martes, 27 de octubre de 2015

EL INICIO DE LA GRAN GUERRA

El 28 de Junio de 1914 terminadas unas maniobras militares en la zona montañosa de Bosnia llega a Sarajevo el Archiduque Francisco Fernando, heredero del trono en reemplazo de Rodolfo, cuya vida epilogó trágicamente en Mayerling. Le acompaña su esposa Sofía de Chotek, dama de alta nobleza pero no de estirpe real.
Son las 11 de la mañana, en plena iniciación del verano europeo. Apenas hay policía y los automovilistas del cortejo circulan junto a algunos soldados y oficiales que no prestan servicio de custodia sino de honor. De improviso, de entre la no muy numerosa concurrencia, se destaca un hombre que parece agitar los brazos.
Pudiera tomársele como un alborozado súbdito ansioso de demostrar su lealtad a la Corona: la sonrisa de agradecimiento del príncipe se transforma en un gesto de indignación, cuando, describiendo una parábola, algo cae: una bomba, sobre el coche de Francisco Fernando.
Este firme, rígido, en actitud de príncipe rechaza el proyectil  homicida que va a estallar metros mas atrás sobre un automóvil del cortejo, hiriendo a dos oficiales. Cabrinovich, el frustrado regicida, es inmediatamente detenido. No hay pánico, ni tumultos, ni protestas.
El coche sigue. Instantes después, el príncipe oye con toda atención el discurso del burgomaestre de Sarajevo, que debe agregar, al preparado de antemano, una improvisación. Es el mismo momento en que corren despachos telegráficos anunciando la tentativa frustrada. Francisco Fernando y su bella esposa marchan ignorantes, al  encuentro del fatal destino que les aguarda.

Resultado de imagen para archiduque francisco fernando asesino
El Archiduque con su esposa.

DISPAROS
Cabrinovich no es el único que pensaba en su muerte. En vano el burgomaestre le dice que hay un complot criminal y le pide que cambie de itinerario. El príncipe es hombre y es valiente. Sonríe desdeñoso ante lo que aconseja la prudencia, que el estima cobardía.
Sube al coche, marcha otra vez al cortejo y a la vuelta de la primera esquina, un muchacho enclenque, casi un chicuelo, Gavrilo Princip desde escasos metros dispara una pistola con trágico acierto. Cae el archiduque herido de muerte en la sien y en el cuello. Sofía se incorpora en el coche, horrorizada y un tercer disparo da cuenta de ella.
Casi un mes más tarde, invertido en negociaciones secretas y en preparativos bélicos, Austria-Hungría dirigió al gobierno de Servia, el 22 de Julio dee 1914, un perentorio ultimátum, que equivalía, dado lo imposible de las exigencias, a una declaración de guerra.
Rusia, protectora de los pueblos eslavos, intercedió a favor de Servia, pero aconsejando al gobierno de Belgrado, de acuerdo con ello con Gran Bretaña, que hiciera el máximo de concesiones posibles.


Resultado de imagen para El inicio de la I Guerra Mundial
La Primera Guerra Mundial se ha desatado en Europa.
RESPUESTA
La respuesta llegó tres días después. Pero el gobierno de Viena y Budapest no se contentó, iniciando en seguida la movilización. Otro tanto hizo Rusia, mientras la diplomacia de la “Triplice” (Francia, Rusia e Inglaterra), realizaba un supremo esfuerzo para torcer el curso de los acontecimientos.
Todo es en vano. El 30 de Julio de 1914 se ordena en Alemania la Kriegsgefahrzuland, o sea, el estado preparatorio de guerra, al mismo tiempo que Rusia acelera su movilización y Bélgica concentra sus fuerzas.
La movilización general es una realidad en Alemania y en Francia se dispone igual medida. El 2 de Agosto de 1914 los germanos declaran la guerra formal a Rusia, invadiendo simultáneamente el Gran Ducado de Luxemburgo.
Francia expresa que considera a Austria-Hungría como enemiga. Montenegro se une a Servia declarando la guerra a los imperios centrales, al tiempo que Inglaterra también se moviliza. Siete países se lanzan a la contienda. Marte inicia su reinado apocalíptico de cuatro años sobre la incendiada Europa. Era el inicio de la Primera Guerra Mundial, desarrollada entre 1914 y 1918.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada