lunes, 26 de octubre de 2015

ASCENSO Y CAIDA DE FRONDIZI

El 22 de Febrero de 1958, los 10.069.986 ciudadanos inscritos en los padrones electorales eran exhortados por el presidente provisional de la nación, General Pedro Eugenio Aramburu, a “decidir el camino con entera libertad, ahorrando horas inciertas en la convicción de que su voluntad será respetada”.
Un día después el pueblo concurrió a las urnas y dio el triunfo  a la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) por 4.049.170 votos, asegurándole quórum y mayoría  en el Colegio Electoral y en la Cámara de Diputados, mientras la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP) obtenía 2.533.523 sufragios, seguidos por la Democracia Cristiana con 279.273 y el Partido Socialista con 254.114 adhesiones.
El 17 de Marzo, el Colegio Electoral-donde la UCRI obtuvo 319 escaños frente a  140 de la UCRP y 7 de otras agrupaciones políticas- proclama la fórmula Arturo Frondizi-Alejandro Gómez, como Presidente y Vicepresidente de la Nación, acto que es legalizado 13 días después en la primera sesión de la Asamblea Legislativa.
El 1° de Mayo, el Teniente General Aramburu entrega la banda presidencial y el bastón de mando a las nuevas autoridades electas. En su primer mensaje como presidente de la nación, Frondizi sostiene la necesidad de “impulsar enérgicamente el aprovechamiento de las riquezas energéticas y mineras” y de “alcanzar el autoabastecimiento energético, basado en la explotación de los yacimientos de petróleo y de carbón, metas-junto con el desarrollo de la siderurgia- que fija para su gestión y  que reafirma en su mensaje.

Resultado de imagen para arturo frondizi
Arturo Frondizi fracasó como Presidente de Argentina.

DEPENDENCIA
El 24 de Julio, el mandatario precisa que el principal obstáculo al avance del país es “su estrecha  dependencia de la importación de combustibles y de aceros. Esa dependencia debilita nuestra capacidad de autodeterminación y pone en peligro nuestra soberanía, especialmente en caso de una crisis bélica mundial”.
A los problemas gremiales que tuvo que enfrentar en sus primeros meses de gestión- ya antes de asumir, Frondizi había tenido que dialogar con los sectores bancarios en huelga—se suma, en setiembre de 1958, la cuestión vinculada con el art. 28 de la Ley 6403, que ganó las calles del país-produciendo enconados debates- bajo la simplista pero definitoria enunciación de “libre” o “laica”.
Su intención de reestructurar las Fuerzas Armadas,, con el fin de contar con una base militar amplia y adicta para poder desarrollar su programa gubernamental, desencadena una crisis que culminará con la prisión de algunas jefes militares y la libertad de otros, mientras que el descontento de la clase trabajadora, ante el alza del 25% del costo de vida en sólo 4 meses y ante el anunciado plan  de austeridad, que significaba la congelación de los salarios, se generaliza en todo el país y lleva al gobierno  a implantar el estado de sitio.

Resultado de imagen para jose maría guido
Lo reemplaza José María Guido, titular del Senado.

PAROS
Sin embargo, los petroleros mendocinos inician los paros en protesta contra la política económica y los partidos políticos opositores objetan la política petrolera. El peronismo reitera el apoyo que le había brindado a Frondizi-que le había permitido, además, su ascenso a la primera magistratura- y la crisis institucional estalla en el seno de la UCRI donde se llega a acusar a Alejandro Gómez, y a otros partidarios de tener “aspiraciones presidenciales” y de “estar complotados para derrocar  al Presidente Constitucional”.
Frondizi, con el apoyo de las Fuerzas Armadas, logra capear la crisis, mientras que Alejandro Gómez- luego de una semana de nerviosas tratativas y consultas- presenta su dimisión al cargo de Vicepresidente de la Nación. El último mes de 1958 resultará  también tan agitado como los anteriores, pues otros sectores gremiales se lanzan a una serie de huelgas y medidas de fuerza que continuaran a lo largo del gobierno de Frondizi.
Las elecciones para renovar gobernadores y las cámaras legislativas otorgaron una abrumadora mayoría al peronismo- que se presentó en coalición con otros partidos políticos menores, con el nombre de Unión Popular en algunas provincias y con la denominación de Frente Justicialista en otros distritos- y aceleraron la crisis institucional que culminaría, exactamente 11 días después con el derrocamiento del doctor Arturo Frondizi y su reemplazo en la Presidencia de  la Nación por el doctor José María Guido.
El peronismo había triunfado en las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Santiago del Estero, Neuquén, Río Negro, La Pampa, Salta, Chaco, Jujuy y San Juan, mientras que la Unión Cívica Radical Intransigente-el partido gobernante-sólo ganó en la Capital Federal, Entre Ríos, Corrientes, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Resultado de imagen para arturo frondizi
El mandatario  hablando y tratando de convencer al pueblo

CARTA DIFICIL
La Unión Cívica Radical del Pueblo se había impuesto en Córdova y en El Chubut. El Gobierno había jugado una carta difícil al permitir participar en los comicios al peronismo, especulando con una orden de abstención que Perón, desde Madrid, no concretó.
Las Fuerzas Armadas manifestaron su intranquilidad, pero el Ministro del Interior, Vitolo, mostró su optimismo sobre los resultados, euforia que los votos peronistas terminaron por sepultar. Vitolo tuvo que renunciar y el Poder Ejecutivo dispuso la intervención de las provincias de Buenos Aires-intervenida de hecho por el Ejército al día siguiente de las elecciones-, Rio Negro, Santiago del Estero, Chubut y Tucumán “para garantizar la forma republicana de gobierno”, según lo comunicó la Secretaria de Prensa de la Nación.
Mientras las intervenciones se hacían efectivas y crecía el descontento en las Fuerzas Armadas, transcurrieron diez días de nerviosas tratativas: el 28 de Marzo, a las 17.25, el Comandante en Jefe  del Ejército, Teniente General Poggi, se entrevistó-en la Casa Rosada- con Frondizi a quien le pregunto “si estaba dispuesto a renunciar”.

Resultado de imagen para arturo frondizi
Carátula precisa.

LO DEPONEN
El Presidente contestó: “No, mi posición es irrevocable”. Al día siguiente, a las 7 de la mañana, cuatro oficiales de las tres fuerzas llegaron a la residencia presidencial de Olivos con la orden de detener al Presidente de la Nación. Frondizi se encontraba en compañía de sus familiares y al ver a los cuatro oficiales y enterado de su misión, les dijo: “Estoy a vuestra disposición”.
Una hora y 25 minutos después, un cuatrimotor de la Fuerza Aérea Argentina despegaba de la base militar del aeroparque metropolitano rumbo a la isla de Martín García, donde era confinado-en una dependencia de la Armada- el doctor Frondizi.
“Al tomar la decisión de promover el alejamiento del presidente creemos salvar a la Constitución y recuperar la fe en sus principios”, sostenía un documento firmado por los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas donde fundamentaban su actitud de deponer a Frondizi quien “carecía-decía ese documento- de fuerza, de autoridad moral y política para resolver la situación” creada por las elecciones del 18 de Marzo.
El Teniente General Poggi ocupó la sede gubernamental, mientras a las  16.50 de ese jueves 29 de Marzo hacía su entrada al Palacio de los Tribunales el doctor José María Guido, titular del Senado y Vicepresidente de la Nación desde la renuncia de Alejandro Gómez.
En el viejo edificio de la calle Talcahuano  y con la tensa actitud del histórico momento esperaban a Guido los doctores Julio Oyhanarte, Esteban Imaz, Luis María Boffi Boggero, Benjamín Villegas Basavilbasso, Ricardo Colombres, Pedro Aberastury y Aristóbulo Araoz de Lamadrid, integrantes de la Corte Suprema de Justicia.


Resultado de imagen para arturo frondizi
Al lado de Perón, con quien pactó secretamente.

JURAMENTO
A las 17, en el cuarto piso del Palacio de Justicia, el doctor Guido juró por “Dios, la Patria y estos Santos Evangelios, desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Presidente de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina: si así no lo hiciese, Dios y la Nación, me lo demanden.
Quedaron atrás las promesas de Frondizi. El había asegurado que “en dos años se modificaría la fisonomía del país. Eso fue en 1958. Sin embargo, al año siguiente, la crisis cundió con una ofensiva generalizada de los gremios y de los partidos políticos opositores que objetaron los planes gubernamentales, ofensiva a la que se sumaron sectores de la UCRP que dividió al partido oficialista.
Frondizi hizo una gira a Estados Unidos y al retornar desmiente que “se hayan tratado pactos militares pues-enfatiza- jamás se considerara propuesta alguna que afecte a la soberanía nacional. Insiste en los principios de austeridad enunciados con anterioridad, explicando otra vez que en dos años “se evolucionará desde la escasez hasta la abundancia” y prometiendo “plena ocupación” y el no congelamiento de sueldos y salarios.

Resultado de imagen para arturo frondizi
Con el Presidente de USA, John Kennedy, y otras personalidades.

PERDIDAS
Anuncia que el Gobierno “no permitirá la insurrección directa ni indirecta del movimiento obrero” al tiempo que exhorta a “ejercer el derecho de huelga dentro de la ley y el orden” por cuanto-dice- los últimos paros produjeron pérdidas de 2,500 millones de pesos que se reflejaron en precios altos.
Al poco tiempo se insinúan detalles del pacto entre Perón y Frondizi que permitió a la UCRP triunfar en los comicios de 1958, mientras que el Presidente afirma que el estado de sitio “se mantendrá mientras subsistan las causas que lo generaron a la vez que desmiente que haya inestabilidad en el gobierno.
Otra crisis estalla cuando el peronista Alberto Campos difunde, en Buenos Aires, informaciones y documentos sobre el compromiso político entre Frondizi y Perón suscrito en Febrero de 1958. Mientras el Presidente y el Ministro del Interior, Alfredo Vitolo, niegan el pacto, Perón afirma, desde la República Dominicana, que los documentos son verdaderos y que si el Presidente comete la torpeza de negar el pacto, sólo conseguirá demostrar que además de indigno, es ingenio.
Las Fuerzas Armadas no son ajenas a la crisis y luego de una serie de arrestos de oficiales y de cambio de destino en la Armada y el Ejército, predomina el criterio de la necesidad de que el Presidente reorganice los cuadros del Ejecutivo y que fije una orientación a tono con las necesidades actuales, caso contrario Frondizi deberá reconocer que fracasó en su gestión y no le queda más que irse.
Frondizi acepta las dimisiones presentadas por varios de sus ministros y decide la continuación de otros. La crisis había sido resuelta temporalmente, pero el inconformismo ciudadano proseguía, sobre todo en los sectores gremiales, traduciéndose en huelgas y otras medidas de fuerza. El ambiente estaba cargado. Luego vinieron más problemas que tampoco fueron resueltos, hasta que ocurrió el golpe que sacó de la Casa Rosada al presidente que había fracasado en su gestión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada