lunes, 14 de marzo de 2011

LA CHEQUERA DE DON EUDOCIO MARTINEZ

Una gran cadena de casualidades y una serie de sombras cargadas de enigmas siempre han acompañado a Eudocio Martínez Torres, mas conocido como “Olluquito”, uno de los dueños de la Pesquera Hayduk.
 Todo empezó cuando aparecieron- en 1994- gravísimas acusaciones en contra de  “Olluquito” en una campaña liderada en aquel entonces por Fernando Olivera Vega, el entonces jefe y parlamentario del Frente Independiente Moralizador (FIM).
Cabe precisar ante todo que es completamente cierto que  Eudocio Martinez no tiene hasta hoy un sentencia penal condenatoria y eso evidentemente lo favorece. Pero si muy mala fama y pésima reputación. Hace mucho tiempo que su  prestigio está por los suelos. Se le ha  abierto infinidad de investigaciones tanto en la vía policial como judicial. Pero nada se le ha podido probar.
 No obstante de las versiones de  testigos  e infinidad de pruebas  que muchas veces habrían podido implicarlo, el ha salido airoso. Los que lo conocen y los periódicos de Chimbote dicen que esto es por algo y por eso se acuerdan de la chequera como un decir de que todo se arregla con el dinero.


Eudocio Martinez.
Esto, evidentemente, solo en la especulación que si es necesaria. Por una simple pero al mismo tiempo contundente razón: hay algo raro sobre todo en su proceder tan sinuoso y poco transparente. Claro que lo hay.
Partamos de un hecho importante.  En la era Fujimori y post-Fujimori, los encausados de lo principales casos de narcotráfico no tuvieron muchos sobresaltos. A pesar de las acusaciones nunca se cuestionaron la dación de leyes que favorecieron directamente los casos más grandes y prolongados jamás registrados en la justicia peruana: Fernando Zevallos por Aerocontinente y Eudocio Martínez por Hayduk.
En ambos casos, los diarios de la época pusieron, en blanco y negro, las expresiones de indignación  del  Presidente Alberto Fujimori, quien sin ningún empacho declaraba que era inconcebible que se perjudique la imagen de dos fenómenos empresariales “con acusaciones sin sustento”
Recordemos que el mandatario lo mismo decía del famoso doctor Montesinos. Inclusive cuando salió la primera denuncia en un diario de la época por los tres millones de soles depositados en el Banco Wiese, el Jefe de Estado en plena sesión del Consejo de Ministros explicó a sus colaboradores más cercanos que “el doctor era un triunfador, un abogado excepcional, el experto en la lucha antiterrorista y antidrogas”.
EL COLMO: HEROE NACIONAL
Con derecho absoluto de tener esa cantidad de dinero y mucho más porque era un profesional triunfador. No podía ser que el Perú deje de reconocer esos méritos. Tal era la cerrada defensa.

Muchos de los Ministros se creyeron a pie juntillas lo que les decía el chino, olvidándose que parte de la fortuna mal habida de Montesinos provenía del propio narcotráfico. Uno de ellos  declaro al Doc “Heroe Nacional”, por sus grandes virtudes Que tal cuajo y que tal cinismo.
Hay un hecho concreto y evidente. Lo que sostiene Keiko Fujimori en el 2011 es precisamente lo mismo que afirmó  el Jefe de Estado, el 2000. En ambos casos, hija y padre defendieron a Eudocio Martínez. Por eso se deduce con alguna lógica que cualquier favor que hayan recibido, sólo queda a ellos declararlos. Eso, obviamente, no ha ocurrido.
 Lo que fortalece a Olluquito para mantenerse sin acusaciones es este campo de acción de la política. Pero lo que si es una temeridad es que, precisamente, los traficantes de drogas busquen a los políticos para financiar campañas electorales. Tal combinación es enteramente letal para la salud de un país como el nuestro.
EL TRÁFICO DE DROGAS
En marzo de 1993, Fernando Ruiz Diaz y Jorge Tiznado, empleados de la agencia de aduanas Perú Mundo, denunciaron la existencia de droga en el cargamento de harina de pescado que Eudocio Martínez enviaba hacia Cali, gracias a lo cual se descubrió e incautó 353 kilos de clorhidrato de cocaína. Este hecho de por sí grave nadie lo puede negar.
En 1999, a pedido de un  Juzgado Antidrogas, la Dinandro realizó una investigación financiera a  Martinez y sus empresas, encontrando evidencias de lavado de dinero. La Fiscalía Provincial Antridrogas, a mediados de ese año, emitió un dictamen en el que encontraba responsabilidad penal de Martinez y se emitieron órdenes de detención contra él, sus hijos y sus socios.
En enero del 2000 casi todos los integrantes de la familia Martinez fueron detenidos e internados en los penales de Lurigancho y Santa Mónica de Chorrillos. Fue por aquel entonces que comenzó a intervenir el millonario Dionisio Romero,  dueño del  Banco de Crédito del Perú.
Romero, en actitud criticable que lo retrata de cuerpo entero, visitó a Vladimiro Montesinos en el Servicio de Inteligencia muy preocupado por el asunto. La pesquera Hayduk le debía a su banco 80 millones de dólares y estándo en problemas con buena parte de su directorio en prisión, el banquero seguramente se preguntó ¿y ahora quién me paga?
El pedido era concreto: que Montesinos, con la tremenda influencia que tenia en el Poder Judicial, nombre interventores judiciales que aseguren el funcionamiento de la pesquera y por lo tanto el pago de la deuda al banco. Así fue. La empresa reinició sus actividades, inmediatamente.
ACUSACIONES POR ASESINATOS
En marzo del 2000 salieron libres Ana Isabel y Mariana Martínez Moreno, hijas de Eudocio, beneficiadas con el Derecho de Gracia, otorgado por el Presidente de la República. Ahora Keiko Fujimori dice que su padre los benefició porque ella le contó que Montesinos las chantajeaba.  Pero lo cierto es que ni el Presidente ni la propia Keiko nunca dieron a conocer al principio de esa supuesta extorsión.
En el desarrollo de este proceso, los testigos Ruiz Diaz y Tiznado Cabello que siempre habían sido citados como tales, fueron también encarcelados y solo fueron liberados después de siete meses de prisión.
Eudocio Martínez fue denunciado por el Diario “Onda” y por Frecuencia Latina Canal 2 TV entre 1994 y 1995 al verse involucrado en diversos atestados policiales por el crimen del periodista chimbotano Guillermo Kon Fu, Nelly Bustamante y un vigilante de su empresa al que le cayó un contenedor encima, matándolo en el acto.
Estos asesinatos de  personas tan vinculadas a “Olluquito” siempre quedaron en el limbo. Nunca fueron aclarados. Tampoco se le acusó judicialmente Pero si se comentó  muchísimo de su supuesta intervención. Eso no se puede negar. Cierto es que tampoco acusar.
Algunos testigos declararon que Kon Fu había sido amenazado públicamente por Martínez. Se decía que el narcotráfico le había puesto en la puntería al periodista por sus denuncias.



En los tribunales cuando lo juzgaron
EL CARTEL DE TIJUANA
Oscar Benítez Linares (a) Caputo es un conocido, convicto y confeso narcotraficante que actuaba como miembro de varias firmas dedicadas al narcotráfico. Fue uno de los testigos que declaró contra Fernando Zevallos (a) “Lunarejo” y que ayudó para que la justicia pueda condenarlo a 25 años de prisión, por delito de Tráfico de Drogas.
Este colaborador eficaz en un Cuaderno de Arrepentimiento y Colaboración declaró que Eudocio Martinez Torres era dueño del cargamento de droga que fue llevada en su avioneta siniestrada.
Otro testigo, Jose María Aguilar Ruiz (a) “Shushupe” declaró ante dos comisiones del Congreso que en Lima opera un cartel del narcotráfico con vínculos políticos, militares y empresariales.
Como integrantes de esa organización señaló a: Fernando Zevallos, Eudocio Martínez, Vladimiro Montesinos y los hermanos López Paredes, de la organización ”Los Norteños”.
LO MATAN
Shushupe cuando relató  sus vínculos con el narcotráfico, desde 1987 hasta poco antes de su muerte, pidio reiteradamente garantías para que no lo maten.“He entregado mi vida, ha muerto mi familia, he regado mi sangre, hay dinero para que me maten”, afirmó ante la Comisión Townsend el 11 de mayo del 2001 y ante la Comisión Herrera, el 07 de febrero del 2003.
Señaló que los narcos recibían la protección de parte del SIN porque Montesinos formaba parte del cartel de Lima junto a los López Paredes, Zevallos y Martinez. En su oportunidad se pudo conocer que la jueza Magalyi Báscones y el Fiscal Jorge Chávez Cotrina, a cargo de la indagación a Montesinos por narcotráfico, pidieron al INPE proteger a los testigos de este caso para evitar que se atente contra su vida, como sucedió con Aguilar, quien murió asesinado. Ambos magistrados pidieron protección  para Benítez Linares.
Durante una audiencia pública en el proceso seguido contra Zevallos, Benítez Linares aseguró haber trasladado un  cargamento de droga desde Paimapampa, Ayacucho hasta Chimbote para Martinez Torres. A la pregunta del Juez a qué Martinez se refería, Benítez respondió: “Olluco”
Sin embargo, a pesar de que la Procuradora Sonia Medina pidió la concurrencia de Benítez en el juicio seguido contra Eudocio Martinez, éste nunca fue citado para que rindiera su testimonio.
ASESINATO DE UN VOCAL
En noviembre del 2006, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema exoneró del proceso a Eudocio Martinez y resolvió que se continúe con el juicio contra los otros acusados. Muchos entendidos, abogados y juristas dijeron que había ocurrido una serie de contradicciones y anomalías en el proceso. Pero lo cierto y real que Martinez fue absuelto por la justicia peruana.
Por otro lado, el 12 de diciembre del 2006 en una maniobra criminal de los sicarios del narcotráfico en Chimbote, fue asesinado el Juez Enrique Salazar Guzmán. Las indagaciones de la Policía llegaron a determinar que este crimen estaba relacionado con el del vocal Saturno Paredes de la Tercera Sala Penal para Reos en Cárcel de Lima, por su participación en el proceso que  mando a la cárcel a los integrantes del famoso Cartel de Tijuana, por el hallazgo de más de tonelada y media de droga, en un local de la Av. Pardo de Chimbote.
SUPUESTO AUTOR
Hasta fines del 2010, el Tercer Juzgado Penal de Chimbote (Expediente 1107-2009) consideraba a Eudocio Martinez como supuesto autor del delito de asesinato en  agravio de Salazar Guzmán, habiéndose dictado mandato de comparecencia restringida. Sin embargo, la  Primera Sala Penal del Santa lo ha dejado libre de esa acusación, a pesar de que uno de los participantes de este asesinato declaró en su contra.
De acuerdo a lo señalado por la periodista Marilú Gambini, Martinez lanzaba improperios y amenazas a quienes lo comprometían con la muerte de Salazar Guzmán. Lo cierto y eso no lo puede negar es que fue incluido en el atestado elaborado por la Policía de Investigación Criminal, cuya conclusión lo encontraba responsable conjuntamente con cinco individuos más.
Sin embargo, en mayo del 2009, fue excluido de la denuncia del Ministerio Público que la formalizó incluyendo a su chofer, Walter López Valerio, a quien apoyó legalmente de la acusación directa hecha por uno de los imputados al señalarlo como la persona que entregó el dinero y el arma homicida.
La investigación policial determinó que Eudocio Martinez era el autor intelectual  de este asesinato y fue quien ordenó la entrega de 100 mil dólares  y armas de fuego a los sicarios conocidos con los apelativos de “Jaime” y “Pelao”, por intermedio de su chofer y guardaespaldas López Valerio para que asesinen a Salazar.


Acusación directa de la prensa.
CITA CON EL SICARIO
Estas acusaciones se basaban en las declaraciones de Joan Vladimir Montoro Gómez, quien narró la forma y circunstancias en que ocurrieron los hechos. Así como aseguró haber visto personalmente a  Eudocio Martínez, en una camioneta de color verde petróleo 4x4 doble cabina, en el preciso momento que el sicario “Jaime” le reclamaba por el pago incompleto, reclamo que surtió efecto.  Porque se comprobó que todo le fue cancelado.
El crimen se perpetró cuando Salazar Guzmán se desplazaba en compañía de su pareja Miliana Guzmán Quiñones, por la segunda cuadra del  Jirón Carlos de los Heros de Chimbote.
PERICIAS QUE SALVAN
También se tomó en consideración la declaración del vigilante de la Corte Superior de Justicia del Santa, Juan Carlos Sánchez Benavides, el mismo que ante la policía, el 16 de enero del 2007, indicó que un día antes del asesinato del vocal, se apersonó al local de la Corte el chofer de Martinez preguntando por Salazar Guzmán. Sin embargo, semanas después, inexplicablemente, Sánchez Benavides cambió su declaración, argumentando que fue la policía quien por iniciativa propia “colocó” esa declaración.
A ello también se agrega la pericia psicológica realizada del inculpado Vladimir Montoro Gómez que concluye, “presenta rasgos de actitud mitomaniaca”, que fue utilizada por la defensa del empresario con la finalidad de desvirtuar sus imputaciones.
El cambio de versión del vigilante de la Corte como la pericia sicológica de Montoro pusieron en tela de juicio las acusaciones directas a Martinez Torres. Lo que también sirvió para recobrar el Mandato de Detención de su seguridad personal López Valerio por la de Comparecencia Restringida
Sin embargo, el Juez consideró que la pericia obrante en el expediente, por si sola no excluye de responsabilidad penal al denunciado, ya que resulta necesario que en sede judicial se establezca ello, tanto más si se encuentra pendiente de actuar la pericia psiquiátrica a Montoro, ordenada mediante resolución judicial.
La muerte del doctor César Heredia Demis, nombrado para realizar la pericia, dejó en el limbo esa prueba. Finalmente ninguna prueba se actuará contra Martinez Torres porque, sorpresivamente, la Sala Penal que lo juzga lo excluyó del proceso penal, aduciendo la inexistencia de pruebas.
 De todas se salva Martinez, a pesar de tanto vinculo, declaraciones comprometedoras y violencia. ¿Hasta cuándo? El crimen no paga. Tarde o temprano, uno cae. La ley de la vida, los efectos de la justicia. Así sea.

8 comentarios:

  1. oe, yo conozco a este tio... ha sido pura chamba toda su vida. la envidia te carcome. mi viejo tiraba redes con él. no sean así...

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que dice usted es pura verdad, sobre "olluquito" es màs en Holanda le encontraron tasmbien 4,000 Kilos de Cocaina,si quieren saber màs vean el Vladi video Nº 1583 y se daran cuenta que el Doc esta conversando con Dionisio Romero np solo sobre los administradores Judiciales, sino sobre la Ley Hayduk para el congreso y sobre la participacion de los abogados Jose ugaz sanchez Moreno, Vargas Valdivia y Cesr San Martin, quien cobraron 4 millones de dolares por crearle l coartada para sacrlos libres a todos estos directivos de pesquqra hayduk, no puedo declarar mas por haber sido antes agente de la DEA, quien estoy bajo juramento no decir lo que se

    ResponderEliminar
  3. Si es culpable y no lo condena el hombre lo hará la justicia divina, de ella no se salva nadie

    ResponderEliminar
  4. hola siempre hay envidia especialmente cuando un cholito serrano progresa, hay personas que dicen cualquier cosa para figuretear especialmente cuando se trata de ensuciar el honor de las personas que en base a su esfuerzo salen adelante

    ResponderEliminar
  5. Y PORQUE EL SEUDONIMO DE OLLUQUITO ??'

    ResponderEliminar
  6. que barbaro con el olluco, ese pata es un maton pagador, ese se llevo al chino konfu que aparte que lo jodia en su periodico lo chantajeaba, y cuando murio sus hermanos cobraron bien del serrano olluco, compraron carros, equipos de sonido, y hasta pusieron restaurantes, la mato a su sobrina, a su guardian, al juez y si no se fuga tambien la mataba a la periodista que le descubrio su embarque en la marina de chimbote y lo denuncio que pago los 10 millones a montesinos, ese enano es bien abusivo, no paga sus pescadores y para quedarse con su plata los bota por reclamones, los jueces no lo hacen nada, porque reciben su chanchita.

    ResponderEliminar
  7. el señor fernando ruiz diaz hace mucho abandono este mundo...es increible que alguien que dijo la verdad y denuncio un delito, haya muerto por complicaciones producto de las torturas...fue una persona muy querida y correcta por la familia....siempre fue amable,gentil y ayudaba de buen corazon,sin pedir nada a cambio...siempre te recordaremos fernando,como el buen hombre que fuiste hasta el ultimo dia de vida...gracias por tu apoyo y consejos...

    ResponderEliminar
  8. La defraudación de la Caja del Santa habia sido denunciada por la periodista MARILU GAMBINI LOSTANAU, mujer valiente con lujo de detalles en su artículo "narcopoliticos asesinos en serie" Chimbote puerto narco , la periodista fué amedrentada y amenazada de muerte por lo que tuvo que salir de Perú , lo que hizo como presidente de directorio JORGE ARTURO VITERI FALCON fué presentar la denuncia penal como Presidente de directorio de la Caja del Santa confirmando lo dicho por la periodista MARILU GAMBINI LOSTANAU, ambas acciones fueron archivadas y ocultas por la mano negra dentro de la Fiscalía de Chimbote lo que motivó la protesta inmediata de JORGE ARTURO VITERI FALCON como Presidente de Directorio de la Caja del Santa a los medios periodísticos y televisivos , los denunciados Daniel Ramsay Romero asesor del Fiscal de la Nacion Peláez Bardales y cuyo hermano era a la vez asesor de Alvarez, o sea todos enredados, unidos solo por robar , Naito Fukuda, y otros siguen libres, un caso más evidente de lavado de activos donde el dinero otorgado de la caja fué a parar a agricultores que no sabían de que se trataba. y nunca habian visto esos montos en su vida.
    A pesar de todo la mafia en Chimbote es muy grande , ninguna de estas dos personas pueden contra una organización criminal que controla muchas personas.

    ResponderEliminar