sábado, 14 de agosto de 2010

LAS: ESCRITOR, MAESTRO, POLITICO

Como escritor, maestro y político destacó a lo largo de muchísimos años con un carácter decidido y punzante que nunca perdió. Lo que merece destacarse es su aporte porque contribuyó, como pocos peruanos, al engrandecimiento efectivo del país.
Por sus características tan peculiares y constantemente agudas para sus actividades, el ilustre personaje se ganó el mote y apodo que lo retrató por entero de ser el “zorro de la política peruana”.
Esta actividad la ejerció entre 1931 y 1994, año en que murió a los 93 años y cuatro meses  cumplidos. Sin perder, en ningún momento, la lucidez como parte de su fecunda inteligencia.
Luis Alberto Sánchez Sánchez (LAS), nacido el 12 de octubre de 1900, ocupó con brillantez importantes cargos públicos en la vida nacional: constituyente en 1931 y 1979, diputado, senador, presidente de la cámara alta en dos oportunidades, tres veces Rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Primer Vicepresidente de la República y Presidente del Consejo de Ministros. Toda una celebridad.


Luis Alberto Sánchez

A ello se tiene que añadir su amplia obra como autor de innumerables libros que abarcan diferentes especialidades de la Literatura, la Poesía, Historia, Económica y la propia política. Desde sus memorias de un peruano del siglo XX que se llamaron “Testimonio Personal”, “Elogio de González Prada”, la biografía del pensador cuyo título es “Don Manuel”, hasta el análisis de “Los Poetas de la Revolución y de la Colonia”.
Sin olvidarnos de "Don Ricardo Palma y Lima”, “Góngora en América”, “Literatura Peruana, derrotero para una historia espiritual del Perú”, “Se han sublevado los indios”, “América Novela sin Novelistas”, “Aprismo y Religión”, “Principios de Economía Aplicada al Perú”, “ Haya de la Torre y el Apra”, “La Perricholi”, “Garcilaso de la Vega, Primer Criollo”, “El Perú, Retrato de un País Adolescente”, “El Pecado de Olazábal”, entre muchas otras obras.
RUMORES
Hay un hecho que se dijo y se comentó que hay que consignarlo, a pesar de no estar comprobado. Pero en pro del contrapeso, la objetividad y nada más, va. Mucho se criticó que, si bien Sánchez tenía una gran producción de libros, habría caído continuamente en no revisar a plenitud, con rigurosidad, las aseveraciones que hacia, las cifras que daba y hasta los pensamientos que emitía, en mucha de sus obras.
Dicen que, quien lo señalaba con lápiz y papel para demostrarlo, era Raúl Porras Barrenechea. El famoso senador, maestro sanmarquino, historiador, diplomático de gran prestigio que llegó a ser Canciller de la República y miembro de la generación de LAS. Sin embargo, todo quedo allí en el rumor. Nunca se registró una denuncia formal y concreta.
No muy alto de estatura con la frente ancha, canoso y con anteojos de lunas gruesas que le daba un aspecto eminentemente intelectual.  Conversador impenitente, critico mordaz. Fue perdiendo la vista paulatinamente hasta no ver nada, por efecto de una enfermedad a los ojos, retinitis pigmentosa. Lo acompañaban como lazarillos sus alumnos.
Entre ellos: Alberto Franco Ballester que fue parlamentario y dirigente aprista y el actual Académico de la Lengua, el periodista Ismael Pinto Vargas. Su secretaria y asistente de años fue Marlene Polo Miranda, Bibliotecaria de profesión y forjadora de uno de los archivos periodísticos más completos que tuvo el Perú, el del diario La Prensa.


La Generacion del 900. LAS el ultimo de los parados.

Una faceta desplegada con amplitud por el líder aprista fue el periodismo. Famosa fue su columna "Cuaderno de Bitácora", que se difundió en prestigiados diarios peruanos y extranjeros conjuntamente con sus artículos de opinión. Siempre claros, concisos, admirables.
Nació LAS en pleno centro de Lima en la tradicional calle de Monopinta 214, hoy Caylloma. Fue bautizado con los nombres de Luis Alberto Félix, en la parroquia de la Iglesia de San Marcelo y se desempeñaron como padrinos: Domingo Olavegoya y Carmen Blanco de Sánchez, la abuela. Era hijo de Alberto Leandro y Carmen Margarita, primos hermanos entre si, según cuenta en su Testimonio Personal.
En 1896 nació su único hermano mayor Manuel que muere a las pocas horas. Su esposa fue Rosa Dergán y sus hijos: Aurora, César, Luisa, Joselo, Luis Alberto y Salma. Muchos de ellos vivieron en Chile y Centroamérica.
El primero de la familia que llegó al Perú procedente de Extremadura, España, fue Juan Sánchez y Mora Banda, quien era el bisabuelo de LAS y vivió en el departamento de Lambayeque, donde se casó con Margarita Calderón. Tuvieron tres hijos: Natalio, abogado que murió combatiendo contra los chilenos en la batalla de Miraflores; José Remigio, abuelo paterno de LAS y padre de Alberto Leandro; y Leopoldo Sánchez Calderón, el materno, marino desde los l4 años que luchó en los combates de Abtao y del 2 de Mayo contra los españoles. Además en la Guerra con Chile.
Este último se casó con Carmen Patiño y procreó a Leopoldo y Carmen Margarita, madre del escritor. Sus padres se casaron en el Callao.
A los tres años, el niño enfermó de tifoidea y los médicos sentenciaron que “no podría estudiar”. Equivocación garrafal porque Luis Alberto ingresó al Peneca del Colegio de La Recoleta. Comenzó a estudiar y destacó tanto que a los nueve años escribió su primer articulo titulado “Los ladrones audaces” que es publicado en el Boletín Escolar del plantel, dirigido por los sacerdotes franceses de los Sagrados Corazones.
ESTUDIANTE
El  tremendo sufrimiento vino diez años después cuando falleció su madre. Posteriormente, Luis Alberto continuó siendo un brillante alumno con notas sobresalientes, finalizando sus estudios en el referido plantel. Era 1916.
Ingresó a la Universidad de San Marcos donde estudió Letras y Derecho. Por esta época conoció a Víctor Raúl Haya de la Torre, César Vallejo y Manuel "Cachorro" Seoane. Comenzó a trabajar como secretario de la Biblioteca Nacional y redactor del Mercurio Peruano.
Muy joven aún, a los 19 años escribió el libro “Los Poetas de la Revolución" y formó parte del Comité Directivo de la Reforma Universitaria, conjuntamente con Haya de la Torre, Jorge Guillermo Leguía y Porras Barrenechea.
Terminó sus estudios de Letras como bachiller con la tesis “Nosotros” que trató sobre el nacionalismo literario en el Perú. Ingresó a la revista "Hogar" como redactor y luego pasó a otra famosa de la época llamada "Mundial", dirigida por Andrés Avelino Aramburú y donde también colaboraron intelectuales de la talla de José Carlos Mariátegui, Dora Mayer de Zulen y Alejandro Belaúnde.
Los estudios prosiguieron con éxito para Sánchez y por eso es que se graduó en San Marcos como doctor en Historia, Filosofía y Letras con la tesis “Elogio a don Manuel González Prada”, el fundador del radicalismo en el Perú, hombre entero de principios y Director de la Biblioteca Nacional. El autor de la famosa frase: “los viejos a la tumba, los jóvenes a la acción".


El maestro y el alumno: Alfonso Barrantes Lingán.

Sánchez con la rienda intelectual en ristre hizo un viaje de estudios sobre el Libertador Simon Bolívar por Colombia, Venezuela, Panamá y Ecuador, donde además dictó conferencias en diferentes círculos universitarios y estrechó lazos con destacados miembros de la intelectualidad de estos países.
Fue miembro del Jurado de los Juegos Florales de Lima conjuntamente con Mariátegui, Manuel Beingolea, el poeta arequipeño Percy Gibson, padre de la fundadora y directora de Caretas Doris Gibson; y Manuel Beltroy. Entregaron el premio al poeta Enrique Peña Barrenechea.
A los 25 años ya es miembro correspondiente de la Academia de Historia de Ecuador y Bachiller en Derecho, tras sustentar un sesudo trabajo sobre las leyes de trabajo en Perú, Chile e Italia. Un año después se graduó de abogado en su Alma Mater, San Marcos.
Lo nombraron Subdirector de la Biblioteca Nacional y tomó a su cargo la cátedra de Literatura Peruana en el centro de estudios más antiguo de América.
Se incorporó como miembro de número del Instituto Histórico del Perú, hoy Academia de la Historia y publicó el primer y segundo tomo de la Literatura Peruana y “Se han sublevado los indios”, en la misma época que lo hace el historiador Basadre con su libro “Equivocaciones”.
El Perú hervía políticamente en 1931. Finalizó el largo gobierno de Leguía. Las elecciones por realizarse con Sánchez Cerro y Haya de candidatos Este es el año que Sánchez ingresó a la política, como militante del Partido Aprista Peruano. La organización de la que jamás se fue y por la cual entregó toda su vida posterior.
Con sacrificio y pundonor. Lealtad y esperanza, a pesar de las prisiones, persecuciones y destierros. Por el partido, ocupó cargos importantes. Fue el intelectual del Apra. El  que  destacó entre los primeros cuadros.
CONSTITUYENTE
Como constituyente formó parte de la primera célula parlamentaria aprista en 1931, conjuntamente con otros 27 militantes de su partido, sobre un total de 145 representantes. Había de todo. Una fracción gobiernista, otra socialista de cinco. Grupo descentralista de 20 y una media docena de independientes
Sánchez debutó en el Congreso con brios. Era un buen orador con claridad y fuerza en la hora de convencer. Los apristas sustentaron proyectos de ley democráticos como la realización de las elecciones municipales, que no las había desde 1923.
Lo mismo que la revisión de los contratos lesivos del interés nacional como el del Muelle y Dársena del Callao, las concesiones de petróleo, en especial de la Brea y Pariñas y el de la venta de los ferrocarriles a la compañía inglesa Peruvian Corporation.
Sanchez, como parlamentario, era uno de los que más destacaba. Sustentó verdaderas reformas y fue parte del equipo que propició una ley que prohibía el alza de arriendos, a la vez que establecía una tasa nacional, según el costo y los impuestos. El proyecto no se discutió nunca.
También un trato más humano para el cautivo ex Presidente Leguía. Porque, se imprimiesen por cuenta del Estado, las obras completas de José Carlos Mariátegui, Gonzales Prada y el medico huanuqueño Herminio Valdizán, una eminencia de la ciencia.
La presión de los hechos políticos no permitía avanzar debidamente en el debate constitucional aunque Sánchez y su grupo plantearon  que el Perú es una republica democrática. Que el Poder Legislativo constará de una sola cámara popular con un congreso económico de tipo consultivo. Que el voto sea universal con la participación de las mujeres, garantías para el derecho sindical. No reelección presidencial. Poder Electoral autónomo. Verdaderas conquistas.

La tapa del libro sobre Haya de la Torre

PERSECUCION
La Constitución se discutió después de la eliminación de facto y arbitraria de los congresistas apristas y un descentralista. Pero antes Sánchez demostró coraje conjuntamente con otro líder aprista Carlos Manuel Cox. Ellos, en plena persecución, lograron ingresar subrepticiamente al local del Congreso, a donde concurrió el Gabinete en pleno de Sanchez Cerro. Con el objeto de acusar a los apristas.
Pero al enterarse de la presencia de sus perseguidos, el Gabinete abandonó el recinto y ordenó detenerlos, pese a la inmunidad parlamentaria. Como no salieron, las fuerzas del orden asaltaron el local del Congreso y apresaron a los parlamentarios apristas que allí se encontraban. Entre ellos, Sánchez.
Posteriormente corrieron igual suerte en forma brutal otros representantes apristas como Pedro Muñiz, Manuel Seoane y Alcides Spelucín, entre otros. Ellos se convirtieron en presos políticos, enviados en un barco fuera del país rumbo a Buenaventura y Panamá. Eran 23 congresistas proscritos. Sólo uno de los perseguidos, Luis Heysen Incháustegui, trejo lambayecano conocido como “el cuco” logró mantenerse oculto dos años continuos.
Ninguno de los desterrados supo hasta l8 meses después, nada más y nada menos 540 días, que fueron “condenados” a 500 días de destierro, a mérito de la Ley de Emergencia. Nadie los oyó en juicio, ni se les comunicó la sentencia. Tampoco supieron de que se les acusaba. Así son las dictaduras.
A Sánchez lo desterraron a Panamá y Colombia y allí tuvo que rehacer su vida. Fue profesor y conferencista del Instituto Nacional del primer país, del Instituto Cubano de la Habana y de la Universidad Central de Quito. Publicó “Carta a una iberoamericana" y un conjunto de textos escolares sobre Castellano, Historia y Economía Política.
LA TRIBUNA
Antes de salir del país, en 1931, fundó el diario aprista "La Tribuna" del cual fue subdirector, acompañando en la dirección a Seoane, su gran amigo, el camarada de siempre. Aunque las malas lenguas decían que tenían ambos una rivalidad tremenda. Sánchez siempre lo negó, aunque muchas veces lo criticó. Como cuando el “Cachorro” abrió lazos con Perón para andar por caminos revolucionarios que nunca se dieron. En fin, las cotidianas rivalidades de los políticos que se esconden y dejan de reconocerse.
En 1933, Sánchez volvió del destierro y es nombrado director de La Tribuna. Lo mismo que profesor extraordinario de la Universidad de Quito. Este es el año que publicó “America Latina Novela sin Novelistas”. Al año siguiente es nuevamente desterrado. La dictadura de Benavides no cedía. Esta vez se va a Paraguay y luego a Chile, donde inicia una labor intelectual  notable.
El político pasó años de años desterrado en el país del Mapocho.. El exilio chileno también acogió a  Seoane y el periodista Manuel “ Negro” Solano, entre muchos otros dirigentes apristas.
Los tres trabajaron en la Editorial Ercilla, una entidad enteramente cultural que se dedicó a la edición de libros notables para el campo editorial y una revista de análisis político, dirigida por Seoane de éxito inusitado.
Sánchez lo cuenta en su libro “Visto y vivido en Chile” cuando dice que la referida organización fue “un espacio de oasis donde los desterrados apristas encontraron trabajo, cordialidad y apoyo”. Colaboraron Ciro Alegría, el poeta Alberto Hidalgo y el economista Carlos Manuel Cox, posteriormente Presidente del Senado, renombrado dirigente aprista oriundo de la misma ciudad de Víctor Raúl, Trujillo, en el departamento de La Libertad.

Con José Carlos Mariátegui y otros intelectuales

PUNZANTE
Ercilla fue un consistente editor de intelectuales renombrados tales como Neruda, Huidobro, Joaquín Edwards Bello, T.E. Lawrance, el francés ministro de De Gaulle Andre Malraux, Ortega y Gasset, Pío Baroja, etc. etc
La revista Ercilla, dirigida por Seoane. ocupó el primer lugar de las preferencias en el mundo de los lectores de Chile con noticias actuales y comentarios políticos de primer orden.
Hablábamos de la característica punzante de Sánchez. Para justificar nuestra expresión veamos como describe, en el mismo libro a uno de sus amigos íntimos que por razones ideológicas, posteriormente se distanciaron: Salvador Allende Gossens, el que fue Presidente de Chile y  traicionado por los militares durante el golpe del 11 de setiembre de 1973 para instaurar una dictadura de 17 años, con asesinatos, desolación y represión feroz. El retrato que hace es de fines de los años 30 del siglo pasado.
“Allende se presentaba bien trajeado, con los rubios cabellos engominados, bien quisto el bigotillo rubio, limpias y claras las gafas con montura de oro. A primera vista llamaba la atención su grave gesto, que se convertía en travieso proclive a la chanza apenas se entraba más en próxima relación con él.
Tenía la tez blanca, casi roja. Su materno origen alemán saltaba a la vista. Los Allende pertenecían a una distinguida familia porteña. El padre había sido médico. Las hermanas bellezas auténticas y modelos de elegancia. Le gustaba discutir y enterarse de todo. Por lo común, Salvador usaba el terno un poco largo para disimular sus piernas demasiado cortas en relación a su tórax.
Una invitación a la lectura, para muchos analistas que significa hacer un paralelo entre un revolucionario y lo que efectivamente era y en el fondo ridiculizándo al que fue Presidente dedicado a las lides burguesas, al buen vivir y la vida que podría interpretarse frívola.
PUBLICACIONES
No lo decía Sánchez pero lo dejaba en la entrelinea. Lo hizo, en otros temas con su amigo Seoane, con el ex Presidente Belaúnde, con el poeta Neruda y con muchos otros personajes. A quien si respeto permanentemente fue a Haya de la Torre. Lo llamaba con cariño Víctor. Una forma de ser y actuar. El zorro de la política.
Publicó "Breve tratado de Literatura General". Además de "Nueva Vida y Pasión de la Cultura en América". Viajó a Argentina y Uruguay donde dictó conferencias en Buenos Aires y La Plata así como en la Sociedad de Amigos del Arte de Montevideo.
Sacó a luz "La Perricholi", el tercer tomo de la Literatura Peruana y la tercera edición de "Panorama, Civilización y Cultura". Una producción continúa en pro de la intelectualidad.
Fue huésped de las Universidades de Buenos Aires, La Plata y El Litoral. Apareció otro libro más como signo de su continua producción literaria al que pone como título "Historia de la Literatura Latinoamericana".
Fue invitado a Estados Unidos por la Biblioteca del Congreso de Washington y designado Catedrático Honorario de la Universidad del Cuzco, la capital de América y el ombligo del mundo. Tradujo "La Esperanza" de André Malraux.
En Estados Unidos se desempeñó como profesor visitante de la Universidad de Columbia de Nueva York y conferencista de Pensilvania y California. Otro libro más: "Historia general de América". Siguieron las publicaciones entre las que destacan: "Los fundamentos de la Historia Americana" y "Un Sudamericano en Norteamérica".


Sus memorias.

1945
También enseña en su calidad de Profesor visitante de Michigan State College y conferencista en las universidades de Washington, Oklahoma, San Francisco y Tenesse
Revisor y redactor de guiones de películas de la Metro Goldwyn Mayer. Deleitó otra vez a los lectores con "Breve Historia de América" y "Nueva Historia de la Literatura Americana".
1945 es un año democrático para el Perú. Se forjó el Frente Democrático que con el apoyo del Apra  eligió como Presidente Constitucional de la Republica a, Jose Luis Bustamante y Rivero.Los apristas volvieron a la patria añorada. Entre ellos: Luis Alberto Sánchez, quien resultó elegido Diputado. Ese mismo año murió su padre. La producción literaria prosigue y salen a la librería dos de sus libros: "¿Existe América Latina?"  y "Examen Espectral de América Latina". Había registrado once años fuera del Perú.
En 1946 resultó LAS elegido por primera vez Rector de Marcos cuando se cumplían 385 años de su fundación. Antes se desempeñó como Decano de la Facultad de Letras. Al ocupar el máximo  cargo declaró que "la Universidad no sería prebenda, trinchera, ni botín de nadie".
Cuenta en sus memorias, sibilinamente. que cuando lo eligieron para tan alto cargo, su amigo Jorge Basadre, el más grande historiador de la República, le dijo al felicitarlo:”Ojala conserve usted la serenidad y tenga el éxito que le merece. "No fue muy efusivo, más bien reticente . Yo le agradecí de todo corazón su presagio, aunque no fuera tan optimista como yo lo hubiera deseado".
Al recordar este hecho, el escritor salió con la brillantez de siempre cuando dijo lo siguiente en sus memorias:: “la verdad es que me sentí transportado y agobiado. Para un intelectual tener este cargo-y a los 45 años- representaba su mejor galardón, su más limpia y enorgullecedora presea. Pude decir al ceñir la insignia, parodiando la famosa Rima de Bécquer: “hoy he visto, la he visto y la he tocado. Hoy creo en Dios". Brillante, indiscutiblemente.


Seoane, Sánchez, Haya,  Heysen y Cox: fundadores del Apra

PORRAS
Raúl Porras no había acompañado a Sánchez en el camino al rectorado. Veamos como Sánchez lo describe: “Apasionado adversario fue Raúl. El ardiente reformista de 1919 y 1931. Una explicación, su candidato presidencial, el general Eloy Ureta había sido derrotado. Parece raro comprobar que éste no secundara al mas calificado exponente de la política, Haya de la Torre ni en lo universitario a mi, su compañero de faenas. Pero la vida es asi y así ocurrió, A Porras se le acabo la fiereza". Era el Sánchez rencoroso que siempre devolvía los golpes.  Nadie es perfecto en la vida.
Por este tiempo, el líder aprista cumplió importantes actividades diplomáticas en el exterior como presidente de la delegación peruana ante la Unesco en Paris y  Embajador especial en la transmisión del mando de Colombia. Lo mismo hizo en Venezuela cuando asumió la presidencia Rómulo Gallegos.
Las actividades cotidianas de Sánchez se cortaron de un momento a otro luego de ocurrida la revolución del 3 de octubre de 1948 al sublevarse la escuadra, con la participación de algunos dirigentes apristas. Ello implicó que el Gobierno de Bustamante declarase fuera de la ley a los apristas. El parlamentario y Rector de San Marcos se asiló en la Embajada de Paraguay.
El líder aprista, luego de llegar a Asunción visitó Chile Argentina, Brasil y participó en una serie de actividades literarias. Se enteró, por los periódicos del asilo de Haya en la Embajada de Colombia.
VIAJES
Hasta que llegó a Guatemala para reempezar su vida. Comenzó a trabajar en la universidad de San Carlos. Habían pasado cinco meses del exilio. Los viajes prosiguieron. Chile otra vez. Volvió a Centro America y estuvo en Puerto Rico y Cuba, donde participó en el Congreso de Literatura Iberoamericana.
Fue miembro organizador de la Conferencia de Partidos Democráticos realizada en La Habana. Sale a luz otro libro de él: "La Tierra del Quetzal". Profesor en la Universidad de Puerto Rico. Lo misma hace en La Habana.

Caricatura precisa de Carlín

La labor docente  continuó, con dedicación y estudio intenso, en Chile y Uruguay. Volvió a enseñar en Puerto Rico y la capital de Cuba. Participó en la reunión mundial del Congreso por la Libertad de la Cultura en Milán, Italia. Fue Profesor visitante de la Universidad de Paris, La Sorbona.
Retornó del destierro al Perú tras acabar la dictadura de Odria e instaurarse el gobierno democrático de Prado. Los apristas  votaron por éste ultimo. No pudieron ser elegidos en el Parlamento. Estaban prohibidos, antidemocráticamente de ser candidatos. Argucias de la dictadura.
Invitado por el gobierno de Israel, el maestro Sánchez se convierte en Profesor visitante de la Universidad de Jerusalén y conferencista en Beirut y Paris. En esta última ciudad es miembro del Comité Organizador de la exposición de Arte Peruano.
Fue condecorado con la gran Cruz de la Orden del Sol del Perú. Por segunda vez, Rector de San Marcos. Organizó la exposición de Arte Peruano en México, pais ante el cual fue Embajador cultural. La Organización de Estados Americanos le encargó formular planes educativos destinados a la Alianza para el Progreso.
SENADOR
En las elecciones de 1963 que ganó Belaúnde, Sánchez resultó elegido senador por el departamento de Lima. Allí presidió las Comisiones de Diplomacia, Educación y Constitución del Congreso. En 1966, elegido Presidente de la Cámara y simultáneamente lo designaron, por tercera vez, Rector de San Marcos.
Causó mucha polémica el ejercicio de ambos cargos. Muchos decían que eran incompatibles pero tras árduo debate tanto en el Congreso como en los medios de comunicación, Sánchez siguió con sus actividades.
Fue perseguido y detenido por el gobierno dictatorial del General Velasco, saliendo incólume de toda investigación. Sus labores magisteriales las realizó con normalidad, viajando a diferentes universidades extranjeras en Venezuela, Costa Rica y Alemania. Era innegable el prestigio de Sánchez a todo nivel.
En 1977, le otorgaron el Premio Nacional de Literatura y el de Jaime Bauzate y Meza de la Embajada de España. Este año es fructífero para el mundo editorial porque salieron siete libros del prolífico autor: "La Juramentación de Dario Beltrán", "Visto y Vivido en Chile", "Escafandra Lupa y Atalaya", "Nuestras Vidas Son los Ríos", "Documentos Inéditos de Gonzáles Prada", "Drama de las Palanganas, Veterano y Bisoño" y "El Pecado de Olazábal".
Resultó elegido Primer Vicepresidente de la Asamblea Constituyente de 1979 y lo que es histórico reemplazó a Haya, por su enfermedad, en la Presidencia interina del organismo legislativo. Lo hizo con la capacidad de siempre.
Lo disgnaron miembro de número de la Academia Peruana de la Lengua y  consiguió ser Senador por Lima, en el periodo 1980-1985. Presidente de la Comisión de Constitución, Derechos Humanos y Leyes Orgánicas del Senado. En 1981, incorporado a la Academia de la Lengua Española. Que tal honor.
PREMIER
Al ganar las elecciones el Apra con Alan García de Presidente, Sánchez resultó elegido como Primer Vice Presidente de la República y .Presidente de la Cámara de Senadores. No obstante las múltiples tareas políticas, en ningún momento dejaron de  salir sus libros En esta oportunidad, "Pasajeros", un relato vanguardista y sus Discursos Parlamentarios. Editados impecablemente por el autor con comentarios adicionales.
En mayo de 1989, Premier y Ministro de la Presidencia, cargo que desempeña durante cinco meses y renunció para ser candidato a la Primera Vicepresidencia del Perú del periodo 1990 1995, en la fórmuela que presidió Luis Alva Castro. Estas elecciones las perdió el Apra. El ganador fue Fujimori. Pero Sánchez si es elegido Senador, cargo que le duró hasta el golpe de estado del 5 de abril de 1992.
El destacado intelectual falleció en 1994, sepultado en el cementerio Los Jardines de la Paz de Lima. El Perúi  perdió a uno de sus mejores intelectuales y políticos.

8 comentarios:

  1. El doctor Luis Alberto Sánchez fue mi profesor del curso Historia de América en la Facultad de Letras de San Marcos. Realmente un caso excepcional de maestro por sus conocimientos y sus actitudes de estar siempre al lado de sus alumnos. Guardo un grato recuerdo de él. Por ser lo que fue: un amauta. (Ricardo Arvayza)

    ResponderEliminar
  2. Sánchez tenia su estudio de abogado en el jirón Moquegua. Alli lo veía llegar por lo menos tres veces por semana. Lo saludaba con mucha admiración porque yo vivía por ese barrio. Algunas veces nos poniamos a conversar. Que tal hombre para ser culto. (Samuel Bardales)

    ResponderEliminar
  3. Excepcionales son las descripciones que se incluyen en la nota. Como la de Allende, el presidente de Chile. Sánchez fue un peruano universal que vive con su obra. Luisa Bejarano

    ResponderEliminar
  4. Muchas veces voté por LAS para que sea parlamentario. sobre todo por su valia personal. Ni siquiera yo soy aprista. Si, un asiduo lector del maestro. Me ha gustado mucho que lo recuerden.Victor Mostacero

    ResponderEliminar
  5. En el Apra,desafortunadamente, ya no hay figuras como la de este hombre tan excepcional a lo largo de su vida y con tantos libros. Merece un aplauso.

    ResponderEliminar
  6. Sánchez ayer, hoy y siempre fue una figura indiscutible en el país. Recordarlo es una obligación sobre todo para ser el ejemplo que los pueblos necesitamos para vivir en democracia. (Manuel Cordero)

    ResponderEliminar
  7. Para los que deseen mas datos sobre este gran i9n telectual existeuna pag. web
    www.luisalbertosanchez.net

    ResponderEliminar
  8. Debemos dejar constancia de que cuando se habla del médico Valdizán en este artículo se dice errroneamente Herminio. Cuando tal ilustre científico huanuqueño se llamaba Hermilio. Disculpen el gazapo. (La Redacción de Miscelanea)

    ResponderEliminar