miércoles, 24 de febrero de 2016

EL INVENTO DE LA RADIOTELEFONIA

Otro de los acontecimientos que revolucionaron el siglo XX fue la radiotelefonía. Uno de los pocos inventos para que en los hogares haya esparcimiento e información a toda hora y que permite, simultáneamente, tener la mirada y parte de la atención en otra cosa.  Por eso es aliada principal de la ama de casa y del trabajador. Realmente cobró vida propia en 1920, invadiendo todos los rincones del planeta y creciendo, técnica y profesionalmente, aún más rápida que la aviación. Es un elemento insustituible de la vida cotidiana y lejos de ser afectada por otros medios, hace pesar su propia influencia cómodamente.
Su inventor fue el sabio italiano Guillermo Marconi que efectuó los primeros experimentos, a partir de 1895. Pero su mensaje inicial lo envió en 1901 entre dos ciudades británicas. Recién en 1920 se instaló la primera planta transmisora en Pittsburgh, Estados Unidos, con receptores precarios “a cristal”, con una piedra galena.
Edwin Armstrong  aportó el famoso “superheterodino”, abriendo el rumbo hacia los aparatos con  lámparas que marcaron una carrera progresista enteramente rápida. Así paso por una serie de refinamientos en orden a las ondas, bandas de sonido y rendimiento a través de la electricidad, hasta que vino la era de las pilas, baterías y transitores, la frecuencia modulada, alta fidelidad y estereofonía, con los avances más sofisticados de la técnica en combinación con grabadores simultáneos y televisores, todo resumido en un solo receptor.

Resultado de imagen para El invento de la radiotelefonia
Marconi: el gran inventor comunicativo

PROGRESO
Ese raudo progreso se infiere en este dato: en 1921, a sólo un año de la experiencia de Pittsburgh, ya se habían vendido en Estados Unidos 800 mil receptores. El hito inicial fue la emisión del combate entre los famosos boxeadores Jack Dempsey y George Carpentier, desde el Madison Square Garden. Pronto Europa adoptó el mágico medio y su fama ganó América Latina y todos los rincones del planeta.
Hoy en día y después de muchísimos años, hay cifras de sintonía impresionantes en el Perú. Según se subraya y asegura como hecho comprobado, casi 2 millones y medio de radioreceptores sintonizan diariamente, durante un mínimo de dos horas, las diversas emisoras del país, aproximadamente más de 200 de ellas.
Según el  Profesor de Comunicaciones de la Universidad de Lima y crítico de cine, Emilio Bustamante, “la radio  ha logrado, a nivel nacional, ser el medio más cercano y con mayor alcance, incluso mayor a al de la televisión que ha generado poder y ha contribuido a la construcción de nuestra cultura e identidad”.
De acuerdo al mismo pensamiento y versión, este medio tan valioso “posee una historia que es también parte de la trayectoria de la música, la política, el periodismo, la publicidad y la cultura popular en general”.
TRANSFORMACIONES
Surgió en la década de 1920 y ha pasado por diferentes transformaciones. Hay una etapa de fundación entre 1925 y 1937. En este periodo empezaron a aparecer las primeras radio emisoras, tales  como OAX y Radio Nacional del Perú.
Para Bustamante, a partir de 1937 hasta 1956, se vislumbra un nuevo modelo radial en el cual predomina lo comercial privado dirigido al entretenimiento, haciendo que el medio, de por sí, se vuelva enteramente masivo.
Tal es la época de la aparición de nuevos modelos de programación cuyo contenido llega a los grupos sociales diversos,  convirtiendo a dicho instrumento de comunicación en un medio de alto consumo.
Las nuevas tendencias, según Bustamante, llegaron entre 1956 y 1980 con la incursión de la televisión que ocasionó ciertas desventajas. Sin embargo, el predominio de nuevas tecnologías haría que este medio no se detenga e ingrese a nuevos sectores de forma impecable.
La llegada de la radio al Perú ocurrió el 20 de Junio de 1925. Centenares de personas se reunieron en la Plaza de Armas y  la San Martín donde, simultáneamente, oyeron por primera vez la señal al caer la noche. Lo que se escuchó fue la sonata “Claro de Luna” de Chopin  transmitida por Radio OAX. A ello siguió la lectura de algunos poemas.


Resultado de imagen para El invento de la radiotelefonia
Uno de los modelos radiales más antiguos.

CEREMONIA
A la ceremonia que especialmente se organizó, en medio de la novedad y admiración, asistió el Presidente de la República de aquel entonces, Augusto Bernardino Leguía. Lo mismo hicieron políticos, personalidades diversas y numeroso público.
Los anfitriones fueron los dueños de la emisora OAX. Es decir,  los representantes y ejecutivos de la Peruvian Broadcasting Company, vinculada directamente con la empresa electrónica británica de nombre Marconi que operó en Lima cerca de 10 años, bajo distintas modalidades empresariales permitidas por la ley
Por aquel tiempo, en la capital se escuchaba los programas de Radio Colonial del gobierno francés, los que se producían en la capital alemana de Berlín y distintas emisiones de la Estación General Eléctrica de Nueva York, Estados Unidos.
Radio Nacional del Perú tomó la posta de OAX, el 30 de Enero de 1937. A esta última le fue mal sobre todo en sus actividades publicitarias y tuvo que cerrar sus puertas, después de haber sido la pionera.

Resultado de imagen para Figuras de la radio peruana
La transmisión desde la cabina

EQUIPOS
 El lanzamiento de la emisora peruana fue a lo grande en el local que ocupa hasta la actualidad en la cuadra 3 de la Avenida Petit Thouars, el mismo que es de similares estructuras al edificio de la BBC de Londres.
 Allí se estrenaron varios estudios totalmente aislados de los ruidos externos. Un sofisticado sistema de micrófonos y de amplificación  garantizaban, por completo, la fidelidad de la música y de las voces.
Los equipos  estuvieron conformados por un potente transmisor  de 50 mil vatios, uno de onda corta de 20 mil y dos aparatos regionales especiales. Además de dos torres de acero de 100 metros de altura, cada una. Su primer director artístico fue Antonio Garland y sus  primeros locutores, Juan Fernández Stoll y Rosa Hernando.
Esta emisora, a lo largo de los años, ha mantenido informados a sus radioescuchas de los acontecimientos más resaltantes de la historia peruana y mundial. El fin de la Segunda Guerra Mundial, los desastres naturales, el fallecimiento del Papa Juan Pablo II, campeonatos mundiales de futbol y vóley, cumbres presidenciales, entre otros sucesos importantes, se dejaron escuchar al detalle a través de sus ondas.

Resultado de imagen para El invento de la radiotelefonia
Los famosos tubos

INFORMACION
También son recordadas son transmisiones de conciertos en vivo, recitales que se presentaban en su auditorio central. Por allí desfilaron grandes talentos como Ima Súmac, Jesús Vásquez, Chabuca Granda, Filomeno Ormeño, Lucho de la Cuba, la Orquesta Sinfónica Nacional y los internacionales Los Panchos, Pedro Infante, Libertad Lamarque y otras figuras.
A partir de 1935 empezaron a funcionar las siguientes emisoras en Lima y Callao: Radio Miraflores, Internacional, La Crónica, Grellaud, Lima, Alegría, RPP, América, Panamericana, Reloj, San Cristóbal, Onda Popular, del Pacífico, Cien FM, Progreso, San Isidro, 1160, entre otras.
Entre los años 40 era muy frecuente escuchar programas dedicados, única y exclusivamente, a la música. Posteriormente ingresó la información y la actualidad de los hechos nacionales e internacionales. Aquí en este rubro se fue evolucionando.
Al principio, los locutores sólo leían las noticias que aparecían en los periódicos del día. Con el paso de los años se superó ello y se destinaron unidades especiales  a los acontecimientos. Llegando, más tarde, a informar con noticias propias. RPP alcanzó, de este modo, el sitial que tiene hasta ahora.

Resultado de imagen para la radio moderna
Moderno aparato trransistorizado.

ENTRETENIMIENTO
El boom de las emisoras radiales dio pie a la conformación de empresas fuertes económicamente. Entre ellas el Grupo Cavero que desde Radio Victoria controlaba 28 radios en todo el país.  Lo mismo hizo la sociedad González- Umbert con Radio América y la familia Delgado Parker, padre e hijos, con Radio Central, Panamericana y RPP. Estas dos últimas familias pasaron, por largo tiempo, a controlar la televisión.
Las emisoras comenzaron a transmitir radionovelas con gran éxito de sintonía. Llegó a Lima la argentina Queca Herrero, quien  desarrolló una dilatada carrera como escritora y actriz de estos culebrones.
En 1955, Radio La Crónica emite, de la mañana a la noche, nueve radionovelas con elencos dirigidos por Gloria Travesí, Roberto Airaldi, Luis Macchi, etc. Radio Central pone al aire 14 radio-teatros.
 La famosa obra “El Derecho de Nacer”, con Albertico Limonta de protagonista principal, rompe corazones entre los seguidores de este medio de comunicación. Eso no impide que los programas cómicos adquieran también popularidad. Tal es el caso de “La Escuelita  Nocturna” en Radio Central y “Callejón” en 1160.
La primera transmisión de un partido de futbol, desde el Estadio Nacional, estuvo a cargo de Germán Gallo y Jorge Vargas Escalante por OAX. Otros locutores triunfantes, en estas lides y por esas épocas primigenias, fueron Juan Sedó y Gustavo Montoya.
Al poco tiempo de fundada, Radio Miraflores dedicó un programa regular a los deportes y en 1936 logró la atención de los oyentes al retransmitir los partidos de futbol de las Olimpiadas de Berlín. Antes, Radio Dusa llevó las incidencias del Campeonato Sudamericano de Futbol,  realizado en Lima en 1935.  Para ello contrató a los locutores argentinos Lalo Pelliciari y Alfredo Aróstegui.
Hacia 1955, Juan Sedo, Gustavo Montoya y Alberto Meckenburg fundaron Radio Sport, dedicado exclusivamente al deporte.  Uno de los programas más sintonizados de la época era Pregón Deportivo de Radio El Sol, dirigido por el argentino Oscar Artacho.

Resultado de imagen para Radio Nacional del Peru
Radio Nacional del Perú: su local igual a la BBC de Londres.

CONCURSOS
Otro de ellos, “Ovación”, producido y manejado por el periodista, Alfonso “Pocho” Rospigliosi Rivarola, brilló en el dial. Fallecidos el extranjero y este peruano, sus hijos continuaron la tarea durante varios años. Hasta hace relativamente poco destacó, Micky Rospigliosi, vástago de  aquel que falleció joven víctima de una penosa enfermedad.
También tuvieron éxito los programas de concurso conducidos por Pablo de Madalengotia  como “Helen Curtis pregunta por 64 mil soles”, los de especialidad hípica de los hermanos Santiago y Augusto Ferrando. Asimismo, grandes programas bailables con las orquestas más cotizadas. El auge radial fue total.
Cabe señalar que la mayoría de los conductores famosos de la radio, a quienes se conocía solo por su voz, pasaron a ser figuras de la televisión y se convirtieron en las estrellas preferidas del público. Tal es el caso del propio Madalengoitia, Humberto Martinez Morosini fallecido hace pocos meses , Augusto Ferrando y muchos otros más.
En los últimos años, la frecuencia modulada, la alta fidelidad y la estereofonía captaron una enorme masa de adeptos y en definitiva la radio demuestra que, con algunos titubeos, tuvo y tiene vida propia proyectada en el progreso y sin afectarse por el imperio de otros medios aún más modernos como la televisión a la que, en cambio, le hace notar su influencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario