sábado, 14 de mayo de 2016

CLARO...CLARISIMO

Lo que hasta la fecha se ha registrado, según la última encuesta de Datum, es un empate técnico entre los dos candidatos presidenciales, Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski, ambos  con el 50% de las adhesiones de voto válido, en el simulacro correspondiente.
·          
 Casi lo mismo o parecido, con mínimas variantes, vaticinan las otras encuestadores como Ipsos Apoyo ( 51.4% de Keiko y 48.8% de PPK) y GfK . Tal es el panorama  sobre los comicios, en segunda vuelta, los mismos que se llevarán a cabo el próximo 5 de Junio del presente año. Con los márgenes de errores, en estos casos, la paridad vuelve a presentarse
·          
La excepción:  la  da CPI que al mismo tiempo es la  que tiene menos credibilidad, ante la opinión pública  Allí la candidata de Fuerza Popular gana por 53.3% de votos validos. En tanto, su contendor llega tan sólo al 46. 7%
·          
De acuerdo a Datum, hay registrado un ligero despunte de la postulante de Fuerza Popular que tiene la primera opción para ganar, luego de haber acumulado  posibilidades en la intención de sufragio correspondiente  por 41.9%, frente al 41.6 del otro. Tres décimas de diferencia.
·          
En cuanto a tendencias de la misma fuente, lo captado es un levísimo cambio luego de pasar de una ventaja de 0.7 puntos a favor de PPK, en la anterior medición, a una de 0.3 que favorece a Keiko. Un hecho concreto que, de ninguna manera, significa un vuelco. Ni menos, un asunto  irreversible.
·          
No obstante los resultados, hoy los vientos de las cifras soplan ligeramente a favor del fujimorismo.  Pero, aún quedan tres semanas y más, donde cualquier cosa puede pasar. Los entendidos, como Urpi Torrado, Gerente General de Datum, vaticinan que cada voto se ganará a pulso. Hay un dato importante, el 27% de los que se inclinan por Kuczynski lo hacen comprobadamente por rechazo a  Fujimori.

·          
No existe voto oculto para ninguno de los postulantes. Keiko sigue consolidándose en el norte del país y en el oriente selvático. PPK le quitó a su rival la zona central que es una plaza poblacionalmente más pequeña que Lima. En la evolución, del total nacional, se mantiene la paridad de las condiciones estadísticas.
·          
Lo cierto es que se ha reducido el porcentaje de votos blancos, nulos y no saben no opinan en cerca de dos puntos. Fujimori se afianza en los sectores socio económicos C, D y E.  También pasa lo mismo en el ámbito rural. Si es cierto  el incremento de PPK en algunos de estos sectores, sin la velocidad con que se hace de adherentes su rival.
·          
En Lima, de 7 millones 580 mil votantes, sigue posicionado Kuczynski. Pero hay un registro del avance naranja y un retroceso del economista. En abril PPK se alzaba con 47.5% y Keiko tenía 36.9. Ahora el primero baja a 45.3% y la segunda crece a 40.2%.
·          
La plaza favorita para la lideresa fujimorista continua siendo el norte del país con el 52.4%. El otrora solido norte de los apristas en sus épocas de fortaleza. La selva  y el oriente también corre a su favor acumulando el 46.7%.
·          
 Su débil esta en el sur como Arequipa, Cusco  Puno y Tacna donde tiene 29.6%. En tanto que PPK aquí se erige en el favorito con un bastión del 49%. A este último, el norte le es esquivo. Sólo llega allí al  28.2%.
·          
A Keiko le ha afectado, en esta oportunidad, las pugnas con su hermano Kenji que también sueña con la Presidencia de la República, su posición tan suigeneris y contradictoria frente al aborto y la unión civil. Además del entrampamiento que existe para precisar, exactamente, de donde salió la plata para sus estudios universitarios.
·          
 Unos dicen que su padre la robó por intermedio de Montesinos. Otros que los pagó su abuelo materno que era millonario y hasta se habla de ventas de inmuebles en determinado momento. No hay precisiones y eso causa desconcierto entre la ciudadanía.

·          
Kuczynski  ha actuado mal en los últimos días. El viaje a Estados Unidos lo debilitó como episodio infeliz, por mostrarse tan pegado a la potencia mundial donde tuvo nacionalidad. Hasta se dijo que estaba mal de salud y por eso se fue a  curarse. El síndrome de la edad avanzada comenzó a actuar.  Lo mismo ocurrió con la adhesión que recibió de parte de César Acuña y sus seguidores de Alianza para el Progreso.
·          
El desprestigio del ex candidato presidencial, por sus plagios, sustracción de libros y su apego a la plata que la tiene como cancha, persiste por completo. Pero además este conglomerado no está en condiciones de transferir votos contantes y sonantes. Su presencia, de por sí, causa rechazo y eso es lo que se ha registrado.

Muchos sectores han considerado que Kuczynski tiene un plan de gobierno coherente con cuadros determinados y determinantes. Pero que anda a pie de plomo. Cierta parsimonia y lentitud hay en sus actos de definición que lo hacen, a la larga, inoperativo.
·          
 Un sector de la ciudadanía no le va a dar su voto si sigue así. Le urge, entonces, ser más combativo y diferenciarse, por completo, de su antagonista para demostrar que no es lo mismo ser gobernado por la señora Fujimori y las acciones de un gobierno de experiencia de Peruanos por el Kambio, con el dominio efectivo del aparato del Estado y al lado de la democracia, conjuntamente con la decencia. He allí la clave de ganar para gobernar.
·          
Si hizo bien PPK, no obstante sus defectos,  de conseguir el apoyo de un jurista de la talla de Avelino Guillén, precisamente, el  Fiscal que acusó a Alberto Fujimori en el juicio penal, cuya sentencia fue de 25 años de cárcel. Por su parte, la hija del japonés consiguió captar a sus filas a  economistas  como Hernando de Soto y Elmer Cuba.
·          
Uno en el limbo de las consultorías nacionales e internacionales a todo nivel,  sin un norte de consecuencia para nadie y el otro saliendo, de un momento a otro, de las filas del partido Todos  por el Perú de forma sinuosa, por decir lo menos.
·          
Todo ello luego de haber apoyado al inefable Julio Guzmán, a quien trajo a las filas de esa agrupación política para convertirlo, con todas las de ley y sin vientre de alquiler, en candidato presidencial.
·          
 Su responsabilidad  política es evidente y palpable por haber impulsado a un postulante que, ni siquiera, tenía las condiciones necesarias para ser Presidente de la República. El mismo que se rodeó con gente inepta, de la peor especie, que lo llevó al fracaso y a ser tachado por las autoridades electorales.
·          
 Cuba  convirtió en hombre público a Guzmán. Por eso mismo  tiene que reconocer su gran error. Así le duela y se fujimorice. El economista sostuvo,  cuando hizo declaraciones a la prensa, que no participó, en la última campaña electoral, de su partido primigenio. Falso.
·          
 Si fue a los actos organizados por el candidato, cada semana, para tomar decisiones políticas. También a las vigilias de la Plaza San Martin.  Incluso con politos blancos y morados de por medio.  Hay, por si acaso, fotografías de ello. Hasta le llevó los encargos a Guzmán de una de las posiciones partidarias y sirvió de enlace  en una oportunidad.  Lo demás son actitudes cínicas
·          
No hubo, pues, razones personales en la salida de Cuba de Todos por el Perú. Así lo diga, faltando a la verdad, en la carta de dimisión que envió al partido que lo cobijó, fraternalmente, varios años. Si mucha conveniencia y para algunos analistas que juzgan severamente, cierto transfuguismo de por sí y para sí, en momentos de que Keiko está fuerte y, con grandes posibilidades, de llegar a la Casa de Pizarro.
·          
Sin embargo, el comunicado del Comité Ejecutivo Nacional de Todos por el Perú, con una  decencia admirable a prueba de balas, tan sólo se refiere a la renuncia de Cuba, sin juzgarlo y ni siquiera criticarlo. Vale la actitud y hay que aplaudirla. Las decisiones  derechas, como sinónimo de acertadas, en política valen. Tarde  o temprano, la ciudadanía de todas maneras apoya.
·          
Esta agrupación, en el mismo documento que tiene carácter de oficial, si se diferenció por completo del fujimorismo con cuya dirigencia, según lo especificó su organismo máximo,  “después de los resultados oficiales de la primera vuelta, no tuvo ni ha tenido ningún acercamiento o vínculo.  Ni siquiera con algún dirigente de Fuerza Popular”.
·          
También se acordó que dicha militancia  ejerza, de todas maneras, el voto democrático en la segunda vuelta de acuerdo al mandato de sus conciencias, sin inclinarse por ninguno de los candidatos que están en la pugna electoral.
·          
  Las cosas claras y el chocolate espeso.  Cada partido en el lugar que le corresponde por sus hechos y  sus actos. Los de Fuerza Popular, como se sabe, siempre al lado de la corrupción desgarrante y latente. Posición, evidentemente, antifujimorista. Alguien lo puede negar.
·          
Si ,claro, Keiko Fujimori que hace, a lo largo de la campaña, lo indecible para diferenciarse de los pésimos actos de su padre que los realizó durante largos diez años, en medio de una dictadura tenaz preñada, por completo, de autoritarismo. Cabe reconocerle un desempeño impecable ante la opinión pública,  por intermedio de los medios de comunicación.
·          
 Ello es lo que la candidata quiere conseguir en estos comicios del ballotage. Vale explicar además que esta y la anterior son partes medulares de las posiciones de los detractores del fujimorismo, quienes representan un volumen alto del electorado nacional.
·          
Evidentemente, sostienen los críticos implacables, quienes no se dan cuenta de ello están completamente equivocados. La señora Fujimori, afirman, nunca estuvo lejana  a su padre preso, con 25 años de pena privativa de la libertad, por ladrón y asesino.
·          
Por ello, los detractarores recuerdan con exactitud que Keiko fue y desempeñó el cargo de la Primera Dama de la Nación, por largo tiempo, cuando los peruanos estaban oprimidos de libertad y el saqueo campeaba en el país. No se alejó del cargo ni propicio cambios fundamentales.
·          
Tampoco es que el padre gobernó y la mujer, su hija, estuvo lejana. Allí permaneció, compartiendo el poder en Palacio de Gobierno. Entonces  responsabilidades de lo bueno, lo malo y lo feo, las tiene de todas maneras. Otra de las críticas implacables. 

·          
Pongamos en la balanza de la discusión lo primero junto con la acertada política económica que salvo al país de la bancarrota y la hiperinflación generadas por Alan Garcia. Añadamos, al mismo plato, la caída del terrorismo y la captura del terrorista Abimael Guzmán a favor, aunque se dice que mucho no hizo Fujimori en contra de la subversión. Si los mandos  especializados de la Policía y las Fuerzas Armadas.
·          
 Y pesemos al otro plato de la balanza, el autogolpe de estado de 1992, la corruptela, los robos consuetudinarios del Presidente y su asesor, el cleptómano Montesinos, la captura con dinero mal habido de los diarios, las reelecciones fraudulentas para encaramarse en el poder y tantas otras barrabasadas.
·          

Los críticos en contra total dicen, con claridad, lo siguiente: la romana se inclina definitivamente al lado malo del fujimorismo  como sinónimo de picardía delictual total. Y recomiendan que no hay  que repetir el plato, porque sabemos, perfectamente, cómo es esta comida de fea y repugnante. No les falta detalles que son concretos. El pueblo, finalmente, decidirá  a favor o en contra en estas elecciones que se avecinan. Le corresponde evidentemente. (Noé)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada