viernes, 27 de agosto de 2010

MACHADO: CUANDO EL ESPIRITU PALPITA

Poeta de vibraciones y de compromisos que canto con precisión y sencillez en una mezcla perfecta que la mezcló con una honda participación del espíritu exteriorizada en el tiempo para que su obra sea enteramente universal.
Antonio Machado Ruiz creyó a pie puntillas en la poesía y por eso le cantó con precisión y sencillez a la tierra, al mar, a los olivos y en diversos tonos a la gloria del amor. En su poesía se refleja la labor dolida de su patria y la recreación de la belleza que encierran las pequeñas cosas.
Influido por el modernismo y el simbolismo pero su obra es expresión lírica. El movimiento al que perteneció fue conocido como la Generación del 98- Probablemente sea el vate que más se lee todavía.

Nació en Sevilla con los nombres de Antonio, Cipriano José María y vivió luego en Madrid donde estudió. En 1893 publicó sus primeros escritos en prosa, mientras que sus poemas aparecieron en 1901.
Viajó a Paris donde conoció a Rubén Darío, del que será gran amigo toda su vida. En Madrid se juntó con Unamuno, Valle Inclán, Juan Ramón Jiménez y otros destacados escritores con los que mantuvo una estrecha amistad.



Antonio Machado

Fue Catedrático de Francés y se casó con Leonor Izquierdo que murió en 1912 después de haber permanecido tres años con el poeta, dejando su desaparición desolado al poeta. Escribió teatro en compañía de su hermano, también poeta, Manuel, estrenando varias obras entre las que destacan La Lola se va a los puertos y La duquesa de Benameji. Formó parte de la Compañía Teatral de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza.
Se formó en la Institución Libre de la Enseñanza y en otros centros de estudios madrileños. Trabajó en la Editorial Garnier y ejerció la cátedra de Francés en Soria, Segovia, Baeza y Madrid.
MUERTE
Le fue concedida una pensión y estudio Filología en París durante un año, estancia que aprovechó para asistir a los cursos de Filosofía de Bergson y Bédier en el College de France.
Doctorado en Filosofía y Letras, desempeñó su cátedra en Segovia. Al estallar la Guerra Civil Española se encontraba en Madrid, trasladándose con su madre y otros familiares al pueblo valenciano de Rocafort y luego a Barcelona. En enero de 1939 emprendió camino al exilio, pero la muerte le sorprendió en el pueblito francés de Colliure
Los textos iniciales de Machado se convirtieron en comentarios de sucesos y crónicas costumbristas escritos en colaboración con su hermano y firmados con el seudónimo Tablante de Ricamonte. Era el año 1893
Sus primeros poemas se publicaron en Electra, Helios y otras revistas modernistas, movimiento con el que Machado se sintió identificado cuando comenzó su labor literaria.
En 1903 apareció Soledades con un distanciamiento de la escuela del modernismo y del propio Darío. Había emociones auténticas a menudo plasmadas a través de un sobrio simbolismo.
En su siguiente libro, Soledades galerías y otros poemas de 1907, reedición y ampliación del anterior, se hizo más evidente el tono melancólico e intimista, el uso del humor como elemento distanciador y, sobre todo, la intención de captar la fluidez del tiempo.
Al igual que Unamuno, Machado consideró que su misión era “eternizar lo momentáneo”, capturar “la onda fugitiva” y transformar el poema en “palabra del tiempo.
MEDITACION
En los años posteriores se acentuó su meditación sobre lo pasajero y lo eterno en Campos de Castilla (1912) dejando la autocontemplación y dirigiendo la mirada hacia el exterior. Observó el paisaje y a los hombres que lo habitaban.
Una emoción recorre los poemas de este libro que evoca la trágica España tan criticada por la generación del 98 desde una perspectiva regeneracionista al tiempo que se describe con hondo patriotismo la decadencia y ruina de las viejas ciudades castellanas.
En su siguiente número de poemas de 1924, Nuevas Canciones, el autor intensificó tanto su enfoque reflexivo como la línea sentenciosa de los Proverbios y cantares incluidos en el libro anterior.
Esta tendencia filosófica se manifestó entre 1912 y 1925 etapa en la que Machado redactó una serie de apuntes que se publicaron con el titulo de Los complementarios en 1971.
En este cuaderno de lecturas esbozos y reflexiones cotidianas aparecieron el filósofo y poeta Abel Martín y el pensador escéptico Juan de Mairena. Ambos son personajes imaginarios que le permitieron expresar al creador sus ideas sobre cultura, arte, sociedad, política, literatura y filosofía, especialmente en el libro Juan de Mairena. Sentencias, donaires apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo.
Paralelamente en las ediciones de Poesías completas de 1928 y 1933 se decanta una línea de tema amoroso y exótico inspirado por la que fue, tras de la muerte de su esposa, la gran pasión de su vida: Pilar de Valderrama, llamada Guiomar en dichos versos.. Con esta última mantuvo relaciones secretas durante muchos años.


El escritor dibujado.

Durante el desarrollo de la Guerra Civil, Machado escribió algunos poemas y varios textos en prosa, parte de los cuales fueron recogidos en el libro La Guerra (1937). Son escritos testimoniales plenamente influenciados por las circunstancias históricas del momento.
Por aquel tiempo, el poeta también escribió en las publicaciones republicanas y haciendo campaña literaria. En 1939 es evacuado a Valencia donde colabora en Hora de España y participa en el Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura.
Machado era el segundo de cinco hermanos de una familia liberal. Su padre Antonio Machado Alvarez “Demófilo” publicó numerosos estudios sobre el folklore andaluz y gallego. Su abuelo, Antonio Machado Núñez, médico y profesor de Ciencias Naturales.



A lo largo de su vida entró en contacto con Oscar Wilde, el fino escritor ingles de vida silenciosa y con el español que era un destacado intelectual, Pío Baroja. Estos personajes lo impresionaron profundamente.
Machado tomo a la poesía como una honda palpitación del espíritu. Como expresión intima del sentimiento personal en la que en primer lugar esta el hombre con su tiempo y necesidad de desarrollarse. Por lo que hizo, por lo que expreso tan digna y bellamente, hay que venerarlo siempre. Una obligación de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada