miércoles, 26 de febrero de 2014

GALLEGOS: BLASONES EN POLITICA Y NOVELA

 Aquí  fueron juntas  la política y la novela como indiscutibles realizaciones. Por intermedio de la primera actividad, consiguió blasones de democracia eminentes al llegar al poder como Presidente de la República Venezuela, con el mayor porcentaje de votos a su favor. En elecciones celebradas en su país allá por 1947, con más del 80 por ciento de los votos. Récord de todos los tiempos. Ejerció como parlamentario y ministro siempre con ideas democráticas y transparentes. Como contraste estuvo muy poco tiempo en el poder de la primer a magistratura. Tan sólo nueve meses  Pero lo permanente y constante fue su calidad literaria que lo convirtió, sin dudas ni murmuraciones, en el mejor novelista de todos los tiempos de su patria  y se le considero, por esa calidad en el escribir, como un clásico eminente de la Literatura Hispanoamericana. Otro récord a su favor. Esta vez de creación que es, definitivamente,  admirable.
Como se puede notar a las claras, a Rómulo Gallegos Freire lo eligieron impecablemente como jefe de estado de su país y derrocado al año siguiente por una junta militar encabezada por Carlos Delgado Chabault, por la inestabilidad democrática existente en tierras llaneras. Exiliado de nuevo en Cuba y México se dedicó  por completo a la Literatura. En sus comienzos de narrador publicó “Los Aventureros (1913), una colección de relatos impecables.
Siguió a esta obra “El Ultima Solar” (1920), una novela que reeditó diez años después con el titulo de “Reinaldo Solar”, una historia de la decadencia de una familia aristocrática a través de su último representante en el que se adivina a su amigo Enrique Soublete, con quien fundó la revista “Alborada”.


Rómulo Gallegos.

DISTINCION
Sacó después “la Trepadora” en 1925 con un personaje femenino Victoria Guanipa, una mujer ambiciosa y sin escrúpulos. Apareció “Cantaclaro”, la novela de un cantante popular que recorre las aldeas y los campos.” Canaima” que narra  la existencia dura de unos hacendados en las orillas del río Orinoco.
Posteriormente salió una serie de obras como reflejo de su constante escribir de forma clara y brillante. Entre ellas destacan: “Pobre Negro”, “El Forastero”,” Sobre la Misma Tierra”, ”La Brizna de Paja en el Tiempo”, ”La Posición en la Vida y La Doncella” y “El Ultimo Patriota”. Con esta pieza literaria ganó el Premio Nacional de Literatura.
Su última novela fue “Tierra Bajo los Pies”, escrita en 1952 y recién publicada en 1973 después de su muerte. Cabe resaltar que su obra ha sido traducida a varios idiomas como el inglés, francés, ruso, italiano, esperanto y otros, como eminente signo universal.
La Universidad de Columbia le confirió el doctorado honoris causa al cual renunció cuando, después de algunos años, le otorgaron la misma distinción al dictador guatemalteco Carlos Castillo Armas. 
“DOÑA BARBARA”
Fue distinguido por otras universidades como: San Carlos de Guatemala, la de Costa Rica, Oklahoma de Estados Unidos  y varias de Venezuela. Lo nombraron como cndidato al Premio Nobel que nunca ganó. No obstante de que mérito, eminentemente, tenía
Los críticos, con acierto, señalan a “Doña Bárbara” como  la más importante de las obras de Gallegos porque inicia un brillante época para la novelística sudamericana. La de las grandes historias autóctonas, carentes de toda influencia europea, cuyo eje se constituye a partir de sucesos y personajes fascinantes salidos de un entorno apenas explorado: el altiplano, la llanura y las enormes selvas de América.
Se trata de una epopeya autóctona animada a ratos por una esplendida fuerza lírica. Todo se mueve sobre un espacio fascinante, la llanura venezolana de cuyo seno salen los hombres y las mujeres agitados por las más complejas emociones.
Los personajes son muy interesantes: Santos Luzardo, Pajarote, Ño Pernalete, Mujiquita, El Brujeador, Marisela y doña Bárbara. Esta última como símbolo patético y desconcertante que se convierte en la figura más reveladora.
El argumento de la novela es apasionante. Santos Luzardo es un llanero que ha vivido gran parte de su vida en la ciudad y regresa a las zonas agrestes para recuperar las propiedades de su familia. Allí se enfrenta con un mundo salvaje donde el hombre tiene que dominar la naturaleza y lograr sobrevivir.
EL AMOR
Se trata del enfrentamiento a una sociedad rural regida por viejas tradiciones y la arbitrariedad. Las tierras de Santos quieren ser arrebatadas por su vecina doña Bárbara. Una mujer sin escrúpulos, terrateniente, aventurera y enigmática, atractiva y maléfica que extiende su poder por todo la zona.
El personaje principal sucumbe ante los encantos de la fémina muy sensual que a la vez se enamora de él. Como corolario y final, las fuerzas del bien triunfan sobre el mal y la paz vuelve al lugar.  Doña Bárbara acaba por marcharse y Santos contrae matrimonio con su prima Marisela, una muchacha salvaje y tierna a la vez.
Gallegos nació en Caracas el 2 de Agosto de 1884. Era hijo de Rómulo Gallegos y de Rita Freyre Guruceaga. Comenzó a estudiar en diferentes colegios de la capital venezolana hasta que llega a la universidad a especializarse en  Leyes, carrera de abogado que no lo convenció y la abandonó.
Lo marcó mucho en la vida la muerte de su madre de un momento a otro. Entonces tuvo que cortar  sus estudios para ayudar a su padre en el mantenimiento del hogar. Cuando las cosas se normalizaron volvió a  reforzar su instrucción.


Con Rómulo Betancourt y otros politicos venezolanos.

SENADOR
Comenzó a trabajar, tras comprobar que como abogado no serviría en la vida, como Jefe de Estación del  Ferrocarril de Caracas. Por aquel entonces había nacido la fibra por escribir y dedicarse a la intelectualidad. Lo hace con el convencimiento de que quiere ser, de todas maneras, novelista.
Con la publicación de Doña Bárbara y después de haber escrito infnidad de libros comenzó a tener mucho prestigio intelectual a lo largo y ancho de Venezuela. Por ello mismo el dictador Juan Vicente Gómez le dio la oportunidad de actuar en política y resultó designado Senador por el estado de Apure.
 Sus convicciones democráticas muy arraigadas lo obligaron a renunciar al cargo. Lo que significó la enemistad total con el autócrata que comenzó a perseguirlo. Por ello tuvo que salir de su país y asilarse en Nueva York, Estados Unidos. Era el año 1931.
Paso a vivir a España donde reside por espacio de cuatro años, hasta 1935. Por aquella época, muere el dictador Gómez y entonces decidió retornar a su patria. Lo hizo y recibió el apoyo de diversos círculos de la intelectualidad venezolana.
Hay un periodo de su vida dedicado por entero a la política. Lo eligieron diputado y después Ministro de Instrucción Pública, despacho que intentó reformar por completo. Sin embargo, sus esfuerzos fueron obstaculizados por el Congreso ampliamente dominado por los seguidores de Gómez. Ellos lo obligaron a dimitir.
LOS ADECOS
Conjuntamente con  un grupo de venezolanos ilustres fundó el Partido Acción  Democrática, cuyos militantes son conocidos como los adecos, muy influenciados por las ideas del Apra y Haya de la Torre, desde el Perú. Ellos se juntaron como agrupación, precisamente, para impulsar su candidatura presidencial.
Entre los fundadores, además de Gallegos, figuraron demócratas inclinados hacia la izquierda, luego  al centro y al final a la derecha,  de la talla de  Rómulo Betancourt, Andrés Eloy Blanco, Luis Augusto Dubuc, Tomas Pino, Juan Oropeza Riera, Gonzalo Barrios, Leonardo Ruiz  Pineda, Jesús Angel Paz Galarraga, Luis Beltrán Prieto Figueroa, Carlos “Chicho” Herrera y otros.
En el contexto de esa militancia, participó en el golpe militar que llevó al poder a Rómulo Betancourt como presidente provisional del país y fue en las primeras elecciones libres de Venezuela ocurridas en 1947 cuando es elegido Presidente de la República. El cargo lo juró en 1948. Pero en Noviembre del mismo año lo destituyeron, acabando con la experiencia democrática y volviendo a gobernar, por la fuerza y la autocracia, los militares.


El más famoso de sus libros

El exilio fue una realidad otra vez.  Hasta que retorno a su país muchos años después en 1958, luego de la caída de  la dictadura de Marco Pérez Jiménez. Lo eligieron Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, Estados Unidos.
El cargo lo desempeño hasta 1963. Luego retorno a Caracas donde vivió hasta ocurrir su muerte el 5 de Abril de 1969 a los 84 años de edad. Demócrata por convicción, novelista por necesidad intelectual. Una figura eminente de la América libre. (E de N)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada