jueves, 16 de marzo de 2017

ECO: LA ENCICLOPEDIA DEL SABER

Muchos decían que, en cuanto a conocimientos, era una enciclopedia del saber. Así , de forma brillante, lo calificó un entorno íntimo de familiares, amigos y conocidos. Incluidos también los profesores, críticos y personajes de grandes saberes en estas lides tan especializadas de la creación y la Literatura. Lo que le daba, evidentemente, seriedad al asunto de juzgar.  Había, evidentemente, certeza  en lo que se  afirmaba  en esos círculos que lo seguían y admiraban. Pero lo que hay que rescatar, sobre todo, es que ese conocimiento profundo impulsó y apoyó, para bien con seguridad,  a un renombrado escritor de gran valor y de polendas que brilló entre el siglo XX y XXI, en la inmensidad del acerbo intelectual mundial. Esto es la pura verdad y nadie lo puede negar.
Se trata de Umberto Eco, semiólogo y autor de libros italiano, que vino al mundo en Alessandria-Piamonte-Italia  y falleció de cáncer en la ciudad de ese mismo país, Milán. El destacado intelectual se doctoró en la carrera especializada de Filosofía en la Universidad de Turín.  Su tesis, completada en 1956, versó sobre “El Problema Estético de Santo Tomás de Aquino”. ¡Qué tal alto nivel intelectual de esta estrella de la narración! Admirable, completamente admirable
El  interés por la filosofía tomista se hizo más o menos presente, en toda su  obra, hasta emerger de manera explícita en su novela “El Nombre de la Rosa” (1980) que, dicho sea  de paso, lo convirtió en completamente popular tanto en los ambientes geográficos de su país, como  fuera de sus fronteras. Es decir,  en gran parte del orbe.  Evidentemente, un triunfador total y por sus cuatro costados.

Resultado de imagen para umberto eco
Umberto Eco: escritor de polendas y sabidurías.

OPTICAS
 Al autor se le puede ver bajo dos ópticas bien pronunciadas y separadas, si se analiza su vasta producción. En primer lugar salta como convencimiento de que todo concepto filosófico, toda expresión artística y toda  manifestación cultural, de cualquier tipo que sean, deben situarse en su  ámbito histórico.
Y en segundo lugar, evidentemente, destaca en su obra la aplicación de un método de análisis único, basado en la teoría semiótica, que permite interpretar cualquier fenómeno cultural como un acto de comunicación regido por códigos y, por lo tanto, al margen de cualquier interpretación idealista o metafísica.
Teniendo en cuenta estos planteamientos se puede comprender, a las claras, el porqué de la variedad de los aspectos analizados por Eco que abarcan desde la producción artística de vanguardia como en “Obra Abierta” (1962), hasta la cultura de masas, como en Apocalípticos e Integrados (1964)  o en “El Superhombre de Masas” (1976) 
SEMIOTICA
A la sistematización de la referida teoría dedicó, sobre todo, “El Tratado de Semiótica General” (1975), publicado también en Estados Unidos con el título de “Theory of Semiotics”, obra en la que el autor elaboró una teoría de los códigos y una tipología de los modos de  esta especialidad.
Durante los  años del auge del estructuralismo, Eco escribió, enfrentándose a una concepción ontológica de la formación de los fenómenos naturales y culturales, “La Estructura Ausente” (1968) que alcanzaría su óptima continuación en Lector In Fábula (1979).
En  esta última obra, efectivamente, se afirma que la comprensión y el análisis de un texto dependen de la cooperación interpretativa entre el autor y el lector y no de la preparación y de la determinación de unas estructuras subyacentes, fijadas de una vez por todas.
Algunos conceptos básicos del Tratado, en  cambio, fueron estudiados nuevamente, discutidos y, en ocasiones, modificados por el propio escritor en una serie de artículos escritos para la Enciclopedia Einaudi y recogidos después en “Semiótica y Filosofía del Lenguaje (1984)
El concepto de signo ya no aparece como el resultado de una equivalencia fija, establecida por el código, entre expresión y contenido, sino fruto en la inferencia. Es decir en la dinámica de la  semiosis, como forma y proceso que involucre signos con su respectivo significado.

Resultado de imagen para umberto eco libros
Su libro más famoso.

ESCRITOS
A estas obras teóricas se añaden los volúmenes en que Eco reunió escritos de circunstancia y de actualidad como “Diario Mínimo” (1963), incluyendo  “Elogio di Franti” y “Fenomenología dei Mike Bongiorno”. Los otros fueron: “Il Costume di Casa” (1973) “Dalla periferia del limperio” (1976) y “Setti anni di Desiderio” (1983)
Cabe precisar que en 1980 dio a conocer la novela “El Nombre de la Rosa” de ambientación medieval e inspirada en el subgénero policiaco, en cuyas páginas se combinan a la perfección los temas teóricos de la obra de Eco, con una adecuada reconstrucción histórica como escenario de una imaginativa trama y de un sólido arte narrativo.
Un relato que transcurre en una abadía italiana y donde el protagonista, un fraile inglés llamado Guillermo de Baskerville, indaga en una serie de asesinatos y llega a descubrir al autor y a los inductores de todos ellos.
Tal narración- he allí su valor- incluye diversas formas literarias: la novela negra, el género histórico, la imitación de estilos medioevales y el humor intenso de la historieta  contemporánea. Su éxito reside en la escritura homogénea de la obra que lleva por completo a la lectura. 
PREMIO
“El Péndulo de Foucault” (1988), otro relato del autor, intentó recrear la tradición hermética ocultista y secreta como metáfora de la irracionalidad superviviente en los contemporáneos movimientos terroristas y en las mafias económicas. Esta obra se tradujo y se vendió en todo el mundo. Otra novela del autor fue “La Isla del  Día Antes” (1994). Eco recibió, como galardón muy importante, el Premio Príncipe de Asturias, el año 2000.
Nació el 5 de Enero de 1932. Su padre Giulio Eco fue contador de profesión, carrera que cortó porque intervino y peleó en la Segunda Guerra Mundial. Durante el conflicto,  Umberto y su madre, Giovanna Visio, se mudaron a un pequeño poblado piamontés. Eco recibió educación  en los colegios de los sacerdotes salesianos.
Trabajó como editor cultural para la radiotelevisión italiana y fue profesor de las universidades de Turín y Florencia. Lo mismo que de la de Milán. En este periodo entro en contacto con un conglomerado de artistas (pintores, músicos, escritores) denominado “Grupo 63” que, dicho sea de paso, influyó con creces en su carrera de novelista.
Allá por Septiembre de 1962 se casó con Renate Ramge, una profesora de arte alemana con la cual tuvo un hijo y una hija. Posteriormente, el hombre se convirtió en Profesor de Comunicación Visual en Florencia. Allí publicó sus estudios de Semiótica, la ciencia que estudia los diferentes sistemas de signos que permiten la comunicación entre los individuos. Luego pasó a Bolonia, donde fue profesor emérito.

Imagen relacionada
Caricatura a puro lápiz.

OBRA
Empezó a publicar sus obras narrativas en edad madura. De joven se había dedicado, exclusivamente, a la edición artesanal de comics. En 1966, sacó a luz dos cuentos para niños: “La Biomba y “El General y Los Tres Cosmonautas”. También escribió otros relatos. Entre ellos: “Los Gnomos de Gnú” (1992) y “El Misterioso Fin del Planeta Tierra” (2002) para un público adulto. Su última novela fue “Número Cero” (2015)
También cultivó otros géneros como el ensayo, donde destacó notablemente con títulos como :  “La Estructura Ausente” (1968), “Il. Costume Di Casa” (1973), “La Forma y el Contenido” (1971), “Signo” (1973), “El Súper Hombre de Masas” (1976), “Desde la Periferia al Imperio” (1977) “Lector en Fábula” (1979), “Los Limites de la Interpretación” (1990) “Kant y el Ornitorrinco” (1997) y “Cinco Escritos Morales” (1998)
Miembro del  Foro de Sabios de la Mesa del Consejo Ejecutivo de la Unesco y Doctor Honoris Causa por 38 universidades. Entre ellas la de Lieja, la Complutense de Madrid, la de Tel Aviv, la de Atenas, la de Varsovia, la de Castilla- La Mancha, la de Berlín, la de Sevilla, la de Burgos y la de Buenos Aires. 
MUERTE
También recibió la medalla de oro al merito  y la cultura de Roma. Caballero de la Gran Cruz de la Orden de Mérito de la República de Italia. Comendador de la de Francia. El Premio del estado austriaco. Miembro honorario de la Asociación James Joyce, de la Academia de Ciencias de Bolonia, del Colegio  de Santa Ana de Oxford. Fue propuesto, en diversas ocasiones, para el Premio  Nobel.
Afectado por un cáncer, su deceso se produjo a los 84 años: el 19 de Febrero del 2016, a las 22.30 horas locales. El  funeral fue en el Castillo Sforzesco  de  Milán. En su testamento,  el escritor pidió que no se rindiesen homenajes ni se organizarán celebraciones en su memoria, por lo menos, unos diez años.
Las obra “El Nombre de la Rosa” fue llevada al cine. La versión  correspondiente dirigida por Jean Jacques Annaud e interpretada, en el papel principal, por el renombrado actor inglés, Sean Connery. Los otros intérpretes: Christian Slater y Ron Perlman
En esta trama se investigan y resuelven los crímenes cometidos en una abadía del norte de Italia provista de una impresionante biblioteca. La trama se desarrolla entre la amistad de Adso de Melk que descubre el amor y su maestro Guillermo de Barkesville.

Resultado de imagen para umberto eco semiotica

COMPLOT
Mientras que “El Péndulo de Foucault” se convierte en una obra de complot, esoterismo y magia ambientada en la actualidad. El pequeño juego que realiza Casaboun junto a sus dos colegas de una editorial en Milán, se transformará en una verdadera pesadilla al ser tomado como cierto en los círculos luciferinos.
Por su parte, a “La Isla del Día de Antes” puede calificársele como la historia de un noble del Siglo XVIII que naufraga en la línea de cambio de fecha. A su vez, “Baudolino” cuenta las peripecias de un joven labriego del Piamonte adoptado por el Emperador Federico I. Aquí hay un estilo completamente medioeval con aventuras que incluyen la creación del mito del saqnto Grial y el descubrimiento de un asesinato.
“La Misteriosa Llama de la Reina Loana” de por si se convierte en la novela de Eco dominada por la niebla. Allí, precisamente, se despierta Yambo después de sufrir un incidente que le hace perder la memoria.
Acompañándole de la lenta recuperación, su mujer le convence de volver a la casa de campo donde se conservan los libros que leyó de niño, los cuadernos de escuela y los discos que escuchaba entonces.

La Sacristía de San Miguel inspiradora de Eco para sus leyendas.

LA ULTIMA….
En “El Cementerio de Praga” predominan los espías y conspiradores. Entre ellos, un falsificador, conocido como el Capitán Simonini que adolece de una doble personalidad y ha sido contratado por  servicios secretos de varios países europeos. Aquí resaltan mucho las posiciones antisemitas,
La última obra del autor, “Numero Cero”, narra las aventuras del comendador Vimercate que chantajea a los poderosos y golpea duro a sus enemigos. El personaje principal crea un periódico ficticio que publica, exclusivamente, números de prueba. Es decir, los borradores que nunca se venden ni se distribuyen.
Cada número cero de Domani (Mañana), como oficialmente se llama el diario, serviría solamente de amenaza. Pero lo real es que se convierte en una maquina de chantaje en la que, las medias verdades y las mentiras completas, se entrecruzan. Se trata de una sátira sobre el mal uso de la prensa,  por parte de los poderosos.
 El mismo año del fallecimiento de Eco se publicó su obra póstuma titulada “De la Estupidez a la Locura”, libro  recordatorio de sus artículos publicados por la prensa seleccionados, en vida, por el mismo antes de su fallecimiento. Un escritor que destacó. Un intelectual de primera línea que trasciende siempre. (Edgardo de Noriega)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada