miércoles, 30 de octubre de 2013

GENIALIDAD Y BESTIALIDAD DE MARCONI

Realmente fue un genio de la Física que hizo posible un adelanto de comunicación muy importante para el progreso del mundo entero: la radio transmisión a larga distancia y el desarrollo de un sistema de telegrafía sin hilos. Lo que se conoce técnicamente como la famosa radiotelegrafía. Premio Nobel de su especialidad en 1909. Conspicuo inventor y estudioso permanente de los que hay que admirar por su contribución efectiva a la humanidad y al progreso.
Su nombre: Guillermo Marconi, Guglielmo Marconi en italiano su lengua natal. Impecable en sus conocimientos.  Pero detestable en sus decisiones intimas. Llegó a la perversión rechazable de tener intimidad e incluso hijos con, nada más y nada menos,  que su hermana  menor. Como era de esperarse,  la prole le salió con problemas mentales. Por explicables fallas en los cromosomas. Una bestialidad total. Contraria por completo a su valía intelectual y científica comprobada.
Hijo de padre italiano, Giuseppe, rico terrateniente y madre irlandesa, Annie Jameson, nació en Bolonia Italia el 25 de Abril de 1874. Cursó estudios en Liorna y más tarde en las universidades de Bolonia y Florencia, donde se aficionó por los experimentos.
No asistió a la escuela hasta después de los 12 años, pues sus padres habían contratado un maestro para que le impartiera clases en la casa. Un profesor de física, llamado Vicenzo Rosa, entusiasta de la electricidad, logró interesarlo en el magnetismo y la producción de corriente eléctrica. Empleando pilas de construcción artesanal.
Durante su infancia y juventud, su padre se había esforzado para que desarrolle una mentalidad comercial. Por lo que siendo ya adulto sus trabajos de investigación no sólo contemplaban el aspecto científico, sino también el de estas últimas lides tan propensas al riesgo. Sobre todo, lo relacionado con las patentes de los inventos.


Guillermo Marconi.

EXPERIMENTOS
 Hacia 1894 comenzó a investigar la transmisión y recepción de ondas electros magnéticas en casa de su progenitor, incrementando paulatinamente la distancia entre un transmisor y un receptor, desde los 30 centímetros hasta los centenares de metros
Un año después experimentó que, si ponía un generador de chispas en lo alto de una varilla, el alcance de la recepción se podía aumentar a varios kilómetros. Entonces, con habilidad, construyó un pequeño aparato  que podía unir, específicamente, una distancia de más de dos kilómetros. Sin embargo, en Italia nadie se interesó por este hecho concreto que ya era un adelanto.
Optó por marchar al Reino Unido donde, luego de una serie de mejoras, patentó su invento. Allí recibió el apoyo total de los funcionarios de Correos y causó cierto revuelo entre la comunidad científica de la época con su descubrimiento. 
ASOCIACION
El estudioso de talento innegable se asoció con su primo el Ing. James Davis y fundaron la compañía Wireless Telegraph and Signal Ltd. Inicialmente destinada a dar a conocer el descubrimiento y conseguir soporte económico, con miras a realizar las pruebas que se necesitaban para las mejoras correspondientes de los inventos.
Posteriormente, los fines de la empresa cambiaron hacia la explotación comercial de la radio y el nombre de la firma  se transformó, allá por 1900, en Marconi’s Telegraph Company Ltd. Los socios aumentaron, poco  a poco, el alcance de las emisiones. Asimismo montaron los generadores de chispas sobre globos aerostáticos y mejoraron por completo las antenas.
Los  inventores también lograron atravesar los 16 kilómetros que separan las islas británicas del continente. Hasta que una emisora, montada sobre un barco de la Marina británica,  logró contactar con una estación terrestre. Situada a más de 100 kilómetros. Toda una hazaña de la época.
Cabe explicar que el lanzamiento definitivo del moderno sistema de comunicación se concretó al  equiparse dos barcos norteamericanos, los mismos que transmitieron los resultados de una regata a los periódicos de Nueva York.
 Ello permitió que Marconi ganase mucho dinero, por efectos de la publicidad que se lanzó para tal efecto. Con el producto de  lo conseguido pecuniariamente,  se creó la  filial de la American Marconi Company.  Las frecuencias se incrementaron por completo.


En pleno trabajo comunicativo
.
LA M…
En 1901, se efectuó una  comunicación entre San Juan de Terranova Canada y Poldhu en Cournalles, entre Inglaterra y Francia, a través del Atlántico. Lo que llamó la atención otra vez  al mundo científico.
 Por primera vez, se superó los 3 mil kilómetros de distancia debido a la curvatura de la tierra. El 12 de Diciembre, día del gran acontecimiento integrador, recibió la letra “M” en Código Morse, transmitida por encargo suyo por uno de sus ayudantes.
No obstante, la primera comunicación transatlántica completa  se hizo exactamente el año 1907. Eso sí y como precisión,  Reginald Aubrey Fessenden ya había trasmitido la voz humana, con ondas de radio, el 23 de diciembre de 1900.
Los experimentos posteriores de Marconi mostraron que el alcance de la transmisión era mayor durante la noche que en el día. Como corolario de que las ondas de radio se reflejaban en las capas altas de la atmósfera.  La incidencia mejoraba  por la radiación solar.  Lo mismo pasaba con las ondas de radio. 
ACCIDENTE
La Academia sueca del Nobel premió en 1909 a Marconi  en el campo de la Física por sus grandes descubrimientos, conjuntamente con Karl  Ferdinand Braun. A este último se le distinguió  por sus trabajos con el tubo rectificador de rayos catódicos.
Las comunicaciones con los aparatos creados por Marconi se perfeccionaron al año  siguiente de condecorado luego de lograr un alcance de 6 mil millas marinas, alrededor de 11 mil kilómetros entre un buque y la costa.
Por aquel  entonces, sufrió un accidente automovilístico grave cuando iba a inaugurar una emisora en la ciudad italiana de Coltano. El tremendo impacto, entre  dos vehículos en una carretera, dejó varios heridos. Mientras que el científico perdió, desafortunadamente, un ojo.
Otro descubrimiento del insigne italiano fue el empleo de ondas de corta longitud que se reflejan en la ionosfera, permitiendo controlar por completo la potencia, sin perder el alcance. El uso de ondas cortas permitió la comunicación de Inglaterra con las colonias, sobre todo con Sudáfrica, Australia e India.
Ejerció el cargo de Senador Vitalicio en el Congreso de la República de su país y lo nombraron  Delegado Plenipotenciario en las conversaciones de paz que dieron lugar al  final de la Primera  Guerra Mundial,  luego de firmarse la paz con Austria y Bulgaria. Recibió, por parte del Estado,  el titulo honorifico de Marqués y también  lo nombraron Presidente de la Real Academia de Italia.


Con bigotes, mas años y explicando sus inventos.

MUERTE
Murió, de un momento a otro, víctima de un fulminante ataque cardiaco, el 20 de Julio de 1937, a los 63 años de edad.  Había visitado antes al  Papa Pio XI. Todo el país italiano lloró su fallecimiento, tras rendirle los homenajes que se merecía por su capacidad científica. Por su parte y en actitud de reconocimiento, las emisoras de radio del mundo guardaron un minuto de silencio en su memoria.
Entre los trabajos que publicó a lo largo de su fructífera vida figuran estudios integrales  y completos sobre telegrafía y la radiocomunicación. Colaboró en diferentes publicaciones especializadas,  donde demostró sus conocimientos  con eminente valor científico.
A petición del gobierno de Francia, en 1899 hizo una demostración práctica de sus descubrimientos, y estableció comunicaciones inalámbricas a través del Canal de la Mancha, entre Dover y Wimereux.
 Patentó como invento suyo el radio, aunque sólo en un país y utilizando  catorce autorizaciones de este tipo a nombre de Nikola Tesla, fechadas el 2 de julio de 1897 en el Reino Unido. Sin embargo, muchos se inclinaron a pensar que Tesla y Julio Cervera fueron los verdaderos inventores del aparato. Hay un hecho cierto para contemplar tal premisa. En efecto, en años posteriores, dicha paternidad fue disputada por varias personas.
 EXITOS
Ahora bien, lo real es que, doce meses después de la primera transmisión, sin hilos, los ingleses concedieron al joven inventor Marconi de 22 años, una subvención de 15 mil francos. Aunque no estaba muy claro lo de las patentes, él éxito no se hizo esperar. Por pedido del gobierno francés, Marconi realizó una demostración práctica de sus descubrimientos en 1899, estableciendo comunicaciones inalámbricas a través del Canal de la Mancha.
Consiguió dicho enlace entre Dover (Inglaterra) y Boulougne (Francia), a una distancia de 48 kilómetros. Resultó la primera transmisión entre ambos países. Mientras tanto estaban pendientes los reclamos de  otros países, tales como Francia o Rusia, que habian rechazado  la patente por el invento
Hasta que en la década de los cuarenta, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que lo  relativo a la radio era legítima propiedad de Tesla y lo reconoció como inventor legal de tal instrumento. Si bien ello no trascendió a la opinión pública y por eso, precisamente, se sigue considerando a Marconi como su inventor. En todo caso, fue este último quien desarrolló comercialmente la radio.
 Marconi estableció en los Estados Unidos la estación WCC, para transmitir comunicación de un lado a otro, de este a oeste. En la inauguración correspondiente, cruzaron mensajes de saludos el presidente Theodore Roosevelt y el rey Eduardo VII del Reino Unido.


Impulsor de la radio.

YATE
 Llegó a un acuerdo con la Oficina de Correos británica para la transmisión comercial de mensajes por radio. Ese mismo año puso en marcha el primer periódico oceánico a bordo de los buques de la línea Cunard, que recibía las noticias por radio. Su nombre se volvió mundialmente famoso a consecuencia del papel que tuvo la radio al salvar centenares de vidas, con ocasión de los desastres de los buques Republic  y el famoso Titanic.
El valor de la radio, en las conflagraciones bélicas, se demostró por primera vez durante la Guerra Ítalo-Turca de 1911. Con la entrada de Italia en la I Guerra Mundial en 1915, fue designado responsable de las comunicaciones inalámbricas para todas las fuerzas armadas, y visitó los Estados Unidos en 1917, como miembro de la delegación de su país.Tras estos acontecimientos violentos, pasó varios años trabajando en su yate, Elettra, preparado como laboratorio, en experimentos relativos a la conducción de onda corta y probando la transmisión inalámbrica dirigida. Su vida estuvo dedicada exclusivamente a la ciencia y los descubrimientos de este tipo donde, evidentemente, tiene nombre  célebre y enteramente destacado. Con patentes o sin ellas. Marconi es Marconi a todo nivel en el campo de su especialidad científica. (EdeN)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada