lunes, 22 de diciembre de 2014

LA TRAGEDIA DE LA GUERRA DE SECESION

Resultó la guerra cruenta del norte y el sur que se convirtió en una verdadera tragedia. Conflicto muy significativo en tierras de la que sería después la gran potencia a nivel mundial, Estados Unidos de Norteamérica que se desarrolló, durante cuatro largos años, entre 1861 y 1865. Los bandos que se enfrentaron fueron las fuerzas de los estados del norte contra los del sur. Las cifras de la consecuencia bélica enteramente demostrativas de lo que se sufrió: un millón 390 mil bajas, equivalente a un 3% de la población. 620 mil soldados muertos, de los cuales dos tercios murieron por enfermedades.
Era una época muy convulsionada de enfrentamiento político cuando gobernaba ese país el intachable Abraham Lincoln que fue apoyado por el norte y ganó impecablemente las elecciones. En Marzo de 1861, cuando tomó posición de su cargo, Carolina del Sur, Misisipi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana y Texas se constituyeron en los Estados Confederados de América, con Jefferson Davis como Presidente, proclamando su secesión de la Unión Americana, acto que Lincoln declaró ilegal por completo.
El primer episodio de la guerra fue el asalto confederado a la guarnición de Fort Sumter el 12 de Abril de 1861. La represión del Ejército hizo que a los rebeldes se le unieran Virginia, Arkansas, Tennessee y Carolina del Norte. Los que ganaron la conflagración  fueron los del Norte.
Una lucha entre dos tipos de economía completamente distintas: una industrial abolicionista (Norte) y otra agraria esclavista (Sur). Los primeros con preponderancia de soldados. Los segundos con fuerza y tesón. Pero nada más.


Guerra cruenta, barbarie total

FINANCIAMIENTO
Para librar la guerra, el Sur se financió con la exportación de algodón y el Norte con la emisión de un nuevo papel moneda, Ambas partes suspendieron algunas libertades civiles y recurrieron al reclutamiento forzoso.
La prioridad de Lincoln fue mantener a Estados Unidos como un  solo país. Tras las pérdidas iníciales de las primeras batallas tuvo que reconocer que el desarrollo de la guerra sólo podía cambiarlo haciendo de ella una batalla contra la esclavitud. Consecuentemente, el 11 de Enero de 1863, segundo año de los enfrentamientos, dio a conocer la Proclamación de la Emancipación que otorgaba la libertad a todos los esclavos. Por efectos de ello, aproximadamente 4 millones de esclavos negros fueron liberados.
El ejército sureño obtuvo importantes victorias en la primera etapa. Pero en 1863, su comandante el General Robert. E Lee se dirigió hacia Pensilvania. En Gettysburg se encontró con un Ejército de la Unión y se dio comienzo a la batalla de mayor magnitud jamás librada en suelo norteamericano.
Después de tres días de lucha desesperada, los Confederados fueron derrotados. La Marina de la Unión rápidamente impuso un bloqueo que creó grave escasez de material bélico y bienes de consumo.
EL MISISIPI
Al mismo tiempo, en el río Misisipi, el General de la Unión, Ulisses S. Grant, tomó la importante ciudad de  Vicksburg. Las fuerzas de la Unión controlaban todo el valle del Miisisipi, dividiendo en dos a la Confederación y ahogando su salida al mar.
Un ejército de la Unión al mando del General William Tecumseh Sherman atravesó Georgia destruyendo el campo. Mientras tanto, el General Grant se batía implacablemente con las fuerzas de Lee en Virginia.
Lee se vio forzado a abandonar Richmond, la capital de la Confederación, Una semana después se rindió y todas las fuerzas confederados hicieron lo mismo al poco tiempo. El 14 de Abril de 1865, Lincoln fue asesinado por el actor John Wilkes Booth
La difícil  coexistencia de los estados esclavistas con los norteños antiesclavistas facilitó el estado de la guerra, Había miedos y desacuerdos en ambas partes del conflicto. Casi todas las crisis estaban relacionadas con la esclavitud. Cada estado se enfrentaba a otro con intereses económicos de por medio.
Desde la perspectiva económica, había una clara diferenciación. En la economía norteña estaba la gran industria capitalista con una gran concentración de mano de obra y a las puertas de la Revolución Industrial. La sureña permanecía anclada en un sistema poco favorable al desarrollo. El 95% de los negros vivían en el Sur, siendo la tercera parte de la población. Mientras que en el Norte sólo representaban el 1%.


Los estados en pugna.

ENFRENTAMIENTOS
Durante el desarrollo de la guerra ocurrieron más de 10 mil enfrentamientos militares, de los cuales el 40% se registraron en Virginia y Tennessee. Winfield  Scott, el Comandante General del Ejército de los Estados Unidos, ideó el Plan Anaconda para ganar  con el menor derramamiento de sangre posible.
Su idea era que la Unión bloquease los principales puertos para debilitar la economía confederada. Además la toma del río Misisipi dividiría al Sur en dos. Lincoln aceptó el plan pero no hizo caso de las advertencias en contra de un ataque inmediato contra Richmond.
El Presidente ordenó el bloqueo en todos los puertos sureños, terminando totalmente con el comercio internacional de la Confederación. Los barcos que violaron el bloqueo fueron apresados. La economía sureña estaba arruinada. Había hiperinflación y revueltas en el Sur.
La Marina Confederada mantuvo un enfrentamiento con la unionista cuando el acorazado CSS Virginia atacó en las costas de Virginia. En un principio tuvo la victoria de su parte. Pero al final la batalla terminó en un empate, lo que supuso una victoria estratégica para la Unión porque se mantuvo el bloqueo. La victoria de la Unión en la batalla de Fort Fisher, en Enero de 1865, supuso el cierre del último puerto sureño y, prácticamente, acabó con el comercio confederado.
SIETE DIAS
Una marcha de tropas de la Unión sobre las fuerzas confederadas fue detenida debido a la resistencia de unas pequeñas fuerzas en Manassas, Virginia. El Ejército de la Confederación logró detener el avance de la columna unionista en la primera batalla de Bull Run.
El Mayor General  George B. McClellan comenzó las operaciones ofensivas siguiendo las órdenes de Lincoln y atacó Virginia en 1862. Alcanzó las puertas de la capital confederada en la Campaña de la Península pero lo detuvieron en la Batalla de Seven Pines y lo forzaron a retirarse, tras luchar en lo que se llamó la batalla de los siete días.
La Confederación llevó a cabo su primera invasión al Norte. El General Lee lideró 45 mil hombres cruzando el Potomac hacia Maryland. Lincoln cedió entonces las tropas de Pope a McClellan quien se enfrentó a Lee en la batalla de Antietam. Este día fue el más sangriento de la historia militar de Estados Unidos. El ejército de Lee se vio forzado a volver a Virginia para evitar ser destruido
McClellan fue reemplazado por el General  Ambrose Burnside. Este fue vencido pronto en la batalla de Fredericksburg, perdiendo a doce mil hombres entre muertos y heridos. Por el fracaso, lo sustituyó el General Joseph Hooker, quien también fue incapaz de vencer al Ejercito de Lee. Pese a sobrepasar en número a los confederados en una proporción de dos a uno.


La guerra partio al pueblo americano y sus simbolos quedaron rotos

ESTRATEGA
Entró a dirigir el Ejército el general George Meade que en la batalla de Gettisburgh  lo derrotó. Fue la más sangrienta de la guerra con casi 8 mil muertos y 30 mil heridos. Aunque las tropas confederadas tuvieron numerosos éxitos en el teatro oriental del conflicto, en el oeste fueron vencidos numerosas veces.
Nashville en Tennessee cayó en manos de la Unión. La mayor parte del río Misisipi estuvo en posición de los Estados Unidos tras la captura de Island Number Ten, Nueva Madrid y Menphis. La Marina de la Unión capturó Nueva Orleans.
El mayor estratega y táctico de la Unión fue el General Grant, quien obtuvo la victoria en los fuertes Henry y Donelson. También venció en otras batallas cimentando el control en el río Misisipi
A principios de 1864, Lincoln designó a Grant comandante de todos los ejércitos de la Unión, quien opinaba que solo la derrota completa de las fuerzas confederadas y su economía podrían traer el fin de la guerra
Grant fue tenaz y pese a sufrir 65 mil bajas en siete semanas continuó presionando al ejército de Lee hasta Richmond. Consiguió rodear al ejército confederado durante el sitio de Petersburg donde los dos ejércitos se enfrentaron en una guerra de trincheras de 9 meses. 
El ejército confederado menguado por las bajas y las deserciones era mucho menor que el de Grant. Las fuerzas de la Unión vencieron en la decisiva batalla de Five Forks, forzando a Lee a evacuar Richmond. La capital confederada cayó en manos del enemigo. Allí se comprendió quien ganaba.
Lee rindió su ejército el 9 de Abril de  1865 en el juzgado de  Appomattox. En un gesto poco común y que mostraba el respeto de Grant por Lee y en anticipación de la vuelta de los estados confederados a la Unión, a Lee se le permitió mantener la posesión de su sable de oficial y su caballo.
El 23 de Junio de 1865 Stand Watie firmó un tratado de alto al fuego con representantes de la Unión, convirtiéndose en el último general confederado en ser vencido. La última unidad naval de la confederación en rendirse fue el CSS Shenandoah el 4 de Noviembre de 1865 en Liverpool, Inglaterra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada