lunes, 12 de noviembre de 2012

¿QUE HA SIDO DE LA VIDA DE SYBILA ARREDONDO?

Un personaje clave y a su lado movimientos malignos evidentemente que nunca se le  van del pensamiento y la acción.  Ahora precisamente cuando se ha comprobado, fehacientemente, la gran campaña internacional del Movadef, como brazo político de Sendero Luminoso que quiere ingresar a, como de lugar, a la actividad pública.
No obstante de que es una organización criminal, cuyo desenvolvimiento brutal causó tanta muerte, tanta violencia y tremenda desolación. Según los cálculos hechos por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación se ha calculado, en negros y largos años de inaudito terror, una cifra de víctimas que sobrepasan los 60 mil fallecimientos. Basta ya.
 No fueron, precisamente, los enfrentamientos por ideales y justicia social, cuyas metas muchos de los peruanos anhelan, si matanzas enteramente rechazables por sus cuatro costados con infinidad de heridos y daño constante. Para cualquier persona, de la más humilde hasta la más encopetada, que tiene dos  dedos de frente. Nadie puede estar de acuerdo con esta barbaridad de proyecto político.
 Cabe preguntarse, entonces, si  buscamos identidades entre los terroristas  conocidos, mentados y condenados:   ¿Qué ha sido de la vida de Sybila Arredondo? Si, efectivamente, la viuda del escritor José María Arguedas.
 Ella actualmente es una ciudadana del mundo que deambula entre Chile su país natal y Suecia entre otras naciones de la inmensidad de Europa. Incluso ha vivido un tiempo en París. Pero lo peor es que sigue pregonando barbaridades. Ello se registra desde hace varios años cuando estaba presa y desde que consiguió la libertad, hasta estos mismísimos días.

Resultado de imagen para Sybila Arredondo
Sybila Arredondo: alta, canosa con pinta de monja.

LA VERDAD
Actualmente  forma parte activa de este operativo comunicativo tan peligroso con ideas  equivocadas por completo que, precisamente, la llevaron a la cárcel aquí en el país durante catorce años, acusada y sentenciada con todas las de la ley, por el delito de terrorismo.
 Esta es la verdad  que nadie lo puede negar y ocultar. Aunque lo quisieron hacer con patrañas de por medio y supuestos abusos denunciados a lor organismos internacionales, sin éxito alguno. Ella cumplió su condena como tenía que ser.
 Su condición de militante de Sendero Luminoso está enteramente comprobada y no hay ninguna duda al respecto. Luchadora social, de ninguna manera. Militante de la izquierda tampoco. Intelectual ligada a los sectores progresistas, menos.
 Pensadora y difusora del pensamiento literario de su esposo, el pretexto perfecto para lo que esconde en el fondo de su ser perverso que la reafirma en una extraviada total en pensamiento y acción que nunca se arrepintió de su contribución al caos y la barbarie total. Una terrorista de cuernos que, antes y ahora en el exterior, realiza campaña contra nuestro país. 
CULPABILIDAD
Hay un hecho evidente y constante que merece destacarse. La terrorista hizo, a lo largo de los 12 últimos años desde el 2000 para adelante, declaraciones  de lo más aberrantes. Aquí en Lima, en Santiago y en otros lugares con una constante permanente: negar su condición de subversiva.
Pero, sin embargo, también con una inclinación enteramente política y extremista tan peculiar que, en el fondo y a las claras, demostraba culpabilidad total y no podía negar el rótulo por la que fue condenada.
Por eso es que ella a la revista chilena “Paula” de Santiago le  dice cínicamente para muchos desconfiados: “Nunca he sido militante.  Ni menos dirigente. He vivido lo que para cualquiera sería una pesadilla. Lo asumo. Soy parte de un proceso histórico”. ¿Cuál  proceso? Evidentemente que el del desenvolvimiento infame del terrorismo.
Pero cuando le preguntan directamente si esta de acuerdo con Sendero Luminoso, la divagación es concreta y el rechazo tajante en ningún momento aparece.”Yo no puedo negar que comprendo la violencia revolucionaria. Históricamente ningún cambio social ha sido en calma chicha. No soy una lideresa revolucionaria. Soy una persona simplona que hasta me cuesta hablar”. Que tal humildad para encandilar a incautos
 Sin embargo, a renglón seguido califica y resalta lo que le conviene. El  implacable  bombardeo al Penal de Cantogrande ocurrido en 1992, luego de una protesta donde murieron  decenas de presos senderistas que se levantaron y rebelaron. Buscaron irresponsablemente la violencia con la pérdida de sus vidas. Lamentable si, pero enteramente explicable.
PESIMO RETRATO
 No pìerde la oportunidad de hacerlo con precisiones y expresiones totales de victimización y para ella de rechazo. ¿Y los muertos del otro lado tanto policías como militares, además de los ocurridos en innumerables lugares del territorio nacional? Silencio sepulcral.
 Porque, llana y sencillamente, no tiene absolutamente nada que justificar. Menos explicar. Bajo ningun punto de vista, le conviene. La retrataría de cuerpo entero, en una figura y fama peor que la  que tiene.
Sybila  persiste en sus andanzas y allí está firme saltando actualmente, con sus enigmáticas, peligrosas y tramposas ideas, luego de que, hace poco, un documental que lleva su nombre escrito con i latina en vez de la  y griega como coproducción chileno española  sobre su historia cuya directora y conductora es su sobrina carnal Teresa Arredondo, ganó un premio en el 16 Festival de producciones de este tipo en Santiago de Chile.
Teresa Arredondo: Directora del documental sobre la famosa tía

 La cinta se proyecta desde hace poco en varias salas de la Argentina. Ya se dio a conocer en varios países de Europa. Lo mismo se hará en Chile y, en el Perú, la realizadora anuncia que “no se tiene pensado porque el asunto es aún delicado y hay temas sensibles con odios de por medio”. 
RECHAZO
 Qué tipo de argumentos son estos últimos. Los peruanos se merecen respeto. Todo este país  unánimemente, no se inclina  por la violencia. En años afortunadamente superados, muchisimos fueron victimas de ella, como una plaga maldita que pareció que nunca iba a finalizar. Hasta que, felizmente, acabó. La patria requiere paz y  tranquilidad. Odios, aquí no hay odios. Hay rechazo total al terror.
 No sólo eso sino que, oh ironía y contradicción, el documental de marras también obtuvo el Premio de Derechos Humanos del último Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, Bafici. Realmente el mundo al revés.
Pero la cinta tiene su trampa porque uno de sus principales objetivos en el fondo es mostrar que  Sybila no fue efectivamente militante de  la organización terrorista Sendero Luminoso, cuando eso está enteramente probado. Aún más, persiste en ello. El cinismo de su parte es, realmente, indignante.
Tan indignante que en una parte de lo filmado, la viuda de Arguedas irresponsablemente pregunta y cuestiona el término terrorismo, lanzando una filípica antimperialista muy propia de Abimael Guzmán y metiendo, de por medio, al que fue presidente norteamericano Bush cuando absolutamente nada tiene que hacer allí. También interroga sobre las víctimas y dice sin desparpajo que tales condiciones sólo la tienen los sobrevivientes, indiscutiblemente del lado suyo, por supuesto.
LO QUE ESCONDE
Claro que por conveniencia junta aquí a los pobres, los que no tienen para comer, los que viven  en condiciones miserables. Pero de, ninguna manera son parte de su discurso, lo primordial y evidente. Es decir, los aberrantes juicios sumarios de los terroristas contra infinidad de personas, de toda clase y condición inocentes, asesinadas a mansalva.
Ni tampoco las sangrientes ejecuciones brutales, los coches bomba que arrasaron al explosionar con todo lo que encontraban. El daño incesante y total. La muerte constante, repetida a cada rato. Todo esto y mucho más de lo malo y terrorifico para la mujer no existió y, por ende, ni siquiera vale la pena comentarlo. Inaudito, enteramente inaudito
Existe otro hecho adicional. Para que prosiga el olvido y tenga necesidad la defensa y admiración, la familia, con la sobrina a la cabeza, sale con el documental para preguntarse fundamentalmente y en buena cuenta, si fue o no fue terrorista.
 Hay toda una explicación melosa, que quiere ser dramática, de parte de la cineasta sobre lo que vivió desde pequeña en este misterio que fue su tia, cuyo tema jamás fue comentado por sus padres. Quiere saber lo que efectivamente pasó. 
DESCONFIANZA
El problema primordial es que de por medio esta un hecho particular de una familia y, de otro lado, el sufrimiento generalizado de todo el pueblo peruano. Nada puede comparársele. Lo demás son posiciones injustificables y pamplinas inaceptables. Singularidades no nos pueden llevar a generalidades que a nadie le interesa.

Asi sale en el documental

Según los entendidos y analistas, la experiencia en estos casos-en su gran mayoría- inclina la balanza a la duda total. A la desconfianza de igual forma. Estos fanáticos nunca renuncian a sus ideales para ellos gloriosos y para la sociedad, en general, nefastos. Que haya que decírselos, habrá que hacerlo. Donde quieran y en la forma que lo deseen. Pero dejarlos pasar, de ninguna manera.
 La incertidumbre y el rechazo  frente a personas como Sybila Arredondo, entonces, persisten y persistirán. No hacerlo demostraría a las claras insensatez, negligencia. Hasta bobería e ingenuidad de la peor especie. Más vale, bajo todo punto de vista, prevenir que lamentar.
La directora de esta obra cinéfila, la joven Arredondo de profesión psicóloga que tiene 35 años, nació y vivió de pequeña en el Perú y es hija de la peruana Teresa Lugón, cuyo padre un empresario millonario que puso en el mercado nacional, las famosas galletas Lugones.
 Otro de sus negocios estuvo relacionado con la industria del papel y sus inclinaciones politicas, según declaraciones de la propia nieta, lo llevaron hacia las simpatías totales del fujimorismo y las posiciones neoliberales. Así era su familia materna tirada para la derecha y conservadora.
 Al contrario de su padre chileno, Marcial Arredondo, hombre muy bien plantado fisicamente que vivió varios años en el Perú  exiliado o refugiado, luego del golpe de estado contra el gobierno popular y socialista de Allende, en las épocas de la dictadura militar de Velasco y Morales Bermúdez.
BRAGUETERO
El hermanito de Sybila Arredondo, a quien dicho sea de paso nunca se le conoció actividad terrorista pero si izquierdista, aseguró su porvenir económico casándose con la mujer  de fortuna familiar.
 Eso tiene un nombre muy  peculiar en el argot popular peruano. A los hombres con la suerte de él, se les llama “bragueteros”. El, entonces, fue y es eso. Marcialito nació con estrella. La hermana estrellada, haciendo daño a la humanidad.
Lo de la filiación de Sybila si es una realidad por donde se le vea y analice. Lo que hizo en el Perú está completamente comprobado por las autoridades judiciales y por supuesto que hubo una condena de por medio que nadie la puede borrar.
 Unas palabras que impresionan por erradas y que la Arredondo no tiene ningún desparpajo en expresarlas, confirmando indirectamente su persistente militancia senderista. Lo dijo ya hace unos diez años a poco  de conseguir la libertad: “Una guerra política. A mi me inquieta bastante que los gobiernos actuales señalen como delicuenciales las acciones políticas de la gente”. 
DESVIACION
Luego persiste, implacablamente, en una desviación ideológica desesperante e inconcebible: “Hay que estar atentos a este nuevo concepto de terrorismo que nace de la politica norteamericana y que les es muy cómodo. Para ellos todo es terrorismo, asi se pida que a uno la boten de la casa que arrienda. Este es un problema político, de políticas internacionales, que impide un determinado tipo de lucha, en defensa de una posición contraria a una fuerza única y hegemónica”. Esto si que es inaudito pero real.
Las palabrejas son realmente un “arroz con mango” pero que, sin embargo, demuestran a las claras su posición de desadaptada por completo y fueron publicadas hace unos cuantos años en “Punto Final”,  el periódico del MIR, agrupación de la ultra izquierda chilena que se empecina constantermente de considerar, equivocadamente a Sendero Luminoso como “el Partido Comunista del Perú que lanzó una guerra popular contra el estado burgués, de acuerdo a su orientacion  maoista”.
Una premisa incompleta dicha deliberadamente y afirmada muy a medias, dejando por supuesto de lado lo que es, efectivamente, esa siniestra organización  como parte de un conglomerado de criminales que no tuvieron empacho y ningún ápice de compasión en asesinar a mansalva, por sectarismo total y maldad empecinada, incluso a los sectores más débiles y pobres del Perú.
LA SANGRE
 Como fueron los ancianos que no tenían porque sufrir, los adultos indefensos a quienes además se les masacró a mansalva, los jóvenes que perdieron la vida cortanto por completo porvenires e incluso a los niños tan inocentes que de ninguna manera había razón para hacerlos sufrir, ni menos desaparecer. Si eso fue así, en muchísimas partes del Perú.
 Ayacucho tan histórico y bello que se desangraba por completo. En la inmensidad de numerosos lugares de la sierra peruana. También en Lima la capital y a donde llegaron estos descastados que tanto mal hicieron. En tantos sitios del Perú. Que realmente merece el más implacable de los rechazos.
Bueno lo cierto es que en este medio de comunicación del MIR al que tiene cabida constante engaña, persistentemente, Sybila Arredondo. Haciendo declaraciones a cada rato y a su regalado gusto.
Hija del oficial experto en acrobacias de la Fuerza Aérea de Chile de Chile Marcial Arredondo y de la escritora Matilde Ladrón de Guevara. Sybila,  llegó al Perú allá por 1960 de la mano de Arguedas, 20 años mayor que ella, con quien decidió casarse y reiniciar su vida. 

El esposo: José María Arguedas

75 AÑOS
Lo habia conocido en la casa “La Chascona” del poeta Pablo Neruda, ubicada en una ladera del Cerro de Santa Lucía en Santiago,  quedando impresionada por sus cantos en quechua que le salían del alma tan sensible del ilustre intelectual que, dicho sea de paso, de terrorista no tuvo absolutamente nada. Si fue un convencido de la justicia social y la reinvindicación del país, sobre todo de la clase indigena y campesina. Pero ello, obviamente, es completamente distinto.
La Chascona

Ella misma, ahora de 75 años de edad, cuenta sus amores cuando dice con lujo de detalles: “José Maria cantó a capella, como él solía cantar, el Carnaval de Tambobamba y la Trilla de Alverjas. Eran sus “grandes éxitos”  que están grabados  en un CD de la Escuela Nacional de Folklore, que lleva su nombre. Me impresionó muchísimo. Después nos volvimos a encontrar en la librería de la universidad donde yo trabajaba y nos hicimos amigos.  Pasó un tiempo, José María solía venir a Chile y bueno… decidimos que mejor yo me iba para allá. Es decir, al Perú
Antes se divorció del poeta Jorge Teiller, un torbellino de creación minado, desafortunadamente por el alcohol,  con quien se casó en 1955. Posteriormente, la consoló otro vate amigo de la infancia, Enrique Lihn. Historiadora, que estudió en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, compartió los últimos tiempos de José María en sus  casas ubicadas en Chaclacayo, San Isidro y Pueblo Libre.
Posteriormente, tras el suicidio del escritor, se dedicó a recopilar sus textos inéditos y más tarde editó las obras completas. Por aquel entonces trabajó en el Comité de Defensa de los Derechos Humanos (CODDEH), donde se desempeñó como promotora de actividades pro biblioteca y de eventos culturales, siempre en las cárceles. Hay quienes dicen que este hecho facilitó su reclutamientos en las filas senderistas.
DETENIDA
Detenida por primera vez en el distrito de La Victoria por tenencia y traslado de explosivos en marzo de 1985. Arredondo fue recluída en la Cárcel de Santa Mónica de Chorrillos, para luego ser absuelta por el Undécimo Tribunal Superior de Lima en agosto del siguiente año. Empezaban a evidenciarse sus primeros vínculos con elementos subversivos.
Presa,con los barrotes, en la cárcel de Chorrillos

Poco tiempo después, el Segundo Tribunal Superior ordenó su recaptura, la que ocurrió en mayo de 1987. Pero seis meses después fue nuevamente puesta en libertad. Hacia junio de 1990, aparecen nuevas pruebas y la justicia acusa a Sybila Arredondo de pertenecer a “Socorro Popular”, otro de los organismos de fachada del senderismo.
 A los cinco años y cuatro meses, un tribunal sin rostro la condenó a 15 años de prisión. Posteriormente la Corte Suprema la confirmó la pena de ocho años de cárcel que se cumplió en el primer lustro del siglo XXI. 
LA COLMENA
Recluida en el pabellón B del penal de Chorrillos, a Sybila se le otorgó el derecho de escribir una carta al mes y que revise las obras completas de Arguedas. Transcurrió sus días tejiendo y leyendo. Por aquel entonces, lo que más le perturbó fue una inusitada pérdida de memoria, como repercusión de la inmovilidad del encierro. Las autoridades penales le dieron la correspondiente atención médica y sicológica.
Desde la cárcel y en varias oportunidades, la subversiva envió  a sus amistades y conocidos obsequios artesanales que hizo, grabando un lema en pos del acuerdo de paz para los terroristas. Su condición de tal era reconocida,  sin ningún problema de conciencia.

Regalitos desde la cárcel
(Foto Caretas)

A “Punto Final” le declaró lo siguiente; “la cárcel era en verdad una colmena donde teníamos  tareas de producción. Las maneras de trabajar con el tiempo fueron cambiando. La culminación de algunas ideas políticas redundaba  en qué teníamos que hacer  tareas  constantes de días y de fundamentaciones”.
No se queda alli, sino que argumenta más allá y dice: Llegó un momento en que se dio una ronda de conversaciones del Partido Comunista (Sendero) y se decidió luchar por un acuerdo de paz, se quería dejar la lucha cruenta”. La prueba evidente que era militante de Sendero Luminoso. Que aceptaba, como legítimas, las matanzas. Sin embargo, en otra entrevista niega tal condición partidaria.
A las conversaciones que se refiere Sybila son las que se realizaron con el gobierno de Fujimori, cuyo representante directo fue el gangster y cleptomano Vladimiro Montesinos que le permitió, por un buen tiempo, a Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre convivir juntos en la cárcel.
 En el 2002, según  José Miguel Labrin Elgueta, la terrorista no tiene empacho en declarar con tranquilidad y sin inmutarse que “es parte de un proceso histórico más grande que ella que  va a traer la justicia y la felicidad a los pobres del mundo”. No se sabe cómo y sobre todo con los asesinatos desatados en forma desenfrenada. Pero en fin, así son los terroristas. Así piensan ellos.
COMO ES
Mujer de estatura alta con pinta de monja, el pelo canoso completamente, con un estereotipo de dulce y refinada. Habla enteramente con dejo peruano. Cuando estuvo presa en Santa Monica, su figura saltaba a la vista entre las 70 acusadas por el delito de terrorismo. Las demás eran bajas de tamaño, mestizas, poco agraciadas y de carácter nervioso y agitado. “Me siento la protectora, la abuelita de estas chicas, la mayor, le dijo a una reportera de la Revista chilena “Paula” que la fue a entrevistar.
De chica Sybila quiso ser bailarina y también profesora de escuela. Pero no le resultó. Terminó trabajando en la librería  de la Universidad de Chile hasta que Arguedas se la trajo al Perú. El viaje lo hizo por barco con sus dos hijos del primer matrimonio: Carolina y Sebastián Teiller. 
QUE TAL DEFINICION
La primera se afincó aquí con familia peruana y el segundo  reside en Chile. Siete años, tras la trágica muerte de José María, laboró en la Universidad de Huancayo. En esa ciudad de la sierra central del Perú tuvo una relación con el profesor de Física, Marco Briones, con quien procreó un hijo de nombre Inti, quien también reside en Chile.
En una carta de fecha, 18 de enero del 2011, con motivo del centenario del nacimiento de Arguedas, Sybila no vaciló en ningún momento y solicitó “la aministía para los presos políticos en las cárceles peruanas como: Piedras Gordas, la Base Naval del Callao, Cantogrande y Chorrillos.
Para ellos los terroristas son presos políticos  No son asesinos. Ni menos delincuentes. Cuando efectivamente eso es lo único que son. En la Base Naval permanece condenado a cadena perpetua, el mandamás de los subversivos, Abimael Guzmán. De allí que nadie lo saque para que efectivamente pague todo lo que malvadamente hizo.
Hace poquísimos días, el 2 de noviembre del 2012, la viuda de Arguedas hizo declaraciones al periodista Ezequiel Boetti de Pagina 12 de Argentina, desde Chille, a raíz del  documental y trajo una definición de terrorismo que merecen de todas maneras analizarse.
 “Hay que ver que el origen del uso contemporáneo de la palabra “terrorismo” por un Reagan, Bush o algún seguidor. Ello es para manejar el miedo y el horror a través de todos los medios de ataque. Así se domina por actos de terror y represión hasta llegar a desatar la guerra en un país para mantener un poder injusto, sin que importen si no los intereses del opresor”. Eso es exactamente lo que dice esta mujer equivocada. No se puede realmente creer.
AGUJERO NEGRO
Para que no haya ninguna duda, la extraviada añade: “Cuando los sistemas se tornan obsoletos y las políticas estatales y gubernamentales resultan incompetentes, surgen las “creaciones heroicas” contra los pueblos de cualquier país que reclamen justicia. Así, una de las últimas ideas “brillantes” de los ideólogos imperialistas fue la criminalización de las luchas sociales, como por ejemplo las filosóficas, ideológicas, políticas, sindicales, campesinas”
 Para pruebas bastan estos botones llenos de equivocaciones. Llenos de terror con ideas tan obsoletas, incoherentes de un personaje que formó parte de un conglomerado de extraviados que hizo mucho daño al Perú.
 Lo sigue haciendo a través de sus organismos de fachada como el Movadef.  Esta mujer persiste en su agujero negro. Por si acaso en el documental increpa a la sobrina y le dice muy suelta de huesos: “Oye, tú quieres que pida perdón y me arrepienta”.  No lo hace por supuesto. Que tal coraza de inconsecuencia con tantos peruanos muertos por el terrrorismo senderista vil y letal. Con tanto mal de todo tipo que se registró. Nunca más. (Noé)

9 comentarios:

  1. Felicito a Eduardo de Noriega por toda su investigación

    ResponderEliminar
  2. QUÉ MANERA DE PENSAR Y ESCRIBIR ESTUPIDECES, ESTÁS MAL DEL MATE Y DEL ALMA.

    ResponderEliminar
  3. Aquí van algunos comentarios precisos para Galatea. No estoy mal del mate ni del alma. Los que si lo estuvieron y están así son los terroristas que, con sus acciones nefastas de una y otra forma, causaron tanta muerte y desolación en el país. Como ellos nunca se arrepienten y creen tener la razón a pesar de la barbarie desarrollada y comprobada, hay que combatirlos en todos los frentes. Por simple profilaxis social y precaución pacífica. Sobre todo para que nunca más se repitan acciones sanguinarias de tal calibre, en contra de casi todos los peruanos. No hay estupideces en el artículo, sí el recuerdo de rechazo total a una de las responsables de esta horda de salvajes que, so pretexto de la revolución social, se convirtió en cobarde criminal, con responsabilidades precisas ante la justicia y el propio pueblo. Galatea es un bello e histórico nombre. Así se llamaba la heroína de la tercera égloga de Virgilio, la misma que inspiró el Polifemo de Góngora y la novela del inmortal Cervantes. ¿Qué hace esta Galatea que nos escribe defendiendo a la subversión y a una de sus representantes más conspicuas? Le recomiendo que se cambie de nombre para que sea, por lo menos, más consecuente con sus actitudes tan reprochables. ¡Al terrorismo hay que decirle no en todas sus formas! Yo lo hice ayer,, lo hago hoy, lo haré siempre. Por constancia y convencimiento democrático total.

    ResponderEliminar
  4. Felicitarte o decir que tus comentarios son producto de una investigación es darte mucho crédito, estamos convencidos de que la subversión dañó profundamente al Perú y todos coincidimos que no debe volver a pasar, pero es un tema elemental y evidente. Solo una línea nos separa de lo que se considera actuar bien o mal, ser impulsivo, temperamental, diligente ya sea por ideología filosófica, teológica, territorial, étnica, etc nos llevará a actuar, por tanto antes de comentar debes conocer la naturaleza del ser humano, por ende la tuya también, tu lenguaje de odio y desprecio desnuda tu personalidad agresiva e intolerante, a eso se refiere Galatea al decir que piensas y escribes estupideces, tu escaso conocimiento no te permite hacer un análisis objetivo y real de nuestro contexto político y nuestra estructura socioeconómica como consecuencia intrínseca. En el cierre de tu respuesta y de forma caricaturesca te despides como un "democrático total" pero te manifiestas anti chileno anteladamente, ¿no tienes claro el concepto real de democracia y su utilidad? Necesitamos sumar con comentarios objetivos más que emocionales, necesitamos educación y cultura para crear y fortalecer una sociedad democrática real fuera de dogmatismos, estereotipos, repulsiones y odio porque estas características son lo mismo vengan de quien vengan y siempre causarán daño. Me despido con mucho respeto.

    Luis Enrique.

    ResponderEliminar
  5. La intolerancia es total y el ataque desenfrenado de parte de Luis Enrique Olaya Cespedes. ¡Cómo se parece a los terroristas! Ojalá que nos equivoquemos de sus concepciones ideológicas, que al parecer, está muy cerca de estos descastados. Este hombre, a quien no conozco, se está retratando de cuerpo entero y, obviamente, camina por los linderos de la equivocación total. Pero tiene derecho a expresarse y por eso hemos publicado sus comentarios tan pero tan ilusos. Sus diatribas, la recibimos como de quien viene: de una persona que demuestra a las claras estrechez, por los cuatro costados del cerebro, plagada de teorías intelectualoides que son utópicas por completo. Pero también demuestra-eso es lo peligroso- ingenuidad en el plano político y en la forma de discrepar y derrotar al terrorismo. Realmente no sé si a propósito y jugando un papel determinado de felón y traidor. Es decir, de Judas Iscariote. De todo hay en la Villa del Señor. Estemos preparados y no le hagamos el juego al enemigo que tanto daño le hizo a los peruanos de toda clase y condición: niños, jóvenes, adultos, ancianos, ricos, pobres, campesinos, etc. etc. Nadie, absolutamente nadie se salvó de las garras criminales y asesinas de este grupo maoísta nefasto. Los subversivos no tienen perdón porque vulneraron enormemente, y con sangre, a la sociedad. Eso es indiscutible y ellos, hay que recordarlo, nunca se arrepienten. En este artículo que hemos publicado no hay odio ni agresividad, como se dice erróneamente en la apreciación del cibernauta. Tan sólo descripción objetiva, acompañada de la verdad, de lo que Sendero Luminoso ejecutó en forma criminal, antihumana. No hemos cambiado la realidad. La hemos descrito enteramente. Por eso mismo, reafirmamos, con creces, nuestra vocación democrática como antídoto a cualquier forma de violencia, venga de donde viniera y nos despedimos de este iluso contumaz, poniendo punto final a la polémica, con las palabras sabias de don Quijote de la Mancha a su acompañante de toda una vida de caballero, en vocación americanista donde evidentemente incluimos a Chile (contento Olaya, creo en la integración, no lo olvides): “ladran Sancho, señal de que avanzamos”. Me han llamado estúpido, pero cabe preguntarse: ¿Quién es el estúpido? La respuesta es obvia. Se llama Luis Enrique Olaya Cespedes. Conózcanlo por favor. Es necesario, como precaución en contra del gran mal del terror, ¿No será este individuo militante encubierto de este grupo? Si lo es, lo desenmascaramos desde ya. No pasarán tipos como estos Que tiran la piedra y esconden la ideología, como estrategia y táctica. Si no lo es, por lo menos es tonto útil de Sendero Luminoso. En todo caso, la voz acertada es decir una y otra vez: ¡NO AL TERRORISMO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu respuesta, pero no llamaría estúpido a nadie, llegué al post por una investigación en literatura contemporánea y su moralidad, pero desde el campo psicológico, lo que menos me interesa es tener ideologías políticas, porque el dogmatismo de cualquier tipo son causas esenciales de las problemas que nos invaden, no nos permite de cierto modo ser objetivos, tampoco soy partidario de la violencia, menos aún de extremistas ideológicos fundados en el terror como Sendero Luminoso, indiscutiblemente ególatras e inhumanos. Pero el punto es que si nuestras condiciones emocionales ciertamente psicofisiológicas como reacción siempre están presentes, nuestra capacidad de razonamiento y comprensión siempre debe estar un paso más allá, a la par con nuestra cultura, así nuestro aporte se hará posible, y a partir de allí se debe fundamentar también la democracia, para ser diferentes a los que nos hicieron daño. Agradezco nuevamente tu consideración que se volcó tan personal, pero debemos ser conscientes de que al escribir algún post y al margen del tema a tratar tendremos diversas opiniones, eso enriquece tus comentarios y la visión e información de los lectores, por mi parte seguiré leyendo tus post. Saludos.

      Eliminar
  6. Bueno creo que, en esta oportunidad, la comunicación “sin bridas y sin estribos” al decir de García Lorca, sirvió para mucho. Con mi intervención y la de nuestro lector, Luis Enrique Olaya Cespedes, han quedado claras muchas cosas importantes. Lo primero de ello es que hemos llegado a la conclusión importante, de por sí, para calificar como nocivo al terrorismo y a sus representante más conspicuos como una lacra que, a como de lugar, hay que combatirlos en todos los frentes. Y para ello, lo mejor es desenmascararlos siempre. Pasando al cibernauta concretamente. Me doy cuenta de que es un intelectual y estudioso puro para quien la política le es lejana, no le interesa. Ni menos la comprende. Le deseo el mayor de los éxitos en el campo de su dominio: la psicología. Pero también me atrevo a recomendarle que haga un esfuerzo por ingresar a “la cosa pública”.y comprenderla con amplitud. Sería bueno y le dará más aptitud, en su calidad de ciudadano del Perú. Capacidad la tiene y la demuestra. Sólo es cuestión de desarrollar oportunidades. Por esa falta de conocimiento político, precisamente, lo confundí ideológicamente y hasta pensé que podría ser subversivo, Ello ha quedado completamente aclarado. Nada de eso hay. Nada de eso existe. Me complace que Olaya anuncié que seguirá como lector de este blog. Obviamente, si quiere colaborar escribiendo, aquí tiene un espacio completamente libre e independiente. Cuestión de que se decida.

    ResponderEliminar