miércoles, 30 de octubre de 2013

EL SUFRIMIENTO ACABO TRAGICAMENTE

Mantuvo una fuerza inagotable por existir protegiendo a los demás. Nunca se cansó de estar fuerte de ánimo poniendo alma, corazón, vida. Cuando precisamente la realidad era oscura, problemática y desgarrante. Madre al fin y al cabo por sus cuatro costados que nunca abandonó a su hijo errado por completo que optó por el terror y la violencia y que, felizmente, está en la cárcel para siempre. Hoy ese ser sublime para los suyos está muerta. Ha sido asesinada salvajemente a cuchillazos. El sufrimiento acabó en tragedia.
Ella es Otilia Campos de Polay, progenitora del terrorista Victor Polay Campos, detenido con cadena perpetua en la Base Naval del Callao. El paso por este mundo de esta mujer  abnegada sirvió para colocar su corazón tan sensible en lo que creyó que era justo. Pero  siempre vivió al filo de la navaja.
 Una agitada vida  con color político desde sus años mozos: aprista por convicción total. Como su esposo el “chino” Victor Polay, que sufrió cárcel, persecución y mil de pellejerías por sus ideas, llegando a ser diputado por el Callao, representando al partido fundado por Haya de la Torre. Allí estuvo ella siempre apoyándolo. Sacando adelante a todos sus hijos, aunque uno se le volteó por completo. Siguió en la brega y nunca vaciló en dar amor.
La policía maneja como principal hipótesis  que el crimen fue ejecutado por Elizabeth Guamuro Torres, quien trabajaba como empleada de la casa donde se encontró su cadáver tirado en el jardín y ubicada en la primera cuadra de la  calle Los Maracuyas, en la urbanización Ampliación Residencial Monterrico del distrito de La Molina.


Otilia Campos de Polay.

HUIDA
Según se supo, la presunta homicida abrió la caja fuerte de la vivienda para robar joyas y una fuerte suma de dinero, pero fue descubierta por Campos Bárcena. Tras ello, Guamuro atacó mortalmente con un cuchillo a la víctima de 85 años y luego huyó del lugar.
El cadáver fue encontrado con heridas en el cuello y el tórax a las 5 de la tarde del 29 de octubre último. La Dirección de Investigación Criminal de la Policía cercó la casa de tres pisos donde Campos vivía hace unos 30 años, según contaron sus vecinos.
Una fiscal y peritos de Medicina Legal se encargaron de las primeras investigaciones. El Ministerio Público ordenó el levantamiento del cadáver.
Campos vivía con dos de sus hijos y también con un empleado quien, según dijeron algunos vecinos, solía acompañarla porque ella tenía problemas para caminar.


Su hijo: el terrorista Víctor Polay Campos.

Ellos confirmaron a la policía que Guamuro Torres había empezado a trabajar hace una semana en la casa de la fallecida. Otilia Campos era una persona muy amigable,  devota y religiosa, según la versión de quienes la conocieron. 
Nacida en 1928, la madre coraje integró las filas del aprismo  en sus inicios y lideró una campaña internacional  por la libertad de su hijo, el cabecilla del MTRA Víctor Polay Campos. En 1960 fue cercana al Buro Nacional de Conjunciones, grupo del Apra formado por  Haya  para relanzar el partido y en el que también  participaron  Alan García y su hijo Víctor Polay.

Que descanse en paz Otilia Campos de Polay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario