sábado, 14 de septiembre de 2013

ELVIRA GARCIA: MAESTRA VIDA DEL PERU

La maestra vida del Perú. Una maestra por vocación. Una maestra de encomiable calidad. Tal fue su pasión durante nada más y nada menos que  60 años fructíferos al servicio de tan noble actividad. Fundadora, directora y profesora de varios colegios y escuelas. Pero sobre todo-he allí su gran mérito- pionera total del fomento de la educación para la mujer en el país.
Elvira García y García creó en el Callao el Liceo Peruano allá por 1883 y dirigió el Colegio Fanning de  Lima a finales del siglo XIX y casi las dos primeras décadas del XX, entre 1894 y 1914. Su valor es innegable porque resultó la fundadora aquí en el Perú del primer jardín de la infancia o kindergarten como educación inicial y pre escolar. Definitivamente, toda una pionera.
También se desempeñó como periodista y colaboradora en muchas publicaciones. Lo mismo que autora de diversos e interesantes libros entre los que destacaron “La Mujer peruana a través de los siglos”. Por su memoria, un colegio nacional de mujeres ubicado en el distrito de Pueblo Libre lleva su nombre.
Nació allá en el norte en la apacible y bella provincia de Lambayeque el 1° de Junio de 1862. Su padre fue el Contralmirante de la Marina de Guerra del Perú, Aurelio García y Garcia. Mientras que su madre se llamó Eulogia Bert. Ella estudio en el Colegio de Educandas de la ciudad de Trujillo y los terminó, años después, en Lima.

Elvira García y García.jpg
Elvira García y Garcia

1880
Muy joven aún, a los 18 años se dedicó a la enseñanza en 1880 en plena guerra con Chile. Ella dictaba clases en el Colegio Santa Isabel de la capital limeña. Su graduación como maestra de instrucción primaria ocurrió cuatro años después. Había fundado antes el Liceo Peruano en el  Callao.
Con su titulo en la mano, la designaron para dirigir la Escuela Municipal N° 10  de dicho puerto, cargo que desempeño con brillantez durante 10 años. A partir de 1992, tomó la batuta principal en el Liceo Fanning, institución fundada por la también educadora Teresa Gonzáles de Fanning. Allí si que hizo grandes innovaciones y reformas que realmente forman parte de la  historia educativa a nivel nacional, buscando modernidad y efectividad.
En efecto,  introdujo por primera vez los cursos de Educación Física para lo cual contrato a la profesora norteamericana, Elsie Wood. Sin embargo, no faltaron padres ineptos que consideraron inconveniente que sus hijas realizasen ejercicios físicos y las aparataron del colegio
Elvira no se amilanó y siguió adelante con sus proyectos y es así como organizó entre las alumnas una “sociedad auxiliadora de los pobres”, con el fin de recaudar fondos para las familias más necesitadas en acto eminente de solidaridad. 
KINDERGARTEN
 Pero la labor de dicha sociedad fue mal interpretada. A ello se añadió la negativa de algunas alumnas nuevas a colaborar y la organización benéfica tuvo que suprimirse a pesar de que era una necesidad.
Para muchos entendidos, la más importante de sus reformas fue la fundación en 1902 del  kindergarten como anexo de un liceo. Se trató del primer jardín de la infancia existente en  el país para niños de 2 a 7 años.
Posteriormente, en 1906, la insigne maestra ingresó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos a seguir estudiando. Allí obtuvo el título de profesora de segunda enseñanza. Era la primera vez que dicho grado se otorgaba en el Perú.
 Ejerció el periodismo un buen tiempo en los diarios "El Comercio", "La Prensa" y "La Crónica", la revista limeña “El Hogar y la Escuela”. También colaboró en la famosa "Variedades", dirigida por el hijo del tradicionalista Ricardo Palma, Clemente Palma.
Le encomendaron la dirección del Colegio de Educandas de Nuestra Señora de Las Mercedes en el Cusco. Allí estuvo cuatro años trabajando e instaurando las reformas e innovaciones. No solo en el campo de la enseñanza, sino en el plano de la promoción social.

Uno de sus valiosos libros.

VISITAS
Recorrió Argentina, Uruguay y Brasil donde estudió las realidades educativas de cada uno de estos países. De vuelta a Lima y como fruto de estas experiencias que fueron muy valiosas instituyó la Academia de Enseñanza Superior para Mujeres que funcionó 12 años, desde 1920 a 1932.
La nombraron profesora de Castellano del primer colegio nacional de mujeres instaurado en el Perú llamado Rosa de Santa María. Llego a ser directora del plantel desde 1931 hasta su jubilación diez años después. También dictó clases en el Colegio Alfonso Ugarte, ejerciendo con una vitalidad asombrosa. Incluso hasta la avanzada edad de 80 años.
Tras su retiro siguió colaborando con la educación y el magisterio y dentro de este contexto creó la Sociedad Salvemos a los Niños, cuya presidencia la ejerció hasta su muerte. Fue socia activa de casi todas las instituciones filantrópicas y de beneficio que existían en Lima. Fallecó en la capital el 23 de Septiembre de 1951, a los 89 años. En su homenaje, las autoridades gubernamentales dispusieron que el antiguo Liceo Lima llevase su nombre. Ahora se le conoce como el Instituto Elvira García y García.
Las mejoras que implementó Elvira en la tarea docente no siempre fueron bien comprendidas por los padres de familia. Mucho tiempo tuvo que enfrentar el hostigamiento de los defensores del orden establecido y tradicional.


El emblema de uno de los colegios que lleva su nombre

MADUREZ
Hasta que ella misma sufrió en su madurez una transición hacia posiciones sociales determinadas. Su mensaje se orientó entonces a una concepción religiosa ortodoxa de la vida. Es decir, un llamado a las antiguas normas cristianas, la exaltación del patriotismo y la restauracion de los valores espirituales.
En cuanto al papel de la mujer, Elvira propugnó un feminismo moderado. Si se le quiere llamar bien entendido. Lo que implicó el rechazó a la beligerencia del movimiento y la confianza de los avances, en materia de derechos femeninos, a la justicia de las normas legales.
Su obra bibliográfica incluye una serie de libros de valor que escribió entre los que destacan: "Lecciones de Historia del Perú", "El Amigo de los Niños", "El Amigo de las Niñas", "La Educación del Niño", "El Diario de una Maestra", "Historia De Los Jardines de Infancia de Lima", "Composición Castellana", y Salvemos a los Niños.
Asimismo:  "Educación Femenina Correspondiente A La Misión Social Que Debe Llenar La Mujer En América", "Lecciones de Zoología e Higiene", "La Mujer Peruana A Través De Los Siglos", "Frente a la Humanidad, Unión de Fuerzas Espirituales" y "Caminos de la Vida". Comprobado está, como dijimos al principio: maestra vida. (Noé)

1 comentario:

  1. Felicitaciones por el excelente artículo.un ejemplo para todo maestro y maestra

    ResponderEliminar