sábado, 9 de agosto de 2014

¡BASTA YA!

No podemos ser complacientes con el terrorismo y sus brazos semilegales como es el caso del Movadef. Que salgan de la cárcel personajes  probadamente comprometidos con Sendero  Luminoso como Alfredo Crespo y otros desadaptados peligrosos es, indiscutiblemente, un error garrafal que afecta a todos los estamentos de la sociedad peruana. ¡Basta ya!
Una necesidad evidente de  profilaxis y de resguardo  a la paz que anhelamos es estar en contra del beneficio conseguido por estos criminales de ser juzgados en libertad cuando los delitos que cometieron son sumamente graves. No olvidemos que se trata de terrorismo agravado y de financiamiento  a esta actividad mounstrosa que tanto daño hace.
.Por eso es que,precisamente, aplaudimos la decisión del Presidente del Poder Judicial que ha solicitado a la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) investigar con carácter de urgencia a los magistrados que declararon el fallo, en tanto que la fiscalía y la policía han reaccionado con indignación frente a una decisión que constituye un precedente funesto de favorecer al propio terrorismo.  Dónde estamos.
La ofuscación judicial ha llegado a tal punto de crisis que en esta oportunidad incluso nki siquiera se ha tomado en cuenta la relación probada entre los acusados y el jerarca de la organización demente, Abimael Guzmán Reynoso. Por gusto hay  a la vista tantos recortes de periódicos que subrayan tal ligazón nefasta.


Inaudito: Alfredo Crespo salio libre, pese a ser terrorista.

NEXOS CONFIRMADOS
No hay que olvidar que el trabajo de la policía y la fiscalía en momento clave y durante cuatro años, mediante la operación Perseo, confirmó los nexos del Movadef con las cupulas degeneradas senderistas. Por eso es que se arrestó a 28 personas en fragante delinquir.
Los vocales con su fallo han desmerecido el gtrabajo de interceptación telefónica legalizado por una decisión jurisdiccional, los hallazgos en l celda de Guzmán y sus colaboradores y las versiones de los cuatro colaboradores eficaces que coincidieron en señalar que Crespo, Manuel Fajardo y otros miembros de la cúpula del ovadef se reunieron en el Alto Huallaga con Florentino Eleuterio Flores Hala (a) Artemio para recibir fondos que financien la legalización de Sendero Luminoso.
Aquí en la decisión nefasta de libertad no hay explicaciones coherentes. Los vocales se equivocaron totalmente con premeditación, alevosía y ventaja. Ellos negligentemente se alejaron de las pruebas, se encerraron en sus códigos y no quisieron apreciar los tipos penales en juego. En otras palabras, se alejaron peligrosamente de la realidad.
Esta sentencia da lugar a pensar de que el Podfer Judicial no se encuentra preparfado para  juzgar las actividades terroristas no armadas pero igualmente peligrosas e ilegales. Por eso decimos por  segunda y última vez, basta ya y a enmendar rumbos.  Lo requerimos todos los peruanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada