miércoles, 12 de marzo de 2014

CLARO...CLARISIMO

La bicameralidad en el Congreso de la República es una necesidad evidente y se espera que, de una vez por todas, se apruebe sin dilaciones en este periodo legislativo. Una medida de este tipo, según connotados constitucionalistas, traerá modernidad, prestancia y sobre todo  efectividad en las múltiples funciones que está en la obligación de cumplir el Parlamento del Perú, dentro de la estructura de un estado moderno.
·          
Estas funciones no son otras que legislar con  efectividad y particularidad para educar, controlar, indagar, fiscalizar y comunicar por el bien de los electores y del propio país. En consecuencia, la Cámara de Senadores debe volver a  instaurarse de todas maneras.
·          
De allí es que juristas de la talla de Javier Valle Riestra y Domingo Garcia Belaúnde, por decir algunos nombres destacados, subrayan la importancia del bicameralismo, como contundente integración democrática.
·          
Los que se oponen y quieren continuar, como ahora con una sola cámara en la mediocridad total, se inclinan a subrayar los gastos y la burocracia en sí que implicaría una reforma de tal tipo. Pero, evidentemente, olvidando que a grandes males que no se deben negar ni soslayar, se pueden encontrar grandes remedios.
·          
En este caso, la necesidad de actuar con ecuanmidad, evitando a como de lugar, los excesos de este tipo que efectivamente son malignos y  aberrantes. Con respecto a los gastos,  un presupuesto acertado, equilibrado, preciso y práctico termina con la parafernalia negativa de tal tipo.
·          
En lo que se refiere al número de integrantes, la solución consiste en  plantearlo y fijarlo con criterios coherentes. Juntando, matemáticamente, la cantidad de electores con la representación parlamentaria en valor y cantidades  objetivas.
·          
Se trata de una labor a efectuarse con facilidad y enteramente posible. Evidentemente sin coyunturas políticas de por medio y, de todas maneras,  con una concertada correspondencia entre el número de la población electoral y la asamblea representativa, como fiel reflejo de la expresión ciudadana.
·          
Con la Cámara de Senadores mucho es lo que se gana y poco es lo que se pierde. Por efectos de esta representación se fortalecerán criterios y representatividades. En efecto, la doble discusión es útil  por donde se le vea.
·          
Un solo ejemplo grafica por completo la situación global: evitarse la aprobación de las leyes y decisiones hechas en forma precipitada.  En ese sentido, hay que buscar el carácter reflexivo de la Cámara Alta que se da cuando la otra-la de Diputados- se proceda a la ligera o bajo presiones políticas. Cuestión de actitudes, cuestión de convencimientos.
·          
El equilibrio es fundamental para conseguir leyes mejor elaboradas. Por mi mejoría, mi casa  dejaría  e incluso vendería, dice el dicho popular de antaño con toda precisión  e incluso sabiduría. Entonces, qué esperamos: ¡bienvenido el Senado de la República!
·          
En el campo de la actividad minera, las cosas-definitivamente- no andan por muy buen camino que digamos. Luego de Toromocho, Las Bambas, Constancia y la ampliación de Cerro Verde, las posibilidades brillan por su ausencia.
·          
Lo que ocurre  es deplorable y es que dejan de vislumbrarse otros grandes proyectos mineros en el horizonte. Como contraposición ilógica y controversial, de un país rico en minerales. Muchos planes de posterior efectividad comprobados están, llana y simplemente, paralizados por los efectos de la burocracia y los conflictos sociales que no se solucionan. Tal es el caso de Conga,  cuya propietaria es la Minera Yanacocha en Cajamarca. Y Tía María, que pertenece a Southern  Perú, en el valle de Tambo en Arequipa.
·          
Este sombrío panorama es parte y reflejo de lo que pasa  con la situación  económica peruana en el campo de la inversión privada que de acuerdo a las cifras, está desacelerada. Hemos llegado a la triste realidad que en el cuarto trimestre del 2013, este movimiento económico se incrementó solo un 0.5%.  El aumento más bajo registrado desde finales del 2009.
·          
Lo que es peor es otro hecho comprobado y en  rojo  cuando nos damos cuenta  que la inversión extranjera directa ha seguido una tendencia negativa. Mientras que en el 2012 alcanzó US$ 12,240 millones, en el 2013 llegó a US$  10,172 millones.
·          
El Gobierno debe tener claramente tipificado y establecido de que, si no se promueve la inversión privada, lo que se consigue es dejar de aumentar el crecimiento. Los que pagan el pato en el estancamiento total de esta naturaleza son dos elementos claves: el empleo y los recursos para combatir la pobreza. No es poca cosa, por si acaso.
·          
Confirme señor Ministro de Economía, Luis Miguel Castilla, quien-vale la pena decirlo- no debe estar metido en los hechos de coyuntura y de traición a su jefe, si en el arreglo total de la economía. Ya es tiempo.
·          
 Pobre el Ex  Premier, César Villanueva, que sufrió los desatinos del primero y ahora, sin cargo alguno, ha pasado al anonimato total. Así perdió la soga. Así perdió la cabra. Nadine, Nadine que efectiva eres aliada a tu técnico de preferencia total.
·          
Otra cifra para  Piero Ghezi. La pesca, señor, Ministro de la Producción, está en problemas y serios. La  cuestionable regulación no sólo ha reducido la captura de anchoveta, sino  también causó que las exportaciones pesqueras tradicionales disminuyesen de US$ 3,300 millones en el 2012 a US$ 2,700 millones en el 2013. Vamos  mal. Urgen rectificaciones. El Gobierno está en la obligación de solucionarlas.
·          
A propósito el debut del flamante gabinete presidido por René Cornejo no ha sido tan halagador, tras saberse lo de las acciones mineras de la Ministra de la Producción, Carmen Omonte, que para curarnos en salud moral debe irse a su casa. Ya es tiempo de no aferrarse al cargo.
·          
Con ello, no nos inclínanos a tomar partido o afirmar  si el hecho de participar en el accionariado de  empresas, como lo hace ella, está mal. Por principio elemental Omonte tiene el beneficio de la duda y hasta que no se le prueba lo contario, hay que confiar en su inocencia. Posición enteramente justa, real y, de ninguna manera, de lavatorio de manos.
·          
Los abogados han dado su veredicto y hay muchos que se inclinan a pensar que no se está infringiendo la ley. Allí no está el problema. El asunto es que aquí en el país, desde Montesinos  y Fujimori con sus andares cleptómanos, la moral pública está por los suelos.
·          
 Entonces vale la pena tomar precauciones de todo tipo  y por eso será mejor que la Omonte renuncie. Por esta exclusiva razón y no porque haya actuado mal y esconda misterios delictuales. Muchos se lo van a agradecer.  Inclusive su familia política, los Dyer, tan ligados a la pesca y otras actividades productivas.
·          
Como siempre cuando ocurren las crisis, el Presidente Humala se esconde y no dice una palabra sobre lo que tanto se discute y brilla, completamente, por su ausencia. Lo mismo ha hecho en este caso,  Nadine Heredia. Que tal parejita presidencial para desconcertante. Algunas veces hablan demás y otras el mutismo total. La ciudadanía no sabe a qué atenerse.
·          
Lo inaudito es que la Congresista del Partido Nacionalista, Ana Maria Solórzano, en acto de poquísima hidalguía y con una ambición desenfrenada, se ofreció en la televisión como Ministra de la Mujer, en reemplazo de la Omonte.  A ella si hay que castigarla, con todo rigor, por desleal
·          
Si así son mis amigas, para que quiero enemigos, debe estar diciendo la actual titular de ese portafolio. Que poca falta  de tino y de congruencia. De todo hay en la Villa del Señor. La calidad, definitivamente, no se compra. Ay Solórzano
·          
Cayó la candidatura de Pablo Secada a la Alcaldía de Lima, representando los colores del Partido Popular Cristiano. El geniecillo tan temperamental y drástico, que puede llegar incluso a las agresiones físicas por deducción factible, lo mató y lo dejó fuera de la cancha política. No sabemos si para siempre porque en política no hay cadáveres. El arte de lo posible siempre se impone.
·          
Nadie duda de que Secada es controversial y con tal actitud de desenfado ha conseguido parte de su relativo éxito. El genio impetuoso lo ayuda muchas veces.  Lo que no puede ser es que su temperamento, tan violento y brutal, sea el que domine los actos de su vida cotidiana.
·          
 Todo ello por negativo, eso sí, impide reconocerle condiciones y virtudes. Lo que, precisamente, es valioso en él. Hombre joven de la nueva hornada, con capacidad e inteligencia demostrada y con estudios sólidos. Economista de los que destacan.  Urge llegar a la inteligencia emocional. Si pone empeño y adquiere ponderación, que la necesita a gritos, puede hacerlo y así  reivindicarse.
·          
Cambios trascendentales de actitudes y temperamentos se han visto muchas veces en política. Nadie recuerda por ejemplo lo que fue, Alan Garcia Pérez, entre los años 1965 a 1969 y en sus tiempos de estudiante de la Universidad Católica.
·          
En los claustros universitarios, altísimo como ahora desgarbado y jorobado que caminaba con la cabeza hacia el suelo con el pelo muy largo casi al estilo de los hipies. Ojo  pestaña y ceja: ni siquiera le interesaba la política por aquellos tiempos. Callado, muy callado y de pocos amigos.
·          
 Entre los cuales destacaban el actual periodista y poeta,  Mirko Lauer y el que fue su Canciller durante los cinco años de su segundo gobierno, José Antonio Garcia Belaúnde. No había más. Así de introvertido, así de peculiar. Nunca se le escuchó hablar en una asamblea estudiantil. Como para no creerlo.
·          
La gran transformación llegó cuando retornó, años después, de estudiar de Europa a donde fue mandado por el jefe y fundador del Apra, Victor Raúl Haya de la Torre, que, con ojo de buen cubero, confió en él. El viejo mundo transformó por completo  al que sería después líder indiscutible, orador de polendas y Presidente del Perú en dos oportunidades: de 1985 a 1990 y del 2006 al 2011.
·          
 A partir de ese momento y con nueva compañera al lado, la señora Pilar Nores que se la trajo de Europa en reemplazo de la primera Carla Buscaglia, que la dejó aquí en Lima con su hijita del mismo nombre muy pequeña hoy comunicadora, intelectual y amiga del alma de Beto Ortiz, se convirtió en un hombre erguido y conductor de multitudes impresionante. Todo lo contrario a lo que fue en sus inicios como estudiante. Uno del montón.
·        

 Hoy quizá el mejor de los políticos que tenemos, aunque con sus imperfecciones y garrafales errores, tanto moral como intelectualmente. Pero hombre popular, definitivamente. La vida  da, muchas veces, sorpresas. Esta es una de ellas. Completamente ciertas y sin exageraciones. (Noé)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada