miércoles, 26 de febrero de 2014

¡HABRASE VISTO!

¡Habráse visto!: la Alcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente, quiere de todas maneras la reelección y, según se ha conocido, camina firme para conseguirla. Hasta con flamante video de promoción y realizaciones  Pero para convencer lanza su estrategia de intriga y dice a los cuatro vientos, ”Lo estoy pensando”. Que tal cuajo
 No se da cuenta esta ingenua mujer de grandes blasones sociales y raigambre política con origen ultra izquierdista de larga data que en la capital, de acuerdo a las últimas encuestas, el rechazo a su gestión es rotundamente mayoritario con  un 77% de desaprobación.
 La razón muy simple y concreta, su inoperancia total y su fracaso rotundo en el gobierno municipal durante todos los años de su gestión.  Lo que la convierte, sin exageración, en la peor autoridad edil que haya tenido la gran Lima en los últimos años, clasificación ganada a punta de errores, incongruencias mil, infinidad de promesas incumplidas y tantos otros inconvenientes en contra de los vecinos.
Lo que sí es un hecho comprobado es que soñar no cuesta nada, si se trata de repetir el plato en el cargo principal de la municipalidad metropolitana. Pero hacerlo puede causar daño, decepción y hasta desaparición política. No obstante de que es difícil que muertos haya en estas artes de lo posible.  Hoy por hoy  la Villarán no es nada políticamente. Su partido, Fuerza Social, tampoco.


La Alcadesa Villarán quiere la reelección: sueña, sueña

CUATRO BOTONES
Muchos  dicen por allí que tiene rivales. Marisa Glave entre ellas. La alumna y seguidora incondicional del pasado se ha convertido en una rival de polendas de la actualidad. Capacidades y carisma las tiene. Aunque no está claro si posee representividad  y unidad para el triunfo de una candidatura del sector de izquierda que efectivamente refleje una alternativa viable. Lo que si estamos seguros que lo haría mejor que la inefable Susana.
En cuanto a los fracasos de la Villarán. Partamos del principio de que para muestras basta un botón, siguiendo  el dicho popular tan acertado desde tiempos inmemoriales. Aquí  incluimos cuatro de ellos, como señal de la entera inoperancia de la administración  de Fuerza Social.
 1. El olón de la playa de La Herradura que se llevó toda la arena inmediatamente después de que finalizaron las obras correspondientes que para nada sirvieron en ese  balneario de Chorrillos, añorado por los limeños. 2. El engaño de los patrulleros  con circulinas alquiladas, sin placas ni soat, so pretexto de timar en el sentido de que efectivamente existe  seguridad  ciudadana. 3.  Las famosas escaleras de los pueblos jóvenes que  se multiplicaron en cuanto número y no era así.  Lo que se aseguró es que se construyeron 1,200 y la realidad es que sólo habían 176. 4. El centro histórico de Lima sigue igual con ambulantes y sobre todo con asaltos, dominado por completo por la delincuencia. Esta parte de la capital es, realmente, la tierra de nadie. 
LOS AMIGOS
Conviene señalar para que la señora Villarán se convenza de su ineptitud que las estadísticas señalan a plenitud y claramente que  siete de cada diez limeños están completamente insatisfechos de su gestión. Esto no da para más.
La realidad indica que ella es una calamidad y, haciendo caso omiso a las decisiones del pueblo, decidió que el ex regidor revocado, Eduardo Zegarra, forme parte del directorio de la Empresa Municipal de Mercados (EMMSA). No obstante de que este último había jurado y rejurado que no ocuparía ningún puesto edil.
Lo que ocurre que la Municipalidad, como realidad contundente, se ha llenado de los amigos de la alcaldesa que van rotando en los puestos. No hay una política de personal definida. Ni menos actos de transparencia en estas lides laborales. Lo que es necesario y exigible con miras a ser consecuentes y evitar que se cometan barbaridades.


No hay arena en la Herradura.

El regidor Jaime Salinas afirma al respecto: “Acá no está en cuestión la capacidad de Zegarra. Acá está en cuestión la palabra empeñada de la Alcaldesa. Si la señora Villarán tanto quiere a sus amigos y a sus colaboradores que les pague con su plata, no con la de los vecinos. Esto es una farra de agencia de empleos y no se ha cumplido con los objetivos que se plantearon”.
Durante su dilatada gestión, un hecho comprobado es que  se registró el ingreso masivo de personas que no tenían las credenciales necesarias para desempeñarse. El patio de Ciencias  Sociales de la Universidad Católica se mudo en masa al Palacio Municipal, con gente que realmente  carecía de experiencia.
Esta tecnocracia mediocre, sin criterio  político formado, tuvo su contrapeso negativo en una Villarán que hablaba mucho y no decía nada, convirtiendo su administración en amorfa y casi siempre equivocada. Nada la hace cambiar y allí está ahora pensando en la reelección.


En La Parada, el policía en el suelo atacado por los delincuentes.

LA PARADA
Lo de la Parada también fue otra barbaridad en la que se vio, a las claras, que todo se hacía improvisadamente, sin coordinación alguna. El traslado y el enfrentamiento de los delincuentes con la policía un espectáculo digno de la barbarie imperante donde, desafortunadamente, se registraron muertos y heridos.
Las cosas se arreglaron posteriormente. Pero el inicio, realmente, trágico. Los acontecimientos tan controvertidos forman parte también de los disparates de la  Villarán. Reelección, no señora, váyase a su casa cuando termine su periodo.
 Eso será lo más acertado en beneficio de la vecindad limeña. Y que conste que no hemos dicho nada del transporte donde hay también perlitas. Ya lo haremos cuando confirmemos datos espeluznantes que tendremos a disposición del lector en cualquier momento.
A propósito del video promocional donde se promociona la nueva imagen de la burgomaestre, resulta completamente necesario  que los organismos responsables de la Municipalidad de Lima den a conocer la forma de su financiamiento. La plata no es de la señora Villarán sino de todos los vecinos de la capital. Urge fiscalización y auditoría. No dicen  que la alcaldesa es tan honrada. Vamos, vamos a comprobarlo de inmediato. (EL DIRECTOR)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada