viernes, 31 de mayo de 2019

EL ESCRITOR DE TODOS LOS TIEMPOS

El escritor y dramaturgo de todos los tiempos que también fue un poeta indiscutible y un actor empecinado y de polendas. Conocido como el Bardo de Avon y considerado como el autor más importante de la lengua inglesa. Lo que, es más, una figura indiscutible y celebre de la Literatura universal. Su fama, indiscutiblemente, ha trascendido fronteras. Por eso es que, con justicia, se dice que no sólo pertenece a una sola época, sino a la eternidad total del saber: he allí su gran valor que nadie puede negar.
William Shakespeare nació en Stratford-upon-Avon Warwickshire, Reino de Inglaterra, el 26 de abril de 1564. Su muerte se registra el 23 de abril de 1616, a los 51 años. Fue el tercero de los ocho hijos de John Shakespeare, un acaudalado comerciante y político de la zona. Su madre, Mary Arden, cuya familia había sufrido persecuciones religiosas derivadas de su confesión católica.
 Como se puede notar a las claras, el gran comunicador vino a este mundo el mismo día que la estrella de las letras castellanas, Miguel de Cervantes Saavedra y que el pensador y escritor peruano, el Inca Garcilaso de la Vega
Poco o nada se sabe de la niñez y adolescencia del escritor. Parece probable que estudiara en la Grammar School de su localidad natal. Pero se desconoce cuántos años y en qué circunstancias. Según el dramaturgo, Ben Jonson, coetáneo suyo, el intelectual aprendió “poco latín y menos griego”. En todo caso parece también probable que abandonara la escuela a temprana edad, debido a las dificultades que atravesaba su padre de índole económica y derivadas de su carrera política.


Resultado de imagen para Shakespeare
Shakespeare conocido como el Bardo de Avon

No no se aparta a dos almas amadoras/adverso caso ni cruel porfía/nunca mengua el amor ni se desvía/y es uno y sin mudanza/a todas horas/Es fanal que borrascas bramadoras/con inmoviles rayos desafía/estrella fija que los barcos guía/de su altura más su esencia ignoras/Amor no sigue la fugaz corriente/de la edad que deshace los colores/de los floridos labios y mejillas/Eres eterno amor; si esto desmiente/mi vida no he sentido tus ardores/ni supe comprender tus maravillas (Amor Verdadero)
CULTO
Sea como fuera, a Shakespeare siempre se le ha considerado como una persona culta. De eso, no hay duda. Lo que si hay son teorías, según las cuales, habría sido tan sólo el hombre de paja de alguien deseoso de permanecer en el anonimato literario. A ello ha contribuido también el hecho de que no se disponga en absoluto de escritos o cartas personales del autor.  Parece que sólo escribió, aparte de su producción poética, obras para la escena.
Las andanzas del autor como dramaturgo empezaron tras su traslado a Londres, donde rápidamente adquirió fama y popularidad en su trabajo para la compañía Chaberlain´s Men. Más tarde conocida como King’s Men, propietaria de dos teatros, The Globe y Blackfriars. También representó, con éxito, en la Corte de los Reyes de su país natal
Sus inicios fueron, sin embargo, humildes y su trabajo en los más variados oficios. Si bien parece razonable suponer que estuvo desde el principio relacionado con el teatro, puesto que antes de consagrarse como autor se le conocía ya como actor.
Su estancia en la capital británica se fecha, aproximadamente, entre 1590 y 1613, año este último en que dejó de escribir y se retiró a su localidad natal, donde adquirió una casa conocido como New Place. Había amasado una fortuna de dinero que la invirtió en bienes inmuebles
Las actividades como dramaturgo fue lo que le dio fama en la época. Su obra en total catorce comedias, diez tragedias y diez dramas históricos, es un exquisito compendio de los sentimientos el dolor y las ambiciones del alma humana.

Resultado de imagen para Shakespeare
Muy pensativo

COMEDIAS
Tras unas primeras tentativas, en las que se transparenta la influencia de Christopher Marlowe, antes de 1600, aparecieron la mayoría de sus comedias alegres y algunos de sus dramas basados en la historia de Inglaterra.
Las que más destacan son las comedias de este periodo como en “El Sueño de una Noche de Verano”. El prodigioso dominio del autor en la versificación le permitía distinguir a los personajes por el modo de hablar, amén de dar a su lenguaje de una naturalidad casi coloquial.
A partir de 1600, Shakespeare publica las grandes tragedias y las denominadas “comedias oscuras”. Los grandes temas son tratados en las obras de este periodo con los acentos más ambiciosos y sin embargo lo trágico surge siempre del detalle realista o del penetrante tratamiento psicológico del personaje que induce a identificar con él.
De esa manera, “Hamlet” refleja la incapacidad de actuar ante el dilema moral entre venganza y perdón. “Otelo” es la crueldad gratuita de los celos y “Macbeth”, la cruel tentación del poder. Afín a este grupo es “Antonio y Cleopatra”, obra de corte evidentemente romano que retrata la pasión desenfrenada del militar y la reina egipcia.

Cuando infeliz postrado por el hombre y por la suerte/en mi triste destierro lloro a solas conmigo/ y agito al sordo cielo mi grito vano y fuerte//y volviendo a mirarme mi destino maldigo/y sueño ser como otro mas rico en esperanza/tener su mismo aspecto gozar sus compañías; y envío el arte de éste, de otro la pujanza/hastiado aún de aquello que me daba alegrías/si en estos pensamientos mi desprecio me espanta/pienso en ti felizmente/y entonces mi consuelo/como una alondra a orillas del día se levanta/del mundo oscuro y canta a las puertas del cielo./Tal riqueza me ofreces dulce amor recordado/que desdeño cambiar con los reyes mi estado (Cuando infeliz, postrado por el hombre)

En sus últimas obras, el autor cambias de registro, a partir de 1608: entre en el género de la tragicomedia, a menudo con un final feliz en el que se entrevé la posibilidad de la reconciliación como sucede en “Pericles”. Esta nueva orientación culmina en su última pieza “La Tempestad”, con cuyo estreno en 1611 puso fin a su trayectoria.,
Quizás cansado y enfermo, dos años después se retiró a su casa de Stratford donde, precisamente, falleció. Algunas de sus obras posiblemente se hubieran perdido de no publicarse, pocos años después de la muerte del poeta, el Folio: volumen recopilatorio que serviría de base para todas las ediciones posteriores.

Resultado de imagen para Shakespeare

Caricatura significativa

EXITOS
En el siglo XX, sus creaciones fueron adaptadas y redescubiertas en multitud de ocasiones por todo tipo de movimientos artísticos, intelectuales y de arte dramático. Las comedias y tragedias shakespearianas han sido traducidas a las principales lenguas, y constantemente son objeto de estudios y se representan en diversos contextos culturales y políticos de todo el mundo.
Por otra parte, muchas de las citas y aforismos que salpican sus obras han pasado a formar parte del uso cotidiano, tanto en inglés como en otros idiomas. Y en lo personal, con el paso del tiempo, se ha especulado mucho sobre su vida, cuestionando su sexualidad, su filiación religiosa, e incluso la autoría de ellas.
Contrajo matrimonio con Anne Hathaway, de 26 años, originaria de Temple Grafton, localidad próxima a Stratford. Dos vecinos de Anne, Fulk Sandalls y John Richardson, atestiguaron que no existían impedimentos para la ceremonia. Parece que había prisa en concertar la boda, tal vez porque Anne estaba embarazada de tres meses. Tras su matrimonio, apenas hay huellas de William Shakespeare en los registros históricos.

Resultado de imagen para Shakespeare
Ser o no ser. (To be or not to be)
MUERTE
Hasta que hace su aparición en la escena teatral londinense. El 26 de mayo de 1583, la hija primogénita de la pareja, Susanna, fue bautizada en Stratford. Un hijo, Hamlet, y otra hija, Judith, nacidos mellizos, recibieron el mismo sacramento poco después.
En 1596, con sólo once años de edad, murió Hamlet, único hijo varón del escritor, quien fue enterrado en Stratford el 11 de agosto de ese mismo año. Algunos críticos han sostenido que la muerte de su hijo pudo haber inspirado a Shakespeare la composición de Hamlet (hacia 1601), reescritura de una obra más antigua que, por desgracia, no ha sobrevivido
Pronto se convertiría en actor, escritor, y, finalmente, copropietario de la compañía teatral conocida como Lord Chamberlain's Men, que recibía su nombre, al igual que otras de la época, de su aristocrático mecenas, Lord Chamberlain. La compañía alcanzaría tal popularidad que, tras la muerte de Isabel I y la subida al trono de Jacobo I, el nuevo monarca la tomaría bajo su protección, pasando a denominarse los King's Men (Hombres del Rey).
Shakespeare compuso tragedias desde el mismo inicio de su trayectoria: una de las más tempranas fue la tragedia romana de Tito Andrónico”, siguiendo unos años después “Romeo y Julieta”. Sin embargo, las más aclamadas fueron escritas en un período de siete años entre 1601 y 1608: “Hamlet”, “Otelo”, “El rey Lear”, “Macbeth” (las cuatro principales), y “Antonio y Cleopatra”, junto a las menos conocidas “Timón de Atenas”, “Troilo y Crésida”
Muchos han destacado en estas obras al concepto aristotélico de la tragedia: que el protagonista debe ser un personaje admirable pero imperfecto, con un público capacitado para comprender y simpatizar con él.

Como un padre decrepito disfruta/al ver de su hijo las empresas jóvenes/asi yo mutilado por la suerte, en tu lealtad y merito me afirmo/ Pues sea la hermosura o el linaje/el poder o el ingenio uno a todos/quien te corone con mejores títulos/yo incorporo mi amor a esa riqueza./Ni pobre ni ofendido soy, ni invalido/que basta la sustancia de su sombra/para colmarme a mi con su opulencia/ y de una parte de tu gloria vivo (Como un padre decrépito disfruta)

PERSONAJES
Ciertamente, cada uno de los personajes trágicos de Shakespeare es capaz de ejercer el bien y el mal. La representación siempre insiste en el concepto del libre albedrío. El (anti) héroe puede degradarse o retroceder y redimirse por sus actos. El autor, en cambio, los termina conduciendo a su inevitable perdición
Entre las características esenciales de la comedia shakesperiana encontramos la vis cómica, la dialéctica de un lenguaje lleno de juegos de palabras, el contraste entre caracteres opuestos por clase social, sexo, género o poder.
 Un ejemplo representativo sería La “Fierecilla Domada”, también traducida a veces como La Dama de la Bravía”. Allí destacan las alusiones y connotaciones eróticas, los disfraces y la tendencia a la dispersión caótica y la confusión hasta que el argumento de la historia desemboca en la recuperación de lo perdido y la correspondiente restauración en el marco de lo natural.
 El panorama de la comedia supone, además, la exploración de una sociedad donde todos sus integrantes son estudiados por igual de forma muy distinta a como es vista la sociedad en sus obras históricas, montadas sobre la persecución maquiavélica del poder («una escalera de arena», a causa de su vaciedad de contenido) y el trastorno del orden cósmico divino que el rey representa en la tierra. 

Resultado de imagen para Shakespeare
Carátula de una de sus famosas obras

CARACTERISTICAS
Como galería de tipos sociales la comedia es, pues, un espacio más amplio en Shakespeare que el trágico y el histórico y refleja mejor la sociedad de su tiempo, si bien también resalta en este campo el talento del autor para crear personajes especialmente individualizados, como en el caso de Falstaff
Como galería de tipos sociales la comedia es, pues, un espacio más amplio en Shakespeare que el trágico y el histórico y refleja mejor la sociedad de su tiempo, si bien también resalta en este campo el talento del autor para crear personajes especialmente individualizados, como en el caso de Falstaff.
Dentro del conjunto de sus obras históricas, se suelen agrupar la decena que escribió sobre los reyes ingleses, conocida como el «Ciclo de Historia», que el autor dedicó con mucho afecto a siete monarcas ingleses.
Este ciclo excluye las obras sobre el rey Lear (un rey legendario) y Macbeth (basado en la vida del rey escocés, Macbeth de Escocia) y una obra sobre Edward III (aunque hay cada vez más indicios de que fuera escrito por Shakespeare, al menos en parte, no se ha podido establecer su autoría). Este ciclo excluye, por no seguir la secuencia histórica, a El rey Juan y a Enrique VIII
Ocho de estas obras están agrupadas en dos tetralogías cuyo orden de escritura no coincide con el orden cronológico de los acontecimientos históricos reflejados. La primera de estas tetralogías está formada por las tres dedicadas al reinado de Enrique VI (1422-1461), junto con la consagrada al ambicioso y terrible Ricardo III (que reinó en el período 1483-1485). Todas ellas fueron compuestas con toda probabilidad entre 1590 y 1594.
La segunda tetralogía, formada por Ricardo II, las dos partes de Enrique IV y Enrique V, retrocede en el tiempo. Se centra en los reinados de Ricardo II (1377-1399), Enrique IV(1399-1413) y Enrique V (1413-1422). Todas estas obras fueron compuestas en el período 1594-1597..

Las horas que gentiles compusieron/tal visión para encanto de los ojos/sus tiranos serán cuando destruyan/una belleza de suprema gracia/porque el tiempo incansable en torvo invierno/muda al verano que en su seno arruina/las sabia hiela y el follaje esparce/ y a la hermosura agosta entre la nieve/si no quedara la estival esencia/en muros de cristal cautivo liquido/las belleza y su fruto morirían/sin dejar ni el recuerdo de su forma/Mas la flor destilada hasta en inviero/su ornato puede y en perfume vive (Las horas que gentiles compusieron)

Resultado de imagen para Shakespeare
El enigma

LA PAREJA
“La Tempestad” sSe representó por primera vez en 1611 y tuvo una segunda puesta en escena hacia febrero de 1613 con motivo de la boda de Isabel Estuardo, hija del rey Jacobo I , con el príncipe Frederick de Heidelberg
 En la pieza pueden hallarse no pocos paralelismos con las figuras más destacadas del período jacobino: la máscara nupcial que Próspero crea para el disfrute de Miranda y Ferdinando se corresponde con las figuras divinas de Ceres y Juno, auspiciando un dichoso porvenir si la feliz pareja prometía guardar castidad hasta después del matrimonio.
 Esto podría haberle sentado muy bien al monarca, tan conocido por el rigor de su moral tradicional como por su morboso interés por la magia y la brujería, que también tienen lugar importante en la obra.
 En efecto, estas prácticas motivaron en la época la quema de mujeres entre los siglos XVI y XVIII y Jacobo I sentenciaba sin vacilar a muerte a todas aquellas personas que estuvieran bajo mera sospecha de llevar a cabo este tipo de ceremonias. 

Resultado de imagen para Shakespeare
¡Presente con su valiosa obra!

MAS OBRAS
La temática de La tempestad no podría menos, pues, que manifestarse en un monarca —Próspero— interesado en acabar con el maleficio de una vieja bruja, que acechaba con irrumpir en el orden social de la isla.
 El mundo mágico propio de esta época reaparece sin embargo en otras comedias novelescas y fantásticas de la última época de Shakespeare, como son: “Cimbeligo”, “Cuento de Invierno” y la propia Tempestad.
Algunas de las obras que Shakespeare escribió con John Fletcher se han perdido, por ejemplo Cardenio”, inspirada en un episodio del Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes, o Los Dos Nobles Caballeros” (1613), que fue registrada en el Quarto hacia 1637. Como esta última obra no se incluyó en el First Folio, muchos lectores cuestionan la autoría del dramaturgo en la misma.
Fuera de ser un dramaturgo de incuestionable importancia, Shakespeare fue también poeta y sonetista, y se cree generalmente que él mismo se valoraba más como lírico que como autor dramático y solamente como tal esperaba perdurar a su tiempo. Aunque escribió sobre todo poemas extensos narrativos y mitológicos, se le recuerda especialmente como un excepcional autor de sonetos puramente líricos.
Poco después, en 1599, algunos de sus sonetos, el 138 y el 144, más tres incluidos en su comedia “Trabajos de Amor Perdidos”, salieron impresos (con numerosas variantes respecto a las ediciones posteriores) en una colección de poesías líricas intitulada “El Peregrino Apasionado”, una miscelánea de varios autores falsamente atribuida en su integridad al Cisne del Avon y que incluye entre sus otros sonetos otros ocho que le han sido asignados con bastante fundamento por razones de estilo y contenido.​

 Cuando en sesiones dulces y calladas/hago comparecer a los recuerdos/suspiro por lo mucho que he deseado/ y lloro el bello tiempo que he perdido/ la aridez de los ojos se me inunda/por los que envuelve la infinita noche/y renuevo el plañir de amores muertos/ y gimo por imagenes borradas/Asi, afligido por remotas penas/puedo de mis dolores ya sufridos/la cuenta rehacer uno por uno/y volver a pagar o ya pagado/Pero si entonces pienso en ti mis perdidas/ se compensan y cede mi amargura (Cuando en sesiones dulces y calladas)

Resultado de imagen para Shakespeare
Su igura y su firma.

EDICION
Los temas de los Sonetos son el amor y el tiempo, de alguna forma contrapuestos; en este último tema se profundiza en lo que se refiere a la fugacidad, llegándose a veces a lo metafísico. Cada soneto contiene también un movimiento dramático; se aprecia además en su lectura, sobre todo, el valor moral y espiritual del mensaje y la filosofía que nos deja: aprovechar el escaso tiempo que la vida nos depara para entregarse de fondo a ella.
 Los críticos señalan que "Shakespeare se atreve a decir cosas nuevas, completamente nuevas, como la no diferencia entre la amistad y el amor y, también, la no diferencia esencial entre el amor a la mujer y al hombre"- Hombre de todo tipo de idea. Pero tambien valor. Gran literato, evidentemente. (Choclo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario