro señor de la política le clavó el apelativo de “loco” y lo comparó con Cordero y Velarde, un débil mental que lanzaba irreal e invariablemente su “candidatura” a la Presidencia de la República.
Entre la prensa extranjera circulaba un rumor que nunca se confirmó de que, en una oportunidad, un periodista argentino le preguntó si renunciaría a la presidencia. El militar habría contestado sin pensarlo dos veces: “ni aunque mi madre me lo pida calata”. ¿Verdad o mentira? No se sabe, pero podría ser cierta la versión por los antecedentes de ignorancia registrados a lo largo de su vida pública. Sin embargo, el mismo concepto tan poco elegante se le atribuyó, allá por los años 30 del siglo pasado, a otro dictador: Sánchez Cerro.


El golpe contra la democracia está consumado.

PIERDE LA PIERNA
A los 63 años, nació el 10 de junio de 1910, el militar metido a político sufrió un aneurisma que provocó la ruptura de la aorta abdominal y para salvarlo de su estado grave, le amputaron una pierna, quedando físicamente disminuido.
Resultó el comienzo del fin, no obstante de que la imagen que proyectó la propaganda oficial fue la del revolucionario decidido a todo, amante de la causa de los desamparados y oprimidos, quien está dispuesto a ofrendar hasta la vida en la lucha por las transformaciones sociales y económicas. Lo llamaban “Juan sin Miedo”.
No era un conductor de multitudes, además de un pésimo orador. A las justas y con mucha dificultad, leía los discursos que le preparaba un sociólogo renegado del APRA, Carlos Delgado Olivera. Si amenazaba, insultaba, expropiaba y confiscaba.
Tampoco fue popular. Ni en la plaza pública, ni en las manifestaciones. Ni destacaba en los actos académicos, ni en los castrenses. Salvo cuando se preparaban los mítines de apoyo, trayendo gente pagada de toda clase y condición.
Velasco pierde fuerza constantemente cuando se agudiza el quebrantamiento de su salud. Ya no escucha consejos, se malhumora e irrita con facilidad, reduce mucho su capacidad de trabajo. Se desinteresa de gentes, cosas y problemas.
La muerte lo va ganando. Tampoco fuma, sufre vahídos y ni siquiera prueba el pisco que lo envalentonaba cada vez que se excedía. El peor castigo fue que primero perdió el poder, ejercido con toda la fuerza de sus complejos.
Cayó en Tacna cuando se vivía un ambiente de gran reafirmación patriota. Allí se levantó el General Francisco Morales Bermúdez, quien se desempeñaba como Comandante General del Ejército y contó con el apoyo de esta arma, La Marina, la Aviación y las Fuerzas Policiales. Lo que cosechas siembras.
Lo acusaron de “personalista, de desviaciones, de haberse equivocado y de no haber valorado el sentir de todos los peruanos”, según el comunicado oficial correspondiente. Caíste Velasco, caíste y nadie te apoyó.
Ese día muy temprano se dirigió de su casa de Chaclacayo a Palacio de Gobierno. A las pocas horas, todo estaba consumado y tuvo que salir. Sin pena ni gloria, abrumado, colérico y sin ningún atisbo de poder. Caíste Velasco, caíste y nadie te apoyó.


Lo derrocó el General Francisco Morales Bermúdez.

EL FIN
Había terminado en el Perú siete años de dictadura y opresión: el famoso y detestable septenato. Ese 29 de agosto de 1995 nada pasó en Lima ni en el resto del país, salvo el levantamiento militar de Tacna en su contra.
Ni expresiones populares, ni levantamientos de armas, ni nada que se le parezca. Definitivamente, no “había chino para rato”. Ni tampoco “Velasco contigo hasta la muerte”, como decían los áulicos y los ayayeros de su gobierno. Menos “el binomio pueblo-fuerza armada como motor del avance”. Lo que realmente pasaba es que Velasco salía con el rabo entre las piernas. Solo, completamente huérfano de apoyo popular.
Veinticuatro horas después, el 30 de agosto día en que se recuerda a Santa Rosa como patrona de Lima, Filipinas y las Américas, llegó a la capital el General Morales Bermúdez y asumió la jefatura del Estado. ¿Le atribuimos el milagro a tan piadosa mujer forjadora, desde la colonia, de la fe en este continente?
Velasco murió años después en una fecha significativa para la humanidad católica, por la paz y armonía en que se recuerda desde tiempos inmemoriales: la víspera de Navidad, el 24 de diciembre de 1978. Quizá como contraste a lo que él jamás hizo ni cultivo en su vida tan poco ejemplar.
Fue un dictador más que el Perú tuvo que soportar. Lo positivo es que, poco tiempo después, aparecieron los primeros frutos para que el país volviese a la normalidad democrática. Se preparó la nueva Constitución de 1979 con parlamentarios elegidos por el pueblo y pronto se volvió a designar presidente con el voto popular a un hombre con convicciones democráticas admirables, el arquitecto Fernando Belaunde Terry, a quien-precisamente- el sátrapa sacó de Palacio de Gobierno por la fuerza de los tanques.
Velasco pasó al más cruel de los castigos para cualquier político o militar vivo o muerte: el anonimato. Por los siglos de los siglos y por el bien del Perú. Lecciones que da la historia: caíste Velasco, caíste y nadie te apoyó. (Edgardo de Noriega)

13 comentarios:

  1. Velasco fue un dictador despreciable. Le hizo mucho daño al Perú. Estoy de acuerdo con todo el contenido de esta nota. La historia lo rechaza. La democracia también. Rosa María Hernández.

    ResponderEliminar
  2. Hasta ahora sufrimos todas las equivocaciones de este señor que goberno por la fuerza.Qué hacemos?
    Ya se, fortalecer la democracia

    ResponderEliminar
  3. No se olviden, hasta donde se, que Velasco no robo. Pedro Santivañez

    ResponderEliminar
  4. Estimados amigos,

    Podemos hacer un inventario de los miles de errores del General Velasco. Generalmente los desastres se miden por factores o variables económicos, el mejor ejemplo, la deuda externa del Perú (en moratoria desde el General Odría) era de US$ 750 millones, a la salida del General Morales Bermudez, US$ 14 mil milloes aproximadamemte, 70% material bélico para una hipotética invasión a Chile. Eso sí que es un desastre por todos lados. Hoy un gobierno ultra conservador del APRA, a pesar de su doctrina de izquierdas, mantiene un nivel de deuda externa de US$ 33 millones, pagando préstamos que no tienen cuota final.

    Sin embargo, quisiera saber qué nos pueden decir los expertos sobre el aporte del General Velasco al cambio social que se produjo en el Perú en las décadas de los 70 - 80 y su impacto en la realidad peruana actual.

    Que surja la informalidad, que en nuestra TV los cincuentones apreciemos la música criolla, aprendimos a ver el mundo de otra manera. Lamentablemente para algunos, la "cholitud" ha sido a flote, ahora domina, nos damos cuenta que hasta la TV adopta lo cotidiano para ganar audiencia.

    El lado negativo, se reflejan la falta de educación, moral, valores. Una juventud perdida entre lo lúdico y lo violento.

    Cuando eel señor Santiveñez dice que Velasco no robó, es cierto, él no lo hizo, al igual que muchos otros honestos generales que hoy pasean tranquilamente por esta Lima polvorienta, árida y fea de siempre.

    El General Velasco pudo tener miles de errores, pero nadie puede negar que fue el factor político y sociológico más importante del siglo XX.

    Éxitos querido Edgardo con tu blog, traes a la memoria sentimientos y recuerdos a una juventud que vivió los paros generales, en los que ni las moscas volaban, en una Lima con bombas lacrimógenas, "SINAMOS", "Plan Inca", "Gobierno Revolucionario de las FFAA", "Chino contigo hasta la muerte", "Campesino el patrón no comerá más de tu pobreza", el famoso vaso de agua después de esa tos o garraspera del General,.... en fin, millones de ideas y recuerdos.

    Ya quisiera tener salud y memoria para escribir dentro del 20 años sobre la podredumbre del gobierno de Fujimori, la corrupción de todos los apristas desempleados tratando de ganarse unos reales haciendo una chambita para algún despistado inversor extranjero o gestinando un turno para algo o para alguién. Qué será para esa fecha de los "compañeros" León, Del Castillo, Garrido Lecca, Chang, etc....

    ¡Ya veremos¡ .... paciencia.

    ResponderEliminar
  5. El General Velasco nos quiso meter en una guerra con Chile, eso debe recordarse y no olvidarlo. Hubiese sido otra desgracia para el Peru. Juan Alvarado.

    ResponderEliminar
  6. Velasco es el causante de muchos de los males que hasta ahora sufrimos y eso hay que tenerlo presente

    ResponderEliminar
  7. seguro que todos estos son pitucos,les duele que el gran general.les haya quitado lo que sus abuelos les robaron alos antiguos peruanos,porque no hablan del cobarde de moralesa bermudez.hablen de los abusos de los ricos de esa epoca,de los hacendados violando alas hijas de los campesinos,los empresarios abusivos y mucho mas.
    viva el general juan velasco alvarado,fuera los cobardes y traidores vende patria,
    a todos les digo el partido aprista,con todas sus basuras de dirigentes,encabezados por el mas grande delincuente y traidor ala patria alan garcia perez y el corrupto fujimori y su gente,le robaron al pais, segun the economic of london.150,000 millones de dolares.como dejo el pais alan garcia el 85 al 90,todo lo que vendio fujimori,entel.cpt,las refinerias,hablen de esos delincuentes miserables.
    esa basura de abimael guzman reynoso tiene mucha culpa tambien,gracias belaunde,esta es la verdad

    ResponderEliminar
  8. Muchisimos adjetivos y escaso fundamento para defender la obra de este militar que se llamó Juan Velasco Alvarado, en la nota de comentario que nos ha llegado el 27 de febrero del presente año. Obviameente que nos complace que ingresen a nuestros archivos y revisen el contenido de este blog. Tal es el caso de este cibernauta que ha reaccionado muy mal con esta nota que fue presentada al ciberespacio hace casi dos años. Pero que evidentemente, tiene vigencia. Contestemos una a una sus diatribas. Pero primera hay que decir que esta es una semblanza que retrata, de cuerpo entero, a uno de los peores dictadores que tuvo el Perú y que hizo efectivo daño a la vida nacional. Nos reafirmamos por completo en lo dicho y lo escrito. Aqui en este blog, por supuesto, no hay pitucos irresponsables que lloran por la herida. Lo que hay y sobra es un entero espiritu democratico para juzgar a los malos gobernantes. Entre ellos ocupa un lugar primordial, Velasco Alvarado. Nuestros abuelos fueron personas dignas e hidalgas que trabajaron, en el momento que les toco vivir, por el bien del Perú. Lo que precisamente no hizo Velasco. Los abusos de los ricos y lo que puedan hacer o hicieron siempre será censurado en este periodico electrónico. Adjetivos como cobarde, traidor y vende patria,precisamente, le cae como anillo al dedo al personaje de marras del cual comentamos. Rechazamos a los empresarios abusivos. Pero apoyamos a aquellos que se la juegan por el Perú. En Miscelánea hemos criticado siempre las andanzas de Alan García y al fujimorato, como expresion cleptómana y dictatorial. Alan Garcia hizo un desastroso gobierno entre 1985 y 1990. Pero en el segundo periodo se reinvindicó.Nadie puede negar que mejoró notablemente. Guzmán y el terrorósmo merecen total rechazo. Morales Bermúdez compartió errores garrafales y responsabilidades negativas con Velasco. Pero no se le puede negar que llevó al Perú al camino de la libertad. Admiramos a Belaúnde como demócrata y personaje honrado a carta cabal. Creo que con eso hemos contestado todas los ataques desmesurados de este colaborador equivocado.Tan sólo nos queda lanzar vivas a lo que es efectivo para el Perú. Por eso a los cuatro vientos gritamos con fervor y convencimiento: ¡Viva el Perú democrático! (Edgardo de Noriega)

    ResponderEliminar
  9. ¡Viva el Perú¡ correcto, pero sin explotacion, ni abuso de poder ni discriminación, ni marginación; la cual ha venido sufriendo el pueblo peruano sistematicamente, desde hace mas de quinientos años, desde que fuimos conquistados. Alguien me puede decir si algún politico en el poder antes del General Velasco, habló de indentidad nacional o de dignidad nacional, de mirar el Perú hacia adentro y ver la realidad del pueblo tal cual es e identificarse con él para hacer una gran nación, fue todo lo contrario políticios entregistas, terretenientes explotadores e indiferentes de las necesidades del pueblo, sin importarles que dicho pueblo constituye más del 95% del Perú. La casta, gobernante, politica empresarial y gamonal de antes de Velasco, solo se dedicó a expoliar la riqueza nacional, y a sentirse más europeos que nacionales, denigrando y ridiculizando la cultura autoctona, propia, natural, ¡como no pudo haber creado resentimiento ello en el general Velasco, pues si hubo resentimiento este fue genuino y digno¡. Velasco creó conciencia nacional, amor a lo nuestro, dingnificó nuestra historia y nuestro pasado, no hizo sentir una real nación. Social y culturalmente el pueblo empezó a quererse y respetarse tal cual es, disminuyendo la alienacion y los complejos historicos. El señor general Velasco hizo justicia social, reivindicó un país postergado y humillado por siglos y sancionó ejemplar y publicamente a los que humillaron al país y a los que le robaron al pueblo, Velasco hizo historia en el Perú como pocos y su recuerdo vive en el corazón del pueblo aunque a algunos no les guste esto.



    ResponderEliminar
  10. Velasco fue un dictador de marras. La semblanza que acabamos de leer lo retrata de cuerpo entero. So pretexto de las reformas sociales que a nada bueno nos condujeron, este tirano hundió al Perú. Sin embargo, hace poco, otra vez Humala, lo recuerda con cariño. La Reforma Agraria, un fracaso total. La reforma de la empresa no camino para nada. Ninguna reforma hizo bien al Peru. Retrocedimos años de años. Velasco es sinónimo de resentimiento y fracaso. He dicho y quiero que publiquen mi comentario. Ustedes disculparan se me pego el espíritu tan especial de uno de los personajes mas nefastos de la historia del Perú. (Gerardo Reyna)

    ResponderEliminar
  11. Alguien dijo, por ahí, alguna vez, que Velasco demostró que en el Perú no solo los eternamente marginados pueden ser resentidos y tener complejos. También la oligarquía y los de "clase alta" podían guardar grandes resentimientos, incluso muchos años después. He aquí un ejemplo de ello.

    ResponderEliminar
  12. Otra vez tenemos que intervenir para aclarar a aquellos que se equivocan como este cibernauta anónimo que ha mandado su comentario el 11 de Mayo del 2015. Aquí en Miscelánea a la oligarquia la rechazamos por completo. No representamos los intereses de la denominada "clase alta". No hay, pues, resentimientos y complejos cuando escribimos sobre uno de los peores dictadores que detentaron el poder en nuestro país. El daño que hizo hasta ahora lo arrastramos. Lamentable para el Perú y todos los peruanos. La Historia,precisamente, no está al lado de Velasco. Lo rechaza por completo por su mal proceder de gobernar por la fuerza y la equivocación total

    ResponderEliminar
  13. 1. VELASQUISMO INDEPENDENCIA TAHUANTINSUYANA
    . . . . . . . .
    FIESTAS PATRIAS 28 JULIO INDEPENDENCIA CRIOLLA
    Se celebra la independencia del PERU, que San Martin, les dio a los criollos o a gente de su clase como el, para hacer gobierno de criollos y liberarse de la dependencia del reinado español. Y formar ellos su gobierno de criollos Y lo logro con la muerte de miles de oriundos de América del sur o sea del tahuantinsuyano, que lucharon por esa independencia criolla.
    . . . . . . . ..
    EL 28 DE JULIO NO RESPRESENTA LA INDEPENDENCIA DEL TAHUANTINSUYANO
    . .
    28 de julio, no representa la independencia del Tahuantinsuyano o sea del oriundo americano. Después de la independencia de España, el tahuantinsuyano o los oriundos de América, siguieron SOMETIDOS Y EXPLOTADOS, ya sea por los criollos o los explotadores extranjeros, franceses, alemanes, italianos, norteamericanos, etc.
    Y en las haciendas el campesino peruano era explotado vilmente toda la familia campesina, sus mujeres violadas por los patrones o los lacayos de estos hacendados. Es decir, la explotación o sometimiento del Tahuantinsuyo sigue hasta la actualidad.
    . . . . . . .
    GOBIERNO VELASQUISTA IBA A REALIZAR LA VERDADERA INDEPENDECNIA DEL TAHUANTINSUYO
    . . . .
    El General de los pobres JUAN VELASCO ALVARADO, de sangre tahuantinsuyana, en toda su carrera militar se dio perfecta cuenta que el tahuantinsuyano seguía sometido y explotado, es decir la independencia de ellos no se efectuó nunca.
    . . . . . . . . .

    BOTAR A TRANSNACIONALES Y DEVOLVER LAS HACIENDAS AL VERDADERO ORIUNDO AMERICANO
    . . .
    Por eso empezó con la dignidad americana al botar a las transnacionales que se burlaban del Estado Peruano, y explotaban vilmente al peruano. Los boto por no respetar las leyes de la Revolución de las Fuerzas Armadas, las nacionalizo y les puso a todas ellas el nombre PERU. Asi nacieron PETRO PERU, SIDER PERU, ENAFER PERU, ETC.
    . . . . . . . .
    LA REFORMA AGRARIA
    . . . . .
    Era el inicio de la verdadera independencia del TAHUANTINSUYANO, al quitar las haciendas a los extranjeros y devolver las tierras a sus verdaderos dueños, al oriundo de estas tierras americanas o sea al tahuantinsuyano
    . . . . .

    EL VELASQUISMO ES Y SERA LA VERDADERA INDEPENDENCIA DEL TAHUANTINSUYO
    Las leyes que se dieron en el Gobierno REVOLUCIONARIO de las FF.AA. lideradas por el General de los pobres, todos era a favor del pueblo tahuantinsuyano o sea de los olvidados del PERU, de los explotados del PERU.
    . . . . . . . .
    LO QUE SACAN POR INTERNET NO ESTA HECHO POR VELASQUISTAS, ES GENERALMENTE POR LOS GRUPOS DE PODER, PERO NO PUEDEN EVITAR LA HISTORIA, ASI SEA HECHA POR ELLOS
    https://peruhistoriaygrandeza.blogspot.pe/2011/06/homenaje-al-general-juan-velasco.html

    CONTINUARA.

    ResponderEliminar