viernes, 23 de octubre de 2015

EL FUTBOL

Mucho antes de que nuestros jóvenes pensaran en el desarrollo del músculo por medio de juegos al aire libre, hubo entre nosotros una marcada deferencia por el atletismo en su concepto más estrecho. La llamada gimnasia tendía a desarrollar la fuerza a formar molleros. De allí las palanquetas, la barra, las argollas, todo el mestizaje curioso de la acrobacia y de deportismo que en estos menesteres hizo de nuestros viejos planteles una mezcla pintoresca de casas de educación y de canchones de circo.
Pero aún mucho antes, en estos días coloniales hubo cierta forma de deporte en el juego de la pelota, que dio nombre a la calle que aún no ha podido ser desbautizada, y en los ejercicios de equitación que tuvieron su máximo representativo en aquel Marqués de Valleumbroso que escribió un sabroso tratado sobre las mil y una formas de domar un potro, esquivar un garbo, desde una chapeada montura de cajón, la acometida de un toro y recoger el pañolito de encaje de la novia sentado en plena carrera para lograrlo al hipogrifo violento que corría parejas con el viento.
Que el juego de la pelota adquirió gran empuje en los remotos días coloniales lo revela el hecho de que el Virrey Gil, en 1792 lo prohibiera por los desórdenes a que daba ocasión, aunque la tal prohibición no prosperó como lo demuestra que el juego continuara hasta avanzada la república.

Resultado de imagen para Lima Cricket Club
Símbolo, imagen y distintivo del Lima Cricket

ALMA MATER
Así se ve en el expediente que se siguió con motivo de la muerte trágica del Ministro Sullivan. Consta allí, según me ha contado ese amoroso de la historia, que se llama Carlos  Basadre, que los asesinos dejaron sus caballos en “el juego de la pelota”. Aún en algunas provincias se practica ese emocionante deporte y el cronista que escribe estas líneas, ha asistido en Tarma, en el pueblo de Acobamba, a una muy interesante partida de tal juego.
Siguiendo el plan que nos hemos propuesto de dar una serie de informaciones sobre las instituciones deportivas de Lima vamos a ocuparnos hoy del “Lima Cricket & Football Club” que es, sin duda, la más antigua, especie de alma mater de los deportes al aire libre del Perú.
No obstante ser formada por caballeros ingleses, la consideramos como nuestra, no solo por razones de carácter local, sino muy especialmente porque siempre tuvo tuvo la más amplia acogida para todos los que en el Perú se interesaron por los deportes.
Durante mucho tiempo su campo fue el único que se ofreció a los deportistas nacionales y por su entusiasmo y su acción conductora sirvió para despertar en nuestros jóvenes el amor y el interés por los educativos, sanos y libres ejercicios anglo sajones.
Los deportes en su sentido moderno, son obra inglesa. Nosotros debemos a la colonia británica algunas sugestiones realmente muy valiosas en orden a la vida social. Desde hace mucho más de medio siglo los ingleses fundaron entre nosotros algunos centros deportivos y sociales que han contribuido a modificar favorablemente mucho de la vida limeña.

Resultado de imagen para Lima Cricket Club
Uno de los equipos mas antiguos al instaurarse el fútbol.

CLUB
Ellos establecieron en 1835 una especie de club llamado Salón de Comercio y después la Biblioteca Inglesa que se fusionó en 1845 con aquel. Aún antes de que existiera el Club Nacional, cuando todavía nuestros abuelos se solazaban en las tertulias de la botica o del café ya existía un club inglés al que pertenecieron muchos caballeros peruanos. Desde aquella época existieron también en el Callao y Lima algunos centros deportivos. En Bellavista y en La Legua hubo clubes de cricket y tenis.
No se sabe la fecha exacta de la fundación del Lima Cricket, calculándose aproximadamente que tiene poco más o menos medio siglo de existencia. El señor Stokes que vino al Perú en 1877 dice que ya el Club estaba fundado en Santa Sofía.
Parece que al principio solo se jugaba cricket y que después vino el tenis. El club estuvo en su segunda etapa en 1885. Se cree que es muy anterior a la Guerra con Chile y así lo comprueba también la historia del Lawn Tennis de la Exposición del que fue iniciador el señor Antonio Garland.
En 1887 hubo en Santa Sofía un campeonato atlético que debió ser el primero en su género en el Peru. Lo presidió el excelentísimo señor Mansfield, Ministro de Inglaterra. Hubo carreras y cricket. No se jugaba entonces football, que había sido abandonado por los muy pocos que allá por el setentaitantos lo introdujeron al Perú con don Antonio Garland a la cabeza y que, como ya lo hemos dicho, se ejercitaba en el terreno que quedaba libre entre la Penitenciaría y La Exposición.
CRICKET
Lo que se jugaba con entusiasmo era el cricket. Allá por el 85 el capitán de los ingleses era Mr. Johnson y el de los peruanos Juan P. Gallagher. Pero aún antes en época anterior a la guerra un grupo de jóvenes peruanos fundó un club  de cricket.
Lo integraban varios estudiantes del Instituto Lima: los Valdeavellano, los Graña, los Swayne, los Llona. Se reunían en casa de Javier Swayne y jugaban sus partidos con el juego que les trajo de Europa Ceferino Rávago, en la huerta del noviciado que era por entonces de  Antonia Largacha de Reyes, abuela de los Graña.
Se conoce que la guerra, que paralizó tantas cosas, influyó también para detener el progreso de los deportes en el Perú. Vino una época pobre y triste. Los ingleses continuaron jugando su cricket y su tenis en Santa Sofía y algunos peruanos comenzaron a entrar al club de los gringos, como se le llamaba.
No se anunciaba todavía el deporte que habría con los años de despertar tantos entusiasmos: el football. Santa Sofía jugaba con los clubes del Callao y organizaba desafíos pintorescos contra el mundo. Era una época ingenua y sana. Casi no practicaban deportes sino los que habían estado en Europa que no eran muchos y que dicho sea de paso, eran mirados con una extraña curiosidad, como si trajeran alguna muestra reveladora del “otro mundo” en sus rostros y maneras.

Resultado de imagen para Lima Cricket Club
Dirigentes y deportistas de la época.

ATRACCION
Poco a poco fueron atrayendo a los jóvenes peruanos, permitiendo que algunos colegios se ejercitaran en sus campos, introdujeron el football y auspiciaron el amor a la vida al aire libre. Algo sufrieron. Los mataperros de esos días y muy especialmente los cometeros que frecuentaban las chacaritas y miraban esos juegos extraños, urdieron a costa de los gringos no pocas diabluras.
Pero lentamente fueron ganados por la armoniosa belleza de los ejercicios. Los muchachos se hacían la vaca en el colegio e iban a Santa Sofía. Ahí los colorados y rubios en camiseta y pantalón corto pateaban sin conmiseración una pobre pelota de cuero. A manera de imitación, los peruanos hacían una pelota de trapo y jugaban en las calles. Muchas veces rompían los vidrios de las ventanas de las casas.
Hay  infinidad de referencias de peruanos en los libros de actas del Lima Cricket. En 1890 se habla de un Mister Benavides que tal vez sería el renombrado  jugador que hoy según dicen está de cacique campa en las selvas amazónicas.
En 1894 entró a formar parte del Comité Directivo Pedro Larrañaga, a quien deben tanto los deportes en el Perú. Ese mismo año se fundó el Junior Cricket Club cuyo Comité estaba formado por Manuel Poppe como capitán, Abel Ballén, los Umlauff, los Otero, Oscar Barrios y Fernando Cáceres.
MIEMBROS
Desde 1990 eran miembros importantes del Club los señores Peña y Costas, Tirado, Benavides, Ballén, Figari. En 1894 se menciona a Rafael Benavides, a Abelardo Coello, a J. F. Izcue. La primera referencia al football que hemos encontrado es la del pedido del entusiasta Mr. John Conder para que se permita jugar ese juego en el terreno.  Lo apoyó Mr. Fallon.  Sólo desde 1894 se juega football en Santa Sofía.
Pero mucho antes hubo un match organizado por Mr. Conder y don Pedro Larrañaga. Se realizó el 7 de Agosto de 1892. Jugaron limeños contra chalacos. Capitán de éstos era Mr Conder-el  papá del football en el Perú- y de aquellos Larrañaga.
“La Opinión Nacional” del 4 de Agosto de ese año anuncia el match y dice que se realizará en Santa Sofía en el Club Crick. Así como pinta y suena. No andaban los cronistas de ese tiempo muy expertos en nombres ingleses de deportes.
Desgraciadamente en esa época había una tremenda epidemia de influenza en Lima. Se tenían que cerrar los colegios por falta de profesores y de alumnos. Los teams jugaron incompletos. El trancazo había imposibilitado a muchos de los jugadores y los periodistas no dieron cuenta de los resultados.

Resultado de imagen para Lima Cricket Club
El fútbol jugado al principio en terrenos al aire libre.

SIN DATOS
Ni “El Comercio”, ni “El Nacional”, ni “La Opinión Nacional traen en sus crónicas datos al respecto. Pero no cabe duda ya que eL match primero en football se realizó el 7 de Agosto de 1892, según versión del propio Mr. Conder.
En ese mismo año hubo un match de rugby. Por los limeños jugaron Denegri, Dawkins, Cooper, Biggs, Wilson, Prentice, Polis, Tenaud, Hamilton, Broke, Nugent, Lloyd, Mc Kay, Bernales y Wakeman. Y por los chalacos Conder, Cowan, Watson, Foord, Jolly, Powell, Pearson, McMunin, Crease, Bourne, Gray, Mort, Courage, McKay y M. Much
El Nacional dice: “que el domingo 28 de Agosto se realizará en el local del Lima Cricket y Lawn Tennis Club un desafío de pelota (football, match) y añade que es la primera vez que el público tendrá oportunidad de apreciar este nuevo y divertido juego introducido entre nosotros por caballeros ingleses”.
Da cuenta del resultado el mismo periódico y dice que los chalacos ganaron por un gol y tres tries, lo que demuestra que era rugby. La Opinión Nacional explica algo más el juego y dice que el público se entretuvo mucho con ese deporte en  que aparece que los porrazos menudearon. Los primeros matchs que se realizaron fueron, pues, en 1892 y se jugó no solo football association sino football rugby. Para el primer match fue necesario encargar una  pelota a Valparaíso, porque todavía tal artículo no estaba entre nosotros en el tráfico comercial.
SIN ALARMAS
De 1892 a 1894 hay un lapso que faltan los datos. Mr Conder no era socio del Santa Sofía aún. Larrañaga ingresó como hemos visto en 1894. Tenaud no ingreso hasta 1895. Se continuó jugando solo cricket y tenis. Pero en 1894 se impone el football
El 23 de Junio de 1894, anuncia El Comercio” que habrá en Santa Sofía un desafío de football en que tomaran parte los brillantes campeones de Lima: Benavides, Brenner, J. Y. A Brooke, Coello, Conder, Dean, Larrañaga, Mason, Ramírez, y Varela Orbegoso.
Por el Callao brillaron: Barber, Beach, Campbell, Elliot, McBride, McCallum,, Mc Call, Morris, Reid, Voell, y White. Los limeños ganaron por 9 goles contra uno. No se estilaba en esa época el ra, ra, ra Chimpún Callao, evidentemente.
El Comercio anuncio un match con este título llamativo: “Peruanos e ingleses”. El suelto comienza advirtiendo al público que no debe alarmarse  porque no se trata de ningún conflicto internacional. Desgraciadamente no hemos encontrado el resultado del encuentro. Por esta época sólo jugaban 5 peruanos: Rafael Benavides el mejor forward que haya tenido hasta el presente el Perú, Pedro Larrañaga, Abelardo Coello, Pablo Ramírez y Felipe Varela Orbegoso.


Los dirigentes en la cancha antes del partido..

JUEGOS
El año 1894 es de una enorme importancia para la historia de los deportes  en el Perú. El 20 y 30 de Septiembre se realizaron juegos atléticos en la cancha Meiggs que dirigió y organizó un espíritu muy entusiasta y a quien se le debe inmensamente en este género de cuestiones: Ricardo Ortiz de Zevallos y Vidaurre que había sido campeón de 100 y 400 metros en Francia y que estaba recién llegado a la capital. En la extensa información que dan los periódicos de esos días se alude a una asociación de cricket que habían fundado a su regreso de Europa, más o menos el año 1890, los jóvenes Miró Quesada.
En aquel mismo año de 1894, el Lima Cricket concede a los alumnos del Instituto Lima permiso para que vayan en sus días de vacaciones a ejercitarse en los deportes ingleses. Ese año se introduce el croquet.
En 1896, el 2 de Agosto, se realizó un gran match en Santa Sofía entre peruanos e ingleses. Jugaron por Inglaterra: Alexander, Mason,, uno de los mejores backs que hemos visto, Swetting, Redger, Taylor, Smith, Dawson, Brenner, Pescod, Conder y Craig.
Por el Perú Simón Ballén, Ramírez, Varela Celso Ríos, Umlauff, Otero, Coello, Kiddy, Rafael Benavides y Francisco Romero. Kiddy era Francisco Mulanovich, a quien por sus pocos años bautizaron así los ingleses.
ENTENDIMIENTO
Ya en esa época el público comenzaba a entender el juego y animaba extraordinariamente a los ingleses. Smith era muy veloz y tan buen back como forward. El pueblo lo bautizó con el remoquete de Judas. Ganaron los ingleses no obstante las maravillas de Benavides, la precisa elegancia de Ríos y los encontrones de Valera que era un marcador tremebundo.
En 1897 ya jugaban por los peruanos Tenaud y Larrañaga. Tenaud era un gran deportista. Jinete consumado fue sacado en hombros de la polvorienta y vetusta cancha Meiggs, después de uno de sus triunfos. El Lima Cricket seguía venciendo, pero los peruanos iban aprendiendo. En 1898, ya el football esta entronizado.
Por fin en 1899 triunfan los peruanos. El hecho produjo conmoción. Hubo una gran  fiesta campestre en Santa Beatriz. El Club Unión Cricket ya tenía allí sus terrenos, ese club fundado en 1896 de tan brillantes tradiciones y que debería  ser reorganizado. Ellos organizaban a cada rato juegos atléticos.
El año 1899 hubo algunos matches de football que llamaron verdaderamente la atención y una  serie de desafíos de cricket, siendo el más notable el sostenido entre los que  llamaron mundo nuevo y mundo viejo. Ganaron estos últimos.

Resultado de imagen para Lima Cricket Club
Uno de los cuadros campeones, luciendo las copas ganadas.

POPULARIDAD
En los años siguientes, el Lima Cricket continuó contribuyendo a afirmar los deportes en el  Perú. Surgen nuevos jugadores a cada rato. Presentan a un arquero notable  Mr. Kirkman, que llamó la atención la primera vez que jugó porque usaba unos guantes especiales.
Entre los peruanos se afirman las figuras de Caravedo, de Alvarez estupendo corredor y futbolista científico, Fernando Zevallos, los Arróspide, Elias Samanez, Manuel Santa María, los Caballero especialmente Ramón, Edgar Smith, guardavalla extraordinario, Baracco, Santa María, Fry a quien tanto debe el futbol popular, Habich, los Cilloniz.
Después se realiza un fenómeno original. Los colegios descuidan un poco el football. En cambio el elemento popular se apasiona y surgen nuevos organismos para ese juego. El gran deporte se difunde en toda la república. En los más apartados lugares hay clubes de football. Ya los tiempos  en que no se encontraba en plaza una pelota, están lejos. La popularidad era total.
Los mataperros antiguos de Lima siempre recordarán con simpatía aquel lindo verde campo del Lima Cricket que le dio la visión de una armoniosa manera de dar solaz al cuerpo y reposo al espíritu y recordarán aquellos gringos, de tan grave aspecto pero bonachones en el fondo, que les permitieron jugar en su terreno y les suscitaron la necesidad de reunirse con varios camaradas para fundar esos clubes modestos que sirvieron para animar al pueblo a formar los suyos.
Clubes ambulantes que apenas tenían para comprar una pelota de badana y que anda que te anda se pasaban las horas buscando en las afueras un lugar propicio aunque estuviera desnivelado, para armar partidos.
Gracias a tan influjo nos olvidamos de la honda y de los desafíos a pedrada limpia, enriquecimos nuestro folklore con algunas palabras inglesas que a no pocos sirvieron de acicate para aprender el idioma de Shakespeare y pudimos matizar nuestra vida con un sentido nuevo, de amor a la cooperación y al aire libre. (Páginas seleccionadas de las "Obras Completas" que pertenecen como autor al consagrado escritor y político, José Gálvez Barrenechea.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada