domingo, 30 de noviembre de 2014

PELE: LO MEJOR DEL MUNDO

Los amantes del fútbol a lo largo de todo el orbe redondo  lo conocieron a plenitud hace más de medio siglo cuando apareció, por primera vez, en las canchas internacionales de un moderno estadio europeo, durante la realización del Campeonato Mundial de Suecia desarrollado el año 1958. Allí defendía la camiseta  del Brasil de sus más recónditos sentimientos y, en repetidas oportunidades, campeón de campeones, por sus cuatro costados.
En aquellos lejanos tiempos, el deportista era muy jovencito, delgado, de estatura mediana que llamó la atención con sus capacidades innatas: dribleador por naturaleza de habilidad singular, corredor infatigable de físico impresionante que cuando agarraba con los pies la pelota nadie se la podía quitar y casi siempre, con precisión admirable, la enviaba al arco contrario para convertir goles de entera calidad.
 Armador de lo que se denominó el “juego bonito” desde muy abajo hacia arriba con pases precisos y directos. Todo un organizador de primera A partir de su debut mundial se convirtió en mito y realidad de una conquista insuperable hasta ahora: Edson Arantes  do Nascimento, más conocido como Pelé, logró ser el mejor jugador del  más popular de los deportes en el universo terrestre. Un sitial que hasta ahora no pierde por no haber sido superado.
Lo recordamos porque, ahora que tiene 74 años, anda un poco mal de salud y está internado en la sala de cuidados  especiales del Hospital Albert Einstein del estado brasilero de Sao Paolo, por una infección urinaria que lo obliga a permanecer en un tratamiento de soporte renal llamado hemodiálisis Su mejoría es lenta pero esperanzadora, de acuerdo al informe de los médicos.


Pelé, la pelota y la calidad inmejorable

MENSAJES
El propio Pelé publicó mensajes en las redes sociales afirmando lo siguiente: “Lo que tengo gracias a Dios no es nada grave. He sido colocado en un cuarto especial por razones de privacidad. Apreció a todas las personas que han venido a verme. Continuaré mi tratamiento en paz y con mucha tranquilidad".
Fue internado la noche del lunes 24 de los corrientes, sólo algunos días después de haber sido sometido a un procedimiento para la eliminación de cálculos renales. Debido a la infección, el ex futbolista está siendo tratado con antibióticos.
El rey del más popular de los deportes  se dedica actualmente a ser imagen de distintas empresas y participando de, prácticamente, todas las grandes ceremonias del fútbol en el mundo. Más allá de las lesiones sufridas en su carrera, el brasilero ha sido sometido a operaciones en la cadera y por desprendimiento de retina del ojo izquierdo. Lo último que le molestó fueron los cálculos renales.
Con la selección brasilera consiguió la copa mundial de 1958. La de 1962 en Chile  y la de México 1970. Debutó como profesional en el Santos FC de su país, entidad donde pasó la mayor parte de su carrera con quien obtuvo nuevo campeonatos, dos copas Libertadores y otros trofeos destacados a nivel internacional.
ACTOR Y CANTANTE
En la fase final de su desempeñó recaló en el New York Cosmos de Estados Unidos. Máximo anotador de goles con la selección de Brasil y el Santos tras acumular 77 y 474 goles, respectivamente. En su carrera brasilera marcó 760 goles oficiales, 541 en campeonatos de liga, convirtiéndose en el máximo goleador de toda la historia.
Tras su retiro del fútbol fue actor de televisión y se lanzó como cantante. Lo nombraron Caballero de Honor del Imperio Británico, Ciudadano del Mundo por la Organización de Naciones Unidas (ONU), Embajador para la Ecología y el Medio Ambiente por la ONU, Embajador de Ciencia, Cultura y Buenos Deseos de la UNESCO y Ministro Extraordinario de Deportes del Gobierno de Brasil. Elaboró, a pedido de la FIFA, la  lista de los 125 mejores futbolistas vivos, en el marco del centenario de esta institución
Participó como actor en la película “Evasión o Victoria”, rodada en 1981 junto con Bobby Moore y otros grandes futbolistas de la época como: Paul Van Himst, Osvaldo Ardiles, Kazimierz Deyna y los actores Michael Caine, Max  Von Sydow y Sylvester Stallone
Nació en Tres Coracoes,  en el estado brasilero de Minas Gerais, el 23 de Octubre de 1940. Su padre, Joao Ramos do Nascimento resultó un jugador de futbol mediocre que se retiró tempranamente de esta  actividad, tras jugar en diferentes clubes como: el Fluminense y el Atlético Minero.


Luciendo la camiseta del Brasil

LUSTRABOTAS
Mientras aprendía el oficio del balón, Pele se ganó la vida como lustrabotas. A los 11 años ya se habían fijado en él y a los 15 llegó al Santos, el equipo de su vida. Pero antes había sido rechazado por varias instituciones deportivas. No le veían pasta de jugador. Como se engañaron.
Entre 1956 y 1974, ofreció en el Santos, durante 18 años, verdaderos recitales futbolísticos. La Perla Negra, uno de los apelativos que recibió, era un jugador que conjugaba la habilidad, un poderoso disparo con ambas piernas y una inusitada capacidad de anticipación.
Debutó en la selección brasileña con sólo 17 años. Fue clave para la obtención del título en Suecia. La incorporación de los jóvenes Pele y Garrincha puso en marcha un juego artístico, fluido y dominador. El llamado portuguesamente “jogo bonito” que muy poco tenía que ver  con el futbol de fuerza y pelotazo de los conjuntos anglosajones o con la improvisación de los mediterráneos
Pelé asombró al mundo con su desempeño, su clase, su intiución, su control de la pelota y el disparo. En el Mundial de Suecia un gol suyo frente Francia hizo que los brasileños se plantasen en las semifinales luego de derrotarlos por 5 a 2, con tres goles del rey del fútbol. En la final, la maquina brasilera arrolló a Suecia, que eran los anfitriones, hasta dejar el marcador final 5-2, nuevamente con tres tantos del maestro. 
SUPLENTE
El muchacho llegó a ese mundial como suplente y regresó con la aureola que rodea a las leyendas. No tardaría de ser llamado el Rey. En los años venideros confirmó su propio mito, ganándose la consideración del mejor jugador de todos los tiempos.
Al cumplir los 18 años, el ariete  tuvo que prestar su servicio militar.  Pero siguió jugando futbol para su cuartel, ganando dos campeonatos. Posteriormente, con el Santos se fue de gira internacional, disputando 22 partidos. En casi 14 países y en menos de 6 semanas. Con un saldo de 13 victorias, 5 empates y cuatro victorias.
En 1962, Pelé jugó en Chile su segunda copa del mundo. Brasil le ganó a México 2-0 con goles de Zagalo y el ariete negro. Contra Checoslovaquia,  estuvo en la cancha y casi nada hizo porque se lesionó. Por el agravamiento de sus males corporales, el Rey no jugó ni un partido más en esa competencia.
Fracasó Brasil y por ende Pele en el Mundial de 1966 de Inglaterra. Sin embargo contra  Bulgaria, cuyo score fue de 2-0  a favor de los cariocas, anotó un gol.  Portugal los eliminó de la competencia al ganarles por tres tantos a uno.
EL GOL MIL
Renunció a vestir la casaquilla de la selección brasilera. Pero con el Santos cosechó innumerables triunfos. Allá por 1969 anotó el gol mil de penal. En 1969 regresó al mejor once de su país con miras a México 70.
En este campeonato mundial, los cariocas contra Checoslovaquia brillaron. Allí  el Rey hizo un famoso tiro de media cancha que estuvo cerca de convertirse. El partido terminó 4-1 favorable a los sudamericanos, con un gol del formidable jugador.  Brasil le ganó 1-0 con tanto de él. A Rumania se le venció 3-2. El delantero anotó dos goles. Uno de tiro libre espectacular. Aquí se convirtió en el primer jugador en ganar tres copas mundiales.
El 18 de Julio de 1971 jugó su último partido con la camiseta brasilera ante Yugoslavia. El encuentro terminó empatado 2-2. Resultó conmovedor ver al público despedirse de su mejor jugador de manera tan afectuosa y agradeciéndole por los 14 años de alegrías para Brasil. En Octubre de 1974, se despidió del Santos y del futbol profesional.
Ya retirado del más popular de los deportes, el carioca sufrió una pérdida económica considerable por malos negocios realizados, los mismos que podrían llevarlo a la bancarrota. El método más seguro para recuperarse era volverse a poner los botines.


Mostrando la genialidad de su creatividad futbolística.

VUELVE
Las ofertas estaban sobre la mesa. Juventus de Italia y Real Madrid de España ofrecían 15 millones de dólares. El Rey, a los 35 años, se inclinó por el Cosmos de Nueva York. Su debut, defendiendo esta camiseta, fue ante el Toronto Metros en la isla Randall y se ganó por 2-0. Sin embargo y posteriormente, la temporada futbolística fue decepcionante. El equipo del brasilero ganó 6 partidos y perdió otros 7. En buena cuenta, n chicha, ni limonada.
El año 1977 fue la última temporada en este equipo. Allí se ganaron 8 encuentros como locales y quedaron segundos detrás del  Fort Lauderdale Stirkers. La despedida lo llevó a jugar con su club por Japón, Venezuela, Trinidad Tobago, China e India. Había disputado 111 encuentros y anotado 65 goles.
En el plano privado, Pelé se casó dos veces. La primera con Rosemeri Cholbi, unión que duró hasta 1978. La pareja tuvo tres hijos: Kelly Cristina, Edinho y Jennifer. El segundo matrimonio fue con Assiria Seixas Lemos y de esta unión nacieron dos gemelos: Josua y Celeste.


Esa mano campeona.

DESPEDIDA
El futbolista, adicionalmente, sostuvo relaciones amorosas con la famosa cantante brasilera Xuxa y con dos reinas de belleza que llegaron a ser Miss Brasil. Ellas son  Deise Nunes de Souza y Flavia Cavalcanti.
Al jugador se le reconocen siete hijos. Tres con la primera mujer, dos con la segunda y, extraconyugalmente, dos hijas más. Una de ellas, Sandra Regina,  murió víctima de cáncer. Su hijo Edinho, que jugó como arquero en Santos, fue detenido por tráfico de drogas y condenado a 33 años de prisióin por lavado de activos provenientes del narcotráfico.
A los 36 años, el ariete brasileño se despidió definitivamente del futbol ante 75 mil espectadores en un encuentro entre el Santos y el Cosmos, jugando un tiempo por cada equipo. Anotó  un gol para el once americano en la primera etapa, pero no para los de su país. El partido acabó con la victoria estaunidense por 2-1.  Partidos totales jugados, en su vida deportiva, 1,367.  Habiendo marcado 1283 goles. Que tal record. (Un admirador de Toribio Gol)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada