martes, 3 de agosto de 2010

EL ULTIMO AÑO DEL GOBIERNO DE GARCIA

Hemos ingresado al último año del gobierno de Alan García con una característica que vale la pena destacar: hay tranquilidad en el país y estamos en pleno crecimiento en que la situación permite abrir el largo camino, hacia el logro de las conquistas económicas para beneficio de todos los peruanos. Si queremos ser justos, existe confianza para seguir por el rumbo del progreso y bienestar que todos anhelamos.
Un panorama evidentemente halagador y completamente distinto al primer gobierno de 1985 a 1990
 que, en el mismo tramo, mostraba todo lo contrario. Por aquella época, el Perú estaba en la bancarrota total peor que bajo los estragos de los efectos de la Guerra con Chile, con una hiperinflación galopante del 6 mil por ciento anual que degradaba por completo a los peruanos. Crisis de las peores de la historia. No es eso lo que ocurre actualmente. Hay diferencias y diferencias.
Económicamente vamos bien con reservas internacionales sólidas, inversiones nacionales e internacionales florecientes, inflación muy manejable y cifras importantes de reducción de la pobreza que oficialmente ha disminuido del 48% al 34%. Alentadora es la reducción de la deuda pública del 37% al 24% Lo que permite decir, sin exageración, que somos una nación que va por el camino correcto y adecuado.
Sin embargo, no hemos podido cumplir con una meta que deseamos todos de una manera coincidente. El famoso chorreo económico para todos, sobre todo para los sectores más necesitados. Persiste la falta de empleo, los sueldos en promedio no muy convincentes y decentes, el desempleo alto.
Lo que es más: el problema social de grandes sectores de la población-sobre todo en regiones empobrecidas al máximo como Cuzco, Puno y Huancavelica entre muchos otras- persiste y poco se ha hecho. Ni sierra exportadora que prácticamente desapareció, ni ningún programa social adicional que lleve la etiqueta oficial.


Alan García

¿Y LOS POBRES?
Aquí hay una deuda con los pobres del Perú y este gobierno no se salva de su responsabilidad. Sobre todo porque, en cualquier momento, el problema estalla por falta de oportunidades de mejora. Persiste una obligación de apoyar a los que menos tienen para que, precisamente, todos tengamos.
Sin embargo, el Presidente en su mensaje anunció que los adultos mayores de 75 años que viven en la extrema pobreza se verán beneficiados de un programa de subsidio directo similar a Juntos, que ya ha repartido unos 10 millones de soles. La promesa ojala se cumpla.
Vayamos a lo que interesa proteger: el sistema democrático del cual-digno es reconocer-García lo respeta a su manera, aunque nubla el panorama cuando recordamos que declaró que él pone a los candidatos y ganan elecciones. Como cuando Fujimori se impuso a Vargas Llosa, con la complicidad culposa de la izquierda. Estos y los apristas fueron los artífices de este mounstro que nos gobernó autoritariamente, con la cleptomanía de por medio.
Lo cierto es que en este país hay libertades y caminos por sendas de igualdad y de justicia. No hay inclinaciones ni atisbos de dictadura, Menos ansias de poder hacia la reelección anticonstitucional. Las autoridades municipales y regionales son elegidas por acción del voto popular. El panorama esta despejado.
Probablemente sea porque el Presidente piensa fijamente en la reelección del 2016 para volver a ser el mandatario de todos los peruanos cuando, precisamente, se conmemore el bicentenario de la Independencia Nacional. Si es así, García tiene todo el derecho democrático de aspirar a ello, pasar por las ánforas y retornar al poder.


Alberto Fujimori Fujimori.

¿GOBIERNO APRISTA?
Esta es una forma completamente distinta de lo que ocurrió en el primer gobierno donde García coqueteaba, indebidamente, con la reelección anticonstitucional. Había dirigentes irresponsables manejados como títeres que hablaban de un periodo de 50 años de poder aprista. O no recuerdan a Wilfredo Huayta, el popular Huaytita Ministro de Energía y Minas de aquel entonces, que pregonaba tal despropósito. Verdaderas sandeces. Ahora, felizmente, no persisten estas aficiones. Lo que nos permite afirmar que Alan aprendió y eso ya es un mérito.
Muchos se preguntan si este es un gobierno aprista. Evidentemente que el de las épocas primigenias las del antiimperialismo, la posición de izquierda. la de los cinco puntos máximos, no lo es. El de la heterodoxia, las irresponsabilidades económicas y las medidas radicales rumbo al vacío, menos.
No es pues un gobierno aprista, sino alanista por completo alejado  a años luz del primer periodo. Este Alan es distinto. Más tranquilo. Más maduro, menos ambicioso pero siempre enteramente político. Con gabinetes predominantes de independientes y determinada cantidad de apristas. No hay sectarismo, violencia, maquinaria partidaria y burocracia mayoritaria, salvo algunos casos denunciados con efectividad. Persiste, señores, la independencia. El gobierno cada día se aleja más de su partido para gobernar independientemente y a su manera peculiar. No necesita tampoco hacer más porque la fuerza del Apra es el propio Alan.
LO CARACTERISTICO
No hemos visto, a partir del 2006 que se inicio este régimen, el Congreso Económico Nacional, pregonado por su partido desde tiempos inmemoriales. Tampoco el apoyo y la cantaleta del cooperativismo, como sistema de propiedad. Tampoco expropiaciones de bancos, ni nada que se le parezca. Las ideas de Haya como por  ejemplo el Parlamento como primer poder del Estado son realmente aspectos del recuerdo. Aquí hay una condición típica y característica de un político que se llama Alan García. Lo demás es engañarse. Esta es la realidad monda y lironda.
Actualmente el eje de la economía de corte neo liberal existente (tal es la característica de la política económica y nadie lo puede negar) es el sector privado y ha habido acierto en la designación de los ministros de Economía. Desde Carranza, Valdivieso hoy Embajador en Estados Unidos; y la propia Mercedes Araoz, que lo hace bien. Aunque esta última esta siendo atacada por el bichito ambicioso de la candidatura presidencial, con el Apra o sin ella. García se pica, ataca a sus colaboradores pero por lo menos no aparecen las crisis ministeriales. No obstante, en agosto parece ser que habrá nuevo gabinete. Los cambios, se asegura, se harán en forma normal y adecuada. Saldrán los que quieren ser candidatos. Como Nidia Vílchez, Adolfo de Córdova y otros. La tranquilidad tiene que persistir.

Luis Carranza
Ex Ministro de Economía Luis Carranza.

Hay un hecho evidente para beneplácito del propio García. No hay un líder en el país a la altura de sus condiciones. Su capacidad oratoria es impecable. Maneja el poder a su manera y no tiene competencia que lo pueda igualar o ganar. Por eso es, precisamente, que en el Perú no hay efectivamente sectores efectivos de oposición, con ideas y planes a contrastar.
HONRADEZ Y TRANSPARENCIA
Esta realidad da lugar al gran fracaso de Ollanta Humala, que más allá de ser el antisistema, está de caída en lo que se refiere a su popularidad. No representa fuerza de combate, ni nada que se le parezca. El conservadorismo, con el Partido Popular Cristiano al frente, tampoco tiene candidato. Bedoya ya está en los cuarteles de los 90 años  y es una pena que estén buscando la salida por intermedio de Bayly, un payaso y nada más.
La izquierda ni que decirlo, porque en estos momentos, no representa absolutamente nada. Atrás y muy atrás quedaron las épocas unitarias y de fuerza de Alfonso Barrantes y sus seguidores, desde diversas posiciones progresistas. Eso ha quedado realmente en cero. A pesar de que la pluralidad de partidos es necesaria para reforzar el sistema democrático imperante. Toledo deshoja margaritas si es candidato o no.
De allí que persiste la posibilidad de que en cualquier momento aparezca el out sider que se lleve en triunfo  las elecciones del 2011. Alguien con nombre y apellido que, en este momento, los peruanos no conocemos. Eso es peligroso para la democracia. Pero una posibilidad que puede cumplirse, mientras que Alan persiste en el primer lugar del liderazgo.
El panorama para las elecciones del 2011 no es muy claro que digamos. Allí el Apra tiene la obligación de conseguir una numerosa representación parlamentaria para ser oposición con un candidato, se habla del actual Premier Velásquez Quesquén, que pueda llegar entre el l5 y 20 por ciento de apoyo. Porcentaje que precisamente, consiguió Alva Castro en las elecciones de 1990, a pesar de la crisis y el descontento popular existente.
CORRUPCION
La corrupción ha atacado al Perú al igual o peor que el cáncer a los humanos. Este gobierno, en los cinco años, no se ha salvado de esta lacra. Si bien no se llegó a los extremos de Fujimori y Montesinos, los famosos petroautios con el ex ministro aprista Rómulo León Alegría y el abogado del presidente, el grosero y arrabalero de Alberto Quimper, marcaron la agenda de la deshonra.


Rómulo León Alegría.

Ni que decir el negociado de terrenos de Cofopri con raterillos apristas de por medio y grandes responsabilidades políticas de lideres como Jorge del Castillo y Omar Quezada. Allí esta latente el chuponeo telefónico que es realmente una vergüenza, en la que el Poder Judicial sigue en la mediocridad de no poder resolver nada. Una reforma en este poder del Estado tampoco se ha realizado y en eso tiene resposanbilidad este gobierno. Falla garrafal que no creemos que, en los l2 meses que le queda, pueda subsanar.
El Presidente ha querido librarse de los sindicados como corruptos por razones eminentemente políticas y de popularidad, escondiendo la convicción plena de transparencia y honradez. Más han sido las pataletas para que no le salpique que el hecho de zanjar por completo con la pillería de siete suelas.
RUMORES
No ha habido consecuencias ni políticas duras de estado. La Oficina Nacional Anticorrupción o como se llame fracasó por completo y se perdió la colaboración de la doctora Carolina Lizárraga, jurista de polendas y efectivamente honrada. Más fue el sonido de las nueces que las medidas efectivas. Y de allí no salimos. García esta en la obligación de cambiar y mostrar condiciones de estadista efectivo para terminar con esta lacra. Si lo consigue, en el ultimo año de gobierno, realmente que se gana un poroto. Los peruanos exigen ello como anhelo nacional
Mucho se ha hablado de la poca seriedad del Presidente desde el punto de vista personal. Se dijo que habría participado en grandes negociados, sobre todo en su primer gobierno, como el del tren eléctrico. Nunca se explicó como se mantuvo en el exilio de Colombia y de París con departamento propio en sectores sindicados como de millonarios. Pero más allá del chisme político no hay nada que probar,
Varios de los juicios de este tipo tan sólo prescribieron. No se registró la inocencia ni nada que se le parezca. Sin embargo, no existen las suficientes pruebas para acusar al Presidente García de enriquecimiento ilícito o cualquier otro delito. Por lo tanto, aquí nada se le puede enrostrar.
Le falta, pues, a este gobierno, continuar con las reformas y las promesas electorales. Por ejemplo en educación se ha conseguido mejorar notablemente la infraestructura escolar, con edificios reconstruidos que son un paso hacia adelante evidentemente y que llegan a l50 grandes unidades escolares impecables.
Pero poco se ha hecho por mejorar, en si, el sistema de la educación, aunque se ha avanzado mucho en romperle el espinazo a la dictadura de los maestros agrupados en el famoso y sectario SUTEP, otro hecho acertado. Hay avances en la carrera pública magisterial y capacitación. Pero existe la necesidad de intensificarlas al máximo.
La transformación de la estructura del Estado es un tema tan necesario que poco vemos en este campo. Más allá de la creación del Ministerio de Ambiente donde, eso si hay, un ministro que conoce profundamente el tema como es Antonio Brack y del de reciente data el de Cultura, que esperemos no pase a ser un ente enteramente burocrático que no cumpla sus funciones. La burocracia requiere de capacitación permanente, de estructuras organizativas óptimas para que efectivamente de resultados. Nada hay de eso en los planes del actual gobierno.
LAS 130 MIL OBRAS
El Presidente García se vanagloria cuando habla de 130 mil obras realizadas a largo de estos últimos cinco años, con una inversión de 75 mil millones de soles. Pero hay un hecho evidente que se tiene que resolver, el manejo eficiente de recursos y el mayor aprovechamiento de las potencialidades regionales, en el que el Congreso tiene que asumir su responsabilidad.
Existe la falta de compromiso de algunos gobiernos regionales, que a pesar de contar con ingentes recursos, provenientes del Gobierno central y del canon, no han podido estar a la altura de las urgencias de la población. Hay una pobre ejecución presupuestal y se tiene que retomar las iniciativas de fusión microregional para asegurar el manejo eficiente de recursos.
Lo del gas también es una necesidad perentoria. El primer mandatario, acertadamente, ha confirmado la intención de renegociar los contratos. Las exportaciones no pueden ser menores a las que se aplica al mercado interno. Aquí tiene que respetarse la Constitución, con medidas justas y equitativas. Por eso es tan necesaria la construcción del gasoducto sur andino para asegurar la provisión de energía de un amplio sector de peruanos.
JUSTICIA CON LAS FFAA Y POLICIALES
El tema de la pobreza también es perentorio ponerlo en el tapete de la discusión. Más aún cuando hay una promesa de este gobierno de reducirla al 30 por ciento el 2011. Si se consigue, como lo tiene proyectado García, realmente que este gobierno se convertiría en innovador.
Ello demandará un esfuerzo superior de todos los sectores sobre todo de educación donde, repetimos, poco se ha hecho Hay que mejorar los índices de reducción del analfabetismo, para dar un fuerte impulso a la movilización social.
En salud destacan los esfuerzos para reducir la mortalidad y la desnutrición infantil . Aquí se ha registrado un trabajo concienzudo del sector a cargo de esta responsabilidad eminentemente social. En el Seguro Social hay novedades. Por ejemplo, se ha registrado un significativo salto de de 12 millones a 19 millones de consultas. Los esfuerzos, definitivamente, tienen que ser continuados.
Parece ser que los sueldos y salarios de las Fuerzas Armadas y Policiales, por fin, serán solucionados, después de más de 20 años de espera. Lo harán, según el anuncio presidencial, en cinco tramos superando así las condiciones de efectiva crisis por la que atraviesan nuestros oficiales, técnicos y personal subalterno, quienes cumplen la importante y trascendental misión de la defensa interna y externa.
Ello incluirá la solución estructural de la Caja de Pensiones Militar Policial, institución que desde hace un buen tiempo opera con efectividad que merece destacarse. Todo esto tiene que ser una realidad contundente al final de este gobierno. Al menos está la promesa hecha y tendrá que cumplirse, si queremos ser consecuentes.
Faltan exactamente un año para que en el Perú se instaure un nuevo gobierno, elegido democráticamente por el pueblo. García esta al final de su periodo con sus aciertos y desaciertos.
Lo fundamental es consolidar el sistema democrático como la mejor forma de gobierno en la que el pueblo pueda elegir con el voto popular. A eso debemos contribuir todos los peruanos. Tenemos la obligación de hacerlo. La alternancia democrática es una necesidad y la estabilidad lo mismo. Para todos, sin ninguna excepción.

13 comentarios:

  1. El Señor García leyó su discurso durante mas de una hora y nada nuevo dijo. Lo que queremos los peruanos es trabajo y que termine,de una vez por todas, la corrupción. Felizmente ya le falta poco para terminar su periodo. (Fernando Reyes)

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo con lo que se dice aquí en el sentido de que este no es un gobierno aprista. Si lo es y a mucha honra. García era el discipulo preferido de Haya de la Torre y hace un gobierno para favorecer a todos los peruanos. En Economia estamos bien. Somos democratas a carta cabal y siempre pensamos en el Perú. (Guido Figueredo)

    ResponderEliminar
  3. Ya estamos cansandos de que se hable, hable y hable y nada concreto tenemos. Nos falta sueldos buenos, mas trabajo, progreso. Que lo necesitamos a gritos (Ernesto Veraud)

    ResponderEliminar
  4. Estan ustedes muy condescendientes con el Presidente. ¿Y lo de Bagua? Excluir a peruanos no es muy bueno que digamos. Menos actuar con violencia. Ni una palabra de esto se le escucho al Jefe del Estado. Nos engaña mucho y poco cumple. (Germán Arellano)

    ResponderEliminar
  5. Señores: ustedes aseguran la honestidad de García. Casa en Chacarilla. Casa en Paris, la zona más rica. Otras propiedades y otros signos de riqueza. Entonces, ¿en qué quedamos? Romulo Carreño

    ResponderEliminar
  6. Señor Presidente de la República: Pise tierra y denos soluciones especificas. El pueblo peruano lo exige. Déjese de jugar con cifras y especulaciones que no son reales. Hasta cuándo se puede permitir el engaño en el Perú. Yo voté por usted por esa dicotomía entre el cáncer que usted representaba y el militar Humala, el Sida. Vamos, vamos, actúe para pasar a la Historia. Desde ya, el 2016, mi sufragio no sera por Alán. Espero que haya otros candidatos mejores. (Juan Arias)

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo con el comentario presidencial. Se reconoce lo que este gobierno ha hecho. Hay criticas democráticas que hay que tener en cuenta. Lo primero de todo es consolidar la democracia, para efectos postivos del pueblo. Sigan en esa linea. (Bernardo Arias)

    ResponderEliminar
  8. Yo soy un aprista desde niño y mi familia también. Pero no estoy de acuerdo con el Presidente que puede ser todo, menos aprista. Lo que necesitamos es aplicar las enseñanzas de Haya de la Torre. Es decir hacer un estado antimperialista, donde se manifiesten los beneficios para el pueblo. Este es un gobierno neo-liberal que no se diferencia en nada a la derecha que siempre usurpó los derechos de los más pobres. ¡Viva el apra auroral!

    ResponderEliminar
  9. El Apra no es el partido de antes. Menos disciplinado. Menos auténtico y menos todo. No pueden ni siquiera afrontar unos comicios electoral municipales y ya lo pusieron a Roca peor que una roca de hielo para que se vaya a su casa. Qué hace ante eso el Presidente. Solo engordar. ( (Carlos Barreto)

    ResponderEliminar
  10. El Presidente de la República tiene la desaprobación de la mayoria de los peruanos. Si no veamos las encuestas. No llega ni siquiera al 40 por ciento. A pesar de que hable y hable el 28 de Julio. Se que la Constitución se lo exige. Pero, por favor que tenga un poco de consecuencia y diga a los cuatro vientos que fracasó en sus ideales (Kelly Santa Cruz)

    ResponderEliminar
  11. Alan estuvo a la altura de ser el líder no sólo continental, sino el primordial de América Latina. Su gobierno da tranquilidad al pueblo del Perú que lo ha elegido dos veces. Tiene derecho a volver. El 2016 es su oportunidad para presidir el Bicentenario. Pasará a la historia. (Silvia Cárdenas)

    ResponderEliminar
  12. Malo el mensaje. La mayoria sigue sufriendo. Felizmente este señor se va el 28 de julio del 2011. Eligamos al más idóneo. (Víctor Zavaleta)

    ResponderEliminar
  13. He visto en este blog cierta actitud aprista. Primero publicaron,hace unos meses, un artículo favorable a Haya de la Torre. Ahora le pasan la mano a García ¿Son apristas?. Carlos Puente Arnao.

    ResponderEliminar