sábado, 9 de agosto de 2014

A CASI 100 AÑOS, PARRA GENUINO CREADOR

Definitivamente su apellido de por sí es sinónimo de intelectualidad  y creación. Conformante de una familia connotada de artistas. El Padre, Nicanor, maestro de escuela y músico. La madre, Rosa Clara, tejedora y modista. La hermana, Violeta, cantautora inolvidable. Los sobrinos, Angel e Isabel, juglares prominentes. El, a la vista y concretamente por cumplir 100 años de vida dentro de poco, multifacético y plural: matemático, físico y sobre todo poeta. Nada más  y nada menos, según los críticos, que creador de la antipoesía, cuya obra tangible ha tenido una profunda influencia en la literatura hispanoamericana. A tal punto que se le considera uno de los mejores creadores  de Chile con mucha connotación en occidente y a nivel mundial.
Nicanor Parra Sandoval nació en San Fabián de Alico, zona pre cordillerana de Chillán perteneciente a Biobío,  el 5 de Septiembre de 1914. Allí cursó sus estudios básicos y medios. Hasta que se dirigió a  Santiago donde se graduó de profesor de Matemáticas sin olvidar en ningún momento la poesía y optar, para toda la vida, por ella. Cuando salieron sus primeros libros impactó y su nombre fue ubicado en un lugar personalísimo de la poesía americana y de más allá.
De todos los hermanos Parra, Nicanor es el único que hizo estudios más allá de los primarios. En 1927  matriculado en el Liceo de Hombres de Chillán donde cursa hasta el Quinto Año de Humanidades. Su paso por el colegio le significó  la experiencia de leer a poetas chilenos como Manuel Magallanes Moure, resultando evidente que sus primeros versos los escribió en esta época de escolar. Al respecto, el propio poeta recuerda que hacía unos versos pomposos y sentimentales, llenos de retórica y muy floridos, conforme al estilo imperante.


Nicanor Parra: testa valiosa con pelos canos y largos.

HUYE
Perteneciente a la clase media provinciana y debido a la precariedad económica que lo acompañó, la familia sufrió continuos cambios de residencia, ya sea por los trabajos, la falta del mismo y por la personalidad del padre, un bohemio incurable. Para el vate son fundamentales los años vividos en los suburbios de Chillán. Específicamente, en el barrio Villa Alegre donde llegó a los 12 años.
En 1932. huyó de su casa y llegó a la capital chilena donde curso el último año de educación secundaria en el Internado Nacional Diego Barros Arana gracias a una beca de la Liga de Estudiantes Pobres. Tres años después publicó su primer anticuento  “Gato en el Camino” en la revista “Nueva”, publicación que funda junto a  Jorge Millas y Carlos Pedraza
El tiempo transcurrió útil y el vate descubrió una manera de interpretar el desorden  como parte de la mente y la acción humana. Su lírica emerge de escombros, de personajes que sueñan, de todo lo que se llama realidad.
En 1943, viajó a Estados Unidos gracias a una beca otorgada por el Institute of International of Education donde estudia mecánica avanzada en la Universidad de Brown. Alli permanece tres años. Luego se va a Inglaterra y se especializa en Cosmología. 
PROFESOR
Retornó a su país y enseñó Matemáticas y Física en la Universidad de Chile. Nuevamente es invitado a diversos países: Estados Unidos, la Union Soviética, China Comunista, Cuba, Peru, Panamá y México.
En todas partes dicta conferencias, organiza talleres, asiste a congresos, a mesas redondas con personajes de talla universal como Ezra Pound y es traducido a diversos idiomas. Recibe títulos y premios y es traducido e interpretado en diversos planteles universitarios. A estas alturas Nicanor Parra ya es un nombre universal
Lo estudian en libros y ensayos en Inglaterra Rumania, la Unión Soviética, Finlandia, Cuba, Suiza, Estados Unidos, Italia, Suiza y Alemania. En Chile recibe dos premios municipales y el Premio Nacional de Literatura. Da recitales en todas partes.
Se filman dos películas sobre su vida y obra. Una de ellas “Nicanor Parra en Nueva York del cineasta Jaime Barros y “Nicanor Parra” que pertenece a Guillermo Khan. Piden el premio nobel para él en la Universidad de Columbia y, sorprendemente, nunca llegó. Pero escriben sobre el poeta  a raudales en gran parte del mundo.
Entre las universidades donde enseñó Parra figuran las de Columbia, Yale, la Hana, Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile. En Finlandia aparece una edición de los cinco mas notables poetas de Latinoamérica: César Vallejo, Pablo Neruda, Octavio Paz, Nicanor Parra y Pablo Fernández.



Caricatura

EL ANTIPOEMA
Los críticos explican que el antipoema de Parra es la serena y apolínea creación que se produce en una cumbre de equilibrio de la forma verbal y la experiencia humana.  También puede ser intepretada como la poesía sin triunfos, clasicismos ni armonias. De allí que el antipoema se toma como una respuesta posible: una palabra que ya no puede cantar a la naturaleza, ni celebrar al hombre, ni glorificar a Dios o  a los dioses porque todo se ha vuelto problemático, comenzando por el lenguaje.
En compensación, este producto intelectual de Parra renueva un intenso contacto del hombre con sus destino y con las honduras de la subjetividad. Aparece como una recuperación de la palabra. La realidad perdida y se convierte en el semillero de nuevas e inusitadas formas de lenguaje
Así surge las famosas Coplas de Vino que dice así: Nervioso, pero sin duelo/a toda la concurrencia/por la mala voz suplico/perdón y condescendencia/Con mi cara de ataúd y mis mariposas viejas/yo también me hago presente/en esta solemne fiesta/Hay algo, pregunto yo/más noble que una botella/de vino bien conversado/entre dos almas gemelas?
SIGUE EL VINO
El vino tiene un poder/que admira y que desconcierta/transmuta la nieve en fuego/y al fuego lo vuelve piedra/El vino es todo, es el mar/las botas de veinte leguas/la alfombra mágica, el sol/el loro de siete leguas/Algunos toman por sed/otros por olvidar deudas/y yo por ver lagartijas/y sapos en las estrellas/El hombre que no se bebe/su copa sanguinolenta/no puede ser,creo yo/cristiano de buena cepa
/El vino puede tomarse en lata, cristal o greda/pero es mejor en copihue/en fucsia o en azucena/El pobre toma su trago para compensar las deudas/que no se pueden pagar/con lagrimas ni con huelgas/Si me dieran a elegir/entre diamantes y perlas/
Yo elegiría de uvas blancas y negras/El ciego con una copa ve chispas y ve centellas/y el cojo de nacimiento se pone a bailar la cueca/El vino cuando se bebe/ con inspiración sincera/solo puede compararse al beso de una doncella/Por todo lo cual levanto/mi copa al sol de la noche/y bebo el vino sagrado/que hermana los corazones
Hay otro poema excepcional. “El Hombre Imaginario”: El hombre imginario/vive en una mansión imaginaria/rodeada de árboles imaginarios/a la orilla de un rio imaginario/De los muros que son imaginarios/penden antiguos cuadros imaginarios/irreparables grietas imaginarias/que representan hechos imaginarios/ocurridos en mundos imaginarios/en lugares y tiempos imaginarios/Todas las tardes imaginarias sube las escaleras imaginarias/y se asoma al balcón imaginario/a mirar el paisaje imaginario/que consiste en un valle imaginario/circundado de cerros imaginarios/Sombra imaginarias/vienen por el camino imaginario/entonando canciones imaginarias/a la muerte del sol imaginario.
Y en las noches de luna imaginario/sueña con la mujer imaginaria/que le brindo su amor imaginario/vuelve a sentir ese mismo dolor/ese mismo placer imaginario/y vuelve a palpitar/el corazón del hombre imaginario.
CANTO
El Canto a la Desconocida le da un giro original a su antipoesia que es sinónimo de sentimiento profundo:  Cuando pasen los años, cuando pasen/los años y el aire haya cavado un foso/entre tu alma y la mía;cuando pasen los años/y yo sólo sea un hombre que amo,/un ser  que se detuvo un instante frente a tus labios,/un pobre hombre cansado de andar por los jardines/¿Dónde estarás tú? ¡Donde/estarás, oh hija de mis besos! Realmente bello.
El primer libro que publicó Parra  fue “Cancionero Sin Nombre” en 1935. Allí incorporó  el desarrollo narrativo de los poemas y el hablante poético, como personaje de los versos. Compuesto por 29 poemas, sus rasgos más visibles son el uso constante de la personificación y la metafora con términos referidos a la naturaleza o al mundo religioso. A raíz de esta publicación, la celebre Gabriela Mistral lo señala como “el futuro poeta de Chile”.


Frase celebre y exacta.

SEGUNDO LIBRO
Según la crítica especializada, el modelo de este poemario fue el Romancero Gitano de Federico García Lorca. La sintonía y afición con el vate español provino del conocimiento de la cultura tradicional.
En 1951, se casó con la sueca  Inga Palmen. Por aquella época en los anales de la Universidad de Chile apareció una selección de sus antipoemas. Realizó nuevos avances en los versos no tradicionales, montando junto  a Enrique Lihn, Alejandro Jodorowsky y otros la  poesía mural denominada “Quebrantahuesos” hecha con recortes de diarios.
Apareció su segundo libro “Poemas y Antipoemas”. El sistema original que implantó incluyó entre sus elementos un personaje antiheroico. Muchos elementos de humor, ironía y sarcasmo. Un verso cuyo léxico y sintaxis no obedecen al modelo literario clásico, sino al lenguaje cotidiano.
Parra asume el nuevo sistema a partir de los últimos años de la década del cuarenta, años que coinciden con su estadía en Estados Unidos e Inglaterra. La experiencia de la vida cotidiana moderna en aquellos espacios urbanos de dos sociedades desarrolladas y la lectura atenta y meditada de  Eliot Poundt, Kafka, las películas de Chaplin y los documentos del surrealismo, lo ayudan a adquirir conciencia del oficio de poeta, a disciplinarse en el trato directo, lo cual hace surgir su propia versión del verso.
MAS OBRAS
El vate demora en dar su fórmula antipoética, pero una vez que la descubre y que su recepción en Chile y Latinoamérica se traduce en rápida adhesión y efectos renovadores, los libros se suceden uno tras otro:  “La Cueca Larga” (1958), “Versos de Salón" (1962), "Manifiestos" (1963), "Canciones Rusas "(1967), "Obra Gruesa" (1969), "Los Profesores" (1971), "Artefactos" (1972), "Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui"  (1976).
Asimismo:  "El  Anti –Lazaro" (1981), "Poema y Antipoema de Eduardo Frei" (1982), "Chistes Para Desorientar a la Poesía” (1983), "Coplas de Navidad" (1983), "Poesía Política" (1983), "Cachureos, Ecopoemas, Guatapiques, Ultimas Prédicas" (1983) “Hojas de Parra” (1983), y "Poemas para Combatir la Calvicie" (1993)
Estrenó “Pichanga Profecia a falta de Educaciones", obra multimedia basada en los Derechos del Niño escrita por él, musicalizada por el grupo chileno “Congreso” e ilustrada con pinturas de Bororo.
Participó en el  Congreso Mundial de la Paz de Pekín y antes visitó Estocolmo. En esta última ciudad, conversó con  Artur  Lundkvist, Secretario Permanente de la Academia de Letras Sueca. Precisamente, en casa de éste, conoció a la escritora Sun Axelsson con quien se unió sentimentalmente y vivieron juntos en Chile.


Uno de sus libros.

HUELGA DE HAMBRE
En una oportunidad, Parra definió exactamente su obra y dijo, de forma contundente, lo siguiente: “Durante medio siglo, la poesía fue el paraíso del tonto solemne hasta que vine y yo me instalé con mi montaña rusa".
Expuso su obra visual en Estados Unidos, España y Chile. Su exposición mediática “Obras Públicas” (2006) presentada en el Centro Cultural del Palacio de la Moneda mostró una instalación titulada “El Pago de Chile”, en el cual aparecen ahorcados todos los presidentes de ese país. Ha presentado el volumen “Obras Completas” , el mismo que logró altos tirajes de difusión
Hace cuatro años y con 96 septiembres a cuestas tuvo el coraje de protagonizar una huelga de hambre en apoyo a las comunidades mapuches sojuzgadas por el  gobierno chileno, con leyes draconianas de las épocas del pinochetismo.
Lo galardonaron con el premio a nivel hispanoparlante por “su valía a nivel universal y  la busqueda de nuevas formas de expresión en la exploración de las fronteras  educativas del ser humano”, según el veredicto del jurado correspondiente. El premio lo recibió su nieto Cristobal Ugarte. El poeta no pudo asistir por su avanzada edad.


En plena juventud enseñando Matemáticas.

POEMA A VIOLETA
También ha recibido la distinción iberoamericana Pablo Neruda que incluyó 60 mil dólares más un diploma y una medalla. Al conocer la noticias, Parra señalo con mucho humor: “No es la primera vez que me dan un premio que no merezco y espero que no sea la última. Me querellaré contra quienes resulten responsables”.
Aquí parte de un poema del autor que dedicó, doliente y sentimental, a su hermana Violeta Parra, la cantora melancólica de Chile:  Donde voy a encontrar otra Violeta/Aunque recorra  campos y ciudades/O me quede sentado en el jardín/Como un  invalido/Para verte mejor cierro los ojos/Y retrocedo a los días felices/¿Sabes lo que estoy viendo?/Tu delantal estampado de maqui/Rio Cautin/ Lautaro/Villa Alegre/Año 1927/Violeta Parra/Pero yo no confío en las palabras/¿Por qué no te levantas de la tumba/ A cantar/ a bailar/a navegar/En tu guitarra?...
En los últimos años, Parra ha difundido su pensamiento a través de sus Discursos de Sobremesa, pronunciados con motivo de algún premio u ocasión especial. Entre ellos destacan:  "Mai Mai Peñi", "Discurso de Gudalajara", "Happy Birthday", homenaje al natalacio de Shakespeare, "Discurso de la Alameda", "Discurso del Bíobío", "Aunque no Vengo Preparado" y "No me Explico Señor Rector". Hasta en eso es original, señor poeta. Perdón, señor antipoeta. Su vida y obra valen más de cien años…(E de N)

No hay comentarios:

Publicar un comentario