viernes, 6 de julio de 2012

¿SE PREDICEN LOS TERREMOTOS?


Mucho se habla de posibles terremotos o tsunamis que pueden ocurrir en el Perú en cualquier momento  con la secuela de tragedia, muertes y daños considerables. Por eso mismo, la pregunta acertada que se hace la gente y, con toda razón, es  la siguiente: ¿Pueden predecirse este tipo de fenómenos tan desastrosos, sobre todo, por sus consecuencias?
La respuesta de los  especialistas y técnicos- es decir los que efectivamente saben con rigor científico- es que no es posible tal precisión con fecha y horas exactas. Pero si de todas maneras, la población tiene que estar preparada para que ocurran esos fenómenos por una razón muy simple pero contundente,  este es un país sísmico, bajo la premisa de que donde ocurrió un terremoto tiene de todas maneras que ocurrir otro.
Partiendo de estos principios que de ninguna manera pueden ser dejados de lado y revisando lo ocurrido a lo largo de los años en nuestro territorio, si se pueden llegar a conclusiones de lo que puede ocurrir en el futuro. Lo que es distinto al señalamiento exacto.
De acuerdo a los últimos estudios sismológicos, si se llega a  claridades. La primera de ellas es que, de todas maneras, puede haber  terremotos en el Perú en las zonas de la costa hacia el sur, desde Tumbes hasta Tacna, de una magnitud de 8 a 9  grados. En cuanto al tsunami también hay factibilidad de ocurrir con olas de 8 metros de altura, fenómeno que podría llegar a la costa en 20 minutos. Esto si es evidente y urge la preparación adecuada.
PISCO Y NAZCA
Tales aseveraciones, con amplias explicaciones, fueron hechas precisamente por el  Ing. Hernando Tavera, Director de Sismología del Instituto Geofísico del Perú, durante una charla que dictó   sobre “El silencio sísmico en la costa de Lima”, en el auditorio de la Municipalidad de Miraflores.
El experto recordó los terremotos de Nazca en 1996 y el de Pisco del  2007. Entre estas dos zonas había una en que no había pasado nada. “Pero vino el  sismo de Ica y la zona del sur-chico se convirtió en peligrosa”, añadió.
Subrayó que ya el 2005 se vaticinó, de manera general, tales fenómenos de magnitud y por ello se habló, con anticipación del peligro que corrían localidades como Pisco, Chala e inclusive el puerto de Ilo,  ubicado mas lejos cerca a Tacna. “Lo que tuvimos, dos años después, fue lo de la provincia iqueña y, desafortunadamente, no se tomaron precauciones”, dijo Tavera. 
HAITI, JAPON
Al recordar varios sismos de magnitud en el mundo,  el especialista aseguró que, en Haití, el movimiento  telúrico duró 15 segundos mientras que el de Chile se alargó a 150 segundos El de Japón fue de 160. “Si queremos saber cuanto tiempo la gente sintió el traqueteo hay que multiplicar cada una de estas cantidades por tres. Entonces, tenemos que el del país centroamericano duró casi un minuto y los de los otros lugares, mucho más” indicó.
Especificó que el sismo de Haití produjo una ruptura de 20 kilómetros, el del país del Mapocho fue peor con 450 kilómetros y el del  Japón llegó exactamente a 500 en cuanto a distancia se refiere.
También señaló que la placa de Nazca por sus desperfectos y como consecuencia de los fenómenos a lo largo de los años empuja partes de la tierra, mientras que diferentes zonas de la costa se doblan. El continente se va levantando y cuando  no puede doblarse más sale disparada la falla y ocurren los terremotos.
Puso como ejemplo que la tragedia de Arequipa, el año 2001, dio lugar a que esa zona se moviese medio metro hacia el mar. En el de Pisco, la bahía de Paracas se fue metro y medio hacia el océano.
TERREMOTO Y TSUNAMI
Indicó que en el movimiento telúrico de Chile del 2010, el terremoto  se trasladó a lo largo de 450 kilómetros. “La ciudad de Concepción avanzó tres metros hacia el agua salada. Por su parte, dos metros y medio se movió Japón. “Grandes terremotos dan lugar a grandes desplazamientos del continente”, afirmó
Aseguró que los japoneses al igual que los chilenos publicaron, antes de ocurridas las tragedias, sesudos informes de carácter científico donde decían que iban a ver sismos de magnitudes- Se señaló inclusive los grados. El del país oriental se dijo que sería de 8 grados y así fue.
Sostuvo que de, ocurrir un terremoto en Lima no se tiene idea donde será el epicentro o como serán las ondas del movimiento. “No se pueden llegar a estas precisiones. Pero  de ninguna manera se  puede desechar el movimiento en si”.
 De acuerdo a la opinión de Tavera, una cosa es el terremoto y otra es el tsunami. En Japón solo el 10% de las estructuras se dañaron con el movimiento. Lo que produjo toda la desgracia  fue la salida aparatosa y tremenda del mar. La altura que alcanzó la ola fue de 12 metros. A escasamente tres metros de la costa, se encontró un auto que flotaba a la altura de un edificio de tres pisos.
SUMATRA
El sismólogo reveló que, últimamente, unos japoneses  trajeron aquí a Lima un mapa donde se señala a las claras que el tsunami avanzó 4 kilómetros tierra adentro. Calculó que tal invasión de aguas marinas, tan sólo de 8 metros de altura, si  avanza en la costa de Lima- en Chorrillos, Asia o Lurín unos dos kilómetros- arrasa con todo lo que hay edificado en esos lugares.
Recordó que el terremoto de Sumatra, del 2004, tuvo una magnitud de 9.2 grados,  ruptura de 1,200 kilómetros y la duración fue de 500 segundos, con la consecuencia evidente de daño tremendo.
En el Perú, la base de datos históricos señala que en Lima se registró un terremoto de intensidad 9º  en 1,746. Hace más de 260 años que no se repite. Según Tavera, un terremoto de magnitud 5º libera la energía como una bomba atómica como la de Hiroshima. Uno de 6 libera 30 veces más energía. Uno de 8 como el de Pisco son unas 27 mil  bombas atómicas. El del Japón 810 mil bombas atómicas.
El científico sostuvo que en el país pueden ocurrir los fenómenos en la costa, desde Tumbes hasta Tacna. Si miramos la Cordillera de los Andes encontramos anchuras y delgadeces peligrosas. Si hay terremotos, la cordillera se levanta. Ahora bien, en el sur ha habido más frecuentes que en Lima y que en el norte donde son más escasos.
ENERGIA ACUMULADA
Las ciudades de Arequipa, Moquegua y Tacna son enteramente sísmicas. Lo mismo pasa con Arica e Iquique del lado chileno que están al ras del mar que, con un sismo de proporciones, puede salirse.
Tavera indicó que uno de los peores terremotos ocurrió en Valdivia Chile, magnitud 9º. La parte afectada se movió 20 metros hacia el mar. La ciudad quedó completamente destruida y tuvo que ser reconstruida por entero.
Dijo que, en 1600,  afectó un gran sismo de 9º a Arequipa, Tacna Moquegua y Arica. Más del 80 por ciento de las viviendas de esas ciudades colapsaron. En 1700 se registro uno de 8º. Al siglo siguiente  uno peor  de 9º y 10º y el 2001, hace 11 años, otro de 8º
 Explicó que hay zonas del Perú donde la energía está acumulada. ¡Son los daños a la tierra por los terremotos de 1619, 1746, y 1868. En Lima hay zonas parecidas y dañadas que podrían producir terremotos de 8.2º y 8.5º. En el Sur podría ser de 8.8 y en el caso de Llauca, cerca a Chala en el sur, uno de 7. 5º . En el norte también podría ocurrir con magnitudes de tragedia. Esto se sabe a nivel internacional”, añadió.
Los chilenos han colocado instrumental a lo largo del desierto norteño. Nosotros también lo hemos hecho lo mismo tanto en Lima como en el sur. Pero ese instrumental no esta puesto para decir cuando va a haber un terremoto, según la opinión de Tavera
“Lo que se hace  es recoger toda la información necesaria para que recién al siguiente terremoto podamos decir va otro. Los que se pueden venir no podemos saberlo con precisiones y exactitudes. Al siguiente, si estaremos en condiciones de hacerlo”, dijo el científico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada