miércoles, 26 de diciembre de 2012

LA GENIALIDAD IMPRESIONANTE DE VAN GOGH


A mediados y finales de años 30 hombre mirando hacia la izquierda con un abrigo verde, corbata gris y llevaba un sombrero de paja
Autorretrato del insigne pintor

Realmente resultó ser  un genio y un acusioso pintor de nacionalidad holandesa que explotaba al máximo los colores intensos y vivos dentro de una parte constante y efectiva de creación. Expresión, por sus cuatro costados, de belleza total.  El mérito evidente es que había  dominio de hermosura, originalidad y singularidad en lo que hacía, a como de lugar, con talento definido.  Sus obras definitivamente pasaron a formar parte, con una influencia permanente e impresionante, del arte valioso  más destacado del siglo XX.
Pero lo totalmente contradictorio, triste e inconcebible es que la vida de este artista genial transcurrió entre tremendos dolores y frustraciones, enfermedades tenebrosas y sufrimientos constantes.

 Lo que es peor: en ningún momento se le reconoció su valía artística. Casi todo fue negativo y  trágico en su existencia, como signos predominantes. Totalmente lo contrario a su obra inigualable.
Como realidad sobrecogedora es que el éxito completo y la confirmación de su talento singular  vino después de su muerte. No en vida, como suele serlo normalmente. Nunca se pudo sentir un triunfador y pasó su existencia entre la incongruencia e incluso el desperfecto mental que algunos llamaron locura y la incoherencia. Una larguísima etapa dura, siniestra, inconcebile. Pero enteramente verdadera.
Vincent Willem Van Gogh  comenzó a dibujar, todavía, siendo un niño. Pero  recién en la tercera década de existencia arrancó a pintar con constancia, facilidad y fluidez. Completando, dicho sea de paso, muchas de sus obras más conocidas en los dos últimos años de su vida.  Contradicción evidente en su devenir.
QUERIA SER PASTOR RELIGIOSO
No obstante de que, durante una década produjo a trompicones y demoras significativas, más de 2 mil  obras de arte que constan de unos 860 óleos y alrededor de 1,300 acuarelas, dibujos, bocetos y  grabados.  En su admirable trabajo  destacaron autoretratos, paisajes, naturalezas muertas, retratos, pinturas de cipreses, campos de trigo y girasoles.
Pasó su edad adulta trabajando para una empresa de comerciantes de arte, haciendo viajes entre La Haya, Londres y París, después de lo cual enseñó pintura durante un tiempo en Inglaterra.
 Sin embargo, una de sus primeras aspiraciones era convertirse en pastor religioso. Por eso, desde 1879, trabajó como misionero en una región minera de Bélgica, donde comenzó a dibujar a gente de la comunidad local. En 1885, pintó su primera gran obra que se le conoce bajo el título de Los Comedores de Patatas.

Foto disparos en la cabeza del artista como un joven afeitado.  Tiene grueso, mal kempt, cabello ondulado, frente alta y ojos hundidos, con una expresión alerta, vigilante.
A los 18 años

 Al principio su paleta  coincidía, principalmente, en mostrar tonos de tierra sombría. Sin  ningún signo de la viva coloración que distinguió su obra posterior. En marzo de 1886, el artista se trasladó a París y descubrió el impresionismo francés. 
ESPECULACION
 Más tarde, el holandés de tanto talento que no se le reconocía  se trasladó al sur de Francia y fue influenciado por la fuerte luz del sol que encontró allí. Su trabajo se hizo más brillante en color y desarrolló un estilo único y altamente valioso que se realiza, plenamente, durante su estancia en Arles en 1888.
A medida en que su salud mental se ve afectada, su pintura se convierte en un tema de especulación .A pesar de una tendencia generalizada a idealizar su mal sentir, los críticos modernos  ven en él a un artista profundamente frustrado por la inactividad y la incoherencia, provocada por sus ataques de locura.
Sin embargo, de acuerdo con el crítico de arte, Robert Hughes, las últimas obras de Van Gogh muestran un artista a la altura de su capacidad, con pleno control y "anhelo de concisión y de la gracia". Pero lo cierto es que, con enfermedad o sin ella, era un pintor excepcional.
La principal fuente de comprensión de Van Gogh como artista resulta ser la colección de cartas entre él y su hermano menor: el negociante de arte, Theo Van Gogh. Alli se encuentran los pensamientos y creencias del artista.
 El hermano le dio apoyo constante tanto  financiero como emocional. Las cartas entre ambos se intercambiaron entre los años 1872 y 1890. Más de 600 de Vincent a Theo y unas 40, de Theo a Vincent.
Vincent nació el 30 de marzo de 1853 en Groot- Zundert, un pueblo cercano de Breda, en la provincia de Brabante Septentrional, al sur de la Países Bajos, en un área que persistió siempre en ser predominantemente católica.
Foto Headshot de un hombre joven, de aspecto similar a su hermano, pero limpio, bien cuidado y tranquilo.
Su hermano Theo

Él era el hijo mayor de Theodorus Van Gogh, un humilde pastor de la Iglesia Reformada Holandesa  y Anna Cornelia Carbentus. Al futuro pintor se le llamó como el abuelo, y un hermano muerto, justo un año antes de su nacimiento.
JUVENTUD TRISTE
Vincent era un nombre común en la familia de Van Gogh. Su abuelo vivió entre 1789-1874 y recibió su título de Teología en la Universidad de Leiden en 1811. El  tuvo seis hijos, tres de los cuales se convirtieron en comerciantes de arte, incluyendo otro Vincent que se hizo referencia, en las cartas de Van Gogh, como "Tío Cent". El arte y la religión gravitaron en la familia. Sus hermanos fueron: Theodorus "Theo" y Cornelius. Las mujeres: Elizabeth Hubberta, Anna Cornelia y Wihelmina Jacoba. 
Un artista de éxito en París, enseñó a Van Gogh a dibujar en la escuela y abogó por un enfoque sistemático de la materia. Su interés por el arte comenzó a una edad temprana. Empezó a dibujar cuando era niño y continuó haciéndolo a lo largo de los años que precedieron a su decisión de convertirse en artista.

 grupo de cinco personas se sientan alrededor de una pequeña mesa de madera con un gran plato de comida, mientras que una persona derrama bebidas de una tetera en una habitación oscura con una linterna encima de la cabeza
La primera obra: Los comedores de Patatas

A LOS 20 AÑOS 
Aunque acertados y expresivos, sus primeros dibujos no se acercaron a la intensidad que desarrolló en su obra posterior.  En marzo de 1868, Van Gogh abruptamente dejó la escuela y regresó a casa. Un comentario posterior en sus primeros años estuvo en una carta de 1883 a Theo en la que escribió: "Mi juventud fue triste, fría y estéril". 
Su tío Cent le ayudó a trabajar en una casa comercial relacionada con el arte y obtener una posición con el comerciante de apellido Goupil en La Haya. Después de su formación, en junio de 1873, Goupil lo trasladó a Londres, donde  trabajó en lo mismo.
Tales labores se convirtieron en momentos agradables para Vincent El tuvo éxito en el trabajo y  a los 20 años ya ganaba má dinero que su padre. La esposa de su hermano Theo recordó, en una oportunidad, que este fue el año más feliz de la vida del pintor.
El artista se enamoró de la hija  de su patrona, Eugenia Loyer. Pero cuando finalmente le confesó sus sentimientos, ella lo rechazó dándole a conocer que estaba comprometida con otra  persona.
 A pesar de que existe una tendencia general a especular que su enfermedad mental influyese en su pintura, Hughes- con sustento- cree que las obras del artista están ejecutadas con un completo control.
El 10 de enero de 1878, en una carta dirigida a su hermano Theo, comunicó que había sido despedido de una galería de arte. La drástica decisión fue tomada porque, según los propietarios, interponía sus gustos personales sobre las ventas que debía hacer.
En la firma comercial artística, Boussod & Valadon, quedó su hermano Theo. Cuatro años menor que él. Allí  trabajó desde 1873 hasta su muerte. Sin cuya abnegación, nunca hubiera sido posible la corta e intensa carrera artística de su hermano mayor.
Un jardín cerrado, rodeado de árboles, con una casa grande en el fondo, y otra casa a la derecha.  En el primer plano verde césped es un gato, en el centro del césped es un lecho de flores y en la parte trasera del jardín es un banco, una mesa y unas cuantas sillas.  Muy cerca se encuentra una figura solitaria
Jardín de Daubigny

RECHAZO
Su familia le propuso que abriera él mismo una galería, donde podría ofrecer la clase de pintura que él escogiera. Rechazó la idea y más tarde insistió ante su hermano, dedicado también al arte, para que dejase su trabajo ya que “este tipo de comercio  era una farsa”
Su amigo Albert Djemal, un escritor, lo trató de ayudar. A fines de marzo de 1876 regresó a Inglaterra, donde permaneció dos años. Por aquel tiempo, Van Gogh aumentó el fanatismo religioso que lo embargaba, probablemente, como un refugio a sus fracasos laborales y amorosos.
Le entusiasmaba la lectura de la Biblia, y el libro “La Imitación de Cristo”, de Tomás de Kempis. Después de estar un tiempo como maestro auxiliar en Ramsgate, empezó a trabajar en Isleworth como ayudante del predicador metodista Jones, donde llegó a subir al púlpito de la iglesia y leer un sermón que  había preparado escrupulosamente.
 Sobre esta primera intervención,  una copia existió que envió a su hermano Theo con frases como esta: “Cuando me encontraba en el púlpito, me sentía como quien desde una oscura cueva subterránea vuelve a salir a plena luz y es maravilloso pensar que, desde ahora, predicaré el Evangelio por todo el mundo”.


Una casa de dos pisos blanca en el crepúsculo, con 2 árboles de ciprés en un extremo, y pequeños árboles verdes alrededor de la casa, con una valla de color amarillo que lo rodea.  Dos mujeres están entrando por la puerta de la valla, mientras que una mujer vestida de negro camina por ir hacia la izquierda.  En el cielo hay una estrella brillante con un gran halo de amarillo intenso a su alrededor
Casa blanca en la noche

MISIONERO
Pasó unos seis meses en Dordrecht como empleado de una librería, y en mayo de 1877, se trasladó a Amsterdam donde quiso convertirse en teólogo. Tuvo que desistir y también abandonar sus deseos de entrar en una escuela metodista.
Lo cierto es que fue rechazado por no saber ni latín ni griego y su dificultad para hablar en público, aunque- realmente- el motivo era su falta de subordinación. Cada vez le era más difícil adaptarse a  cierto orden y someterse a alguien que le dirigiese.
En 1878, compadecidos por su profundo fervor, fue enviado como misionero a la región de Mons a las minas de Borinage, en Bélgica, donde en condiciones extremadamente duras realizó, durante 22 meses, un trabajo evangelizador entre los mineros de la zona. Pero con su fanatismo, lo que consiguió es que lo llegaran a temer.
El hombre religioso dormía en una pequeña barraca y su estado se degradaba cada día más. Además repartía, entre los pobres, lo poco que tenía y decía que estaba obligado a creer en Dios para poder soportar tantas desgracias.
Sus superiores decidieron entonces enviarlo a Cuesmes, permaneciendo un año completo en una absoluta pobreza y en contacto con los mineros. Por los que sentía predilección. En esta oportunidad, escribió: “Los carboneros y los tejedores siguen constituyendo una raza aparte de los demás trabajadores y artesanos y siento por ellos una gran simpatía. Me sentiría feliz, si un día, pudiera dibujarlos. De modo que estos tipos todavía inéditos o casi inéditos, fuesen sacados a luz”.
Después se le suprimió el pequeño sueldo que recibía. Ante todo esto, siguió los consejos de su hermano Theo, del que ya estaba recibiendo ayuda económica, Así decidió dar un cambio a su vida y dedicarse a la pintura.
Establecido en 1880 en Bruselas, hizo amistad con el pintor neerlandés Anthon von Rappard. Allí se inscribió en la Academia de Bellas Artes donde estudió dibujo y perspectiva. En esta época, realizó esbozos y dibujos basados en las pinturas de Jean-François Millet, representando personajes de campesinos y mineros, modelos de la vida cotidiana. Pintándolos muy realistas y con tonalidades oscuras.

Una imagen de un campo vasto paisaje abierto, el cielo azul oscuro sobre la tierra amarillenta y verde.
Campo de trigo bajo el cielo nublado

ENAMORADO
En 1881, Vincent llegó a Etten a visitar a su hermano. Durante este período va a casa de su primo, el pintor Anton Mauve, y donde vuelve a enamorarse. Esta vez de una de sus primas: Cornelia Adriana Vos-Stricker, a quien se le conocía cariñosamente como “Kee”.
Ella acababa de enviudar y le  propuso rápidamente matrimonio. La respuesta de Kee fue: “No, jamás, jamás” A pesar de esta negativa, insistió mediante cartas que la viuda no contestaba, además de negarse a verlo.
Vincent insistió con los padres de ella. Fue a su casa a intentar verla de nuevo. Los familiares le llegaron a decir que su insistencia era “asquerosa”. En diciembre de 1881, escribió a su hermano, le contó la historia y las disputas con su padre.
Concretamente dijo: “Estoy nuevamente en La Haya. Por Navidad tuve una disputa bastante grave con nuestro padre, que llegó al extremo de decirme que sería mejor que abandonase la casa. Lo dijo tan enérgico que me fui aquel mismo día”.
MUERTE DEL PADRE
En esa ciudad, su primo Antón, pintor de acuarelas, le aconsejó e insistió en la importancia de que aprendiese perspectiva y dibujo. Vincent lo hizó entonces,  saliendo sus primeras acuarelas y naturalezas muertas. El artista utilizaba tonos apagados, como se ve en sus creaciones: Los pobres y el dinero (1882) y Naturaleza muerta con col y zuecos (1881).
Mientras, su vida amorosa tomó un nuevo rumbo. Desesperado tras el rechazo de su prima Kee, o quizá por compasión, Vincent recogió de la calle a Sien Hoornik, una prostituta alcohólica, embarazada y con una hija, con la que vivió durante un año. Tanto la madre como la hija, le sirvieron de modelos para sus pinturas.
En el otoño de 1884, se enamoró de nuevo, ahora de la hija de un vecino, Margot Begemann, diez años mayor que Vincent, que lo acompañaba en sus salidas pictóricas por el campo. Elos pensaron en contraer matrimonio. Pero se encontraron con la firme oposición de la familia de Margot, la cual llegó a intentar suicidarse
Poco después el 26 de marzo de 1885, murió-repentinamente- el padre de Vincent. Las disputas por la herencia entre su madre y sus hermanas, hicieron que se marchase de su casa para irse a vivir a un lugar más amplio que le ofreció el sacristán de la Iglesia Católica. En su familia, que eran protestantes, este hecho fue considerado como una ofensa.
Contrajo sífilis, que aunque fue tratada médicamente, le hizo perder casi todos los dientes. En febrero de 1886, comentó en cartas dirigidas a Theo que sólo se había podido permitir seis o siete comidas calientes, desde el mes de mayo anterior.

Pintura en Arles

Este año se mudó a París, a vivir junto a su hermano menor Theo, a quien avisó con esta simple nota: “Estaré en el Louvre desde el mediodía, o antes, si lo deseas”. Theo, que trabajaba en Boussod & Valadon, le descubrió a Vincent los trabajos del impresionismo.
Lo que produjo una paleta más luminosa, donde el color jugaría un rol fundamental en el resto de su obra. Durante los dos años siguientes, los dos hermanos tuvieron múltiples fricciones y siempre fue Theo el que cediese y perdonase.
LLegó a Arlés, al sur de Francia. Primero se instaló en una habitación situada en el Hotel-Restaurante Carrel, por la que pagaba cinco francos diarios. Tales gastos sobrepasaban sus posibilidades económicas.
CON GAUGIN
Además, el espacio era muy reducido para tener su taller. Pintaba todo lo que veía. Como Huerto en flor con vistas de Arles y ya no necesitaba estampas japonesas, como él mismo reconoció en una carta dirigida a su hermana
Comenzó a vivir en una misma casa con el pintor Gaugin. Con el paso del tiempo, la convivencia de los dos artistas fue empeorando, debido a sus diferencias personales, acentuadas por el carácter muy temperamental de ambos.
 Pasados menos de dos meses, en la tarde del 23 de diciembre de 1888, Van Gogh y Gauguin tuvieron un altercado que dio origen a una de las explicaciones que se han dado acerca de la pérdida de la oreja izquierda del primero, o de parte de ella.
 Gauguin, en sus memorias, señaló que Van Gogh lo amenazó y persiguió con una navaja y que, por la noche, el holandés se automutiló el lóbulo de la oreja izquierda. A continuación, el mismo habría envuelto el lóbulo en un paño y se habría dirigido a un burdel de Arlés, donde presentó este “regalo” a una prostituta llamada Rachel.
Un campo de trigo amarillo abierto, bajo las nubes blancas y brillantes remolinos en un cielo de la tarde.  Un gran árbol de ciprés a la extrema derecha pintada en tonos de verde oscuro con pinceladas arremolinadas y impastoed.  Hay varios árboles más pequeños a la izquierda y alrededor del árbol de ciprés son los árboles más pequeños y pajares varios.  No son de color azul-grises colinas en el horizonte en el fondo.
Campo de trigo con cipreses

EN EL SANATORIO
Posteriormente regresó a la casa. A la mañana siguiente, la policía lo encontró inconsciente y fue trasladado al hospital. Se avisó a Theo, y Vincent quedó internado durante catorce días. Gauguin dejó Arles con rumbo a París y no volvió a tener contacto con Vincent, exceptuando algunas cartas posteriores.
El amigo con quien tuvo el lío declaró a la policía que la pérdida del lóbulo se habría debido a una lesión hecha por el mismo. Aquí se expuso la teoría de que el corte en la oreja fue una automutilación del artista como resultado del disgusto que le provocó la noticia de que su hermano, Theo, se iba de la casa.
Van Gogh pintó El Autorretrato con la oreja vendada. Mostrando toda la parte derecha de la cabeza con una venda. En el fondo en la parte izquierda, se puede ver una xilografía japonesa que, con su colorido, contrasta con el blanco de la parte de la cara donde tiene la herida

Retrato de un hombre bien afeitado con un sombrero de invierno peludo y fumando una pipa, mirando hacia la derecha con una oreja derecha vendada
El Autoretrato

Los últimos años de Van Gogh estuvieron marcados por sus permanentes problemas psiquiátricos, que lo llevaron a ser recluido en sanatorios mentales de forma voluntaria, entre los que se encontraba el manicomio de Saint-Rémy.
 En el sanatorio tuvo dos habitaciones. Una de ellas le servía de taller. Cuando no podía pasear pintaba cuadros de interior, como “Jarrón con lirios”. Uno de sus primeros cuadros allí fue “Iris”, donde muestra una gran vitalidad rítmica y una gran conjunción de colores. En esta época, su pintura se caracteriza por la presencia de remolinos. Como se puede observar en una de sus pinturas más conocidas, “La noche estrellada”.
Trasladado a Auvers-sur-Oise, cercano a París, se instaló en una habitación de la pensión Ravoux. Allí conoció a un amigo de Theo, el Dr. Paul Gachet, pintor aficionado, que se ofreció a cuidarlo y visitarlo.
EL DOCTOR GACHET
 Bajo la atención del Dr. Gachet, la actividad artística de Van Gogh fue intensa En dos meses pintó más de setenta cuadros. Frecuentaba la casa del doctor, y pintó el jardín, a su hija Margarita en flores, en el piano y al mismo doctor.
 Van Gogh volvió a refugiarse en la pintura con gran entusiasmo. Le gustaban los paisajes de Auvers, como antes habían maravillado a tantos otros pintores como: Corot, Pissarro, Armand Guillaumin y Cézanne.
Durante los últimos treinta meses de vida, llegó a concretarr 500 obras y en sus últimos 69 días firmó hasta 79 cuadros. Sin embargo, su depresión empeoró y el 27 de julio de 1890, a la edad de treinta y siete años, mientras paseaba por el campo, se disparó un tiro en el pecho con un revólver. No se dio cuenta de que su herida era mortal y volvió a la pensión Ravoux, donde murió en su cama dos días después, en brazos de su hermano Theo.
Sin embargo, el año 2011, surgió una teoría que postulaba que Van Gogh no se suicidó, sino que murió por un disparo accidental, efectuado por dos muchachos que jugaban con una pistola.
En una biografía sobre el artista, Van Gogh titulada ”La Vida”, sus autores, Steven Naifeh y Gregory White Smith, sostuvieron que el disparo provino de René y Gaston Secrétan, dos hermanos adolescentes que veraneaban en Auvers, y que eran conocidos del pintor. Por lo que no habría querido incriminarlos y se habría autoinculpado.

Noche estrellada

PARADOJA
Esta teoría no está confirmada con otras pruebas ni aceptada por la mayoría del mundo académico. Por su parte, el Museo Van Gogh de Ámsterdam considera prematuro valorar las conclusiones a las que han llegado estos autores.
"Yo arriesgué mi vida por mi trabajo, y mi razón destruída a medias". Estas son las palabras de Vincent en la última carta encontrada en su lecho de muerte, el 29 de julio de 1890. Fue enterrado en el cementerio de Auvers-sur-Oise.
Su hermano Theo, poco después de la muerte de Vincent, ingresó en una clínica de Utrech, donde falleció el 25 de enero de 1891: a los seis meses de la muerte de Vincent. En 1914, el cuerpo de Theo fue exhumado y enterrado junto al de su hermano.
Su fama creció rápidamente después de su falledimiento, gracias a la promoción de la esposa de Theo que, aunque no tuvo una buena relación con Vincent, resultó ser la única heredera de toda su obra, tras el fallecimiento de su esposo

Flores de colorido pleno.

En vida del pintor, se limitaron a tres las obras vendidas: La Viña Roja comprada por Anna Boch por la suma de 400 francos. Puente de Clichy, adquirido por 250 francos, según el libro de ventas de la Casa Boussod y Valadon y finalmente un Autorretrato a los marchantes Sulley y Lori de Londres. Las tres creaciones, curiosamente, fueron compradas el mismo año de 1888
La ironía del destino es que después de su muerte y con el paso de los años, varias de las pinturas de Van Gogh están entre las más caras del mundo. Por ejemplo, el 30 de marzo de1987, el cuadro Lirios” fue vendido por un valor récord de $ 53,9 millones de dólares en "Sotheby's", Nueva York.
 Pero su comprador, el magnate Alan Bond, no pudo terminar de pagarla y tuvo que revenderla por una suma no revelada al Getty Center de Los Ángeles. El 15 de mayo de 1990, su Retrato del Doctor Gachet, fue vendido por 82,5 millones de dólares, estableciéndose así un nuevo  récord de venta.
 Todo esto el artista ni lo vio ni tampoco lo intuyó. Su vida, fue realmente, una tragedia. Con su desaparición vino la consagracion total. Como realidad implacable  Enteremante irónico e impresionante. Que dura fue su vida. (Edgardo de Noriega)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada