miércoles, 12 de marzo de 2014

BACHELET: POPULARIDAD Y RETORNO

Un caso de entera y contundente popularidad que desde que apareció  nunca la perdió y que ha dado lugar, por segunda vez, a su retorno al  Palacio de La Moneda como Presidenta Constitucional de la República de Chile, iniciando ayer un gobierno progresista en el que participan una variopinta coalición de partidos donde están entre otros unidos y revueltos comunistas, socialistas y  democrata cristianos. Todos a una por el progreso de la nación
 El país de la estrella solitaria ha pasado de la derecha  representada por su ultimo mandatario, Sebastián Piñera, a una izquierda muy suigeneris y de corte moderado enteramente moderna donde la economía de mercado tiene un lugar preponderante, el ejercicio de la democracia por sus cuatro costados es imperante y las reformas que plantea, como plan de gobierno, no asusta a la ciudadanía que ya está acostumbrada a los cambios que se pueden venir, con una  constancia de reafirmación y continuidad.
Esta es la coalición Nueva Mayoría.  La de su primer periodo se le conoció como el de la Concertación, cuyos antecedentes anteriores fueron los gobiernos del mismo tipo presididos por Patricio Aylwin (Demócrata Cristiano), Eduardo Frei Ruiz  Tagle (idem) y Ricardo Lagos (Socialista), durante 20 años continuados, tras la caída del autoritario y dictatorial régimen que impuso a sangre y fuego el General Augusto Pinochet Ugarte, en el curso de casi dos décadas de oprobioso poder, desde el 11 de Setiembre de 1973  hasta 1990.


Michelle Bachelet Jeria.

REFORMAS
 Ahora la flamante mandataria está empeñada en llevar a cabo un conjunto de cambios estructurales con tres promesas como ejes: las reformas de la educación que implique que ésta sea gratuita y de calidad, la tributaria que sirva de financiamiento de la primera y la nueva Constitución para dar paso a una sociedad diferente, justa, prospera e inclusiva. He allí la perspectiva para el futuro.
De niña era alegre, estudiosa y, pese a la corta edad, aficionada a leer copiosamente. De joven una muchacha agradable, simpática e idealista que abrazó la profesión noble de la medicina y el socialismo como opción política.
 Fue, por decisión del mismísimo pueblo y la democracia imperante, la primera Presidenta Constitucional de Chile, desde comienzos del 2006 hasta  el 11 de marzo del 2010. Repitió el plato el último mes de diciembre en el curso de una elección impecable que ganó, en segunda vuelta de manera holgada, a la candidata del conservadorismo Evelyn Matthei.
Lo esencial y primordial es que Michelle Verónica Bachelet Jeria nunca pensó  en el poder presidencial y  lo que muchos de los políticos anhelan como meta primordial, a ella le llegó  de un momento a otro. En medio de una interesante e intensa vida de 62 años que arranca el día de su nacimiento en Santiago, el 29 de setiembre de 1951. A los 58  deja el poder, con una popularidad impresionante. Vuelve de la misma forma, el 11 de marzo del 2014.
CONSECUENCIA
Una vida también, dicho sea de paso, de tremendos y duros golpes  cargados de odios. Pero Michelle en todo momento rechazó ese mal sentimiento e inclusive, con sus actos posteriores, los revirtió a favor de los demás.
Muchos años hace que perdió a su padre, el General Alberto Bachelet Martínez, aviador  fallecido  en la cárcel pública de un ataque cardiaco, tras ser apresado injustamente y torturado salvajemente.
A su madre, Angela Jeria y a ella misma, también las encarcelaron las vejaron, las quisieron reducir a la mínima expresión humana. Por el simple hecho de ser consecuentes con sus ideales. Eran las épocas de la dictadura de Pinochet. Angela  salió expulsada del país mapochino y su hija la acompañó a Australia primero, luego a la Republica Democrática Alemania (RDA). Allí Michelle se casa y nace su primer hijo. Lejos de la patria  añorada.
Eso sí, nunca pudieron cambiarle sus ideales políticos y  los ejerció inclusive clandestinamente en su condición de militante del Partido Socialista a inicios del gobierno militar y cuando retornó a Chile.
El destino, definitivamente, da sorpresas. No todo puede ser sufrimiento y adversidad. La dictadura cae y ella se proyecta a seguir sirviendo a la sociedad como Médico del Estado en ese sector enteramente ligado a las grandes necesidades de los que menos tienen.
Como mujer destaca, posteriormente, al ser designada  Ministra de Salud durante el gobierno de Lagos. Pero allí no quedó la cosa. Pasa a ser nombrada Ministra de Defensa, la primera en Latinoamérica y se desempeñó con mucho éxito.

Resultado de imagen para Bachelet asume por segunda vez el mando
La socialista asume, por segunda vez, la presidencia.

TRIUNFADORA
Lo que la hace, definitivamente, triunfadora porque fue la abanderada presidencial de la Concertación Democrática de Chile, agrupación que fue una coalición de partidos de centro izquierda. Entre los que destacaron: el Partido Socialista, la Democracia Cristiana, los Radicales y los del PPD, Partido por la Democracia.
Aún más, la primera mujer de su país que se ha desempeñado en la alta magistratura.  La vida la llevó al trance histórico de ser candidata y presidenta con el apoyo de la mayoría de los chilenos. Durante su gobierno de cuatro años se construyó una democracia enteramente alternativa y con igualdad de oportunidades.
Una especie de sentimiento que para sus seguidores se ha convertido en realidad. En términos concretos, la Bachelet dejó el poder con más del 80% de aceptación de todos los chilenos, según señalan con precisión las encuestas realizadas en su momento. 
POPULAR
Ella derrotó en segunda vuelta, el l5 de enero del 2006, al empresario derechista Sebastián Piñera con 3’712,587 votos (53.5%) contra  3’227,395 sufragios (46.5%). Se impuso por cerca de medio millón de votos.
En la primera vuelta cumplida, el 11 de diciembre del 2005, la candidata de la Concertación obtuvo el 46% de los sufragios frente al 25% de Piñera, el 23% de Joaquín Lavín y el 5.4% de Tomas Hirsch, apoyado por los comunistas. En las anteriores elecciones Piñera,  de pasado familiar democristiano y votante por el “no” en el plebiscito contra Pinochet, se cobró la revancha y ganó los comicios que lo llevaron a presidir Chile cuatro años más, desde el 2010 hasta el 2014.
Peculiar fue el inicio de la popularidad de Michelle. El 2004,  las encuestas se fijaron en ella. Antes nadie pensaba que pudiese ser una alternativa presidenciable. De un momento a otro, se experimentó un explosivo crecimiento en las investigaciones electorales. Era la más popular de la Concertación para enfrentarse a la derecha en las elecciones programadas, en primera vuelta, para fines del 2005.
Este hecho significó también dejar de lado las aspiraciones de muchos políticos inclusive del Partido Socialista al que pertenecía Michelle. Entre ellos: José Miguel Insulza, hoy Secretario General de la Organización de Estados Americanos. También se sabía que por el PPD aspiraban a la primera magistratura Fernando Flores y el Ministro de Educación, Sergio Bitar.
LAGOS SE OPONE
En ese entonces, en el Partido Socialista, existían líneas marcadas encabezadas por diversas personalidades. Ricardo Núñez, de ideas social demócratas, estaba cercano a Lagos. Camilo Escalona representaba a la nueva izquierda, el sector más duro y heredero del ex Canciller de Allende, Clodomiro Almeyda. Ricardo Solari al tercerismo, grupo influyente ligado también a Almeyda pero que se acopló a Patricio Aylwin, Presidente Demócrata Cristiano del primer gobierno de la Concertación.
En años anteriores, Escalona, Solari y Bachelet conformaron el núcleo marcado por el sello intelectual y reformista del diputado Carlos Lorca, quien  tras el golpe de Pinochet pasó a la dirección interior del Partido en la clandestinidad. El ex parlamentario desapareció en las mazmorras pinochetistas, sin saber hasta ahora que suerte corrió.
Lo que es anecdótico y poco sabido es que inclusive el Presidente Lagos no estaba muy de acuerdo con su candidatura, no obstante ser su ministra. No era de su entorno íntimo. Había, definitivamente, entre ellos algo que los separaba. Hay hechos ocurridos y decisiones tomadas que grafican la situación.


Muy pequeña con su padre, su madre y su hermano.

“VIDA CHILE”
En el Ministerio de Salud, el Presidente le impuso a su amigo personal, Hernán Sandoval, como interventor. Los desconfiados afirmaban que así quería dejarla fuera del Gabinete y que por eso le exigió objetivos por cumplir con plazos determinados. Hecho que inclusive apareció en los medios de comunicación como prueba tajante del reto, dejándola en las manos de la opinión pública.
La Ministra tenía que desaparecer las colas de los hospitales estatales en tres meses. Una meta que Bachelet cumplió impecablemente. Garra de política, habilidad de estadista. El Presidente le impuso, además, dos desafíos especiales: por un lado, mejorar la atención primaria de los consultorios; y por otro, preparar la gran Reforma de la Salud. A ambas tareas volcó sus esfuerzos con resultados ampliamente satisfactorios, no obstante la complejidad técnica y las resistencias que se tuvieron que superar.
Lo cierto es que se estableció un sistema de horas por teléfono, con la implementación de líneas 800 en todo el país. Se incrementaron las atenciones médicas y dentales, logrando una cobertura garantizada en 24 horas a los menores de un año y mayores de 65 años.
Por primera vez en Chile, los consultorios abrieron sábados y domingos durante los meses de invierno y se extendió el horario de atención hasta las 20 horas. Se aumentaron las atenciones de los niños con infecciones respiratorias agudas y se innovaron las atenciones adultas. Tareas cumplidas con creces.
Asimismo se desarrolló el programa “Vida Chile” en todas las regiones del país y se dio un fuerte impulso a la promoción de la salud, impulsándose proyectos de investigación científica.
EN DEFENSA
Aún más, la Reforma de la Salud fue un proceso participativo amplio de jornadas ciudadanas con la incorporación de usuarios, empresarios, técnicos, académicos, colegios profesionales y gremios.
Bachelet, al frente de la cartera de Salud, impulsó un plan muy original denominado “Hospital Amable” que contribuyó a dignificar la atención, abrió los hospitales para que las madres pudieran cuidar a sus hijos y permitió generalizar la asistencia del padre al parto. Realmente, todo un éxito.
Ella, humildemente, declaró  lo siguiente: “Creo que ello obedeció fundamentalmente a que logré un compromiso y una movilización nunca vista de los equipos técnicos del Ministerio, de los funcionarios de los Servicios de Salud, de las organizaciones gremiales y de todos los trabajadores de la Atención Primaria que se pusieron como un solo cuerpo tras la meta de terminar con las  colas y dar una atención digna.”
 En los primeros días del año 2002, el Presidente Lagos modificó su gabinete y el 7 de enero Michelle Bachelet asumió  como Ministra de Defensa Nacional, convirtiéndose en la primera mujer en ese cargo en la historia de Chile y de América Latina  con escasos precedentes en el resto del mundo.
REENCUENTRO
Fue una experiencia tremendamente estimulante que dio lugar a que las jerarquías institucionales de las Fuerzas Armadas y del Orden colaborasen,  constantemente, con el ejercicio de la autoridad política de la que fue embestida la Ministra. Se impulsaron los planes y se tomaron decisiones estratégicas en materia del equipamiento y modernización del Ministerio de Defensa.
Cabe destacar que, en círculos internacionales y en países vecinos como Bolivia y Perú, los entendidos aseguran que Chile se armó en demasía por razones de estrategia y geopolítica, hecho al que Bachelet contribuyó rompiendo el espíritu de paz y desarrollo que anhela Sud América, como expresión de hermandad y solidaridad en una región tan necesitada del progreso de los pobres.
Sin embargo, sus seguidores afirman que se lograron importantes modificaciones al Servicio Militar Obligatorio y se avanzó en igualdad de oportunidades para las mujeres de las Fuerzas Armadas, Carabineros y Policía de Investigaciones. Chile desplegó un mayor contingente de fuerzas de paz en más lugares del mundo y se desarrollaron relaciones de mayor confianza mutua entre los Ministros de Defensa de la Región. Asimismo se terminaron  con los campos minados y las minas en stock.


En el colegio con sus compañeras. Cuarta de izquierda a derecha.

POPULARIDAD
En términos políticos, cuando Bachelet estaba a cargo del Ministerio de Defensa, se registraron varios hechos de importancia histórica. Entre ellos: los 30 años del golpe de 1973 encabezado por Pinochet. Aprovechando el aniversario, se registraron notables gestos de reencuentro entre el mundo militar y civil.
Fue especialmente significativo la reivindicación en la nueva base de Quintero de la figura del padre de la Ministra, el General  Bachelet, como alto oficial de la Fuerza Aérea y de muchos otros aún vivos que en 1973 fueron exonerados por razones políticas.
En el mismo plano destacó la visita a la Isla Dawson de los ex presos políticos confinados en ese lugar luego del golpe, promovida en conjunto con el alto Mando de la Armada y la significativa reparación moral del Ejercito al General Prats, asesinado con su esposa por las fuerzas de opresión pinochetista en Buenos Aires, en la década de los 70.
Ejerció el cargo ministerial, hasta el 1º de octubre del 2004, cuando el Presidente estimó conveniente liberarla de las responsabilidades ministeriales para que se dedique de lleno a su candidatura presidencial. Esta es la versión oficial. 
DUDAS
Pero lo real es que para los comicios del 2005, Lagos se inclinó por la demócrata cristiana Soledad Alvear, su Ministra de Justicia en un primer momento y Canciller posteriormente. Las mismas simpatías las tenían los principales asesores del mandatario. Pero las probabilidades del triunfo, según el veredicto de las encuestas, se redujeron considerablemente. Desde marzo del 2004, Bachelet desplazó a Alvear en intención de votos. Eso, evidentemente, hizo cambiar tanto al Presidente como a sus seguidores.
Casi un año dudó Michelle en aceptar la candidatura. Nunca estuvo en sus planes la Presidencia.  Pasó del más absoluto anonimato cuando asumió el Ministerio de Salud, a ser la más popular de la política chilena. Muchas veces lo pensó y se rehusaba constantemente a analizar la posibilidad. Pero el pueblo seguía dándole las preferencias.
Salió del Ministerio de Defensa y se dedicó de lleno a la campaña municipal, acompañando a los candidatos a alcaldes y concejales de la Concertación a lo largo y ancho del país.
 En aquel entonces, Bachelet se portaba como una chilena común y corriente al igual que los millones de sus compatriotas. Trabajaba, llevaba a su casa y dejaba a su hija en el colegio. Pero tenía vocación de lucha y de servicio público.
Recordemos que su carácter es fuerte y se irrita que la muestren como una inexperta. Cuando descubre una falta de un colaborador, no suele confrontarlo. Prefiere ponerlo de lado dejándolo sutilmente para volverlo a acogerlo cuando ha quedado clara su molestia. Su liderazgo tiene que ver mucho con el diálogo y la creación.
JUVENTUD
 Así actuó desde  los años 70 cuando estudiaba Medicina en la Universidad de Chile y era militante de la Juventud Socialista. Una muchacha delgada y atractiva de largos cabellos rubios. Alumna aplicada, pero a la vez inquieta y alegre.
Lloró desconsoladamente cuando su madre le contó el final de Allende. Estaba en la Facultad de Medicina y hablaba por teléfono con ella. Los Bachelet en aquel entonces vivían en la avenida Las Condes, a pocos metros del Hospital de la Fuerza Aérea Chilena (FACH)).
Su padre estaba a cargo de la Dirección Nacional de Abastecimiento y Comercialización (DINAC). Se encargaba de dirigir la lucha contra el mercado negro y el acaparamiento. Desempeñaba la función desde febrero de 1973. Su madre estudiaba Antropología en la Universidad de Chile. Mientras que su hermano Alberto, cinco años menor que ella, vivía en Australia como técnico en Computación.
La mañana del golpe del 11 de setiembre de 1973, el General Bachelet poco después de llegar a la Secretaría General de la Fuerza Aérea es encañonado, detenido y maniatado de forma brutal. En la tarde redacta su renuncia y es dejado en libertad.
PERFIL
Bachelet era un militar atípico. Aunque muy disciplinado, cultiva un perfil más intelectual que el promedio de sus compañeros de armas. No comparte las rigideces del mundo castrense y tiene opinión. En sus tiempos libres escucha música clásica y operas. Lector de Literatura e Historia. Proviene de una familia católica y conservadora.
Conoce a Angela Jeria en 1944. Ella era parte de una familia laica de  Temuco. Su padre, Máximo Jeria, un masón antimilitarista que miraba con recelo al joven teniente. El hielo se rompió cuando Bachelet ingresó a la Masonería.
 El abuelo de Angela, Máximo Jeria Chacón, fue el primer ingeniero agrónomo de Chile. Gracias a su aporte al desarrollo de la agricultura en el país, dos calles de Santiago llevan su nombre. Una en Quinta Moral y otra en Ñuñoa. Angela era funcionaria de la Universidad de Chile. Estudió Antropología impulsada por su esposo. Se tituló a la vuelta de su exilio.
La familia  Bachelet provenía de Francia y llevaba tres generaciones en Chile cuando Alberto nació. El abuelo Germán Bachelet trabajó como Enólogo en la Viña Subercaseaux.


Michelle y su padre en la plenitud de la juventud.

DETENIDO
Bachelet fue el único general detenido el 11 de setiembre. Lo encañonaron por órdenes del General Gustavo Leigh, miembro de la Junta Militar de Gobierno. No valió para nada que Leigh sea su íntimo amigo, compañero de promoción. Que le debía muchos favores. Inclusive en ascensos militares. Además, de apoyó en estudios durante la carrera militar. Sinónimo de felón, sinónimo de traidor.
Lo cierto es que el militar demócrata y consecuente con la Constitución y sus obligaciones profesionales, fue despojado violentamente de su arma. Las líneas telefónicas de su oficina arrancadas a la mala.
Entre 1945 y 1955, el matrimonio Bachelet Jeria vive en diferentes lugares por efectos de la profesión militar. Puerto Montt, Quintero, Santiago, Antofagasta, Colina y Santiago. Año y medio en Estados Unidos,  donde Alberto ocupó el cargo de Agregado Aéreo en ese país a principios de los 60.
Ese mismo año, Bachelet conoce a Allende cuando un violento terremoto sacude Puerto Montt. Años después consolidarían la amistad precisamente cuando es llamado a combatir uno de los flagelos que minaban el gobierno popular, el desabastecimiento. Se portó consecuente como reflejo de su sólida conformación democrática y le costó caro, muy caro, porque hasta la vida entregó. 
MEDICINA
Muy ligado a su hija Michelle que de pequeña era una alumna aplicada, buena lectora. “La Cabaña del Tío Tom” era una de sus lecturas favoritas. Una muchacha que estudió en el Liceo Nº 1 Javiera Carrera de Santiago. Aficionada al teatro al canto y los deportes. Fue la Presidente de su clase. Fanática de los Beatles. La foto de uno de sus integrantes, Paul, adornaba su cuarto.
Alguna vez escribió un artículo en un periódico con su firma en la que señala clara y tajantemente: “A la Unión Soviética le hace falta algo fundamental para ser democracia: libertad”. Siempre con posiciones polémicas e interesantes, dentro de la izquierda.
De joven pensó estudiar Sociología o Economía. Su padre le aconseja Medicina, recordando que sería bueno porque el sufría del corazón. Acompaña a un enamorado a atenderse a la Posta Central de Santiago. Las pésimas condiciones del establecimiento de salud la inclinan hacia la carrera de Hipócrates, saliendo la vocación escondida.
En 1970 ingresó a la Universidad de Chile a estudiar Medicina. Su militancia en la Juventud Socialista, a partir de ese año, no le cayó muy bien al General Bachelet. No le gustaban los partidos que revierten el orden. En 1967, el Partido Socialista se declaró marxista leninista, partidario de desmantelar el sistema burgués sin descartar para ello la violencia.
TORTURAS
El l4 de Setiembre de 1973 sacan de su hogar al General Bachelet y es llevado al Ministerio de Defensa por personal de la FACH, en calidad de detenido. Lo acusan de reuniones conspirativas con la izquierda y de entregar información reservada de la institución. Falso. Sin embargo, lo trasladan a la Base Aérea de Colina.
Seis días después, Bachelet y otros detenidos son trasladados en un helicóptero a la Academia de Guerra Aérea. Ahí los llevan a un subterráneo donde les cubren la visión con una capucha. Enseguida viene la tortura física y psicológica. En total, son más de 30 horas continuas de humillaciones y amenazas.
Logró escribir una nota durante su cautiverio. Allí indicó que permanece de pie, sin moverse ni hablar, porque en caso contrario recibía un balazo en las piernas. A esto se sumó la tortura psicológica con descargas simuladas de fusilamiento y echar a andar las llaves del agua cuando algún detenido se quejaba de sed.
Al terminar la sesión, Bachelet se sintió mal. Un médico le diagnosticó preinfarto por lo que lo trasladaron al Hospital de la FACH, quedando incomunicado y con vigilancia permanente. El 9 de octubre lo trasladaron nuevamente a la Academia de Guerra Aérea. A los pocos días, volvió a su casa con arresto domiciliario.


Pelo largo, sonrisa y mirada coqueta juvenil.

SOCIALISTA
En diciembre del 73, fue nuevamente detenido y trasladado a la cárcel pública. Luego de un partido de básquet sufrió un infarto. Los carceleros se negaron a trasladarlo a un recinto asistencial. Murió las primeras horas del 12 de marzo de 1974. Antes de sufrir el infarto, le hicieron  labores de ablandamiento: descargas simuladas de fusilamiento, prohibido saciar la sed que sufría. Tampoco permitido que se mueva o que hable.
Después de las torturas,  le envió una nota a su esposa que textualmente dice lo siguiente: “Mugre, más mugre. Ahora tratan de enlodar mi nombre. Me hicieron el ablandamiento. Confía en mí. No hagas nada”. Efectivamente, no se pudo hacer nada porque la muerte vino primero.
Michelle, durante la dictadura, milita en el Partido Socialista clandestinamente. Ella trabaja con el grupo de Lorca. Se enamora con Jaime López Arellano, el encargado del Area Internacional de la Dirección Socialista de Chile. El tenía 23 años y era el hombre de confianza de Lorca y Exequiel Ponce.
López creció en una familia pobre de Valparaíso. Estudió en la Universidad de Chile. Inteligente y buen orador. Fue a Concepción y le quitó al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de posiciones ultras en una zona donde tenía infinitas adhesiones sobre todo entre los universitarios, la Federación de Estudiantes.
Las Bachelet deciden ayudar a los del MIR, implacablemente perseguidos por los militares. Ellos necesitan saber pormenores de las torturas que los ex efectivos de la Fuerza Aérea les aplican a sus militantes. Michelle y Angela contactaron con la representante de ese partido, María Eugenia Ruiz Tagle. Esta última es detenida por  el organismo de inteligencia, la DINA. Tras los abusos inhumanos, ella suelta los nombres de las dos.
En enero de 1975, el Teniente Fernández Larios detuvo en su departamento a Angela y Michelle. Pero antes felizmente la muchacha habló por teléfono, en clave previamente acordada, con su enamorado: “Mi amiga Dinamarca me invitó a tomar el té”. Así le advertía que iba a ser detenida y de esa forma existían menos posibilidades que las desapareciesen, como se había hecho con miles de militantes izquierdistas. La llamada de López fue providencial.
Las Bachelet, en esos dramáticos momentos, estaban con los hijos de Alberto. Michelle logra comunicarse con su cuñada para que venga recoger a los niños. Le ha preparado un paquete con ropa infantil y una nota oculta en la que alerta que van a ser apresadas. Los chicos se  van con su madre y el papel es leído oportunamente.  Comienzan las denuncias públicas, dando cuenta del abuso y la detención ilegal de madre e hija.
 Las trasladan a la Villa Grimaldi, uno de los centros de detención y tortura más temidos durante la dictadura. Son amarradas en dos sillas durante 10 horas. Las separan. 
EXILIO
En el interrogatorio, Angela recibe un culatazo en los riñones. Los militares la manosean e insultan a cada rato, como signo de terrible humillación. Hasta que la incomunican en un minúsculo habitáculo ubicado en una bodega. Michelle también está en pésimas condiciones. Con los ojos vendados. Si se quita la venda, recibe bofetadas. Escucha los alaridos de los otros torturados. A la señora la acusan de ser parte de un complot para asesinar a 4 generales de la FACH ¿?.
A las dos semanas que fueron detenidas madre e hija vuelven a encontrarse cuando las llevaban a Cuatro Alamos, otro centro de detención  ubicado en Santiago. Allí vuelven a ser separadas. Las ubican en piezas contiguas. Michelle es liberada primero. Su madre sigue detenida. No le quieren dar la libertad. La salida es la expulsión. Michelle gestiona visas y las consigue en Bélgica y Australia.
En febrero de 1975, Angela es sacada de 4 Alamos. Llevó un mes incomunicada. La trasladan a Investigaciones y luego al Aeropuerto de Pudahuel para ser expulsada. Michelle hace lo mismo. Confundido en el ajetreo, Jaime López las observa partir y se despide en silencio.


En plena campaña electoral.

PELIGRO
Michelle y su madre se reencuentran a bordo del avión de Lan Chile que los lleva a Australia. Se abrazan emocionadas. Son recibidas, en Sydney, por Alberto Bachelet hijo. Una estadía familiar que se corta con el viaje de la estudiante a la República Democrática Alemana.
López sale de Chile a través de la frontera con el Perú, llevando consigo un pasaporte argentino. Se hace pasar como hombre de negocios de ese país. Michelle y Jaime se encontraron en Berlín Oriental. Ella quiere volver a Chile. López deja la RDA camino a la Unión Soviética. Pero pronto aparece de vuelta. Es un atado de nervios. En el Partido Socialista, le han propuesto permanecer en la RDA, simulando que queda clandestino en Chile.
 Le pregunta a Michelle su opinión. Ella se opone y le subraya que tiene que luchar contra la dictadura. Como lo hizo su padre hasta el final, no obstante de que tenía el ofrecimiento de vivir asilado en el Perú de los militares  de Velasco.
Un recuerdo que le daba tremenda pena a Michelle porque ella se opuso, tajantemente, al viaje  del General rumbo al país vecino. De haberlo hecho, podría haber salvado la vida. Eso es lo que pensaba siempre, con nostalgia y melancolía, la entonces joven socialista. Había evidentemente un tremendo sentimiento de culpa.  Como cuesta la consecuencia.
Jaime hablaba de un tema reiterativamente. La posibilidad de caer en manos de la DINA era su obsesión.  No se cansaba en repetir: ¡No sé que me podría pasar si  me apresan! En tono de duda y pavor se preguntaba: ¿Realmente, qué haría? Incluso se ponía en cierto estado de pánico que impresionaba a sus interlocutores. Era, definitivamente, por algo. 
MATRIMONIO
 El hecho real es que nunca más se supo de López.  Parece ser que a su retorno a Chile cayó efectivamente en manos de la DINA y, por efectos de las amenazas y la tortura,  pasó a trabajar con sus verdugos
 Para muchos que lo conocieron, un detestable traidor que habría sido  el causante, por haberlos delatado, de la caída de los miembros de la dirección del Partido Socialista, Exequiel  Ponce y de su amigo íntimo Carlos Lorca, entre muchos otros militantes.
 López habría sido liquidado  por la propia DINA después de que entregó a varios de sus compañeros de ideales, además que reveló lo que precisamente no podía hacer: las intimidades, secretos y hasta documentos de su organización.
Michelle hace política en la RDA. Es la encargada de los informes de la  coyuntura chilena. Canaliza la solidaridad internacional viajando por toda Europa. Su madre llega en junio de 1975 y trabaja en el Museo de Pre  Historia y Arqueología.
Por esa época conoce a Jorge Dávalos, un socialista exiliado que estudia Arquitectura en la Universidad de Weimer. Le decían “El Guatón” (gordo, en jerga chilena), un tipo alegre y simpático. Comienzan a enamorarse. A fines de 1977 se casan. Angela Jeria está en Washington trabajando en la solidaridad con Chile junto con la escultora Isabel Morel, viuda del ex Canciller de Chile Orlando Letelier, asesinado por la DINA en Estados Unidos.


Con el Presidente del Perú, Ollanta Humala.

ASCENSO
En julio de 1978 asciende a Comandante General de la FACH el General Fernando Matthei, en reemplazo de Gustavo Leigh.  Precisamente el padre de Evelyn que es con quien Michelle disputa el poder la última vez.
Ello posibilitaría la vuelta porque el primero al menos se portó mejor que el felón, ayudando para que retornen la esposa e hija de su amigo y compañero de armas, el General Bachelet. Un mes antes en Alemania, Leipzig, nace el primero hijo de Michelle y Dávalos: Jorge Sebastián Alberto.
Ya estamos en el segundo mes del año 1979. El 28 de febrero, Michelle retornó a Chile, junto a su madre, después de soportar cuatro años  de exilio. Regresa a la Universidad, graduándose en enero de 1983, como Médico Cirujano. Una de las mejores alumnas de su promoción.  A principios de 1985, se separa de Jorge Dávalos. Había nacido, un año antes en Santiago, su hija Francisca.
Posteriormente Michelle inició una relación sentimental con Alex Vojkovic, un ingeniero que milita en el Partido Comunista y es del equipo político del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, organización que emplea todas las modalidades de combate. Incluidas aquellas que transitaban por el camino de la violencia para derrocar a Pinochet. 
TRIUNFO
Relación amorosa e independencia de planteamientos y pareceres. Sin embargo, sus enemigos tratan de hacerle caer en contradicciones cuando se desempañaba como Ministra.
Un medio de comunicación saca un informe especial sobre este hecho con el afán de desprestigiarla. Michelle no se amilana en ningún momento y explica claramente su posición. Sin negar evidentemente, en ningún momento, sus enamoramientos y defendiendo con toda fuerza la vida amorosa que es enteramente privada. Sale triunfadora de la emboscada periodística.
En el Gobierno de Aylwin, Bachelet está a la izquierda-izquierda. No ocupa ningún cargo. Pero le alcanzaba el tiempo para ejercer su profesión trabajando  en la administración pública. Laboraba  como Epidemióloga en el Servicio de Salud Metropolitano Occidente.
Luego en la Comisión Nacional del Sida donde  conoce al Médico Aníbal Henríquez, de quien se enamora. En diciembre de 1992, fruto de esta relación, nace su hija menor Sofía. Simultáneamente fue consultora de la Organización Panamericana de la Salud y de la Agencia de Cooperación Técnica Alemana (GTZ)


Dirigiéndose a las mujeres.

BECA
A mediados de la década pasada, Bachelet sentía que en Chile se había avanzado en la consolidación de la democracia. Pero también observaba que persistían las dificultades para la plena normalización entre el mundo civil y militar. En parte porque no se le daba importancia que requería una política de defensa y sus correlaciones políticas, culturales e institucionales.
Tal reflexión la impulsó a estudiar en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (ANEPE) en el que logró el primer lugar de la promoción. Por este resultado se le otorgó una beca realizando el curso de Defensa Continental en el Colegio Interamericano de Defensa de Washington durante 1977, junto a 35 militares y algunos civiles de todas las Américas. A su regreso, se incorporó como asesora del Ministerio de Defensa.
Durante su desempeño como Ministra de Defensa se registraron momentos dramáticos. Como, por ejemplo, cuando de un momento a otro se sintió mal con cierto peso entre la nuca y el cráneo que la descontrolaba un poco. Fue obligada a verse con los médicos y tenía un aneurisma cerebral. El trabajo era intenso, la responsabilidad  también.
Ella tuvo que ser operada de urgencia. Le insertaron un catéter y le salvaron la vida. La primera actividad que cumple luego de su recuperación es asistir, como deseaba,  a la parada militar.
-Michelle es hora de que empieces a preparar tu campaña. 
CANDIDATA
En medio de la solemnidad del despacho presidencial, esa frase tomó desprevenida a la Ministra de Defensa. La expresaba el Presidente Lagos. El retrato de Diego Portales era el mudo testigo de esa conversación. Ella estaba ahí para informarle al mandatario sobre la gira que realizaría a partir del lunes 6 de setiembre del 2004 a Holanda, Bélgica y la Federación Rusa.  Pero él no quería hablar de eso.
Las encuestas la sindicaban como la más popular, teniendo la primera opción del voto presidencial. Por eso Lagos no tuvo más opción que abordarla. A poco más de un año de los comicios presidenciales más inciertos de la transición, el Presidente creía que ella tenía un  camino: iniciar los preparativos para competir.
-Bueno Presidente, usted sabe que yo no he buscado ser candidata.
- Claro lo entiendo. Los tiempos se acortan debo tomar decisiones y tú tienes que estar lista.
 Evidentemente que lo estuvo, vino la campaña. Fue la candidata de la Concertación. La mujer triunfó impecablemente en las elecciones. Vale por su consecuencia. Por su lealtad. Por su capacidad. Ejemplo palpable para muchos políticos.
MEDIDA
Ya en el Gobierno, aplicó su primera medida presidencial de importancia que fue: la gratuidad inmediata en el sistema de salud pública a los mayores de 60 años.
Entregó bonos de invierno a las familias más pobres del país, en el marco de una reforma a ese sector con recursos de la explotación del cobre. Construyó nuevos hospitales y  creó los Ministerios de Seguridad Ciudadana y del Medio Ambiente.
El ex dictador Augusto Pinochet falleció a causa de una descompensación cardiaca en el Hospital Militar de Santiago de Chile. En uso de sus atribuciones exclusivas, Bachelet decidió que no se le efectuaría un funeral, como ex presidente de la República. Ni se decretaría duelo nacional. Sólo se le rindieron honores  como ex comandante en jefe del Ejército, conforme a los reglamentos de esta institución. Pero ella no asistió al acto correspondiente.
El de Bachelet fue un periodo gubernamental de énfasis social, priorizándose un conjunto de reformas tendientes a la construcción de un plan eficiente de protección. Por eso se realizó una Reforma al Sistema de Pensiones que consideró, entre otros ejes, uno de carácter  solidario y un aumento progresivo para  los sectores más pobres alcanzándose a julio de 2011, una cobertura total del orden del 97% para los mayores de 65 años.

Expresión de sorpresa y alegría al encontrarse con uno de sus hijos.

PROTESTAS
Arrancaron los programas “Chile Crece Contigo” y “Chile Solidario”, que al 2009 consideraba en el primero alrededor de 750 mil niños y niñas de hasta cuatro años y 200 mil mujeres embarazadas. En el segundo, cerca de 387 mil familias en condición de extrema vulnerabilidad a través del Programa Puente y otras 14 mil personas en la misma situación, mediante los planes denominados:  “Vínculos”, “Calle” y “Abriendo Caminos”.
También se realizaron modificaciones legales al mercado de generación eléctrica en Chile que intentó incentivar el desarrollo de proyectos de  energía a partir de fuentes renovables no convencionales tales como: la eólica, solar, mareomotriz, geotermia, biomasa, entre otras, buscándose que este tipo de energías acaparen el 5% de la generación eléctrica del país al año 2015.
El Gobierno comenzó a sufrir por diversos problemas y a enfrentar numerosas críticas. El mayor escollo se originó con la serie de protestas estudiantiles que comenzaron a producirse  en algunos colegios de Santiago, exigiendo reformas a la educación. La que cabalmente quiere emprender con miras a la transformación, en este nuevo periodo presidencial.
En aquella oportunidad, cerca de 800 mil estudiantes acudieron a un  paro nacional convocado por las asambleas estudiantiles, a pesar de las mesas de diálogo establecidas paralelamente, con el ministro de Educación  Martín Zilic.
MALETIN
Las secuelas del movimiento estudiantil provocaron un duro golpe  Los paros reflejaron una serie de descoordinaciones entre el gabinete político y los ministerios sectoriales, y que derivó el 14 de julio de 2006, en los primeros cambios a su gabinete. Removiendo a los ministros del Interior, de Economía, Fomento y de Educación.
Adicionalmente, el movimiento estudiantil originó una Nueva Ley General de Educación que representó el marco normativo para una nueva institucionalidad, así como también, un conjunto de beneficios y aumentos presupuestarios complementarios.
Promulgó leyes para proteger a los trabajadores subcontratados, que benefició a más de un  millón de personas. En junio de 2009 se logró la garantía de igualdad de la remuneración por trabajo, en las empresas del sector privado. Independientemente del género.
El Gobierno emitió el denominado “maletín literario” consistente en una caja  con libros, enciclopedias y diccionarios,  tanto para niños como adultos que benefició a unas 400 mil familias pobres.
Lanzó “Elijo mi PC”, un programa de acceso gratuito de parte de los escolares a los sistemas modernos de computación. Adicionalmente, durante el 2009 y 2010, se entregó canastillas a todos los bebes nacidos en los hospitales públicos, que son el 80% del total de nacimientos. 
EL TRANSANTIAGO
Promulgó una ley que permitió la distribución de las píldoras anticonceptivas de emergencia en los centros de salud públicos y privados, incluyendo a las personas menores de 14 años sin el consentimiento de los padres. 
Durante la presidencia de Bachelet, se inauguraron 18 nuevas estaciones del metro en Santiago. Nueve en 2006, uno el 2009 y ocho el 2010.  En diciembre del 2009, Bachelet anunció la construcción de una nueva línea  en Santiago, que estará operativo  a mediados de 2016.
El sistema de transporte, en febrero del 2007, se alteró radicalmente con la introducción del Transantiago. Ello implicó la reacción de la población y ocurrió un daño significativo en la popularidad presidencial.
Durante los cuatro años de este gobierno, la economía creció a un promedio del 3,3%, 2,1% en términos per cápita, con un máximo de 5,8% el 2006 y un crecimiento negativo del 0,9% el 2009, debido a la crisis financiera mundial.


La Presidenta sale a inspeccionar obras con los periodistas.

El salario mínimo se incrementó en un promedio de 2% por año en términos reales, mientras que el desempleo oscilaba entre siete y ocho por ciento durante los primeros tres años y se elevó a casi un 11%  el 2009. La inflación promedio de 4,5%, llegando a cerca del 9% en 2008, debido a un aumento en los precios de los alimentos.  La pobreza absoluta se redujo del 13,7% en noviembre de 2006 al 11,5%, en noviembre de 2009.
Bachelet dejó el poder impecablemente. Un tiempo de años continuados es la encargada de la ONU Mujeres, agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género. Mujer de éxito política comprobado y de consecuencia total por sus ideales. Hoy ha vuelto a la Moneda y  la ciudadanía espera mucho de ella. (Edgardo de Noriega)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada