jueves, 16 de mayo de 2013

ALAN GARCIA EN LA PICOTA

Lo de la investigación a Alan García que está, desde hace un buen tiempo,  en la picota se pone peliaguda por donde se le vea. En esta oportunidad, la Megacomisión del Congreso de la República recomendó denunciar constitucional y penalmente al ex presidente y a sus colaboradores los ex ministros Jorge del Castillo y Hernán Garrido Lecca.
Trascendió que al enterarse de la decisión del Parlamento, el ex Presidente, se reunió inmediatamente con sus compañeros más allegados en una de las oficinas de la Universidad San Martin de Porres, donde es Profesor de la Escuela de Gobernabilidad.
Una fuente bien informada que logró ver y escuchar, cercanamente, los pormenores de la conversación entre la dirigencia aprista contó a Miscelánea en carácter de exclusividad que García estaba muy orondo y con la facilidad de palabra entre los labios, como es su costumbre.
Según esta versión, el ex Jefe del Estado sostuvo que la acusación no tiene pies ni cabeza desde el punto de vista político y jurídico. Lo decía, por supuesto, sin una sonrisa en los labios. Completamente serio y por las expresiones en la cara, tremendamente molesto. El ego que el lo tiene tan grande y desproporcionado, enteramente desaparecido. Pobrecito
Al hablar ni siquiera se sacó los lentes. Al menos, en público, lo hace  siempre porque no le gusta que lo retraten con ellos. Eso sí que está comprobado: no le agrada nada que lo haga viejo. Por eso es que detesta el sobrepeso y no sabe qué hacer con el exceso de kilos que le abulta por completo la barriga y le disminuye totalmente el cuello. Que está deforme, lo está. Pobrecito. La dieta es una necesidad.


Alan Garcia Pérez

LOS PERROS
Sus acompañantes, fueron  los congresistas Javier Velásquez Quesquén y Mauricio Mulder, quienes mostraban también una cara de consternación  y preocupación incomparable.  Como nunca. Ellos poco opinaban. Si escuchaban, muy atentos, al Jefe que incluso gritaba con voz potente.
La fuente aseguró que durante esos momentos,  en una de las calles aledañas a la Universidad,  comenzaron a ladrar, constantemente, una jauría de perros de chacra. Lo cierto es que la bulla le impidió escuchar, con precisión, lo que conversaban.
 Si vio, desde lejos que Mulder al escuchar lo de los canes se puso más adusto y  enteramente pensativo con la ira que parecía que se le venía. Pero no soltó una sola palabra y se controló por completo.
La preocupación de los compañeros tiene antecedentes y consecuentes. En efecto, si el asunto termina en una condena  o inhabilitación, conforme tienen previsto  sus adversarios, adiós a la reelección presidencial del 2016 al 2021 que tanto anhela García para, precisamente, presidir los festejos con motivo del bicentenerario de la Independencia nacional. Le salta al oído y le molesta aquel estribillo que dice: “los sueños, tan sólo sueños son”.
 El líder aprista quiere siempre realidades que se cumplan de todas maneras. Como en 1985 cuando fue Presidente por primera vez y nos mandó al despeñadero total de la crisis económica nunca vista en el  Perú. Como el 2006 que consiguió su segundo periodo ganándole a Humala y mejorando por completo la gobernabilidad del país. Pero, según parece, en casos de corrupción y malos manejos, si nos fuimos al fango otra vez.
LAS ACUSACIONES
Los perros dejaron de ladrar y el informante volvió a escuchar la voz firme de García que le anunciaba a los congresistas que se sacara un comunicado para contestar las barbaridades de la Megacomisión. Por la tarde de ayer salió este documento. Por si acaso, Mulder se tranquilizó. Los canes de chacra estaban tranquilos por las vías cercanas a la Universidad.
Según  el informe aprobado en sesión reservada por el organismo investigador parlamentario, los tres altos funcionarios del gobierno aprista habrían incurrido en la figura de asociación ilícita para delinquir, contemplada en el art. 317 del Código Penal.
Así se habría vulnerado el art. 125 de la Constitución, el cual señala que el Consejo de Ministros tiene la atribución de aprobar los proyectos de ley y los decretos de urgencia que el presidente firma.
No obstante, de acuerdo a los hallazgos de los asesores del Presidente de la Comisión  Investigadora, Sergio Tejada, que pertenece al grupo gobiernista de Somos Perú, los tres apristas trasgredieron este precepto al promulgar la Ley 28870, dispositivo que optimiza la Gestión de las Entidades Prestadoras de Servicio de Saneamiento.
Resulta que el antecesor de García, el Presidente Alejandro Toledo, había observado la autógrafa de esta norma. Sin embargo, el mandatario aprista, poco después de asumir, desconoció las observaciones y promulgó la ley.


La Megacomisión del Congreso.

DISPOSITIVOS
Al amparo de esta norma se promulgaron después otras normas. Como el D.S. 020.2006-Vivienda que declara en emergencia la infraestructura para la prestación de servicios de  saneamiento. Al igual que el decreto de urgencia 14-2007, que declara en emergencia diversos proyectos de inversión.
Estos dispositivos, según el informe de la Megacomisión no siguieron el procedimiento legal para su aprobación. Además al acelerar los proyectos de saneamiento habrían generado, en primer lugar, que se entreguen proyectos a dedo y, en segundo lugar, pérdidas al Estado por la mala elaboración de expedientes técnicos.
Tal sería el caso del proyecto Pachacutec en Ventanilla, obra de 326 millones de soles que no llegó a ejecutarse por problemas en el diseño. Sin embargo, por la elaboración del expediente técnico y  la intervención social, el Estado tuvo que desembolsar más de 9 millones de soles.
El informe, aprobado por mayoría, también señala responsabilidad penal en más de 20 funcionarios de varias entidades, como el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado y Sedapal.
A estas instituciones se les imputa diversos delitos. Entre ellos negociación incompatible y peculado, como sucede con Carlos Arana Vivar, ex Director Ejecutivo de Agua para Todos, uno de los principales operadores del gobierno aprista.
García, animal político por excelencia, en su comunicado de respuesta a las acusaciones de la Megacomisión, encontró un pretexto de este tipo y sostuvo lo siguiente: “El informe se ha aprobado para ocultar que se entregó la cabeza del Canciller Rafael Roncagliolo por orden del gobierno venezolano, a cambio de los recursos chavistas recibidos en las campañas presidenciales del 2006 yu el 2011.
Aseguro que el propósito de este informe es inhabilitarlo para permitir la reelección conyugal. Es decir que la primera dama, Nadine Heredia, sea candidata presidencial en el 2016, a pesar de la prohibición expresa de la ley.
Admitió que la comisión investigadora le imputa haber retirado las observaciones que Toledo hizo a la autógrafa de lo que sería la Ley 28870. Al respecto dijo: “No hay en ello ningún delito o falta. Si me quieren acusar por dar agua y desagüe a más de un millón de limeños, acúsenme, porque lo volvería a hacer”. No hay duda, que el caso García está que arde. ¿En que acabará todo esto? Nadie lo sabe. Ni los propios parlamentarios que acusan. Ni el propio líder del Apra y sus seguidores. Lamentable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada