jueves, 16 de marzo de 2017

CLARO...CLARISIMO

Actualmente la política peruana atraviesa por una crisis seria y ello implica  el señalamiento y la difusión de los grandes errores tanto del Poder Ejecutivo con Pedro Pablo Kuczynski a la cabeza, como de la oposición fujimorista, dirigida por Keiko Fujimori Higuchi, que se fragmenta y está encaramada como mayoría implacable en el Congreso de la República.
·          
Para muestras, en lo que respecta al Presidente de la República, bastan estos botones. PPK, inexplicablemente, tiene una total desconexion con su bancada en el Parlamento. Lo que es  peor: desautoriza, públicamente, a su Ministro de Transportes respecto al tema de Chinchero y no se pone de acuerdo si la concesión debe ser en 30 años, como sostiene Martín Vizcarra, o mantenerse en 40 años, como el mandatario prefiere.
·          
Otras perlas de PPK dichas a los cuatro vientos, sin fundamentos ni explicaciones que lo resguarden: “su popularidad subirá a toda velocidad”, “la economía va a estar mejor”, los huaicos se  habrán ido rápido y “la ola de la criminalidad desaparecerá pronto”
·          
Sin embargo, el Jefe del Estado dejó de decirle a la población qué medidas determinadas tomará y, por ende, en qué plazo se llevará a cabo el correctivo. No aclara absolutamente nada. Muy lejos, y a años luz, de la coherencia y racionalidad. Para el Gobierno, la crisis es completamente inexistente.
·          
Al Ministro de Transportes que a su vez es Vicepresidente de la República en aprietos por la interpelación que acaba de ser trasladada para otra fecha por los embates de la naturaleza que sufrimos, su propia bancada le dice, inexplicablemente, que “nadie es imprescindible”.
·          
Mientras tanto, el Ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne Vetter, ni siquiera informa con exactitud, desde hace un buen tiempo, sobre la exacta posición de la situación económica que tenemos, después de todo el despelote creado por Odelbrecht y sus secuaces, con sus manos multiplicantes de corrupción a todo dar y a todo nivel. ¡Qué vergüenza! 
·          
Por su parte, el Primer Ministro, Fernando Zavala Lombardi, tampoco se quedó atrás en lo que a errores se refiere.  De un momento a otro y sin analizar consecuencias, la autoridad del Ejecutivo se peleó públicamente con las procuradoras, Katherine Ampuero y Liliana Meza quienes, sobre todo por la falta de capacidad y el exceso de figuración de ambas, ni siquiera representan amenaza alguna para el Ejecutivo. Hay que medir, exactamente, a los rivales si se quiere triunfar.
·          
El Ministro Zavala armó el jaripeo y de, inmediato, se fue a Canadá a un importante evento minero. PPK se quedó en Lima deambulando. Hay o no caída de la inversión pública. Lo peor es que se habla de una cifra alta del 24%, según lo sostenido por Juan Mendoza, Profesor de la Universidad del Pacífico. Pero en el Ejecutivo nadie sabe nada. No puede ser.
·          
La oposición tampoco está en un buen lugar que digamos. En efecto, el fujimorismo, en estos momentos, no es una fuerza homogénea de coincidencias hegemónica y unitaria. Nada de eso. Allí hay grupos determinados.
·          
 Los que siguen a Keiko Fujimori y los que hacen lo mismo con su hermano Kenji, Congresista de la República y convertido en su principal rival. La Presidencia de la Republica los separa. Ambos la ambicionan. Así lo nieguen, esta es la pura verdad.
·          
Mientras que el padre con enfermedad y todo lo demás, Alberto Kenya Fujimori Fujimori,  apoyando al hijito querido que es su benjamín. El dueño del famoso perro bóxer de nombre “Puñete” con el que  protagonizó, de muy jovencito, tantas aventuras de mataperreo y malacrianza censurables. Con la anuencia y apoyo del propio Presidente y del tío (así lo llamaba) Vladimiro Montesinos.
·          
Hay un general de la Fuerza Aérea del Perú,que hasta ahora recuerda, los tiempos de la dictadura fujimorista cuando fue pasado, inmediatamente, al retiro porque se enfrentó y lo puso en vereda llamándole la atención al hijo del presidente, a quien se le ocurrió meter al perro a la piscina del club social y de deportes de la FAP, ubicado en el balneario de Ancón.

 Realmente que  el dueño  con su mascota se pasaron. Lo peor fue que el castigado reaccionó y pidió, a su papito querido, la salida del alto oficial. ¡Qué injusticia!  Mucho oprobio, mucho abuso en aquella epoca. Y también, para colmo de males, mucho robo
·          
En la actual coyuntura, lo peor fue la controversial posición de Fuerza Popular cuando se decidió que el Parlamento dejara de investigar las denuncias de abusos sexuales, contra varios miembros de la agrupación católica extremista denominada Sodalicio de Vida Cristiana
·          
El hecho concreto es que no se hizo y no se sabe porque razón, a pesar de que Kenji Fujimori protestó, airadamente, en el Twitter. Esta decisión es, por donde se le vea, sinónimo  de colaborar, por completo, con la impunidad sin atenuantes o este grupo fanático tiene corona y está siendo resguardado por los fujimoristas. Que de una vez se destape la olla.
·          
Keiko Fujimori, además, erró por completo, últimamente, durante el séptimo aniversario de su partido, Fuerza Popular. Ella fustigó duramente al gobierno y al Presidente Kuczynski. Pero, en ningun momento, ofreció alguna propuesta concreta que marcara la diferencia. ¡Así no es chinita! Te puedes ir al fango. No sabemos porque está tan ofuscada O es qué hasta ahora no acepta la derrota presidencial. Ya es tiempo.
·          
La señora Fujimori hizo un listado de las metidas de pata de los pepekausas. Sin embargo, su discurso ni siquiera trascendió por falta de fundamentos. A ella le conviene analizar su situación. Cuidado que el sitial se lo quite el hermanito que, obviamente, se las trae. Quiere ser más importante que ella el 2021.  Hasta los incapaces quieren llegar el poder.
·          
El Congreso como institución anda de mal en peor. Ni siquiera sabe aplicar los procedimientos interpelatorios. Eso es lo que pasó, hace tres meses, cuando censuraron al Ministro de Educación, Jaime Saavedra: un buen técnico que mereció mejor suerte. En la sesión correspondiente, en ningún momento, se registraron argumentos. Ni tampoco razones. Solo se impuso la fuerza de la mayoría.
·          
Asi se desprestigió por completo el mecanismo legitimo de la interpelación, como herramienta constitucional. Aquella vez se presentó  un pliego inconsistente de preguntas retóricas, sin ninguna base. 
·          
También se registró una actitud completamente agresiva de varios congresistas del montón que intervinieron, sin ningún dedo de frente y con un empacho de ignorancia total. Ahora Martin Vizcarra, en fecha por designarse,  tendrá que responder  82 preguntas.
·          
La oportunidad que sirva para que el Congreso se redima y demuestra que, efectivamente, es capaz de llevar a cabo su labor de forma seria y responsable. Como en tiempos de parlamentarios de la talla de Luis Alberto Sánchez, Héctor Cornejo Chávez Mario Polar, Roberto Ramirez del Villar y Andrés Townsend Ezcurra, verdaderos padres de la patria que si sabían legislar e inclusive eran brillantes. Mucho se puede aprender del pasado.
·          
El motivo de la interpelación a Vizcarra fue la firma de la adenda del contrato para la construcción del  aeropuerto de Chinchero en el Cusco. Hay el peligro que se asuma un alto costo financiero por los vaivenes e imprecisiones que se han registrado, por parte de los representantes del actual gobierno.
·          
Entonces resulta razonable el ejercicio del control político, por parte del Poder Legislativo. El problema radica en que varias de las preguntas del pliego interpelatorio dejan mucho que desear y no tienen ningún sentido. Son interrogantes sin sustento, mal dirigidas e incluso no vienen al caso. A estas mediocridades hemos llegado. ¡Qué barbaridad!
·          
En tono evidentemente desorientado, hasta se le pregunta a Vizcarra cuestiones con el gobierno regional de Moquegua que ha desempeñado hace algunos años. Allí se dice con todas sus palabras que no resolvió un diferendo territorial entre dicho departamento y Puno, asunto que nada tiene que ver con la materia de la interpelación. Inaudito.
·          
Los congresistas, cuando ocurra el acto en sí, tienen que hacer un esfuerzo evidentemente serio en sus intervenciones y preguntas y  no caer en el ridículo. Si no lo hacen, evidentemente seguirán desprestigiándose y convirtiendo al Congreso en la cloaca de la ignorancia. 

·          
Algo quiere ese huevo y no se sabe si sal… De un tiempo a esta parte, el economista Manuel Romero Caro sale mucho en la TV y, continuamente, escribe sobre proyectos de desarrollo y la corrupción existente en el país.
·          
 Los argumentos que esgrime son acertados. Pero su ambición por figurar se nota a las claras. Querrá un cargo público. Un ministerio u otro desempeño importante, a la medida de sus posibilidades profesionales.
·          
Ese saltar y aparecer como una figura primordial lo hizo Romero cuando era joven, allá as fines de los 70 y la mitad de los 80. De un momento a otro se subió al carro de la alta dirección de la Corporación Financiera de Desarrollo (COFIDE). Allí llegó a ser Gerente General y posteriormente Presidente Ejecutivo de la institución, apoyado por las huestes apristas que se enquistaron en el poder incluso a las finales del gobierno militar de Morales Bermúdez.
·          
Posteriormente, Alan García en el poder le agarró chochera y lo nombró Ministro de Industria. Tan vivaracho y hábil es  Manuelito cuyo apodo o apelativo es “Periquito” que siempre conservó su independencia.
·          

Nadie lo sindicó ni sindica de compañero. Todas se las sabe Romero. Pero sus detractores que los tiene y a montones dicen que, precisamente, consecuente con sus allegados y amigos jamás ha sido. Solo juega para sí mismo, con un egoísmo supino y una argolla de seguidores incondicionales y mediocres. (Noé)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada