sábado, 17 de mayo de 2014

CAE LA MAFIA DE ANCASH

Todo hace suponer que la mafia criminal que operó en la Región Ancash será castigada implacablemente por las manos de la justicia cuya cara, como siempre, será ciega como signo de evidente imparcialidad. Con el elemento indispensable del debido proceso. Los pasos, para comenzar a juzgar con rigor, fueron  precisos y efectivos. Implacablemente y con decisión, el Tercer Juzgado Penal de Lima Especializado en  el Crimen Organizado ordenó la detención de 29 personas implicadas en el controvertido caso.
Entre ellas está el controvertido Presidente de esa región, César Álvarez, quien se entregó a sus captores clamando inocencia. Lo mismo hicieron otras autoridades e incluso periodistas a quienes se le acusa de diversos delitos como homicidio y asociación ilícita para delinquir en el asunto relacionado con el asesinato del ex consejero regional de la zona, Ezequiel Nolasco.
La operación contra los supuestos criminales se llevó a cabo simultáneamente en cuatro ciudades del país: Chimbote, Huaraz, Lima y Trujillo. En la capital de La Libertad se capturó al sicario, Christian Cruzate de 24 años de edad, quien habría matado  a Nolasco hace dos meses.
El éxito de lo conseguido tuvo como base la decisión adoptada por el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial que trasladó los temas sobre corrupción y crimen político de Ancash a la Sala Penal Nacional. Allí lo referente a Nolasco se reactivó con nuevas diligencias y mucha mayor transparencia.


César Alvarez: inefable personaje que tiene mucho que contar.

VALIENTE ACTITUD
Así quedaron de lado la impunidad y las presiones de los compadrazgos entre magistrados e investigados que, en determinado momento, condujeron al copamiento  de la fiscalía y del Poder Judicial por las redes corruptas. La impunidad, felizmente, desapareció.
Cabe resaltar la valiente actitud de la ciudadanía ancashina liberada del miedo y dispuesta a denunciar las irregularidades en su región. La población decididamente demandó firmeza contra el crimen organizado. Lo prueba fehacientemente la joven Fiorella Nolasco, hija del asesinado ex consejero regional.
La prensa, por su parte, contribuyó decididamente con hallazgos que la justicia de Ancash dejó de lado y los escondió deliberadamente. Dentro de este contexto, los medios de comunicación, comprometidos con la verdad, investigaron el oscuro desempeño de varios órganos de expresión masiva y periodistas de Ancash. Estos últimos se vendieron al poder o se integraron a la red mafiosa.
Pero no todo ha ido por el camino acertado. Hay muchas aristas que deben atacarse. No olvidemos que, de por medio, se han perdido vidas y la inseguridad ciudadana sigue campeando por obra y gracia de los inescrupulosos. Hay la obligación de recuperar la confianza y la necesaria tranquilidad pública. 
INCOGNITA
En cuanto a las acciones del estado que movilizaron recursos muy poco se sabe. Tal es el caso de lo hecho, hasta ahora, por la Contraloría General de la República. Comenzó con bombos y platillos, congelando las cuentas de la Región Ancash y allí quedó la cosa.
 No se han visto otros resultados y hallazgos que efectivamente sirvan para una labor de  esclarecimiento total. ¿Qué hacen ahora el batallón de auditores que llegaron a la zona norte del país para esclarecer los hechos? Nadie lo sabe.


Nada le pasa al Congresista Heriberto Benitez y está comprometido.

Aquí está comprometido el Congresista Heriberto Benítez, íntimo amigo de Alvarez, que dicho sea de paso y según algunas versiones tendría mucha responsabilidad en los hechos y nada le pasa, aprovechando su inmunidad parlamentaria.
 Muy suelto de huesos, el parlamentario ha dicho que él fue el que recomendó a su camarada a que se entregue a la justicia. Y allí está él orondo interviniendo, como si nada tuviese que ver en los asuntos turbios.
No olvidemos que el Congreso de la República tiene mucha responsabilidad en lo ocurrido en el departamento de Ancash.. En efecto, la Comisión de Fiscalización de ese poder del estado archivó la denuncia contra Alvarez por las irregularidades cometidas y a pesar de las pruebas existentes.
Cierto es que se ha avanzado en las acciones contra esta banda del crimen organizado. Pero lo que si es recomendable que las acciones de la justicia,  de ninguna manera, se paralicen. Que sigan adelante  hasta llegar a la verdad  y el castigo de aquellos que actuaron mal y delictualmente. A la corrupción, siempre, hay que decirle NO. .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada