martes, 11 de septiembre de 2012

¿Y LOS SUELDOS DE LA DEFENSORIA?


La justicia debe comenzar en la propia casa parafraseando a lo que se dice de una serie de virtudes para lograr equilibrio y sobre todo equidad. Pero parece que eso no es así al interior de la Defensoría del Pueblo con respecto a los sueldos y salarios de los trabajadores, cuyos montos andan por los suelos y enteramente desequilibrados.
Según un comunicado del Sindicato de esa entidad estatal, las escalas remunerativas no han sido actualizadas desde que se creó la institución hace 16 años y es una de las más bajas entre las entidades públicas similares. El hecho en si afecta, definitivamente, la economía de los trabajadores, particularmente de los  niveles más bajos.
El documento de denuncia de la deplorable situación laboral también da a conocer que, la Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2012, autorizó a la Defensoria del Pueblo la actualización de su escala remunerativa, con cargo a su propio presupuesto institucional
Indica que el proyecto de Decreto Supremo que aprueba la nueva escala remunerativa ya ha sido aprobado y suscrito por el Ministro de Economía y Finanzas y se encuentra pendiente para la suscripción del documento por parte del Presidente de la República. Esta propuesta no implica un aumento para el titular, sino para los trabajadores de los niveles técnico y profesional.
Los representantes de los trabajadores, en esta oportunidad, lo que especificamente demandan es celeridad en la implementación de la nueva escala salarial, luego de recordar que en  16 años han contribuido a garantizar el afianzamiento de la institucionalidad democrática del país y a la protección de los derechos de los más vulnerables.
Subrayan que han trabajado a nivel nacional conforme a sus objetivos de servicio y al margen de intereses subalternos de cualquier tipo. Este compromiso, hoy, los servidores de la Defensoria lo ratifican. Sin olvidar que esta institución es considerada con los más altos índices de confiabilidad en la población en diversos aspectos. Entre ellos, uno que no tiene precio: la lucha contra la corrupción.
Asimismo tal situación, lograda por la Defensoría, ha posibilitado que sea estimada como una organización lider a nivel internacional entre sus pares. Por ello, dicen los trabajadores, nos sentimos gratificados y “deben regularse los sueldos y salarios conforme al trabajo que realizan”. 
Recuerdan que como defensores de derechos fundamentales de los ciudadanos y colaboradores del Estado en el cumplimiento de sus funciones, mal harían en dejar de lado el respeto a sus propios derechos y la viabilidad futura de la institución. Su lema es contundente y directo: “Los que defienden derechos, también tienen derechos”
Los dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Defensoria son: Gilmer de la Peña Abregú, Secretario General; Maria Isabel León Esteban, Secretaria de Organización, y Andrés Paco Naventa, Secretario de Defensa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada