martes, 5 de enero de 2016

LA COMPRA DE LOS FERROCARRILES

El periodo de 90 años de vinculación de las empresas de capital británico con la República Argentina fue cerrado alrededor del medio día del 12 de Febrero de 1947 cuando en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno se firmó el convenio de compra-venta de los ferrocarriles ingleses en su totalidad, las organizaciones asociadas y empresas colaterales. De ese modo había      finalizado con éxito las gestiones efectuadas por los negociadores argentinos encabezados por el Presidente del Banco Central  y los delegados ingleses presididos por Sir Montague Eady. El precio total de todos los bienes se fijó en la suma de 2,482.500.000 pesos moneda de ese país (150 millones de libras esterlinas).
Dicha cantidad  se discriminó de la siguiente forma: 2.242.525.000 pesos (135,500.000 libras esterlinas en concepto de pago de precio de los bienes integrantes de los sistemas ferroviarios propiamente dichos de las empresas británicas y 239,975.000 pesos  (14,500.000 libras esterlinas) en concepto de pago del precio de todos los demás bienes.
El gobierno argentino se comprometió a asegurar en la fecha en que se efectuara el citado pago de 2,482.500.000 pesos, la disponibilidad en el Banco de Inglaterra de la suma de  de 150,000.000 libras esterlinas, a favor de las empresas británicas.
Por otra parte, el precio global de 2.482.500.000 pesos sería pagado libre de toda especie de impuestos, reducción, contribución, derecho, sellado, tasa, carga o restricción de cualquier especie que fuere, nacional, provincial o municipal, existentes o que pudieran crearse posteriormente a la fecha del convenio.


El gran edificio de la oficina de los Ferrocarriles Argentinos

GASTOS
A su vez, el gobierno argentino tomaba a su cargo todas las erogaciones que pudieran ocasionarse por la realización de la compra y en particular, todos los gastos de escrituras, escribanos, sellos, contadores y demás expertos que pudieran ser necesarios a ambas partes.
De tal manera que las empresas británicas recibieran la expresada suma de 2.482.500.000 pesos sin reducción alguna. Además, el personal de las empresas británicas cuyos sueldos al 30 de Junio de 1946 no excedían de 1,000 pesos, serían mantenidos en sus funciones por el comprador.
El personal cuyo sueldo excedía de 1,000 pesos sería respetados por el Gobierno en el goce y ejercicio de los derechos,  franquicias y/o privilegios que resultaran a su favor. Este personal incluía, asimismo, a todos los gerentes generales (fueran o no directores de las empresas británicas), contadores, asesores legales y demás empleados de especialización técnica o administrativa,


Primer viaje en tren ocurrido en 1857.

También se establecía que el gobierno contrataría por un plazo mínimo de 5 años los empleados técnicos permanentes que estaban al servicio de las empresas británicas en la República Argentina, con anterioridad inmediata a la fecha de la transferencia definitiva de los bienes objeto del convenio.
Días después, el 1° de Marzo, en un acto realizado en las últimas horas en  Retiro, los ferrocarriles pasaron al pleno dominio del estado argentino. El precio pagado por ese país causó gran satisfacción en Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada