jueves, 16 de marzo de 2017

PROCER MINISTRO Y PRESIDENTE

Creyó plenamente en la luchas por las causas justas y decidió, por convicción propia, que  los españoles debían salir expulsados para siempre del territorio nacional, allá por los años 20 del siglo XIX, donde las ideas patriotas se imponían cada vez con más fuerza. Así se convirtió en  prócer de la Independencia del Perú. Militar de los que ponen el  pecho frente al enemigo, político decidido a cambiar las estructuras de aquellos tiempos. Fue el  Primer Presidente del Consejo  de Ministros del Perú al igual que Ministro de Guerra y Marina, durante el segundo gobierno de Ramón Castilla. Ejerció el poder de la Presidencia de la República interinamente, de abril de 1857 a julio de 1858, cuando el  Libertador se ausentó  y combatió la revolución de Vivanco en el sur del país. También fue Comandante General de la Marina, en distintas oportunidades de la historia peruana.
José María Raygada y Gamio  estudió en el Seminario de San Carlos y San Marcelo de la ciudad de Trujillo (La Libertad). Empezó su carrera militar como Subteniente del Batallón Provisional del Rey. Estando al mando de  las tropas acantonadas en Sechura, se sumó al movimiento patriota que estalló en Piura  a comienzos del mes de enero de 1821, por  ser un creyente conspicuo de la libertad, de acuerdo al texto de una carta que escribió a sus familiares. Hijo de Roque Raygada y Maria Antonia Gallo.
Durante la Segunda Campaña de Intermedios, peleó en la Batalla de Zepita ocurrida en 1823. Ya con el grado de Sargento Mayor participó, con valentía y decisión, en las dos batallas que sellaron la Independencia de América: Junín y Ayacucho, realizadas el 6 de Agosto y 9 de Diciembre de 1824, respectivamente.

Jose Maria Raygada.jpg
Raygada: prócer de la Independencia

BENEMERITO
Lo honraron con el titulo de benemérito y se le concedió la medalla de los Libertadores de Colombia. Integrante del primer batallón de la Legión Peruana de la Guardia y participó en la Campaña del Alto Perú, dirigida por el Mariscal José Antonio de Sucre.
Elegido diputado por Piura y posteriormente apoyó el golpe de estado del General Antonio Gutiérrez de la Fuente, contra el Vicepresidente Manuel Salazar y Baquíjano.  Por estos tiempos  protegió, con su batallón, a Lambayeque.
Comandante General del departamento de La Libertad. De Trujillo se dirigió a Chachapoyas para combatir a Felipe Santiago Salaverry, habiéndolo encontrado derrotado y prisionero. Lo condujo entonces a Cajamarca.
El caudillo convenció  a sus guardias y lo liberaron. Entonces, el rebelde continuó su revolución y marchó a Trujillo,  donde fue, finalmente, derrotado en la garita de Moche por  Juan Francisco Vidal.

Salaverry2.jpg
Luchó al lado de Felipe Santiago Salaverry.
DESTERRADO
Raygada secundó el golpe de estado del General Pedro Pablo Bermúdez, contra el Presidente Luis José de Orbegoso. Este hecho originó una guerra civil sangrienta. Restablecido el orden, el político fue enjuiciado y desterrado a Centroamérica. Pero desembarco en Guayaquil y retornó al Perú poco después de la proclamación de Salaverry, como Jefe Supremo del Perú.
Lo que hizo es ponerse al servicio de este caudillo y, de esa manera, ejerció como Comandante General del departamento de Lima. Mientras Salaverry enfrentaba las tropas bolivianas que, bajo el mando de Andrés de Santa Cruz, invadieron Lima.
Tras la derrota de Salaverry y el establecimiento de la Confederación Peru- Boliviana, Raygada marchó al destierro. Retornó con la Segunda Expedición Restauradora y participó a lo largo de la campaña librada en el Callejón de Huaylas.
Fue Ministro de Guerra y Marina durante los gobiernos interinos ejercidos por el Vicepresidente Manuel Menéndez (1841-1842 y 1844-1845). Bajo el primer Gobierno de Castilla lo nombraron Inspector  General del Ejército y nuevamente Titular de las mismas carteras, cargo que ejerció del 19 de Julio de 1847 al 20 de Abril de 1849.


Resultado de imagen para batalla de ayacucho
El  militar peleó valientemente en la Batalla de Ayacucho.

PREMIER
También se desempeñó como Gobernador del Callao y Comandante General de la Marina. En tal condición y calidad, organizó la defensa del puerto ante la amenaza de un ataque de las fuerzas revolucionarias de Manuel  Ignacio de Vivanco.
El 14 de Febrero de 1857, lo designaron Presidente del Consejo de Ministros, cargo recién creado por efectos de la Constitución Política de 1856. Paralelamente era Ministro de Guerra y Marina. Le acompañaban en el gabinete: Manuel Ortiz de Zevallos (Cancillería), Juan Ignacio de Osma (Gobierno, Culto y Obras Públicas), Luciano María Cano (Justicia, Instrucción y Beneficencia) y Francisco del Rivero (Hacienda y Comercio)
En su calidad de Primer Ministro, se encargó del Ejecutivo del 2 de Abril de 1857 al 28 de Julio de 1858. Cuando el Presidente Castilla marchó a Arequipa, para enfrentar la rebelión de Vivanco. En Mayo de 1858, renunció a su cargo ministerial por motivos de salud. Interinamente lo sucedieron en la Presidencia del Gabinete. Manuel  Ortiz de Zevallos, Juan Manuel del  Mar y Luciano María Cano, antes de que asumiera Miguel de San Román.
 Falleció a principios de 1859 de una enfermedad a la sangre. Casado con Juana Oyarzabal de la Canal. Fue padre de Juan José y Toribio Raygada Oyarzabal, destacados marinos que participaron en la Guerra del Pacífico. Gente con estirpe. Gente con eminente valor peruano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada