jueves, 16 de mayo de 2013

¿QUE PASO CON RONCAGLIOLO?

Mucho se ha especulado  sobre la salida del Canciller, Rafael Roncagliolo Orbegoso. El hecho concreto es que, a pesar de ser verdad, nadie ha creído la versión oficial de que su estado de salud fue lo que determinó su renuncia a tan importante cargo que lo desempeñó desde los inicios del régimen humalista, el 28 de julio del 2011. Es decir, exactamente, hace un año, nueve meses y diecisiete días.
Un tiempo largo y suficiente para cansar y agotar a cualquier persona en condiciones normales. A Roncagliolo con más razón porque él, desde 1984, es operado del corazón. No sólo eso sino que 12 años después, en 1996, volvieron a intervenirlo y  requiere, permanentemente, periódicos y minuciosos chequeos
La cosa en si se complica, porque tanto las operaciones como los tratamientos, se realizaron en centros de salud del Brasil con médicos especialistas de esa nacionalidad, país a donde tiene que ir, por obligación, cada cierto tiempo.
En esta oportunidad, la estadía del Ministro iba a ser muy larga de acuerdo a la opinión de los especialistas. El tratamiento requerido dura entre tres semanas a un mes. Más lo segundo que lo primero, pudiendo extenderse, con mucha facilidad, el plazo. Lo que antes se hacía,  máximo, en una semana o menos.
EL TIEMPO
La cuestión del tiempo le molestó tremendamente a Roncagliolo y no le parecía justo, serio ni ético pedir una licencia tan larga cuando, precisamente, había muchos problemas por resolver. El principal de ellos, obviamente, el diferendo marítimo con Chile que está por salir en la Corte de la Haya.
La versión ha sido proporcionada en exclusiva a Miscelánea por fuentes dignas de todo crédito muy cercanas y allegadas al político que es Sociólogo de profesión. La insistencia de los médicos dio lugar a la dimisión que dicho sea de paso, en un primer momento, no fue aceptada por el Presidente Humala.

Rafael Roncagliolo.

El Jefe de Estado le expresó, con todas sus letras, su deseo de que continuase en el cargo porque estaba contento con su desempeño. El Canciller, a reglón seguido, le pidió algo de tiempo para contestarle. No se registró ningún cambio de palabras y tampoco cualquier tipo de desplantes de parte del Presidente, ni antes ni después de esta conversación. La armonía con el Jefe del Estado se mantuvo siempre cordial, según aseguran sus allegados.
Al Ministro, durante los días que solicitó al mandatario, le fue muy difícil decidir. Persistía en la idea que el tiempo era muy largo y que verdaderamente, con una licencia o algo parecido, ponía en serios aprietos al Gobierno que tiene que resolver, en su sector, infinidad de asuntos de importancia total.
RAZONES
De acuerdo a la versión de sus amigos con quien conversamos largamente sobre el tema, eso es lo que primó al final y al mismo tiempo  tales fueron las razones que le dio al Presidente Humala a quien Roncagliolo le pidió, encarecidamente, que aceptase su renuncia.
Humala tuvo que hacerlo a disgusto y le pidió que asistiese de todas maneras a la ceremonia de juramentación del próximo ministro. Lo que hizo cuando juro el cargo su reemplazante Eda Rivas Franchini, la ex Ministra de Justicia,
Mientras tanto, a continuación se especuló constantemente, teniendo en cuenta diversas posiciones  y preferencias políticas.  Hasta se habló de que el Presidente  Maduro fue el que efectivamente lo ha sacado del Gabinete. Esta versión le pertenece a Alan García. Los ataques vinieran a diestra y siniestra.
No sólo se  recordó el enfrentamiento con el mandatario venezolano, también la salida y el pase al retiro de varios diplomáticos durante su gestión, la supuesta metida de pata cuando habría afirmado que la relación comercial del Perú con Estados Unidos ya no es primordial.
Asimismo  la cancelación del permiso de ingreso a aguas territoriales de una fragata británica, la firma del ascenso de  Annie Saucedo, hija del general fujimorista corrupto Cesar Saucedo, quien fue sentenciada por el delito contra la administración pública y enriquecimiento ilícito.
¿ENAMORAMIENTO?
Tan no creyeron en lo de su salud,  que un diario determinado, publicó fotografías donde se le ve  fumando un cigarrillo para probar, sin decirlo, que su estado es perfecto. Los allegados al político contestaron: “Una cosa es que Rafo no sea un paciente ejemplar y le saque la vuelta al tratamiento aspirando nicotina y otra es que tiene por obligación que ir al Brasil para tratarse”.
Las bancadas de oposición del Congreso cuestionaron la labor de la Cancillería, bajo la gestión de Roncagliolo, cuando abordó los “impasses” diplomáticos con Ecuador (problema  con el Embajador ecuatoriano  en Lima Rodrigo Riofrío y su pelea con madre e hija en un supermercado) y Venezuela (designación de Nicolás Maduro como presidente de  su país).
Por otro lado, los amigos del renunciante consultados por Miscelánea desmintieron, por completo, la versión que salió en una revista local en el sentido  de que Roncagliolo tendría una relación sentimental y amorosa con la Alcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente. “Eso si que es completamente falso”, aseguraron.

Susana Villarán

El estado civil del político es viudo  y al parecer, por el momento, no tiene planeado ninguna novedad de este tipo. Lo primero que hará, en los próximos días, es viajar precisamente al Brasil para iniciar su tratamiento que le es indispensable. En esas está y no piensa en Cupido, según dijeron sus allegados. 
DEFENSA
Cabe precisar que el que si defendió, a capa y espada, al Ministro renunciante fue el ex Canciller, José Antonio García Belaúnde: “Se me hace muy difícil creer  que se haya entregado la cabeza de un alto funcionario del estado peruano a  pedido de una potencia extranjera. Es completamente inaceptable plantear eso”
Luego añadió contundente: durante la última gestión se ha registrado un buen manejo de la fase oral  del contencioso jurídico con Chile en la Corte de la Haya y se ha impulsado las relaciones bilaterales con miras a la etapa post fallo”.
Con las declaraciones sobre Venezuela,  García Belaúnde marcó distancia con su amigo Alan García Pérez de quien, precisamente, fue Canciller durante los cinco años del gobierno aprista. El  ex Presidente aseguró la intervención de Maduro en asuntos internos del Perú. “No comparto su punto de vista”, dijo escuetamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada