domingo, 20 de diciembre de 2015

CENTENARIO DE BELGRANO

Un siglo  hacía de la turbulenta jornada del “día de los tres gobernadores”, en que se apagó el destello de la vida del prócer Manuel Belgrano. Y el pueblo de Buenos Aires del 20 de Julio de 1920, sin recordar por cierto a los que habían agitado la ciudad con su sed de historia, fue a buscar al olvidado hombre de aquella jornada, que sólo tuvo un amigo a la vera de su lecho de muerte, para exaltar en el centenario glorioso, las prendas morales que constituyen la aureola de su figura patricia.
Tremenda lección del tiempo. Por las calles de la capital holladas por el paso de hombres llegados de los cuatro rumbos, resonaban los ecos de la patria misma rescatando los últimos vestigios del olvido, mientras el polvo se acumulaba sobre el nombre de los que, cien años atrás, creyeron, en su humana vanidad, ganar un lugar entre los inmortales.
Cabe la afirmación de que toda la República Argentina se movilizó concentrándose sus miradas en Buenos Aires. Indescriptible resultó esa multitud que casi no circula, sino que pesadamente se encamina por la Avenida de Mayo hacia la plaza del mismo nombre, o de Florida y calles adyacentes en uno y otro sentido.
En honroso gesto, una comisión dedamas, emulando a las patricias mendocinas, había tomado a su cargo la confección de la gran bandera nacional que con el nacer del sol, y en medio del fragor de las salvas, se elevó majestuosa hasta el tope de una gran torre de hierro que con sus 50 metros sobresalía de los altos edificios de la época, desde su emplazamiento en la Plaza de Mayo.

Resultado de imagen para manuel belgrano
Manuel Belgrano: insigne procer argentino.

EMOCIONES
El pueblo y los soldados vieron subir el sagrado símbolo con los ojos brillantes de lagrimas, estremecidos sus corazones por el toque vibrante de los clarines. Ya desde la noche anterior un escuadrón del Regimiento de Patricios haría guardia de honor en torno del mausoleo, ee instantes antes desde su custodia en el  Centro Naval desfilaban hacia el Congreso, en cureñas, los cofres con las banderas de los acorazados Moreno y Rivadavia y de los cruceros Gribaldi, Belgrano, San Martín y Pueyrredón.
Luego el solemne Te Deum en la Catedral Metropolitana con asistencia del primer magistrado, ministros y delegados de todas las naciones del mundo. A continuación el desfile militar. Sin embargo, el auténtico sentido de la fecha estaba en el corazón del pueblo.
Resplandecía en los rostros de la gente y en el dorado sol del mediodía de un otoño ya al filo del invierno. Era la voz que no reconoce más autoridad que la de Dios, rindiendo homenaje a quien al decir de Martinez de Sucre, “vivió y murió en loor de civismo, honradez, abnegación y desinterés y que ya  está en el descanso de los soldados que mientran reposa, velan”
Así fue celebrado en Buenos Aires el centenario de Belgrano, creador del más sagrado de nuestros símbolos, el noble  prócer que escribió bellas páginas de la historia con su acendra vocación de  civismo.

Resultado de imagen para manuel belgrano
Frase celebre.

LO QUE FUE
Belgrano se convirtió en un intelectual, economista, periodista, político, abogado, militar de destacada actuación en el Rio de la Plata, Paraguay y el Alto Perú, durante las dos primeras décadas del  siglo XIX.
 Participó en la defensa de Buenos Aires , capital del Virreinato del Rio de la Plata, en las dos invasiones inglesas —1806 y 1807— y promovió la emancipación de Hispanoamérica  respecto de España..
Uno de los principales patriotas que impulsó la Revolución de Mayo, destituyó al Virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros  y creó la Primera Junta Libertadora, que reemplazó al gobierno opresor de la Argentina. Allí fue vocal de ese organismo.
Peleó en la Guerra de la Independencia de la Argentina contra los ejércitos realistas. Jefe de la expedición militar  que la Junta de Buenos Aires envió al Paraguay. Posteriormente, participó en la firma del Tratado del 12 de Octubre de 1811.Jefe de una de las Expediciones Libertadoras a la Banda Oriental.

Resultado de imagen para manuel belgrano bandera
En 1812 creó la Bandera Argentina, en la actual ciudad de Rosario..
Como general del Ejercito del Norte tuvo a su cargo la Segunda Campaña Auxiliadora al Alto Perú, dirigiendo el éxodo jujeño y comandando las victorias de los revolucionarios en la Batalla de Tucumán y en la de Salta..
Tuvo gran influencia en el Congreso de Tucumán que declaró la Independencia de las Provincias Unidas de Sud América, proyectando vanamente el establecimiento de una monarquía constitucional dirigida por un  noble inca.
La educación del  pueblo fue una de sus principales preocupaciones. Para ello elaboró durante su estadía en España un plan de acción con avanzadas ideas sobre la misma. Una figura indiscutible a nivel de toda América.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada